ProcesadoresTutoriales

Pines procesador roto ¿Qué soluciones existen?

¿Se han roto los pines de tu procesador o placa base? Esta es una de las mayores pesadillas que se puede sufrir a la hora de montar un PC, y es quizás más común de lo que parece. Mucha gente cree que cuando ocurre esto no hay ningún tipo de solución, y en realidad no tiene por qué ser así. En este artículo recogeremos brevemente qué soluciones existen y de qué manera te puede afectar este problema a la hora de usar tu equipo. ¡Comenzamos!

Pines procesador roto

Distinguiendo pines de la CPU y la placa base: procesadores PGA vs LGA

Antes de nada, hay que aclarar muy brevemente los conceptos de procesadores PGA (Pin Grid Array) y LGA (Land Grid Array). Básicamente, identifican dónde se encuentran los pines que ponen en contacto nuestro procesador y nuestra placa base, para todas las transferencias de datos, alimentación… todas las conexiones eléctricas necesarias, en definitiva.

A la izquierda: socket y CPU LGA1200. A la derecha: socket y CPU AM4 (PGA).

Los procesadores PGA llevarán estos pines en la propia CPU, y entonces la posibilidad de rotura estarían en ese componente. En el caso de las CPU LGA estas llevan los pines en la placa base, mientras que en el procesador tan solo habrá contactos eléctricos planos que no pueden romperse.

En la actualidad, si pensamos en los procesadores de escritorio los modelos de AMD son PGA (salvo Threadripper y EPYC, que son LGA) y los de Intel son LGA. Inicidimos en esto de procesadores de escritorio ya que en portátiles ya solemos encontrar mayormente BGA, que es algo que no podemos reemplazar por nosotros mismos. A este respecto, los pines PGA de AMD se consideran más gordos y robustos que los LGA de Intel, con la contrapartida de que los sockets de Intel son más sofisticados en cuanto a diseño y montaje, se pueden proteger sus pines fácilmente, etc.

Los pines PGA de AMD son más gruesos, difíciles de doblar y romper. Pero como en los LGA de Intel hay más cantidad es más probable que rompamos un pin que no es esencial. También hay que diferenciar entre lo negativo que nos puede parecer tener que comprar CPU nueva en vez de placa nueva.

Identificando el problema y buscando soluciones

Ahora, es hora de identificar qué tipo de problema de pines rotos tienes, ya que dependiendo de lo que haya ocurrido tus probabilidades de salvar a la CPU podrían ser mayores o menores.

No nos responsabilizamos de lo que pueda ocurrirle a tu CPU o placa si intentas manipularla y te avisamos de antemano de que es probable que hagas el problema peor de lo que ya era.

Pines directamente rotos

pin procesador rotoSi los pines están completamente rotos, hay maneras caseras de recuperarlos que pueden llegar a ser solucionables. Partamos nuevamente de la distinción entre LGA y PGA: si tus pines son LGA, entonces lo más probable es que te tengas que olvidar de recuperarlos, son demasiado pequeños y montarlos directamente es algo muy difícil, hasta el punto de que llega a merecer más la pena cambiar todo el socket, un proceso que nuevamente es realizable pero muy difícil, de hecho encontramos sockets LGA muy baratos en AliExpress, pero hay que tener unas destrezas especiales.

Para los que tengáis PGA, hay una posibilidad muy casera que podría llegar a funcionar, y se trata básicamente de poner un pin en el propio socket en la posición donde esté el que se nos haya roto, de manera que haya un contacto entre el zócalo y la CPU. Pero esto requiere saber exactamente qué pin ha fallado, y realmente también tener bastante suerte pues es un proceso que no tiene por qué salir bien, precisamente. Debéis tener mucho cuidado al realizar un proceso así, sobre todo de cara a no provocar un cortocircuito, aunque hay gente que ha tenido éxito con ello.

La alternativa más “sofisticada” es básicamente conseguir soldar otro pin, para lo que tendremos que tener una “CPU donante” de la que extraerle el pin que necesitamos, esta podría ser cualquier CPU AMD básica que podamos encontrar por menos de 5€ en AliExpress, realmente. Luego, con las técnicas de soldadura adecuadas se puede llegar a montar el pin nuevo y poder usarlo sin problemas. Pero nuevamente aquí entran los conocimientos de soldadura, el hecho de que no se puede hacer un cortocircuito o seguramente muera la CPU, etc.

En este sentido, es posible que tengas la suerte de que alguna tienda de informática tenga un especialista que pueda revisar esto e intentar salvar tu procesador, o incluso puede que algún modder se ofrezca a hacerlo, en ambos casos es obvio que siempre sería a cambio de un dinero. Nosotros, hemos encontrado de casualidad lo que parece un servicio de reparación de pines por 25€ que ofrece la tienda Aussar, así que si te ves en esta encrucijada quizás sería interesante que contactases con la tienda para comprobar si efectivamente lo ofrecen.

Pines únicamente doblados

Si lo que identificas es que ninguno de los pines está directamente roto o partido y en cambio los ves doblados, entonces la mejor solución posible es que procedas a enderezarlos. Este es un proceso que generalmente tan solo requerirá coger las pinzas adecuadas e intentar poner cada pin en su sitio, donde te recordamos que no nos responsabilizamos de lo que hagas ya que es posible que acabes partiéndolos. Sea como sea, tenemos un artículo completo dedicado a cómo enderezar los pines de la CPU o placa donde estarás más que cubierto.

Te recordamos que los pines PGA de AMD son totalmente rectos, así que es fácil saber si están doblados o no, mientras que en el caso de Intel estos tienen una cierta inclinación de serie que sigue un patrón, deberás comprobar qué pines incumplen sospechosamente dicho patrón.

La gran diferencia entre un problema puntual de un par de pines y un auténtico desperdicio

Pines rotos Procesador
Esta CPU tiene demasiados pines destrozados… entonces deberías pensar en un reemplazo, o al menos no en soluciones caseras.

Desde luego, no será lo mismo que rompas un par de pines a que hagas un auténtico estropicio, como si se te cayera el procesador o placa al suelo y destrozases por completo una buena parte de los pines. En ese caso, ninguna solución casera va a funcionar, y la mejor idea podría ser quizás “dejarlo todo” y comprar otra placa o CPU, según corresponda. En cambio, si crees que la cantidad de pines que se han roto es manejable, entonces puedes intentar solucionarlo.

¿Has roto pines críticos o redundantes?

Otra cosa muy importante que debes tener en consideración que, obviamente, no todos los pines hacen la misma función, así que dependiendo de cuáles rompas y dejen de tener contacto podrías estar “salvado” y tener la oportunidad de seguir usando tu equipo.

Por ejemplo, si es un pin de alimentación o de tierra, entonces habrá decenas más con la misma función en tu CPU, así que no deberías preocuparte más allá de que quizás entrar en el overclocking podría ser una mala idea.

Para hacer esta identificación, deberás conseguir el diagrama de pines (pinout, en inglés) de tu socket. Por ejemplo, hemos estado buscando cuál es el pinout de AMD AM4, y nos hemos encontrado con esta imagen hecha por la comunidad:

pines amd am4En este ejemplo, los pines denominados “VSS” (de color verde) corresponden a la tierra, y deberían ser perfectamente redundantes, de tal forma que no debería haber ningún problema si se rompiera uno de esos. Pero como ahora veréis todo dependerá del contexto concreto.

Síntomas de mal funcionamiento, el gran mal menor

En el caso de que no hayas roto pines especialmente críticos para el funcionamiento de tu equipo, entonces podrás estar de enhorabuena, porque te podrías haber ahorrado la necesidad de cambiar tu placa base o tu CPU.

Sin embargo, debes tener en cuenta que aunque el equipo arranque puedes empezar a notar problemas que antes no estaban presentes. Por ejemplo, hemos visto hace poco un caso de una placa Z390 en la que la rotura de un par de pines provocaba que la mayoría de puertos SATA dejasen de funcionar.

Este tipo de problemas, si se identifican, podrían ser solventables sin la necesidad de recuperar el funcionamiento normal de los pines. Por ejemplo, en el caso anterior podríamos simplemente usar un SSD M.2 y dejar de tener SATA conectados. Si el problema de funcionamiento es más grave, como podría ser empezar a tener congelaciones del equipo, entonces sí que estaríamos ante un aprieto, o si se causa un cortocircuito problemático entre dos pines, por ejemplo un corto entre la alimentación (VDDCR) y la tierra (VSS) sería simplemente catastrófico y rompería la CPU.

¡Trata a tu procesador y placa con mucho cuidado!

Si has tenido la mala suerte de romper los pines de tu procesador o placa, y no has podido darle solución, entonces intenta evitar a toda costa que pueda ocurrir en la CPU y placa futuras. Intenta recapitular sobre por qué se han roto tus pines, e intenta que no vuelva a ocurrir. Algunas de las causas más comunes de esto pueden ser:

  • Caída de la CPU o placa al suelo.
  •  Equivocarse con el posicionamiento de la CPU al montarla, ya que estas tienen que colocarse en una orientación muy concreta, que siempre estará marcada por un pequeño triángulo que habrá en una de las esquinas. Simplemente comprueba dónde está ese triángulo en la placa y listo.
  • Que se te caiga el procesador en la propia placa mientras estás montándolo.

La verdad es que no hay que ser un usuario inexperto para que te pueda ocurrir esto, es algo que nos puede pasar a cualquiera por mucha experiencia que tengamos. El overclocker der8auer, capaz de crear herramientas de delidding para CPU y mucho más, tuvo la mala suerte de demostrárnoslo cuando se le cayó en vídeo una CPU Threadripper encima del socket de una carísima placa, destrozando sus pines. Así que, si piensas que por tener experiencia no puede ocurrir un accidente de este tipo, estás equivocado.

Palabras finales y conclusión sobre los pines de procesador roto

Un pin doblado o roto de un procesador o placa base es una de las peores noticias que se pueden tener a la hora de montar un PC. No es muy probable que ocurra, pero la posibilidad está ahí y por desgracia muchos lo han sufrido, es algo que puede pasar si tenemos alguna equivocación a la hora de montar nuestro PC.

Lo primero que debemos tener claro es dónde están situados los pines, ya que en función de la plataforma donde estemos montando el equipo podríamos estar hablando de pines LGA (situados en la placa base) o PGA (situados en la propia CPU). Actualmente Intel usa LGA, donde su gran ventaja es el uso de muchísimos más pines, y su inconveniente es que son mucho más finos, débiles y fáciles de doblar que los PGA de AMD.

Con esto claro, has de analizar si el resultado ha sido un estropicio o no. Si tienes tan solo unos pocos pines rotos, entonces es posible que puedas recuperarlos, pero si todo ha sido un desastre entonces quizás te deberías olvidar de tu procesador o placa e ir buscando un reemplazo.

Para aquellas ocasiones en las que el estropicio no ha sido excesivo, te hemos planteado varias soluciones en el artículo, tanto si los pines están simplemente doblados como completamente rotos. En este último caso, seguramente te toque tener ciertas destrezas de soldadura, o en su defecto pasar por caja.

Afortunadamente, a veces puede que te salves si has roto un pin que sea redundante. Es decir, uno que cumple exactamente el mismo propósito que varias decenas o cientos más dentro de la CPU, como podría ser un pin de tierra o de alimentación. En ese caso, es muy posible que la CPU siga funcionando con total normalidad, pero también puede ocurrir que aunque funcione empieces a experimentar problemas difíciles de explicar, como que deje de funcionar algún puerto SATA.

En conclusión, tener pines de la CPU rotos es un gran problema que puede dejarla totalmente invalidada, pero a veces hay soluciones plausibles que puedan conseguir llevarla de nuevo a la vida.

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba