Tutoriales

SATA: toda la información que necesitas conocer

Un ligero vistazo a la interfaz

Si has trasteado físicamente alguna vez con el almacenamiento interno de tu ordenador, es muy probable que ya hayas tenido que verte las caras con SATA o Serial ATA, una auténtica veterana de las interconexiones de nuestros equipos que lleva ya entre nosotros casi dos décadas.

El origen de SATA

Los años 2000 fueron un periodo de grandes cambios para el mundo de la computación, muchos de ellos derivados de la necesidad de adaptarse a los avances de los diferentes componentes que conforman un ordenador.

Así, en 2003 vería la luz el Serial ATA (o SATA), de Advanced Technology Attachment, una interfaz creada para la conexión de dispositivos de almacenamiento al equipo y la transferencia de datos.

El estándar consta de dos conexiones, un conector para la información (con forma de “L”) y otro dedicado a la alimentación necesaria para el funcionamiento de algunos de estos dispositivos.

Su uso dentro de nuestros equipos

Su uso engloba toda clase de sistemas de almacenamiento, desde discos duros, hasta unidades de disco ópticas. Una labor que hasta la salida de esta interfaz era tarea del estándar PATA, que se vio ampliamente superado por la mayor velocidad y las cualidades que esta conexión aportó tras su lanzamiento.

SATA qué es

Como adición, el uso de conectores y cableado más barato y fácil de producir fue clave para su rápida extensión, un dominio que ha sabido mantener gracias a las actualizaciones que ha recibido el estándar a lo largo de los años.

Las diferentes generaciones de la interfaz

Estas actualizaciones han corrido a cargo de las diferentes organizaciones que han ayudado al desarrollo e instauración de la interfaz. Actualmente se encarga de ello la organización SATA-IO, responsables del actual SATA III.

Como referencia, estas son algunas de las características de las tres generaciones de la interfaz:

  • SATA 1.0 (SATA 1.5Gbits). La primera generación de la interfaz, lanzada en 2003, y con una velocidad de transferencia de 150MB/s. A pesar de sus similitudes con PATA en cuanto a velocidad, el estándar SATA estaba preparado para el futuro y se favorecía de escenarios multitarea en la transmisión de archivos.
  • SATA 2.0 (SATA 3Gbits). La segunda versión del estándar llegaría un año después. Cuenta con retro-compatibilidad con el resto de conectores que usan la interfaz y con mayores velocidades de transferencia. Se lanzaron dos revisiones de esta versión, siendo la última la 2.6.
  • SATA 3.0 (SATA 6Gbits). El abrigo bajo el que la interfaz se recoge actualmente. Fue lanzado en 2008 y, desde entonces, ha vivido varias revisiones que actualizaban las características y compatibilidades de SATA, destacando la aparición de mSATA y SATA Express.

El futuro de SATA

Pero no han sido los únicos cambios que ha tenido la interfaz. La popularización de las unidades NVMe (que hacen uso de PCIe) y formatos similares, han impulsado el desarrollo de conexiones como eSATA o mSATA, todas relacionadas con la especificación M.2 para mantener a la interfaz relevante aún hoy día. Mientras otras revisiones de la conexión, como SATA Express, fueron diseñadas para mantener su relevancia.

Te recomendamos la lectura de los mejores SSD del mercado

Sin embargo, las limitaciones de esta conexión no pueden competir con la velocidad que puede ofrecer PCIe y las unidades NVMe, por lo que el futuro del almacenamiento interno podría dejar de lado, por primera vez en casi veinte años, a la longeva interfaz en el futuro. Todo dependerá de la actuación de la organización SATA-IO y a la evolución de las populares unidades M.2. ¿Qué os ha parecido este artículo? ¡Queremos saber vuestra opinión!

Manuel Buzón

Fan absoluto de todo lo que consista en pasar páginas, mirar pantallas o pulsar botones. Mi interés por trastear con cacharros no tiene cura, pero escribir me sirve de terapia.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar