Fuentes de alimentaciónTutoriales

¿Qué es una fuente de alimentación redundante y por qué se utiliza?

Una fuente de alimentación redundante es la opción imprescindible para obtener la máxima fiabilidad en servidores y centros de datos. En este artículo, analizaremos qué es este tipo de fuente de alimentación (PSU) para ordenadores, cómo funciona, por qué se usa y cómo puedes conseguir una tú mismo. ¡Vamos a verlo!

Fuente de alimentación redundante

¿Qué es una fuente de alimentación redundante?

Una fuente de alimentación redundante es un componente que proporciona energía a los ordenadores con varios módulos de alimentación, de forma que, si falla uno, los demás puedan seguir alimentando el PC sin problemas. Es, precisamente, una combinación de varias fuentes de alimentación separadas, generalmente 2.

En un ordenador normal, que cuenta con una única fuente de alimentación, si esta falla el equipo dejará de funcionar. Precisamente, la fuente es el corazón del PC, así que con una fuente redundante conseguimos utilizar varios corazones por si uno falla.

En general, se les considera un tipo concreto de fuente de alimentación de servidor. De hecho, lo más común es que los servidores cuenten con fuentes redundantes: es importantísimo evitar al máximo cualquier posible fallo que reduzca la disponibilidad de los servidores.

Disponibilidad de un servidor: % de tiempo que, en un período determinado, el servidor ha estado totalmente operativo. Debe acercarse siempre al 100%.

Así funcionan las fuentes redundantes: ¿cómo se consigue el cambio de una a otra?

Fuente de alimentación redundante modos de funcionamiento
Modos de funcionamiento de una fuente de alimentación redundante

Las fuentes de alimentación redundantes pueden funcionar básicamente de dos maneras distintas:

  • En paralelo y con «load balancing». Aquí, los dos módulos (o los que haya) funcionan a la vez, distribuyéndose la carga entre ellos. Por ejemplo, si tenemos dos módulos redundantes y el equipo consume 500W, cada módulo proporcionará 250W (la carga está balanceada). Cada módulo monitoriza al otro constantemente, de forma que, si se detecta un fallo, el módulo funcional se encargará de asumir toda la carga del equipo.
  • Funcionamiento independiente. En este caso solo un módulo funciona, y los otros se mantienen en standby, monitorizando al módulo en funcionamiento en caso de que ocurra un fallo.

La mayoría de fuentes de alimentación redundantes funcionan de la primera manera. De hecho, la otra es muy poco común, pero tenemos constancia de que se puede hacer así en algunos sistemas de distribución de carga (una especie de fuente externa para servidores).

Fuente de alimentación redundante triple
Fuente de alimentación redundante triple, con 3 módulos.

Entonces, si en una fuente redundante todos los módulos funcionan a la vez, se plantean dos dudas:

  • ¿No están las dos fuentes degradándose al mismo tiempo y, por tanto, fallarán a la vez? No tiene por qué. De hecho, nos estamos protegiendo contra fallos inesperados, ya que las fuentes de servidor están preparadas para durar años funcionando a plena carga y 24/7, pero siempre puede haber fallos inesperados en la electrónica (por muy buena que sea). Eso es de lo que nos estamos protegiendo. Además, con el modo paralelo estamos dividiendo la carga que tiene que soportar una fuente en varias, resultando en una mayor durabilidad.
  • Si hay un fallo eléctrico externo (por ejemplo, una sobretensión), las dos fuentes fallarían a la vez por usar este modo. Es cierto, pero con el otro modo también podría pasar, porque las fuentes tienen que estar conectadas de todas formas.
Un SAI es fundamental en todo ordenador o servidor que requiera la máxima disponibilidad

Este último punto es importante: nos indica que debemos protegernos de fallos eléctricos externos. No tiene ningún sentido tener fuentes redundantes y conectarlas a la red eléctrica “sin más”. Para eso, en los centros de datos hay muchísimos equipos de protección en todas las capas de la red eléctrica. En una instalación doméstica, la clave son los sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI o UPS) de los que hablaremos al final de este artículo.

Las fuentes redundantes no son infalibles: normalmente hay una parte de la electrónica común a ambas. ¿Y si falla?

Queda claro que, de por sí, una PSU redundante no soluciona nada: debe combinarse con buenos componentes, un control de calidad excelente, y todas las medidas de protección eléctrica posibles.

Hay que tener en cuenta también que, si una fuente falla, la otra debe asegurar una transición fluida. En el momento de la caída los voltajes van a caer, pero nunca deben bajar de los valores seguros. Para esto, los mayores aliados son los condensadores. Este componente es imprescindible en toda fuente de alimentación, y tiene la peculiaridad de que es capaz de almacenar energía. Esa pequeña energía almacenada sirve para que la fuente «aguante» la transición, independientemente del modo en el que estemos.

¿Debería usar una fuente de alimentación redundante?

Fuente de alimentación redundanteEn un equipo normal, para un uso doméstico, no tiene sentido usar una fuente de alimentación redundante, por varios motivos:

  • La posibilidad de fallo repentino de la fuente es relativamente baja, sobre todo si utilizamos una fuente de calidad. Debemos centrarnos en comprar una fuente buena, para reducir esta posibilidad.
  • Un fallo de la fuente no es un evento crítico. En un servidor, que la fuente falle puede suponer miles de euros en pérdidas. En entornos domésticos o incluso algunos entornos profesionales, el problema no está en el fallo en sí, sino en el tiempo que tardemos en volver a hacer funcionar el PC. Así que basta con tener una fuente de repuesto o un PC secundario.
  • En cuanto al presupuesto, no tiene sentido una fuente redundante. Veremos ahora que estas son fuentes bastante caras.
  • Las fuentes redundantes son más ruidosas y tienen características menos interesantes para PC domésticos.

Ciertamente, no tenemos que descartar la posibilidad de que tener una fuente redundante nos beneficie. Por ejemplo, mucha gente tiene servidores en casa que deberían funcionar 24/7, de forma que una de estas fuentes podría ser una inversión con sentido. Analicemos qué fuentes redundantes para PC domésticos podemos encontrar en el mercado.

Fuentes redundantes en formato ATX

Si bien son muy poco comunes, en el mercado existen fuentes de alimentación redundantes con el formato ATX. Es decir, fuentes que caben en el formato «normal y corriente», adaptadas para tener dos fuentes de alimentación en la misma carcasa. Esto nos acerca a los usuarios normales la posibilidad de usar una fuente redundante… ¿O no?

Fuente de alimentación redundante FSP TwinsPues no tanto: sí, estas fuentes caben perfectamente en una caja de ordenador normal, pero son bastante caras. No solo es que tengamos que pagar el precio de 2 fuentes a la vez, sino que además forman parte de un segmento de mercado «de nicho» que, naturalmente, es más caro.

FSP - Fuente de alimentación redundante Twins Pro 500W
FSP - Fuente de alimentación redundante Twins Pro 500W
ATX PS2 Redundante; Eficiencia ≧ 90% en carga típica; Ventilador silencioso de 40mm; Compatible con los últimos procesadores Intel
447,00 EUR
FSP twins700 alimentación para PC
FSP twins700 alimentación para PC
Alimentación redundante ps2.de 700.w con un notable ratio potencía /volumen; Software fsp guardián para la vigilancia
526,75 EUR

Última actualización el 2022-08-06

Las fuentes de alimentación redundantes ATX más conocidas son las FSP Twins. FSP es un gran fabricante de fuentes de alimentación que suele lanzar productos de calidad, y que además a veces diseña «fuentes raras» como esta. La gama Twins cuenta con una versión de 500W y otra de 700W, donde además podemos hacer una monitorización vía software de los datos de la fuente, tal y como ocurre en las fuentes de servidor.

Además, son fuentes que funcionan bajo el modo de «load balancing» del que hablábamos antes, tal y como es normal en fuentes redundantes. Por supuesto, la calidad de la FSP Twins es excelente, no tiene sentido una fuente redundante con mala calidad interna, porque para eso merece más la pena comprar una fuente normal de calidad.

Por otra parte, las características no son nada del otro mundo, la eficiencia es «solo» 80 Plus Gold, pero aun así parece una buena opción para un servidor casero en el que la fiabilidad y la disponibilidad sean muy importantes. FSP también vende módulos separados por si una de las dos Twins llega a fallar.

Recuerda que, si vas a comprar una fuente redundante, no tiene sentido carecer de un SAI.

Centrémonos en los SAI, no en las fuentes redundantes

Para los equipos domésticos, lo que realmente nos debería interesar es un buen SAI o sistema de alimentación ininterrumpida. Si conectamos nuestro ordenador a uno de estos aparatos, el ordenador podrá seguir funcionando durante unos minutos ante un corte de energía, gracias a la batería del SAI.

AmazonCommercial - Minitorre de protección contra subidas de tensión con reserva de batería de SAI de onda sinusoidal pura, 8 salidas, regulador automático de voltaje (AVR), 1500 VA, 1100 W
AmazonCommercial - Minitorre de protección contra subidas de tensión con reserva de batería de SAI de onda sinusoidal pura, 8 salidas, regulador automático de voltaje (AVR), 1500 VA, 1100 W
Entrada: NEMA 5-15P. Salida: (8) NEMA 5-15R. Entrada nominal/Voltaje de salida: 120 V; Cable de 1,83 m con clavija recta NEMA 5-15P (120 V-50 Hz/60 Hz)
219,34 EUR

Última actualización el 2022-08-06

Por ejemplo, arriba planteamos dos opciones de SAI de muy alta potencia, preparados para aguantar equipos de gran consumo con la mayor fiabilidad. El de AmazonCommercial puede con 1500 VA o 1100W y tiene una salida de onda sinusoidal pura, por lo que es básicamente de lo mejor que se puede conseguir a un precio razonable.

Es más importante protegernos contra fallos del suministro eléctrico, que son mucho más comunes que los fallos de la fuente.

El SAI nos protege de fallos del suministro eléctrico en nuestro hogar, mientras que la fuente de alimentación redundante nos protege de fallos de la propia fuente, esto último es mucho más improbable y, por tanto, no tiene sentido gastar en una fuente redundante antes que en un SAI.

Nosotros te enseñamos cómo elegir un SAI y cómo calcular la potencia de un SAI en nuestros artículos, lo que sin duda te resultará más provechoso y rentable que una fuente de alimentación redundante. Por supuesto, podrías «ir con todo» y comprar ambas, pero no es lo más práctico.

Te recomendamos la lectura de las mejores fuentes de alimentación del mercado.

Con esto finaliza nuestro artículo sobre PSU redundantes. ¿Comprarías una fuente de alimentación redundante para tu PC doméstico?

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba