Tutoriales

Amperio: qué es, para qué sirve y cómo funciona

El mundo de la electricidad puede ser confuso, con multitud de magnitudes como el voltaje (voltios), la intensidad de corriente: amperios, la resistencia (ohmios), etc. Quizás demasiadas unidades de medida diferentes que hay que tener en cuenta. Por eso, en esta entrada del blog hablaremos de forma muy sencilla de la intensidad y su unidad, los amperios. Y es que son fundamentales para comprender el funcionamiento de los componentes de un equipo eléctrico o electrónico.

¿Qué es la corriente?

corriente

La corriente es el flujo de electrones a través de un conductor. Cuando un conductor se conecta a un circuito, los electrones comienzan a fluir a través de él. La corriente se mide en amperios. La corriente puede ser peligrosa si hay demasiada en un lugar, por lo que las personas que trabajan con ella deben tener cuidado con la cantidad que utilizan. Cuando se trata de aparatos electrónicos, es importante conocer la cantidad de corriente que pueden soportar. Esto se debe a que demasiada corriente que fluye a través de un circuito puede causar un cortocircuito, que puede causar daños en el circuito o incluso iniciar un incendio en casos extremos.

¿Qué es un amperio?

Amperio es una unidad de corriente, o la cantidad de electrones que fluyen por un circuito. La corriente se mide en amperios, o amperios. Un amperio equivale a un culombio de electrones que pasa por un punto determinado en un segundo.

Un culombio es una unidad de carga que equivale a 6.242.819.200.000.000.000 de electrones. El amperio es una unidad de medida muy grande.

Si se trata de una corriente inferior a un amperio, se pueden utilizar miliamperios (mA) para medir cantidades más pequeñas. Una corriente de un amperio puede alimentar unas 100 luces LED. Aunque un amperio es mucha corriente, la buena noticia es que la mayoría de los circuitos están diseñados para manejar mucho más de un amperio. Si estás cableando una casa, tendrás que entender cuánta corriente fluye por cada circuito para no sobrecargarlo.

La diferencia entre tensión y corriente (voltio vs amperio)

electricidad
Neon pink light, background photo. Free public domain CC0 image.

Como acaba de aprender, la corriente es el flujo de electrones, mientras que el voltaje es la cantidad de presión que hay detrás. Los electrones viajan a través de un conductor en una dirección determinada por el voltaje que hay detrás de ellos. Los electrones en un circuito tienen una dirección de flujo que está determinada por el voltaje que hay detrás de ellos. La tensión y el amperaje son dos medidas importantes cuando se habla de electricidad. Un circuito está completo cuando los electrones se mueven desde el terminal positivo de una fuente hasta el terminal negativo de una carga. La tensión (o voltios) es una medida de la energía que hay detrás de una corriente eléctrica. La corriente se mide en amperios.

Cómo recordar la diferencia entre tensión y corriente

La tensión es como la presión del agua que hay detrás de la corriente, mientras que la corriente es la cantidad de agua que fluye por el circuito. La presión del agua es mucho más fácil de recordar que la cantidad de agua que fluye por las tuberías. El voltaje es como la presión del agua detrás de la corriente, mientras que la corriente es la cantidad de agua que fluye por el circuito.

¿Cómo se calcula el amperaje?

Puedes calcular el amperaje introduciendo el voltaje y la resistencia del circuito en una ecuación. Si vas a usar un multímetro, o polímetro para las medidas, es importante conocer el voltaje y la resistencia de tu circuito mientras trabajas con él para asegurarte de que no lo sobrecargas. En cuanto a la fórmula, se puede hacer nuevamente con la Ley de Ohm, como en el caso del voltaje:

Ley de Ohm

Es decir, la intensidad de corriente, o el amperaje, sería igual al resultado de dividir la tensión entre la resistencia. Así es como se despeja de la Ley de Ohm. Además, también está relacionada con la potencia consumida o disipada, ya que la potencia es igual a la intensidad al cuadrado por la resistencia.

Voltios: Mala fama infundada

Existe una idea bastante extendida de que son los voltios lo que daña o genera los problemas derivados de una electrocución. Pero lo cierto es que son los amperios los que deberían preocupar a una persona. Por ejemplo, un circuito con 12V y 10A podría generar consecuencias gravísimas para la persona que lo toque. En cambio, un circuito a 1000V y 0.001A no sería un problema. En definitiva, que son los amperios lo que generan ese daño y no tanto los voltios.

Volviendo a la analogía del agua, la tensión o voltaje sería la presión con la que sale el agua, mientras que la intensidad o corriente es la cantidad de agua.

¡Ojo! Pero la combinación de un alto voltaje y un alto amperaje sí que pueden ser letales. Por tanto, se podría decir que los voltios por sí solos no causan daños ni matan, ni tampoco la intensidad por sí sola. Pero combinados, entonces es cuando viene el problema. Pero repito, es más peligrosa la intensidad que el voltaje.

Para poner cifras, se considera que cantidades que podrían resultar mortales para el corazón de una persona serían de:

  • 0.5A o 500 mA en corriente continua
  • 0.1A o 100 mA en corriente alterna

El voltaje necesario para que esta corriente pueda ser mortal dependerá de muchos factores. Por ejemplo, no es lo mismo la piel seca, que tiene miles de ohmios de resistencia, que la piel húmeda o mojada, que se reduce a unos cientos de ohmios de resistencia. En una situación normal, se considerarían esas intensidades peligrosas a partir de 60V de tensión, lo que no es nada alto, y es puede encontrar en cualquier electrodoméstico de casa o aparatos de los que manejamos frecuentemente.

Daños producidos por la corriente

Los daños producidos por la corriente pueden ser muy diversos y no en todas las personas se tolera del mismo modo. Por tanto, no hagas experimentos absurdos que puedan comprometer tu integridad física.

No nos hacemos responsables de la mala interpretación de esta lista y las posibles consecuencias. Además, si vas a abrir tu equipo, siempre asegúrate de que la fuente de alimentación o la batería está desconectada.

Considerando una corriente eléctrica alterna de 50-60 Hz, los efectos fisiológicos posibles son:

  • Hasta 0.5 mA: no importa cuál sea la duración de la descarga, simplemente estará en el umbral de la percepción, es decir, no produce ninguna sensación ni consecuencias.
  • 0.5 a 10mA: tampoco importa la duración, ya que solo causa algunos cosquilleos, calambres, o movimientos musculares reflejos. Pero sin consecuencias graves.
  • 10 a15 mA: en este caso no depende de la duración, pero puede generar ese problema tan frecuente en las descargas en las que no puedes soltar o despegarte del objeto que está emitiendo la electricidad.
  • 15 a 25 mA: aquí sí que depende de la duración de la descarga, ya que en tan solo unos minutos, puede producir contracciones de músculos fuertes, dificultad para respirar, aumento de la presión arterial, y está en el límite de la tolerancia.
  • 25 a 50 mA: en tan solo unos segundos puede generar irregularidades cardíacas, aumento de la presión arterial, fuerte efecto de tetanización, inconsciencia, e inicio de fibrilación ventricular. Por cierto, la tetanización no es otra cosa que esas contracciones repetidas de los músculos, es decir, ese «tembleque» que entra en las descargas.
  • 50 a 200 mA: en menos de un ciclo cardíaco puede producir fibrilación ventricular y fuertes contracciones musculares bastante dolorosas. Si se mantiene durante más de un ciclo cardíaco, también produce inconsciencia, marcas visibles en la piel de quemaduras, e inicio de electrocución.
  • 200 a 1000 mA: cuando se trata de intensidades tan elevadas, se pueden generar efectos similares a los del punto anterior en menos de un ciclo cardíaco. Incluso si se mantiene más de un ciclo cardíaco se puede provocar el paro cardíaco reversible, grandes quemaduras y riesgo de muerte.
  • 1 a 5 A: no importa el tiempo, sea cual sea causará quemaduras muy graves, parada cardíaca con alta probabilidad de muerte.

Como puedes comprobar, no es necesario altos valores de intensidad de corriente para generar problemas muy graves. Tan solo hemos hablado de unos miliamperios hasta 5 amperios. Hablamos de cantidades que pueden tener muchos aparatos o electrodomésticos de casa o las redes eléctricas que se usan en el hogar, oficinas, etc., y mucho más peligrosas las de uso industrial, que suelen tener valores superiores.

¿Se puede sobrevivir a un rayo?

rayo

Un rayo tiene magnitudes que pueden alcanzar picos de corriente de 200.000A de intensidad, y decenas de culombios de carga, con tensiones de más de 15.000.000V, con longitudes del arco eléctrico que puede tener hasta 13 km. Cifras realmente impresionantes que hacen que se produzca una rotura de uno de los dieléctricos más poderosos a nivel natural: el aire. Generando así una corriente entre las nubes cargadas y la tierra.

Algunas personas han tenido la desgracia de ser víctimas de uno de estos rayos, muchas han muerto (en torno a un 10%), pero otras milagrosamente han sobrevivido. Algo que parece totalmente ilógico si tenemos en cuenta la tabla anterior, pero que así es.

Resumen final con analogía

Haciendo una analogía con un circuito de agua, los electrones que viajan a través de un conductor se asemejarían a las moléculas de agua que circulan por un conducto o tubo. Por tanto, en esta analogía, la cantidad de agua (caudal) que circula por el tubo sería el equivalente a la intensidad de corriente o amperaje que circula por un circuito eléctrico. Como sabes, este caudal dependerá del voltaje (diferencia de desnivel o velocidad del agua) y de la resistencia.

Ahora seguro que comprendes mucho mejor lo que es el amperio, la intensidad de corriente, y cómo actúa en un circuito.

Isaac Romero Torres

Más de una década trabajando en el ámbito de la investigación sobre arquitecturas y microarquitecturas de CPUs, de la electrónica, la lógica digital, de los sistemas operativos Unix (con los que trabajé como asesor para algunas empresas), programación de MCUs, PLCs, hacking, etc.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba