CajasReviews

Sharkoon REV300 Review en Español (Análisis completo)

Con este Sharkoon REV300 el fabricante ha hecho uno de sus mejores trabajos de diseño y construcción de un chasis para escritorio. La serie REV se caracteriza por invertir completamente la posición del hardware, un nuevo concepto que supone una experiencia bastante satisfactoria para aquellos aficionados a la personalización.

En su interior encontramos un amplio espacio para trabajar, y gracias a los nada menos que 7 ventiladores RGB preinstalados tendremos el paquete completo de refrigeración a nuestra disposición. Por si fuera poco, se ha implementado una puerta de cristal templado que permitirá lucir el interior como el de un chasis premium.

Antes de ver este chasis en acción, agradecemos a Sharkoon su confianza en nosotros por cedérnoslo.

Sharkoon REV300 características técnicas

Unboxing

Realizamos un Unboxing rápido del Sharkoon REV300, el cual nos llegará en una caja de cartón rígido con el boceto del producto serigrafiado en colores blanco y negro. También este fabricante ha optado por sustituir los moldes de corcho por espuma de polietileno, más acolchados, seguros y desde luego más limpios. El chasis además vendrá envuelto dentro de una bolsa textil que evita la entrada de polvo.

El bundle contará con los siguientes elementos:

  • Chasis Sharkoon REV300
  • Presillas de plástico
  • Tornillos de montaje
  • Altavoz de BIOS
  • Divisores triples de 4 pines para alimentación de ventiladores
  • Manual de montaje

Diseño inverso y original

El aspecto más característico de este chasis será la distribución que se ha elegido para el montaje del hardware. Partiendo de un formato ATX, tenemos un posicionamiento de la placa base con salida de puertos superior. Esto supone la colocación de la GPU en vertical, y un acceso para cables un poco atípico más visto en chasis Mini-ITX en formato columna.

Nos gusta que se hagan diseño atrevidos y originales como éste, al menos aporta frescura y una experiencia de montaje algo diferente. Además, el distintivo “REV” también hace referencia a que a el hardware se moverá al lado derecho del chasis, y será en ese lateral donde tengamos la puerta de cristal templado para acceder al mismo.

La calidad de construcción podemos decir que ha mejorado respecto a modelos anteriores, y notamos un chasis metálico más robusto y construido al detalle sin fallas o elementos cortantes. Y aunque su precio es superior a lo que Sharkoon nos tiene acostumbrados, se justifica perfectamente con nada menos que 7 ventiladores, 3 de ellos de 140 mm o otros 4 de 120 mm con un anillo exterior RGB que luce de maravilla.

Análisis exterior en detalle

Pasamos a ver el diseño de este Sharkoon REV300, y esta vez vamos a empezar por el lateral derecho, pues es donde se ubica la ventana de cristal templado al tener una distribución inversa. Dicha ventana ocupa básicamente todo el lateral, y solamente tenemos marcos opacos en los bordes verticales. Sharkoon ha cuidado el diseño de tal forma que los bordes superiores del chasis tienen un acabado igual que las capas externas.

Esta ventana cuenta con muy poco oscurecimiento, dejando ver perfectamente toda la zona interior y la iluminación de los ventiladores. Su fijación además será mediante tres discretas bisagras oscilobatientes, igual que las cajas premium, con apertura hacia atrás para trabajar con comodidad en el interior. En cualquier momento podremos retirarla cuidadosamente hacia arriba.

Para rematar el diseño y construcción de la zona, esta puerta se fija mediante un punto imantado de bastante fuerza para asegurar su firmeza. Un pequeño lazo negro en forma de tirador nos permitirá abrir y cerra la puerta. Solamente podemos hacer una pequeña crítica de ella, y es que el cristal es bastante delgadito, el cual no nos inspira tanta confianza como otros de 4 mm.

La zona izquierda del chasis no es muy distinta al resto, consistiendo simplemente en una chapa de metal opaca y con acabado ligeramente rugoso y color negro. El sistema de anclaje para ella consta de dos tornillos de rosca manual traseros y pestañas internas en el lateral frontal que quedan completamente invisibles al usuario.

El frontal del Sharkoon REV300 destaca por su diseño íntegramente mesh o de malla metálica, colocada sobre un bonito marco de plástico con estilo cepillado. Una zona central plana se combina con esquinas en 3D que aportan agresividad al diseño. Dos pequeñas pestañas en la zona inferior permitirán extraer de forma sencilla este frontal.

Una vez extraído, podremos ver un amplio filtro de polvo de grano fino extraíble y fijación magnética. Tras él encontramos los tres ventiladores de 140 mm pre-instalados de forma externa, perfectamente integrados sin sobresalir nada absolutamente.

Pasamos a la parte superior, en donde ya tenemos una notable diferencia respecto a los chasis ATX habituales. Y es que ésta hará la función de zona trasera, pues en ella vemos las 8 ranuras de expansión al ser un chasis que soporta placas E-ATX. De igual forma, los puertos traseros de la placa base están aquí presentes, y será mediante un agujero en la zona trasera por donde debemos sacar los cables periféricos.

Una bonita placa de plástico superior mallada se encarga de tapar el gran agujero de esta cara, así como el ventilador que también se ha colocado en modo extracción. Esta tapa permite su fácil extracción al solamente agarrarse con pestañas en los extremos. Bajo ella no podría faltar un filtro de polvo de grano muy fino para no deja pasar ninguna partícula de suciedad.

No nos olvidamos del panel de puertos, que en este caso será bastante completo al contar con:

  • 2x USB 3.2 Gen2 Type-A
  • 1x USB 3.2 Gen2 Type-C
  • 2x USB 2.0
  • 2x Jacks de 3,5 mm para salida de audio y entrada de micrófono
  • Botón de encendido
  • Botón para el control de iluminación

Seguimos ahora con la zona trasera, que sería algo así como la zona superior habitual al contar con un área ocupada por 3 ventiladores de 120 mm. Estos se colocan en modo extracción para genera así un perfecto flujo de aire horizontal. La zona de ventilación se ha movido a la izquierda para dejar sitio a la placa base. Ya de paso se ha aprovechado la zona para colocar dos presillas de velcro que nos permitirían fijar los cables que salen por el agujero superior. En la zona inferior tenemos el hueco para instalación de la fuente de alimentación ATX, y en este aspecto será igual que cualquier chasis tipo torre.

Finalizamos con la zona inferior, en donde se encuentra una amplia rejilla de ventilación protegida por otro excelente filtro de partículas lavable y extraíble. En él no hay mucho que destacar, pues tenemos un armario para discos duros que solamente permite una ubicación, y nada más en el resto del área destinada a cables. Hemos comprobado que las patas de goma se agarran bastante bien al suelo, y absorben bien las vibraciones de los ventiladores.

Interior y capacidad

Pasamos ya al interior del Sharkoon REV300 en donde tendremos una distribución casi única que lucirá de la mejor forma cuando tengamos el hardware instalado. Tratándose de un chasis en formato media torre tendremos una distribución de zona central amplia, recinto para fuente de alimentación metálico y zona trasera para cables y discos duros.

Situándonos en el recinto principal, obtenemos compatibilidad para placas ITX, Micro ATX, ATX y E-ATX. Esta posición de la placa girada 90o hacia la derecha hace que sea muy sencillo albergar formatos extendidos, pues normalmente los chasis tienen más altura que anchura. La chapa de instalación para ella cuenta con el mismo lacado que las zonas externas y pocos agujeros visibles para no empañar la estética. El gran hueco tras la zona de socket no puede faltar para trabajar en él sin necesidad de retirar la placa base.

A diferencia de los chasis tradicionales, la zona superior del Sharkoon REV300 con sus slots de expansión estará bastante metida hacia dentro. El motivo de esto obviamente es asegurar un hueco para conectar los cables y a su vez mantenerlos tapados. De forma muy discreta se han colocado múltiples huecos para tirar cables a ambos lados del chasis, y otros dos de mayor tamaño en la cubierta del recinto de PSU. Dicha zona estará completamente abierta gracias a una rejilla en forma de panal de abeja que no permite instalación de discos duros o ventiladores.

En cuanto a la capacidad del recinto, soporta tarjetas gráficas con 345 mm de longitud, y 333 mm si utilizamos el kit de soporte de tarjetas de la marca. De igual forma, la altura máxima admisible para disipadores de CPU será de 177 mm, de las más elevadas en este tipo de chasis ATX.

Zona trasera y capacidad de almacenamiento

Pasamos a ver la zona trasera del Sharkoon REV300, que proporciona un grosor de 25 mm aproximadamente, pues incluso admitirá discos duros de 3,5” colocados verticalmente. Se han colocado presillas de velcro en ambos laterales del equipo para sujetar cables, mientas que la zona central se deja bastante libre. El controlador de iluminación se coloca muy discretamente en el borde superior, así no estorbará para la gestión de cableado.

Se puede apreciar que otra ventaja de este diseño es que admite sin problemas hasta dos unidades de almacenamiento de 3,5” verticales. Para ello se dispone de una chapa extraíble que también admite dos unidades SSD/HDD de 2,5”. Justo encima de ésta encontramos otros dos brackets que admiten unidades SSD/HDD de 2,5”.

En el recinto de fuente de alimentación se admite una longitud máxima de 270 mm con el armario de discos duros instalado. Este armario metálico admite dos unidades de almacenamiento de 3,5 o 2,5”, no contando con bandejas extraíbles en esta ocasión. Si retiramos éste, pues podremos meter prácticamente cualquier fuente al existir un espacio realmente amplio.

Capacidad de ventilación

Nos centramos ahora en la capacidad de ventilación de este Sharkoon REV300, que será muy buena y además vendrá completamente cubierta de fábrica.

Pero empezando con los ventiladores tenemos capacidad para:

  • Superior: 1x 120
  • Frontal: 3x 120 / 3x 140 mm
  • Trasera: 3x 120 mm

La mejor noticia para el usuario es que el chasis cuenta con 7 ventiladores preinstalados, y no cualesquiera, pues estos admiten control PWM gracias a sus cabeceras de 4 pines. Estarán uno o dos escalones por encima de lo que podemos ver en otros chasis de Sharkoon de gama media/baja, y esto se nota en el diseño, peso y sobre todo en lo silenciosos que son. Más concretamente serán 3 unidades frontales de 140 mm y 4 unidades de 120 mm.

El apartado estético está cubierto al tener un precioso y llamativo anillo ARGB direccionable en cada uno de ellos. Y aprovechando la mención, el fabricante integra un controlador de 8 puertos con cabeceras A-RGB 5VDG, el cual tiene un total de 20 modos de animación que seleccionaremos con el botón integrado en el panel I/O. Si preferimos una gestión integrada con placas base, el controlador también admite sincronización con los sistemas MSI Mystic Light, ASUS Aura, Gigabyte RGB Fusion, ASRock Polychrome.

La configuración de ventiladores estará pensada para desarrollar al máximo el flujo horizontal en el chasis, pues serán las dos caras que llevan 3 unidades cada una. En el frontal se podrá desarrollar un mayor flujo entrante al ser unidades de 140 mm, mientras que en la parte trasera y superior los 4 ventiladores en modo extracción aseguran la renovación del aire.

Nos ha ha faltado ver un controlador PWM de ventiladores junto al de iluminación, así que será necesario conectarlos directamente a la placa base o bien a un controlador externo. Para facilitar las cosas se han incluido dos cables de triple división para interconectar cada grupo. De esta forma estaríamos consumiendo 3 cabeceras PWM de la placa base, estando presentes en la gran mayoría de modelos excepto algunas ITX básicas.

 

La capacidad para sistemas de refrigeración líquida será:

  • Superior: 120 mm
  • Frontal: 120 / 140 / 240 / 280 / 360 /420 mm
  • Trasera: 120 /240 / 360 mm

Este chasis soportará radiadores de considerable tamaño, pues 420 mm es una cifra apta para las configuraciones más potentes disponibles, por ejemplo el sistema de Arctic o el nuevo Capellix 420 de Corsair. Solo el frontal admitirá este formato, mientras que no hay obstáculo para tener hasta dos radiadores de 420 + 360 p 360 + 360 simultáneamente en el chasis, uno a cada lado.

Como podéis suponer, el espacio interior es suficiente para admitir sistemas de refrigeración custom con depósitos en distintos formatos como esfera, depósito en torre o bomba lateral. La ubicación vertical de la fuente también juega a nuestro favor, pues nos da bastante grosor admisible. Hablamos de un máximo de 5 + 2,5 cm en el frontal, y 4 + 2,5 cm en la zona trasera, con posibilidad de formar sistemas push and pull con los ventiladores preinstalados. Mientras que el hueco superior también admite radiadores de 120 mm en configuración push and pull con sus 7,5 cm de espacio.

Instalación y montaje del Sharkoon REV300

Para hacer las pruebas de temperatura y montaje en el Sharkoon REV300 hemos utilizado el siguiente hardware:

  • Placa base Asus ROG Crosshair VIII Hero
  • CPU AMD Ryzen 7 2700X
  • Disipador AMD Wraith Prism de stock
  • 16 GB de RAM DDR4 G.Skill Trident Z Royal
  • Tarjeta gráfica AMD Radeon Vega 56
  • PSU Antec HGC Gold 750 con extensiones Cablemod
  • SSD M.2 Silicon Power de 1 TB

Para gente como nosotros que solemos realizar bastantes montajes, esta opción invertida y girada es un pequeño soplo de aire fresco en cuanto a la experiencia y resultado final. La placa queda muy bien colocada en esta posición, especialmente la tarjeta gráfica al poder verla bastante bien por sus dos caras en función de cómo coloquemos el chasis encima del escritorio. De cara a un posible sistema de refrigeración también facilita el trabajo por el simple hecho de reparto de pesos.

Otra ventaja que se aprecia bastante clara con respecto a la tarjeta gráfica es que todo el frontal de ventiladores mete aire directamente hacia ella. Si vamos un poco justos de ventilación como es el caso de esta Radeon Vega 56 blower, este detalle será más que bienvenido. Notamos que el espacio sobre la cubierta de PSU podría haberse utilizado para algo, por ejemplo ventiladores o discos duros, por ello, un depósito de agua en esta zona quedaría genial.

Lo único que no nos convence demasiado será la ubicación de los cables, pues quedan bastante visibles al requerir bastante longitud para llegar a la placa. Al menos son extensiones cablemod y su calidad es bastante buena, y la opción de simples cables negros quedaría disimulada al ser un chasis del mismo color.

Y hablando de cables, la gestión ha resultado ser excelente, tanto en capacidad como en enrutamiento. Obviamente el resultado por nuestra parte es mejorable al no disponer de mucho tiempo para recrearnos, pero de espacio vamos sobrados. Los cables que encontramos en el chasis y que requerirán conexión serán los siguientes:

  • Conector USB 3.2 Gen1
  • Conector USB 3.2 Gen2 USB-C
  • Conexión de USB 2.0
  • Cabecera de audio de panel frontal AAFP
  • Cabeceras para el sistema de arranque F_panel (sin adaptador genérico)
  • Cabeceras de 4 pines de ventilador (7 en total)
  • Conectores 5VDG para iluminación (7 ventiladores + 1 sincronización con placa)
  • Conector SATA de alimentación para controlador

De todas ellas, las cabeceras de iluminación ya se encuentran correctamente conectadas al controlador. Las demás requerirán de nuestra ayuda, utilizando los divisores incluidos en el bundle.

Resultado final

Como ya no hay nada más que comentar de relevancia a nivel de montaje, procedemos a mostrar el resultado final con el sistema funcionando. No se puede negar que para aquellos aficionados a la iluminación es una auténtica maravilla, tanto ubicación de elementos como ventaja de cristal son fantásticas.

Pruebas de temperatura

Efectuaremos un proceso de estrés para el hardware que hemos instalado en el chasis Sharkoon REV300. Para ello hemos utilizado Aida64 de forma simultánea en CPU y GPU durante 3 horas. Estos han sido los resultados obtenidos con HWiNFO:

Temperatura ambiente de 23ºC

Tal y como hemos comentado arriba, la presencia de ventiladores frontales metiendo directamente aire sobre la GPU, hace que la media bajo estrés baje unos buenos grados. No serán muchos, pero todo lo que sea mejorar siempre es bueno. En cuando a la CPU, el Wraith Prism ciertamente no da mucho margen de mejora, pero también vemos una buena temperatura media al existir constante renovación de aire en el interior.

Palabras finales y conclusión acerca del Sharkoon REV300

Si algo hemos visto claro durante el análisis de este chasis es que se produce un buen salto de calidad en general, y junto a las Elite Shark será un buque insignia en muchos aspectos. Pero nunca se deja de lado la increíble relación calidad/precio que nos ofrece la marca, porque se trata de un chasis con puerta de cristal, 7 ventiladores A-RGB PWM y original diseño invertido.

El aspecto exterior nos parece más elegante y atractivo que la serie Elite Shark, con un frontal de malla que permite máxima ventilación y su completo apartado de iluminación gestionado por microcontrolador. El detalle de la puerta de cristal puede parecer trivial, pero solo los chasis nivel premium lo implementan, así que Sharkoon lleva esta opción a un modelo mucho más accesible. El cristal podría ser un poco más grueso, al menos de 4 mm para dar más seguridad.

Te recomendamos la lectura de las mejores placas base del mercado

Lo mismo ocurre con el diseño y prestaciones internas, también a muy alto nivel y destacando su opción invertida con placa a la derecha y boca arriba por así decirlo. A nivel técnico nos da ciertas ventajas, como más capacidad para radiadores, sistemas custom, mejor flujo de aire hacia la GPU y espacio extras para placas E-ATX. El chasis se va robusto y fiable, con una excelente modalidad y capacidad de almacenamiento.

El Sharkoon REV300 tiene un precio de 165,80 euros, entrando así en cifras pertenecientes a la gama alta. Si bien algunos rivales ofrecen un chasis aún más robusto, difícilmente encontraremos uno que tenga 7 ventiladores A-RGB u orientación invertida. Gran trabajo el que se ha hecho en él y por ello se merece un recomendado.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

IMPRESIONANTE ESTÉTICA CON A-RGB Y PUERTA DE CRISTAL

CRISTAL TEMPLADO ALGO DELGADO
ORIENTACIÓN DE HARDWARE INVERTIDA

POSIBILIDAD DE PUSH & PULL BARATA AL TENER 7 VENTILADORES PWM

EXCELENTE FLUJO DE AIRE EN GPU, CONJUNTO SILENCIOSO

CALIDAD/PRECIO

El equipo de profesional review le otorga la medalla de platino y producto recomendado:

Caja ATX SHARKOON REV300 2XUSB3.0 RGB SIN Fuente Negro
Caja ATX SHARKOON REV300 2XUSB3.0 RGB SIN Fuente Negro
CAJA ATX SHARKOON REV300 2XUSB3.0 RGB SIN FUENTE NEGRO
165,80 EUR

Última actualización el 2021-09-22

Sharkoon REV300

DISEÑO - 91%
MATERIALES - 88%
GESTIÓN DEL CABLEADO - 90%
PRECIO - 90%

90%

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba