Refrigeración LíquidaTutoriales

Cómo NO debes montar una refrigeración líquida en tu CPU

Si montamos la refrigeración líquida erróneamente, el líquido refrigerante no hará su trabajo y la CPU se calentará. Cuidado, no es tan obvio como parece.

Montar una refrigeración líquida no es tan fácil como apretar 4 tornillos y aplicar pasta térmica, sino que se puede complicar si la disponemos de forma incorrecta. Puede que la tengas instalada así y, por ello, la CPU no está refrigerada como debe. Así que, hemos decidido exponer cómo se tiene que realizar la instalación para sacarle todo su potencial.

Factores a tener en cuenta

refrigeración líquida

Hemos observado que ciertos fabricantes ponen imágenes de cómo queda su kit AIO, pero está mal instalado, lo que confunde claramente al consumidor. Más abajo, os pondremos todas las formas incorrectas de montar una refrigeración líquida. Pero antes, queremos explicaros cuáles son las claves.

El funcionamiento de una refrigeración líquida AIO se realiza de esta manera:

  • El bloque de agua recibe el calor de la CPU, calentando el agua.
  • Este líquido se dirige por un tubo al radiador, el cual retiene el calor en sus aletas.
  • El radiador expulsa el calor contenido mediante los ventiladores. Esto hace que se refresque el líquido.
  • Si os fijáis, el radiador tiene un tubo de entrada y otro de salida.
  • Finalmente, cuando el líquido está frío, vuelve al bloque de agua por el tubo de salida.
  • El radiador tiene 2 tanques de agua:
      • El de entrada.
      • El de salida.

Las refrigeraciones líquidas tienen aire. A medida que se produce la permeabilización y se incrementa las bolsas de aire. La distribución media de líquido a volumen de aire está entre un 10% y 2%, siendo el resto líquido.

Para saber qué síntomas adolecerá nuestro PC si un kit está mal instalado, las 2 consecuencias suelen ser las siguientes:

  • Un rendimiento térmico deficiente porque las burbujas de aire se asientan en el bloque de agua.
      • Este sería un problema de permeabilización, lo que causa la acumulación de burbujas de aire en el bloque, impidiendo el flujo de agua.
  • Más ruido del debido.
      • Muchos resuelven este problema dándole la vuelta a la caja, lo que revela que el problema está en la instalación.

La mayoría de circuitos están diseñados para funcionar por debajo de los 60ºC. Si tenemos el líquido a estas temperaturas o por encima de ellas, los plásticos se ablandarán con el paso del tiempo, lo que ocasiona la aparición de hongos.

Es cierto que los bloques de agua pueden funcionar hasta 65ºC, pero esto acelerará la permeación. Si, además, tenemos el radiador mal montado, se reducirá gravemente la vida útil del kit AIO.

Evaporación, el enemigo principal

La principal causa de una mala instalación del kit de refrigeración líquida será la evaporación, lo que afectará a la CPU.

Aproximadamente, la tasa de evaporación puede oscilar entre 0,001 y 0,002 gramos por día en condiciones normales. Imaginad qué ocurrirá si las condiciones son anormales: se incrementará esa cifra.

Además, cuidado con el aire, especialmente durante el envío del producto. Éste se divide por todo el kit, por lo que es normal que haga mucho ruido cuando lo arrancamos por primera vez. Normalmente, se reduce pasado unos minutos.

También, podemos parar la bomba unos segundos y reiniciarla porque puede que estemos ante un problema de fuerza centrífuga: el aire se puede encajar en el eje de la bomba. Por tanto, arrancar y parar el circuito puede ayudar a acelerar el proceso.

Formas incorrectas de montar la refrigeración líquida

Concretamente, vamos a hacer referencia a los kits AIO, que son los más usados y comprados a día de hoy. A continuación, os mostramos cómo NO hay que montar un kit de refrigeración líquida en tu PC.

Radiador en la parte inferior

refrigeración líquida CPU cómo no montar

A muchos os parecerá rara esta disposición, pero es una posibilidad que se da en cajas con un factor de forma Mini-ITX, por ejemplo. En este caso, se trata de poner los tubos de arriba a abajo, lo que supone un error.

Aquí, el bloque de agua está por encima del radiador, acelerando mucho ruido y un rendimiento térmico deficiente. De esta manera, el bloque de agua no tendrá la vida útil esperada, dejándonos tirados antes de tiempo.

Las bombas suelen aguantar gracias al uso de la levitación magnética, así que no necesita un lubricante. No obstante, el daño se produce en el plástico, ablandándolo por culpa de las altas temperaturas.

Todo esto se produce por culpa de las burbujas de aire que se acumulan en el bloque de agua, impidiendo que el agua entre por todo el bloque de forma fluida. Así, sufriremos problemas de resistencia con el paso del tiempo, manifestándose con unos ventiladores que giran rápido porque intentan enfriar el agua.

Radiador en la parte frontal con los tubos hacia arriba

refrigeración líquida cómo no montar

Hacemos referencia a montar el radiador en la parte frontal, pero con la entrada y salida de los tubos arriba. Es aconsejable que, si optamos por montarlos en la parte frontal, los tubos de entrada/salida del radiador estén en la parte de abajo.

Si no encaja de esta manera, montad el refrigerador en la parte superior, ¡será mejor! Dicho esto, algunos modelos concretos requieren que los tubos estén arriba porque el radiador está diseñado para que sea así. Sin embargo, estos son casos excepcionales, por lo que asegúrate de ello mirando el manual del kit AIO.

Es una forma incorrecta porque las burbujas de aire se acumularán en el bloque, justo al lado de las púas. La idea es darle la vuelta para que el aire se acumule en el otro tanque (recordad que tenemos 2).

Normalmente, el problema que aquejaremos será el del ruido.

Formas correctas de montar la refrigeración líquida en la CPU

Por el contrario, es importante conocer cuáles son las formas correctas de montar la refrigeración líquida en la CPU.

Radiador en la parte superior

refrigeración líquida cómo no montar CPU

Viene a ser la forma estándar, la cual pasa por instalar el radiador en la parte de arriba de la caja. Es fácil, sencillo y efectivo, así que no te equivocarás haciéndolo de esta manera.

El flujo de agua será correcto en esta disposición y el tanque de salida del radiador drena el aire. Esta disposición está muy bien, pero no se recomienda hacer overclocks extremos que eleven la temperatura del procesador demasiado.

Radiador en la parte frontal con tubos hacia abajo

refrigeración líquida correcta
Aunque es la GPU, es un kit AIO que nos ilustra igualmente cómo debe ser instalada.

Esta forma está aceptada y no debe darnos problemas, aunque tiene la desventaja de que puede ser difícil de optar por ella por el diseño de algunas cajas. En esta disposición, el flujo de agua es bueno y las burbujas se mueven por el circuito cuando lo encendemos por primera vez.

La única preocupación es la permeabilización a largo plazo que se puede producir si abusamos de un overclock que empuje nuestro chip por encima de los 50 grados. Aún así, nos durará muchos años el kit AIO sin ningún problema.

Esperamos que os haya sido de ayuda esta información. Si tenéis alguna duda, podéis comentar abajo y os atenderemos en breve.

Te recomendamos los mejores productos de refrigeración del mercado

¿Teníais el kit mal instalado? ¿Os han servido las explicaciones?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba