Fuentes de alimentaciónTutoriales

Cómo saber la potencia de mi fuente de alimentación

Si estás pensando en actualizar los componentes de tu PC, es muy probable que quieras cómo saber la potencia de tu fuente de alimentación. En este artículo te enseñamos a localizar este dato y a interpretarlo correctamente. ¡Acompáñanos!

Entendiendo el concepto de potencia

Lo primero que debes hacer es entender correctamente qué implica el concepto de potencia de una fuente de alimentación. Vamos a intentar explicarlo de una forma sencilla y accesible: la potencia eléctrica se define como la energía eléctrica por unidad de tiempo. En cada instante, tu PC tiene un consumo de potencia determinado que demanda a la fuente. Esta, si puede, se lo entregará al equipo.

Phanteks AMP 550W

Pues bien, el cuando vemos una fuente de unos “W” concretos, nos están anunciando la potencia máxima que, en teoría, podrá entregar al equipo. Así que si tenemos una PSU de 550W, se nos garantiza que funcionará perfectamente siempre que el equipo demande una cantidad inferior. No significa que vaya a estar entregando 550W continuamente.

Esto es algo que tiene muchos matices. Empezando por el hecho de que, en las fuentes de calidad, esos W no son un “máximo absoluto” sino que están preparadas para que se superen en picos de consumo momentáneos sin ningún problema, y además están equipadas de protecciones que impiden que haya algún problema si se va más allá de lo que realmente puede entregar la fuente.

Hay mucho más a este respecto. Dejamos dos claves rápidas y seguimos con el artículo para no desviarnos del propósito principal:

  • Tal y como explicamos en “Errores a la hora de elegir una fuente de alimentación”, debes saber que el dato de potencia que se da no tiene nada que ver con la eficiencia. Dos fuentes de 550W con certificados 80 Plus distintos son igual de capaces de entregar 550W. Lee el artículo que enlazamos para profundizar más en esto.
  • El dato de potencia de una fuente se suele dar a una temperatura ambiente concreta. De tal forma que si la PSU se usa en un ambiente con temperatura superior, entonces su potencia máxima será inferior.

Dicho esto, ¡vamos a localizar el dato de potencia!

Lo primero es localizar la fuente

Por desgracia, no hay ninguna manera de conocer la potencia de la fuente mediante software. Esto es algo que debéis tener muy claro. Así que la única manera de saber esto será conociendo tu modelo de fuente concreto. Es algo que desarrollamos con detalle en nuestro artículo Cómo saber qué fuente de alimentación tengo, pero os resumimos ahora las claves.

Básicamente, si no tienes acceso a un desglose de los componentes de tu PC en forma de alguna factura, prueba de compra, etc, tendrás que abrir el ordenador por dentro y comprobar el modelo de fuente.

Para ello, has de ver primero si la fuente estará en la parte superior o inferior de tu caja. Esto se hace fácilmente, simplemente localiza el cable de alimentación gordo que va desde un enchufe hasta tu PC, ya que se conecta a la propia fuente. Mira si está conectado en la parte superior o en la inferior.

Ahí abajo tendríamos la fuente en este ejemplo. Localizamos su nombre de modelo: “AX860i”

Sabido esto, tocará ir desmontado el PC hasta que localices una etiqueta con los datos de la fuente. Primero comprueba si ya la ves, dado que muchas cajas tienen una amplia caja en la que se ve la fuente destapada. Si no, abre la tapa izquierda del PC y si es necesario la derecha.

Con las dos tapas abiertas deberías localizar la fuente y su información. Puedes encontrarte con un montón de cosas y una tabla asociada a ellas,  o simplemente con el modelo de PSU. En ambos casos debería explicitarse su potencia: 450W, 850W, etc. A veces aparecerá el dato sin la unidad “W” a su lado, pero es lo mismo. En el ejemplo de arriba tenemos una V850, que es una fuente de serie V con 850W de potencia.

¿Cómo interpreto los datos?

Una vez hayas localizado tu modelo de fuente de alimentación, es hora de interpretar la información. Consigue la tabla de potencia de la fuente, ya sea impreso en su etiqueta o en la web oficial del fabricante. Tendrá que ser de un aspecto similar a las que te ponemos en la foto de arriba, si no simplemente la estás identificando mal.

Básicamente, en esta tabla encontraréis la potencia total de la fuente y la asignada a cada uno de sus raíles. ¿Qué es un raíl de una fuente? Pues simplemente representa cada uno de los distintos voltajes de la fuente y sus salidas. Por ejemplo, por un conector SATA pasan los raíles de 12V, 5V y 3.3V (aunque este último en algunos modelos ya no).

Pues bien, saber la potencia que aguanta la fuente en cada raíl es algo muy importante, ya que no todos los raíles estarán igual de demandados: en los equipos actuales, el más importante es el de 12V, mientras que los de 5V y 3.3V son bastante poco relevantes.

Dicho esto, para saber la potencia que puede ir a cada raíl, tendréis que multiplicar el valor en amperios (A) mostrado en cada caso con el voltaje concreto. Por ejemplo, en el ejemplo de arriba encontramos 12V y XX A, hacemos la multiplicación y nos da W.

Si veis varios raíles de 12V (12V1, 12V2, 12V3, etc), debéis tener en cuenta que el dato de potencia total que puede pasar por 12V no es la suma individual de cada uno de los raíles. Seguramente os salga el valor total de potencia combinada en la tabla. Lo mismo ocurre con los de 5V y 3.3V, suelen tener un límite de potencia combinado que se explicita claramente.

Fuentes con potencia falsa

Por desgracia, en el mercado proliferan muchas fuentes de alimentación cuya potencia es falsa. ¿Qué implica esto? Pues que básicamente el dato que anuncian en su etiqueta no es correcto.

Si esto es algo común es básicamente por dos motivos:

  • El desconocimiento general que hay alrededor del concepto de potencia. Muchos creen necesitar mucha más potencia de la que se podría pensar.
  • La dificultad para probar de manera completamente rigurosa la falsedad, ya que los equipos de testeo son caros (miles de €), y la ausencia de regulación del mercado. Hay una serie de normas europeas que incumben a las PSU, pero solo parecen importar en equipos premontados.

La principal señal de que una fuente podría ser premontada es lo que ofrezca por su precio. Buena parte de las PSU baratas con 700, 800W o más son falsas. Otros gestos son su reputación en foros de Internet, o la ausencia de conectores suficientes. Si ves una PSU de 800W o 1000W con uno o dos conectores para tarjetas gráficas, algo va mal en cuanto a la potencia.

En la actualidad existen recursos bastante buenos en este sentido. Por ejemplo, la extensa base de datos de la fiable certificadora Cybenetics, la rigurosa lista de PSU del foro de Linustechtips, o el mejor recurso en español que encontraréis: nuestra guía actualizada de fuentes de alimentación.

Palabras finales y conclusión

Saber la potencia de tu fuente de alimentación es un proceso bastante sencillo. A grosso modo se reduce a conocer el dato impreso en la propia etiqueta de la fuente, su embalaje, la factura de compra o cualquier prueba donde se vea claramente el modelo de fuente de alimentación.

Lo que no es tan inmediato es interpretar correctamente la información. Las fuentes suelen tener una tabla de potencia en la que desglosan los distintos valores que puede dar cada uno de sus raíles, y es importante darle una buena interpretación.

Además, también debéis tener cuidado con aquellas fuentes que mientan en sus especificaciones. Hay muchos modelos que dan mucha potencia de la que indican, lo que puede confundir a la hora de plantearse la compatibilidad con otros componentes.

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba