Viernes , diciembre 2 2016
Inicio / videoconsolas / SMACH Z, consola portátil con hardware AMD y todo el catálogo de Steam

SMACH Z, consola portátil con hardware AMD y todo el catálogo de Steam

SMACH Z es una nueva videoconsola portátil que busca ofrecer todo el catálogo de juegos de Steam gracias a su compatibilidad con los sistemas operativos Windows y Linux de la mano de un hardware fabricado por AMD.

SMACH Z: características, disponibilidad y precio de la consola española con hardware AMD

smach-z

La SMACH Z es una consola portátil con diseño y fabricación en España que cobra vida mediante una APU AMD Merlin Falcon RX-421BD formada por un total de cuatro núcleos de procesamiento x86 a unas frecuencias de 2.10 GHz en modo base y 3.4 GHz en modo turbo. A ello se le une una GPU Radeon R7 formada por 512 stream processors a una frecuencia de funcionamiento de 800 Mhz. El procesador se acompaña de 4 GB de RAM en la versión más básica y 8 GB de RAM en la versión SMACH Z Pro, el almacenamiento interno es de 64GB/128GB en ambas versiones de forma respectiva, en ambos casos se presenta una ranura microSD para que podamos ampliar su capacidad de almacenamiento.

Pasamos a hablar de la pantalla y nos encontramos con un panel de 6 pulgadas que presenta una elevada resolución de 1920 x 1080 píxeles que promete una notable experiencia de juego y consumo de todo tipo de contenido multimedia. Seguimos con WiFi 802.11ac, 4G LTE en el modelo Pro, Bluetooth, HDMI, USB 3.0 Type-C y una cámara frontal de 1.3 MP en el modelo Pro. Por último destacamos la inclusión de una batería que promete 5 horas de autonomía (habrá que verlo) y la posibilidad de funcionar bajo los sistemas operativos Windows 10, Linux SMACH Z OS y Dual Boot.

La SMACH Z ya se puede reservar en KickStarter por un precio de 300 euros y las SMACH Z Pro por un precio de 500 euros, ambas se empezarán a enviar en Abril de 2017 por lo que aún falta casi medio año.

 

Sobre Juan Gomar

Soy un apasionado de la tecnología en general pero principalmente de la informática y los videojuegos.