PeriféricosTutoriales

¿Tienes fatiga visual? Las 6 claves para comprar el monitor idóneo

La fatiga visual es una barrera clara para todos los que trabajen muchas horas en frente del monitor. Sin embargo, con estos 5 consejos te ayudamos a comprar uno que te permita trabajar de forma más cómoda.

Sabemos que la mayoría de las personas no entienden de paneles, características o fichas técnicas, por lo que se compran el primer modelo que les cuadra en tamaño y precio. Esto es un error, especialmente si vamos a pasar muchas horas en frente del monitor. Así que, queremos echaros una mano a aquellos que trabajáis delante del monitor, enseñándoos las claves que os ayudarán a comprar con “más ojo”.

Fatiga visual ≠ vista cansada o presbicia. La última suele provocar lagrimeo en los ojos, picor o enrojecimientos. Es recomendable parpadear mucho y apartar la vista del monitor cada 20 minutos.

Certificación TÜV Rheinland, clave para la fatiga visual

TÜV Rheinland

Ya hablamos en otro artículo de la certificación TÜV Rheinland, una especificación que asegura una experiencia libre de parpadeos, una reducción de reflejos y una luz azul baja. Os diremos por qué son importante estas 3 cosas:

  • La reducción de reflejos nos ayudará a forzar menos la vista, facilitando la lectura del texto y mejorando las labores de edición gráfica.
  • Es importante que el panel tenga una luz azul baja para evitar distorsiones en el sueño, ya que por la noche nos será más difícil dormir.
  • Respecto a la reducción de parpadeo, ayuda a proteger los ojos, aunque el parpadeo sea tan rápido que no lo notemos.

Los monitores que vienen con certificación TÜV Rheinland son aptos para aquellos que sufráis fatiga visual cuando trabajáis con un modelo en concreto.

Distancia mínima entre monitor y ojos

fatiga visual monitor

Lamentablemente, esto es difícil de variar cuando somos empleados y trabajamos en una oficina, aunque siempre lo podréis comunicar. En este sentido, se podría encasillar como un consejo para la fatiga visual, como para la ergonomía de un escritorio.

Es importante que el monitor no sea demasiado grande para la distancia a la que está colocado respecto a nosotros, ¿por qué? Principalmente, porque tendremos que mover la cabeza hacia los lados o las esquinas con la finalidad de ver un apartado de la pantalla. Eso va a hacer que nos duela la cabeza muchísimo, y en el trabajo no es lo más recomendable.

Para tener algunas referencias sobre cómo saber el tamaño que nos correspondería en relación a la distancia, os dejamos esta tabla:

Pulgadas Distancia mínima Distancia máxima Distancia óptima (agudeza máxima)
24” 38 cm 102 cm 96 cm
27” 43 cm 115 cm 105 cm
29” 48 cm 130 cm 114 cm
32” 51 cm 136 cm 131 cm
34” 54 cm 145 cm 131 cm
38” 60 cm 162 cm 148 cm
42” 66 cm 179 cm 166 cm

Frecuencia de refresco alta

frecuencia de refresco

En efecto, una frecuencia de refresco alta va a ayudarnos a reducir la fatiga visual, pero, ¿qué entendemos cómo frecuencia de refresco alta? Pues, a partir de 75 Hz, así que un panel de 100 Hz sería perfectamente válido, como los de 120 Hz o 144 Hz. Sí, son especificaciones gaming, pero cuanto mayor frecuencia de refresco, menor fatiga visual tendremos.

Dicho esto, hay varios monitores profesionales sin pretensiones gaming que tienen frecuencias de refresco altas. Por el contrario, los tiempos de respuesta no son los mejores, y ese aspecto es muy importante en gaming (o no tanto, según cada uno).

Por ejemplo, este monitor Phillips no es tremendamente caro y tiene una frecuencia de refresco alta; eso sí, no tiene certificación TÜV Rheinland, aunque sí tiene Low Blue Mode.

Última actualización el 2021-03-08

Paneles VA, QLED y OLED

fatiga visual panel

¿Por qué recomendamos estos 3 paneles? Un panel que muestre negros reales (o casi) es muy recomendable para tener una vista descansada. La opción más económica es un panel VA, el cual se postula como la mejor compra relación calidad-precio en monitores con reducción de fatiga visual.

Los paneles VA (Vertical-Alignment) ofrecen peores ángulos de visión que los IPS, su contraste es bueno y sus negros no son tan grises como los IPS. Una de las bondades que tiene para este caso, es que no se caracterizan por tener un brillo alto (salvo excepciones), algo que los IPS tienen mejor trabajado. Su mayor contra es su tiempo de respuesta, pero cada vez vemos más monitores VA gaming con este aspecto mejorado.

Por otro lado, hay opciones QLED interesantes en los monitores Samsung, como en algunas marcas secundarias como Millenium. Su nivel de negros es parecido al de los VA, aunque depende del modelo. El problema de estos monitores es su luz azul, que suele ser mayor que en la mayoría, lo que nos impedirá conciliar bien el sueño.

Por último, estaríamos ante la opción ideal: los OLED. El problema de estos paneles es que solo están presentes en televisiones, además de que su precio es el más alto de todos. Sin embargo, tienen una configuración de imagen ideal: contraste equilibrado, negros puros 100% y sin abusar del brillo.

Mi recomendación personal iría por los VA, especialmente si realizáis trabajo de oficina y no necesitáis una calidad de imagen superlativa.

Altas resoluciones

resoluciones monitor

Se ha demostrado que un monitor con una resolución más alta (a partir de 1440p) ofrece más nitidez, lo que se traduce en un menor esfuerzo a la hora de enfocar nuestra vista. No estamos diciendo que lo mejor sea un monitor 8K, sino que lo ideal es tener un monitor que:

  • Tenga el tamaño perfecto para la distancia.
  • Traiga una resolución más alta.
  • Venga su certificado de luz azul baja.
  • Y equipe un panel VA como mínimo.

Salvo que requiramos una gran calidad de imagen, no hace falta irse a los monitores 4K para reducir la fatiga visual. A partir de una resolución superior de 1080p, como puede ser 1440p, notaremos una gran diferencia.

Bajo brillo

fatiga visual

Por último, el brillo es el enemigo público nº1 de la fatiga visual, el cual acarrea 2 problemas: menos sueño y mayor fatiga visual. Muchas veces, el brillo alto crea adaptación en los ojos, y no nos damos cuenta de que el brillo es demasiado alto para nuestras necesidades. En este sentido, la opinión de un tercero ayuda a valorar si el brillo está alto, siempre y cuando éste no esté también acostumbrado.

Un truco que sirve para reemplazar este brillo alto, es la luz ambiental, pero tiene sus contraindicaciones. Por ejemplo, en un panel glossy, la luz ambiental puede transformarse en reflejos indeseables; por el contrario, un panel mate lidiará bastante con los reflejos de la luz.

Por tanto, la calibración del brillo y del contraste es clave para evitar dolores de cabeza, visión borrosa o cualquier otra molestia en los ojos.

Esperamos que os haya sido de ayuda esta información. Si tenéis alguna duda, podéis comentar abajo para que os ayudemos.

Te recomendamos los mejores monitores del mercado

¿Habéis tenido fatiga visual?

Ángel Aller

Graduado en Derecho y estudiando el máster de Abogacía. Amante de los videojuegos y geek inconformista. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba