Noticias

Cómo cambiar el color de la interfaz de Photoshop

Un tutorial paso a paso con las opciones por defecto y personalizadas

Siguendo nuestra andanza de presentaros tutoriales prácticos de iniciación a Adobe Photoshop, en esta ocasión os mostraremos de forma rápida cómo cambiar el color de la interfaz de Photoshop tanto con el catálogo ofrecido por defecto como con un fondo propio. ¡Let’s go!

color de la interfaz de Photoshop

Cambiar el color de la interfaz de Photoshop

El espacio de trabajo de Photoshop, al igual que en otros productos Adobe, es personalizable en cuestión de distribución, proyecto, color y dimensiones de la ventana. Desde versiones bastante tempranas el color de la aplicación está entre las opciones de configuración más demandadas entre los usuarios.

Actualmente tenemos cuatro modos de color básicos para la interfaz: Gris claro, Gris medio, Gris oscuro y Negro. Para elegir entre cada uno de ellos deberemos abrir la aplicación y dirigirnos a Edición > Preferencias > Interfaz. Una vez hagamos clic se abrirá una ventana emergente con tres secciones principales: Apariencia, Opciones y Texto.

De todas ellas, aquí es Apariencia la que nos interesa. Inmediatamente se nos ofrecen los cuatro temas de color entre los que podemos escoger, sólo necesitaremos hacer clic sobre el que queremos probar e inmediatamente la aplicación cambiará de color para mostrarnos una vista previa. Si nos convence, pulsamos Ok.

Color de fondo

Ahora bien, digamos que nos gusta la presencia de la interfaz negra en lo que a tonalidad de los menús se refiere, pero que el color de fondo nos resulte demasiado oscuro a la hora de editar. Para estos casos también podemos realizar una modificación a este aspecto de forma individual comenzando por la misma ruta que señalamos anteriormente.

Aquí tendremos que dirigirnos al Modo de pantalla (estándar, entera con menús o sin menús). En la categoría Color deberemos hacer clic en el desplegable y Seleccionar color a medida… Esto nos abrirá un nuevo desplegable con catálogo de color RGB, donde podremos escoger a mano alzada o introducir uno específico. Seleccionamos y presionamos Ok.

El funcionamiento de este cambio no se mostrará a no ser que abráis un documento, quedando por defecto el fondo del color del tema principal si no es así. No obstante, también puede ocurrir que abráis un documento cuyo color sea muy similar al de vuestro fondo y visualmente os resulte un poco confuso trabajar con él.

En estos casos, una forma rápida de modificarlo sería hacer clic derecho sobre el propio fondo y en el desplegable que aparezca optar entre los colores por defecto o un nuevo color a medida. El mayor inconveniente de hacer esto es que la modificación se mantendrá activa aunque cerremos el archivo en que estemos trabajando actualmente y abramos otro nuevo. Por esto mismo es por lo que se recomienda configurar un color neutro de fondo y mantenernos siempre ahí.

Consejos prácticos

Ahora que ya sabéis cómo modificar los colores de la interfaz o fondo personalizado, os vamos a ofrecer unos cuantos consejos que puede que os sean útiles a la hora de configurar vuestro espacio de trabajo en Photoshop.

  • En Interfaz es una gran idea establecer que los bordes de los paneles o ventanas emergentes se definan sólo con líneas en lugar de sombras paralelas dado que evitas una carga de textura innecesaria.
  • Si tenéis preferencia por una interfaz concreta pero no os convence el color de su fondo, os recomendamos personalizarlo a un gris neutro con valor RGB 128.
  • Si tenéis un monitor de grandes dimensiones (o pequeño con una resolución muy alta) os puede interesar modificar el tamaño de la tipografía dentro de Interfaz a un formato mediano o grande. Así probablemente os canse menos la vista y la navegación resulte más cómoda.
  • En Ventana>Espacio de trabajo>Nuevo espacio de trabajo podéis establecer características predeterminadas para actividades concretas en que os interese contar con una paleta de color específica en la interfaz a la hora de trabajar.
  • La interfaz Gris oscuro es el modo más popular entre editores profesionales dado que ofrece una neutralidad cromática absoluta, mientras que el Negro visualmente tiende a aportar un mayor contraste y puede alternar nuestra percepción del color.
TE RECOMENDAMOS
Cómo hacer un efecto de foto antigua en Photoshop

Conclusiones sobre el color de la interfaz de Photoshop

Con el paso de los años, Photoshop se ha vuelto cada vez un programa más completo sin dejar de lado las preferencias de sus usuarios a la hora de configurar la interfaz o espacio de trabajo. Estos entre otros factores han conseguido que el software de Adobe sea uno de los favoritos en el mundillo de la edición de imagen tanto profesional como para principiantes.

Os recomendamos la lectura de: Mejores monitores del mercado.

¿Cuál de los colores de la interfaz de Photoshop es vuestro favorito? ¿Os gusta más establecer vuestro propio color de fondo para el espacio de trabajo? Contadnos vuestras impresiones en los comentarios.

Ana Alejandra Romero

Cuando Ctrl+Alt+Supr no funciona, aparezco yo. Soy tecnomante lvl 20 y estoy aquí para compartir con vosotros mi entusiasmo sobre periféricos, ordenadores, gaming, nuevas tecnologías y lo que surja.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar