Reviews

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore Review en Español (Análisis)

Los nuevos Intel Cascade Lake-X (CL-X) ya han visto la luz, y con ellos los fabricantes de placas también se han puesto manos a la obra y ya encontramos prácticamente todas las propuestas para este nuevo refresco de la plataforma entusiasta del gigante azul. Hoy os traemos nada menos que la Asus ROG Rampage VI Extreme Encore, la placa de mayores prestaciones que la marca ha lanzado para la 10ª generación que pretende en principio luchar contra los nuevos Threadripper 3000.

Asus ha aprovechado para implementar el número código de instrucciones en el chipset X299 para estas CPU, pero tenemos muchas novedades. En primer lugar, conectividad de red de 10 Gbps y Wi-Fi 6, capacidad mejorada de memoria RAM hasta 256GB a 4266 MHz y 4 M.2 gracias al Asus ROG DIMM.2. Todo ello unido a una increíble estética. ¿Preparado para ver la placa más cara de Asus para Intel? Vamos allá.

Pero antes, debemos agradecer a Asus la confianza en nosotros al cedernos esta placa para poder hacer nuestro análisis.

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore características técnicas

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore características

Unboxing del Asus ROG Rampage VI Extreme Encore

Ya iremos viendo en el apartado de diseño que esta Asus ROG Rampage VI Extreme Encore es muy muy parecida a la versión ROG Zenith para AMD, y esto comienza desde la misma presentación. Tenemos una caja de cartón duro con apertura de tipo estuche que está totalmente pintadas en los colores de la marca y proporciona bastante información acerca del VRM, Live Dash y los distintos disipadores y conexiones que se han implementado.

Abrimos esta caja y nos encontramos con la placa metida en un molde de cartón negro y protegida en su parte superior por una tapa de plástico duro. En este caso nada de bolsa antiestática, aunque sí tenemos un segundo piso dividido en varios apartados para la gran cantidad de elementos que la acompañan.

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore Review

Estos elementos serán los siguientes:

  • Tarjeta ROG DIMM.2 con disipador
  • Pegatinas varias de ROG
  • 6 cables SATA 6 Gbps
  • Tornillos para montaje de M.2
  • Antena para Wi-Fi
  • Q-conector
  • 2x cables de extensión para tiras RGB y A-RGB
  • 3x termistores de temperatura
  • USB con drivers y soporte
  • Adaptador USB 3.2 Gen1 – 2.0
  • Tarjeta de expansión para ventiladores
  • Cable de alimentación, NODE y tornillos para su instalación
  • Almohadilla de goma
  • Destornillador

El bundle es muy similar al que vimos o veremos en la review de la Zenith, teniendo prácticamente los mismos cables y accesorios como el ROG DIMM.2 y el controlador para ventiladores con 6 salidas.

Diseño y características

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore Review

Pues comenzamos de lleno describiendo el diseño de esta Asus ROG Rampage VI Extreme Encore así como los detalles a considerar del mismo. Y como siempre lo primero será saber que el formato de esta placa está entre ATX y E-ATX, ya que sus medidas son de 305 mm de alto y 277 mm de ancho, no llegando al máximo de extensión. No obstante, debemos estar pendientes del tamaño que soporta el chasis que tengamos.

La placa base es prácticamente un calco de la Zenith si no fuera por la placa cromada que tenemos encima del chipset. Como sabemos, el Intel X299 no se calienta tanto como los de AMD, así que no ha sido necesario colocar ningún tipo de ventilador en él. En esta ocasión, Intel ha separado en dos partes este disipador, para que podamos retirar la parte que cubre los M.2 si necesidad de quitar el resto. Debajo de ellos, están los correspondientes thermal pads para refrigerar las unidades SSD instaladas. En esta zona además tenemos una abundante iluminación RGB AURA Sync.

Nos vamos hacia la parte superior de la Asus ROG Rampage VI Extreme Encore, en donde encontramos un enorme disipador instalado sobre el VRM. Al nivel que están avanzando las placas, pronto será una constante tener disipadores con ventiladores como es éste el caso, con dos de ellos de tipo axial. Y es que este VRM se compone de 16 fases de alimentación de alta calidad para el gran consumo energético de estas CPU que además soportan overclocking.

Mediante un tubo de calor de cobre, el disipador se extiende hacia el protector EMI colocado en un grueso bloque sobre el panel trasero de puertos. Lo más relevante que tenemos en esta zona es la pantalla Live Dash OLED que se encarga de monitorizar el estado y rendimiento de la CPU y otro hardware en tiempo real. Además, esta nos servirá como monitor Debug Led para los mensajes de estado de la BIOS. Así mismo, tenemos por encima otra zona de iluminación AURA bajo la placa cromada que vemos. La cobertura de aluminio continúa hacia abajo para tapar toda la zona de sonido que también incluye su correspondiente iluminación.

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore Review

En la parte de atrás, tenemos un backplate que cubre la mayor parte de la placa construido en aluminio de considerable grosor y pintado en negro mate. En él, concretamente en la zona derecha, se ha instalado una tira con LED que iluminará toda la zona trasera, por supuesto compatible con AURA Sync.

En cuanto a detalles, pues tenemos la ranura ROG DIMM.2 situada junto al banco de memorias derecho. Así mismo, todos los botones de interacción para la placa están situados en la zona inferior y lo cierto es que tenemos un total de 5 botones y 3 switch que se encargarán de gestionar el arranque de la placa y la BIOS, y activar disantos modos de arranque como el modo lento, pausa o RSVD. Hubiera sido un gran detalle el tener los conectores laterales todos a 90o como los SATA, para así ocupar menos espacio y no curvar los cables.

VRM y fases de alimentación

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore VRM

Pasamos a desarrollar un poco más todo lo concerniente al sistema de alimentación de la Asus ROG Rampage VI Extreme Encore, que en este modelo se ha utilizado la misma configuración en la versión para AMD. Un total de 16 fases de encargarán del V_core, mientras que dos fases a cada lado de las DIMM se encargarán del SoC.

Estas fases podemos considerarlas reales, ya que entre el controlador PWM digital y los MOSFETRS no existe ningún tipo de doblador de señal, así que esa latencia en las respuestas que introducen estos dispositivos en el transitorio se elimina por completo. No obstante, la EPU DIGI+ utilizada genera 8 señales independientes, las cuales se dividen a su vez en dos para controlas las fases por parejas. Esta solución también la vimos en las placas AMD X570 hace un tiempo y le dio muy buenos resultados.

La primera etapa de potencia cuenta con unos convertidores DC-DC en forma de MOSFETS de tres componentes Infineon TDA21472, los cuales tienen una capacidad individual de 70A. En la segunda fase de estrangulación se han instalado unos chokes con núcleo de aleación de 45A y junto a estos, condensadores japoneses de 10K sólidos para el filtrado de E/S. Además, se ha instalado una cuarta etapa para optimizar la respuesta transitoria en forma de 8 condensadores SP, mejorando así las prestaciones en un 13,8% respecto a la Rampage VI Omega.

Pero todavía nos queda el importante detalle de la toma de alimentación, que en este caso es bastante contundente. En primer lugar, tenemos dos conectores de 8 pines de CPU en la esquina superior derecha, estos vienen acompañados de un tercer conector PCI de 6 pines para suministrar alimentación a las ranuras PCI y la ROG DIMM.2 de forma independiente. El conjunto se completa con un conector MOLEX, sí habéis leído bien, situado en la zona inferior también como apoyo a la alimentación de las ranuras de expansión.

Socket, Chipset y memoria RAM

Tras ver esta muestra de poder en la alimentación, vamos a seguir viendo los componentes de la Asus ROG Rampage VI Extreme Encore que van a hacer uso de ella. Además, tenemos un refresco de plataforma, por lo que habrá que ver cuáles son las novedades que nos traen.

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore Socket

Empezando por el socket, por suerte no tenemos cambio alguno respecto a su configuración, siendo el tradicional LGA 2066 implementado desde la arquitectura Skylake-X. Tengamos en cuenta que estos procesadores que ha lanzado Intel de 10ª generación son una iteración más con transistores de 14 nm revisados y optimizados a la nueva arquitectura Cascade Lake-X o CL-X. Su objetivo no es otro que el de competir con los Threadripper 3000, y no será precisamente en potencia bruta (a priori), aunque sus carriles PCIe aumenta hasta 48. Pero sí competirán en precio, con una impresionante bajada de precios respecto a los carísimos Kaby Lake-R, que además daban un espectacular rendimiento.

La capacidad de memoria RAM también ha mejorado, soportando ya de forma definitiva los 256 GB de memoria DDR4 gracias a las 8 ranuras DIMM de 288 contactos con soporte para configuraciones en Quad Channel. Además, la compatibilidad con perfiles XMP hace que las frecuencias soportadas aumenten hasta los 4266 MHz tanto para los Intel Core i9 10000 X-Series como para los Intel Core 9000 y 7000 X-Series.

Mismo chipset, mayor compatibilidad

Y hablando de compatibilidad y chipset, el término X299X como se denominan estas placas podría llevarnos al error de que estamos estrenando chipset, pero nada más lejos de la realidad.

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore X299X

Con el lanzamiento de los CL-X de Intel, ciertamente tenemos un refresco de tecnología y con ello se ha hecho necesario optimizar el microcódigo del chipset para hacerlo compatible con los nuevos i9-10000. El problema que se planteaba con las placas existentes hasta ahora es que sí, se podía realizar una actualización del código y la BIOS, pero la falta de espacio para el microcódigo de todas las tecnologías existentes puede hacer que Kaby Lake-R quede inutilizable en según qué placas. Esto es algo similar a lo que ha pasado con el B450 de AMD para los Ryzen 3000.

La solución adoptada por la mayoría de fabricantes ha sido la de ampliar este espacio para instrucciones en el chipset y así pasar a denominarlas X299X. De esta forma tenemos unas placas optimizados para la arquitectura CL-X y además compatibles con Kaby Lake-X y Skylake-X. Ojo, esto no significa que estas placas sean obligatorias para montar estos procesadores nuevos, pero ciertamente están optimizadas para ellos. En todo caso tendremos que echar un vistazo a la lista de soporte de las placas anteriores para verificar si nuestra placa (la que tengáis) es compatible con estas nuevas CPU.

Este chipset continúa teniendo un total de 24 líneas PCIe en su versión 3.0 y un enlace con la CPU a 8 GB/s mediante interfaz DMI 3.0, por lo que no es necesario detallar su funcionamiento al solo efecto del reparto de carriles que Asus ha hecho con sus ranuras de expansión.

Almacenamiento y ranuras PCIe

Veamos ahora cuáles son y cómo se reparten las ranuras de expansión de capacidad de almacenamiento de esta placa Asus ROG Rampage VI Extreme Encore. Al ser una tope gama, Asus ha utilizado su conocida solución ROG DIMM.2 para ampliar la capacidad de ranuras M.2 gracias a una ranura DIMM conectada directamente a la CPU.

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore ranuras

Pero empecemos antes por los slots de expansión, ya que en este caso tenemos 3 ranuras PCIe 3.0 x16 y una ranura PCIe 3.0 x4. Las tres de mayor tamaño cuenta con refuerzo de acero para soportar pesadas tarjetas gráficas. Y es que además tenemos soporte para AMD CrossFireX de 3 vías y Nvidia Quad GPU SLI de 3 vías.

Veamos el funcionamiento de estas ranuras y dónde se conectan:

  • Las tres ranuras PCIe 3.0 x16 estarán conectadas directamente a la CPU. Pero la ranura PCIe_3 comparte bus con uno de los M.2 del ROG DIMM.2 (DIMM_2)
  • La ranura PCIe 3.0 x4 está conectada al chipset y comparte bus con la segunda ranura M.2 de la placa (M.2_2)
  • Cuando instalemos una CPU de 48 carriles (caso de los i9-10000) funcionarán a x16/x16/x8, x16/x16/x4 o x16/x8/x8.
  • Cuando instalemos una CPU de 44 carriles (caso de los i9-9000) funcionarán a x16/x16/x8, x16/x16/x4 o x16/x8/x8.
  • Y cuando instalemos una CPU de 28 carriles (caso de los i9-7800) funcionarán a x16/x16/x4, x16/x8/x4.

Podemos ver entonces que hay bastantes factores a tener en cuenta en cuanto al uso de la capacidad máxima de las ranuras de expansión. El hecho de tener una CPU de 48 carriles hace que una amplia conectividad necesite compartir bus de forma habitual. Esto por ejemplo no ocurre tanto en los Threadripper con sus 56 carriles.

Continuamos ahora con el almacenamiento del cual también tenemos bastante cantidad de opciones. En total hay disponibles 4 ranuras M.2 PCIe 3.0 x4 de las cuales solamente una de ellas, la M.2_1, será también compatible con SATA, aunque esto no reviste demasiada importancia. Dos de ellas están instaladas directamente en la placa, entre las ranuras PCIe, mientras que las otras dos están disponibles con el módulo de extensión ROG DIMM.2. A esto le sumamos los 8 puertos SATA III a 6 Gbps que estarán conectados al chipset de forma independiente.

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore SATA Asus ROG Rampage VI Extreme Encore ROG DIMM.2

Vamos a ver cómo se distribuyen sus carriles y limitaciones

  • La 1ª ranura M.2 PCIe x4 (M.2_1) es la que se sitúa en la parte inferior de la placa. Soporta tamaños de 2242, 2260 y 2280, y está conectada al chipset sin compartir bus con nadie.
  • La 2ª ranura M.2 PCIe x4 (M.2_2) es la que se sitúa en la parte superior. Soporta tamaños de 2242, 2260 y 2280, y está conectada al chipset, aunque compartiendo bus con la ranura PCIe x4. Si funciona una, la otra quedará deshabilitada.
  • Las dos ranuras restantes pertenecen al ROG DIMM.2 soportando tamaños hasta 22110 e interfaz PCIe 3.0 x4. De éstas, la DIMM.2_2 comparte 4 carriles con la tercera ranura PCIe x16.

De esta forma redondeamos ambas funciones de expansión de la placa con sus correspondientes limitaciones. En todos los casos, tanto M.2 como SATA tendremos soporte para la tecnología Intel Rapid Storage y configuraciones RAID 0, 1, 5 y 10. De igual forma ofrece compatibilidad con Intel Optane Memory.

Conectividad de red Wi-Fi y 10 Gbps

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore sonido

En esta nueva generación de placas, Asus ha aprovechado para mejorar las conexiones de red de su Asus ROG Rampage VI Extreme Encore, manteniendo el mismo nivel en lo que se refiere a sonido.

Precisamente empezaremos por el sonido, el cual será generado mediante un códec Asus SupremeFX S1220A derivado del chip referencia de Realtek. Éste nos proporciona una sensibilidad máxima en la entrada de 113 dB SNR y hasta 120 dB SNR en la salida, con una capacidad de 8 canales de audio en alta definición. De esta forma tenemos soporte para reproducción de audio de 32 bits a 192 kHz. Además, se ha instalado un DAC ESS SABRE9018Q2C que soporta auriculares de hasta 600Ω de calidad profesional. Esto no evita que tengamos soporte para DTS Sound Bound, un sistema de sonido tridimensional avanzado, y capacidad de gestión con Sonic Studio III y Sonic Radar III.

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore Red

Y como plato principal tenemos una conectividad triple para la red. El enlace cableado más potente asciende a los 10 Gbps gracias a un chip Aquantia AQC-107 directamente soldado en placa. El segundo enlace proporciona un ancho de banda de 1000 Mbps con el típico chip Intel I219V. Finalmente, para la conectividad inalámbrica se ha instalado el chip Intel AX200 Wi-Fi 6, con un ancho de banda de 2,4 Gbps en 5 GHz y 733 Mbps en 2,4 GHz y Bluetooth 5.0. Todos estos elementos estarán conectados al chipset consumiendo unos 3 carriles PCIe.

Puertos E/S y conexiones internas

Terminamos esta fase de diseño y descripción de esta Asus ROG Rampage VI Extreme Encore con los puertos internos y externos con una clara ausencia, la conectividad Thunderbolt.

Asus ROG Rampage VI Extreme Encore puertos

Empezando por el panel trasero E/S tenemos:

  • Botón BIOS FlashBack
  • Botón Clear CMOS
  • 2x Salidas de antena
  • 1x USB 3.2 Gen2x2 Type-C
  • 2x USB 3.2 Gen2 (1 Type-A + 1 Type-C)
  • 8x USB 3.2 Gen1 Type-A
  • 1x USB 2.0
  • 2x RJ-45
  • Conector óptico S/PDIF
  • 5x Jack de 3,5 mm de audio retroiluminados

A pesar de que estamos en una plataforma que soporta Thunderbolt 3, vemos que Asus ha optado por una conectividad USB “normal” más extensa con la presencia de un puerto Type-C que dobla su ancho de anda a 20 Gbps. Éste estará gestionado a través de un chip ASMedia como suele ser en estos casos.

Como conectividad interna nos encontramos con:

  • 4x cabeceras para tiras LED (2 ARGB y 2 RGB)
  • 2x USB 3.2 Gen2
  • 2x USB 3.2 Gen1 (hasta 4 puertos USB)
  • 1x USB 2.0 (hasta 2 puertos)
  • Cabecera de audio frontal
  • Conector para llave VROC
  • 7x cabeceras para ventiladores o bombas de agua
  • 10x puntos para medir voltaje
  • Conector para termistor de temperatura
  • Conector Asus NODE

Finalmente tenemos la presencia del conector VROC en esta placa base. VROC significa Virtual RAID en CPU, y es una solución propia de Intel para conectar directamente unidades SSD NVMe creando matrices RAID de forma rápida. De esta forma no tendremos que utilizar el típico adaptador de bus host RAID o HBA. En principio este conector no viene disponible en bundle de compra, y tendremos que adquirirlo de forma independiente.

En este caso el conector Asus NODE estará ocupado si lo deseamos con la tarjeta de expansión para ventiladores que viene incluida en el bundle. Esta tarjeta tiene compatibilidad con FanXpert 4, y cuenta con 6 conectores extra de 4 pines para ventiladores y control PWM. Tampoco falta la capacidad para iluminación, con 3 cabeceras de 4 pines incluidas (las de color blanco) Además, incluye tres sensores de temperatura que se unen a los 4 dispuestos en la placa. La placa se podrá instalar fácilmente en cualquier chasis con espacio para SSD de 2,5 pulgadas.

Banco de pruebas

BANCO DE PRUEBAS

Procesador:

Intel Core i9-10980XE

Placa Base:

Asus ROG Zenith II Extreme

Memoria:

32 GB G-Skill Royal X @ 3200 MHz

Disipador

Corsair H100i V2

Disco Duro

Samsung 860 EVO

Tarjeta Gráfica

Nvidia RTX 2060 FE

Fuente de Alimentación

Corsair RM1000

Como podemos ver optamos por un equipo de pruebas de última generación. Por Supuesto hemos montado el sistema de refrigeración líquida Corsair H100 V2 como en otros casos, pero para la prueba de overclocking ha sido necesaria un sistema más potente como es el Asus Riujin 360 .

La tarjeta gráfica elegida es la RTX 2060 en su versión de referencia. Creemos que es una buena opción ya que está a un precio asequible para muchos mortales y es la que usamos para todos nuestros tests. Para 2020 optaremos montar una gráfica superior, a ver si conseguimos una RTX 2080 SUPER.

BIOS de la Asus ROG Rampage VI Extreme Encore

Pues llega el momento de hablaros de la BIOS de este «refinado de placas base». En líneas generales siempre acabamos muy contentos con ASUS y en esta ocasión ha sido así también.

Las posibilidades de esta BIOS es genial: diseño, opciones de hacer overclock, monitorizar y regular los voltajes/temperaturas a golpe de clic o la zona de predicción que insertaron en la plataforma Z nos parece genial.

Test de temperatura VRM y overclocking

Llega el momento de hablar de las temperaturas de las fases de alimentación (VRM). Como nos tiene acostumbrado ASUS en sus placas base, tenemos unas temperaturas excelentes. En ningún momento sobre pasa los 50 ºC, es más, en las imágenes térmicas podemos observar las temperaturas que alcanza con un i9-10980XE durante 12 horas de estrés. Los ventiladores que están encima de los disipadores sólo arrancan cuando alcanza cierta temperatura.

En el apartado de overclock tenemos un rendimiento excepcional. Hemos conseguido elevar el procesador a 5 GHz con un voltaje de 1.4v. Consideramos que este voltaje es muy alto para esta gama de procesadores (aunque lo aguanta bien), pero al no tener una solución térmica de gama top (Refrigeración líquida con radiador de gran superficie: 280 / 360 mm) disponible, hemos decidido establecer como bueno 4.9 GHz a 1.3v (sin afinar del todo, ya que estamos seguro que podemos rebajarle un pelin el voltaje).

Palabras finales y conclusión acerca de Asus ROG Rampage VI Extreme Encore

La Asus ROG Rampage VI Extreme Encore es una de las mejores placas base del mercado que hemos probado. El fabricante ha optado por 16 fases directas (sin dobladores) de máxima calidad, muy buenos componentes, un sistema de refrigeración por aire que es de lo mejor del mercado y un gran rendimiento para realizar overclock.

Intel ha decidido lanzar un nuevo refrito al mercado pero con un precio más atractivo por la salida de nuevos AMD Threadripper (Casualmente ambos se lanzan a la vez). Y es que montar una buena placa base es clave para tener un excelente rendimiento, con la Extreme Encore tenemos todo lo que necesitamos. Ya que hemos conseguido establecer un overclock de 4.900 MHz con un voltaje de 1.30v. Elevamos el rendimiento del procesador hasta un 34% más de potencia.

A nivel de conectividad la placa base cuenta con cuatro conexiones PCI Express 3.0, ocho conexiones SATA, tarjeta de sonido mejorada, dos conexiones inalámbricas (10 Gigabit + Gigabit) y una conexión inalámbrica Wifi 6 con chipset Intel AX200 + Bluetooth 5.0.

Ya hemos visto listada la placa base por un importe de 844 euros. Creemos que es un precio al alcance de muy pocos, pero es la placa base perfecta para esta generación de procesadores. ¡Lo tiene todo! ¿Qué te parece la Asus ROG Rampage VI Extreme Encore?

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ DISEÑO

–  PRECIO AL ALCANCE DE MUY POCOS
+ MÁXIMO RENDIMIENTO

+ OVERCLOCK AL PROCESADOR TOPE DE GAMA: I9-10980XE

+ CONECTIVIDAD 10 GIGABIT Y WIFI 6

+ SONIDO Y CONEXIONES PCI EXPRESS MEJORADOS

El equipo de Profesional Review le concede la medalla de platino:

Cargar más

Miguel Ángel Navas

Amante de la informática, los smartphones y la tecnología en general. Técnico superior en Administración de sistemas informáticos y redes, y un reviewer sin pelos en la lengua. Cualquier duda o cuestión aquí me tenéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar