Reviews

MSI MEG X570 GODLIKE Review en español (Análisis completo)

En el kit de prensa de AMD nos ha llegado la fantástica placa base MSI MEG X570 GODLIKE. Ya la vimos durante Computex 2019 y sus 19 fases de alimentación, su diseño poderoso, componentes de alta durabilidad son algunos de sus puntos más fuertes.

¿Para jugar nos hará falta comprar una placa base de gama tan alta? ¿Nos valdrá con la Carbon Gaming o la MGE X570 ACE? Os resolveremos estas dudas y muchas más en la lectura de nuestra review. ¡Comenzamos!

MSI MEG X570 GODLIKE características técnicas

Unboxing

Es una grandísima noticia que MSI haya optado por incluir la nueva plataforma de AMD en un modelo tope gama como es la MSI MEG X570 GODLIKE. Una impresionante placa base que no ha llegado en una gran caja de cartón flexible como método de embellecimiento de la caja principal.  En esta primera caja tenemos un bonito decorado con fotografías de la placa base y los distintivos en letras doradas. En la parte trasera se nos brinda mucha información acerca de las características claves de esta placa.

Luego procedemos a retirar esta primera caja para encontrar la definitiva caja de catón rígido en color negro con el logotipo de la marca y apertura tipo estuche. En el interior, nos encontramos una distribución bien conocida, placa base en la parte superior bien fijada mediante un molde de cartón negro, y justo debajo todos los accesorios, que son un montón. Veámoslos, porque no tienen desperdicio:

  • Placa base MSI MEG X570 GODLIKE
  • Tarjeta Xpander-Z con doble ranua M.2 PCIe 4.0
  • Tarjeta Super LAN 10G
  • Antena Wi-Fi con cable extensor
  • 2x termistores para temperaturas
  • Cable Corsair Rainbow LED
  • Divisor RGB LED con doble cabecera
  • 2x Cables Rainbow LED de extensión
  • Adaptador Jack de 6,3 mm de audio
  • 3x cables SATA 6 Gbps con mallado textil
  • DVD con drivers y software
  • Pegatinas para cables y bolsa para guardar algo
  • Tarjetas varias y nuestra importante guía de usuario

Sin duda tenemos un gran pack de accesorios con muchísimos cables útiles para ampliar la iluminación de nuestro equipo, nuestra indispensable guía de usuario y sobre todo dos tarjetas PCIe de expansión que ahora veremos un poco más detalladamente.

Diseño y especificaciones

MSI ha trabajado bastante en el diseño de esta placa base MSI MEG X570 GODLIKE, no por nada es su tope gama, aunque ya veremos en una siguiente review el modelo ACE también es muy similar a esta. Notemos que se ha utilizado un formato E-ATX en lugar de ATX, cuidado entonces con vuestros chasis, ya que debemos asegurar un espacio de al menos 305 x 272 mm.

Vamos a estudiar detenidamente su sistema de refrigeración, porque es algo que hasta ahora no se había hecho en una placa base con tanto detalle. Comenzando por el chipset X570, el fabricante se ha visto obligado a colocar un ventilador con un tamaño bastante amplio y con tecnología ZERO FROZR para ajustar automáticamente la velocidad del mismo en función de las necesidades. En esta zona tenemos iluminación RGB Mystic Light.

El disipador del chipset tiene tres extensiones en forma de disipadores de SSD M.2, también construidos en aluminio. Los tres ofrecen una apertura fácil e independiente para la instalación de unidades y pads térmicos integrados en su zona inferior. El siguiente elemento que se ha colocado, es un heatpipe que comunica disipador de chipset con disipadores del VRM. Estos bloques de aluminio de gran tamaño están comunicados mediante este tubo, el cual termina justo debajo del panel de puertos trasero.

Dicho panel tiene un protector de aluminio con un sistema de iluminación Mystic Light Infinity II en su zona superior. Por supuesto toda la iluminación será gestionada con el software de MSI. Y terminamos con un elemento bastante interesante que ha introducido MSI llamado Dinamic Dashboard. Básicamente es una pantalla OLED ubicada al lado de la memoria RAM que hace la función de monitor de hardware y la podemos personalizar con GIF y animaciones.

VRM y fases de alimentación

Comenzamos nuestro análisis en profundidad de la MSI MEG X570 GODLIKE viendo más de cerca el sistema de alimentación que incorpora. Se ha elegido una configuración de 14 + 4 +1 fases de alimentación. La línea principal de 14 será la encargada de proporcionar el Vcore necesario para posibles overclocking exigentes a esta nueva generación de procesadoresn y la anterior.

El sistema se puede dividir en tres etapas como siempre, aunque todo ello estará gestionado en primera instancia por un control PWM digital IR35201 fabricado por Infineon. Este control está diseñado para la regulación de voltaje de los siguientes elementos a una frecuencia de conmutación máxima de 2000 kHz en una configuración de 6 + 2 multifase. Un VRM tan potente necesitará de un doble conector EPS de 8 pines para su alimentación, junto a ATX de 24 tradicional.

Tras el control PWM se sitúan 7 multiplicadores de fase IR3599 que se encargarán en este caso de duplicar el conteo de fases a un total de 14. Funcionan a una tensión de 3,3V y mediante una sola señal PWM son capaces de duplicar o cuadruplicar el número de fases. En tal caso, lo que tenemos que saber es que estas 14 fases no son físicas desde la primera etapa, sino que han sido multiplicadas previamente por estos controladores.

En la segunda etapa de potencia del VRM Vcore se han utilizado, esta vez sí, un total de 14 convertidores MOSFET DC-DC TDA21472 fabricados por Infineon de la familia DR.MOS con capacidad para soportar hasta 70A de intensidad. Llegamos a la tercera etapa de potencia, en donde tenemos un conteo de 14 CHOKES (5 más para el resto de fases) haciendo un total de 19, construidos en titanio junto a condensadores japoneses de máxima durabilidad.

Todo el sistema estará integrado con la BIOS UEFI para que gestión del voltaje de una forma sencilla mediante un vdroop de hasta 8 modos de gestión de voltaje para situaciones de overclocking. Si lo preferimos, con Dragon Center o el botón físico ubicado en la placa MSI Game Boost, también podremos mover los perfiles de voltaje y realizar un overclocking automático tan solo cambiando el modo de operación. Tenemos un total de 11 posiciones y compatibilidad con procesadores Ryzen de 2ª y 3ª generación.

Socket y memoria RAM

Aprovechando lo que hemos dicho anteriormente, esta MSI MEG X570 GODLIKE admite procesadores AMD Ryzen de 3ª y 2ª generación con, y sin gráficos integrados Radeon Vega. El fabricante no da datos acerca de la compatibilidad con procesadores APU de 1ª generación con Bristol Ridge, y tampoco aparece ninguno de ellos en la lista de compatibilidad oficial, así que debemos entender que no la hay. Recordemos que por ejemplo Asus sí que dispone de compatibilidad para APUs de 1ª generación.

Y en lo que respecta a la memoria RAM, MSI también deja al usuario con alguna que otra duda debido al tema de la velocidad máxima soportada. Lo que no cambia es el recuento de 4 ranuras DIMM todas ellas reforzadas con placas de acero en sus laterales y un sistema de sujeción de un único clic. El tamaño máximo admisible será de 128 GB DDR4.

MSI detalla en su hoja de datos y en su lista de compatibilidad, solamente memorias RAM con velocidades de 1866, 2133, 2400 y 2666 MHz. Entendemos que no solo podremos instalar este tipo de memorias, sino módulos bastante más rápidos con perfiles JEDEC O.C personalizados por las marcas, ya que se deja claro que la placa es compatible con A-XMP y DDR4-BOOST. Además, estos nuevos AMD Ryzen tienen soporte para módulos de hasta 3200 MHz de forma nativa, no tendría sentido limitar tanto el uso de memorias.

Chipset AMD X570

El elemento que más protagonismo toma de esta nueva plataforma de AMD es sin duda el chipset AMD X570. Sucesor del X470 y que viene, esta vez sí, con grandes mejores respecto al anterior. Y es que, si veis especificaciones de todos los anteriores, el X470 simplemente es una pequeña actualización del X370. Además, es un chipset que sus prestaciones han sido motivo suficiente como para que los fabricantes de placas le hayan dado el protagonismo que se merece en placas base tope gama.

AMD X570 tiene un total de 20 carriles PCIe en su versión 4.0, esto hace que sea el único chip, junto a Ryzen 3000, compatible con esta nueva versión del bus por excelencia para el intercambio de datos. El ancho de banda que ofrece es de 2.000 MB/s bidireccionales, y es bien cierto que en la actualidad no tienen demasiadas aplicaciones en lo que respecta a tarjetas gráficas, por ejemplo. Pero ya existen unidades M.2 capaces PCIe 4.0 que superan los 5.000 MB/s en la transferencia de archivos en lectura.

Pues bien, de estos 20 LANES, 8 carriles serán para PCIe y otros 8 carriles podrán ser destinados a dispositivos SATA o periféricos USB. Los 4 carriles restantes son de libre elección para los fabricantes, aunque en principio irán destinados a una configuración de 4x SATA 6 Gbps o 2x PCIe 4.0 x2. Ofrece soporte de hasta 8 USB 3.1 Gen2 a 10 Gbps y 4 puertos USB 2.0. finalmente 4 carriles PCIe serán los que proporcionen comunicación directa con la CPU para el intercambio de información.

En este punto, será interesante ver cómo MSI distribuye estos carriles tanto en CPU como Chipset para el uso de puertos.

Almacenamiento y ranuras PCI

Y comenzaremos este análisis de carriles PCI precisamente detallando las características principales de la conectividad de expansión y almacenamiento de MSI MEG X570 GODLIKE.

Comencemos por las ranuras PCIe, de las cuales tenemos un total de 4 PCIe 4.0 x16, que ciertamente son muchas, en comparación con otras placas. Eso sí, no encontraremos ninguna PCIe x1, que hubiera sido interesante para tarjeta de expansión de este tamaño concreto. Las cuatro ranuras tienen refuerzo de acero, y las tres primeras, empezando desde arriba, están conectadas a la CPU, mientras que la última va directa al chipset.

La generación de Ryzen y el chipset van a influir en la configuración de estas ranuras, así que veámoslo:

  • Con CPU Ryzen de 3ª generación las ranuras trabajarán en modo 4.0 a x16/x0/x0, x8/x0/x8 o x8/x4/x4.
  • Con CPU Ryzen de 2ª generación las ranuras trabajarán en modo 3.0 a x16/x0/x0, x8/x0/x8 o x8/x4/x4.
  • Con APU Ryzen de 2ª generación y gráficos Radeon Vega, las ranuras trabajarán en modo 3.0 a x8/x0/x0.
  • La cuarta ranura conectada al chipset trabará a x4 en modo 4.0 o 3.0.

Está bien, tenemos 4 ranuras x16, pero solo una de ellas trabajará al máximo de sus carriles. Esto no solo ocurre aquí sino en todas las placas del mercado, ya que los Ryzen tienen solo 16 carriles PCI habilitados para ranuras de expansión. En cualquier caso, la MSI MEG X570 GODLIKE admite multiGPU AMD CrossFire de 4 vías y Nvidia SLI de 2 vías.

Ahora vamos a tratar el apartado de almacenamiento, en el que también diferenciaremos entre chipset y CPU. Y empezamos por la CPU, ya que directamente a ella estará conectada una ranura M.2 PCIe 4.0 x4 que soporta tamaños de 2242, 2260, 2280 y 22110. Esta ranura no tiene soporte para la interfaz SATA.

Si nos vamos al chipset, llama la atención de que MSI ha optado por coger parte de los 4 carriles de libre configuración para meter en total dos ranuras M.2 PCIe 4.0 x4 y 6 puertos SATA III 6 Gbps. Estas dos ranuras admiten unidades tanto NVMe como SATA, y soportan tamaños de 2242, 2260 y 2280 una de ellas, y la otra hasta 22110. Después veremos que el introducir tantos M.2 en el chipset va a afectar a la capacidad de puertos USB de la placa.

Conectividad de red y tarjeta de sonido

Terminamos con el hardware interno principal con la tarjeta de sonido y la conectividad de red de la MSI MEG X570 GODLIKE, que es bastante buena.

Empezando por la tarjeta de sonido, tenemos un doble códec Realtek ALC1220 con capacidad para 7.1 canales en alta definición. Además de esto, se ha instalado un DAC con amplificador SABRE ESS E9018 que soporta una señal de audio de 32 bit a 135 dB SNR en mono y 129 dB SNR en 8 canales. En la etapa de filtrado se ha instalado condensadores WIMA de alta fidelidad y condensadores Chemicon para generar un audio de calidad profesional. Y algo que llama la atención es que la razón de introducir dos códec de sonido es debido a que tenemos una entrada Jack de 6,3 mm en la placa para auriculares estéreo de nivel profesional. A nivel de interfaz de usuario tenemos el software de Nahimic 3 para la gestión del sistema.

Ahora vamos a pasar a la conectividad de red, de la cual ya sabemos que se puede ampliar mediante una tarjeta PCIe en un puerto de 10 GbE. Pero es que la que trae ya instalada es bastante buena, con una doble conexión Ethernet. La más potente viene controlada por un chip Killer E3000 que ofrece un ancho de banda de 2,5 Gbps, mientras que la otra, dispone de un controlador Killer E2600 con 1 Gbps.

Y como bueno cliente de Killer, MSI ha optado por incorporar para su conexión de red inalámbrica una tarjeta M.2 2230 Killer Wi-Fi 6 AX1650, orientada a gaming. Esta tarjeta soporta conexiones 2×2 con tecnología MU-MIMO y OFDMA bajo el protocolo IEEE 802.11ax, Wi-Fi 6 para los amigos, y en doble banda a 160 MHz. El ancho de banda máximo en la banda de 5 Ghz será de 2404 Mbps, mientras que en 2,4 GHz llegaremos hasta los 574 Mbps. El chip también soporta conexiones Bluetooth 5.0.

Puertos E/S y conexiones internas

Antes de ver los puertos podemos observar que la placa disponemos de botones on-board para reset, power y modo overclocking automático en la zona inferior derecha. De igual forma tenemos el panel Debug LED para los códigos numéricos que informan del estado de la BIOS y placa.

Los puertos que se incluyen en el panel trasero son:

  • Botón Clear CMOS
  • Botón Flash BIOS
  • 2x conectores para antenas
  • Puerto PS/2
  • 2x puertos RJ-45 Ethernet
  • 2x USB 3.1 Gen1
  • 3x USB 3.1 Gen2
  • 1x USB 3.1 Gen2 Type-C
  • Conector Jack de 6,3 mm
  • Puerto S/PDIF
  • 5x Jack de 3,5 mm para audio

La mayoría de CPU que instalaremos en esta placa base será CPU sin gráficos integrados, así que AMD no ve necesario colocar conectores de vídeo en ella. Tal y como hemos comentado antes, la cantidad de puertos USB en el panel trasero se ha visto afectada por estar los carriles del chipset ya ocupados, teniendo un total de 6 de ellos.

Veamos ahora los conectores internos, incluidos los USB:

  • 1x USB 3.1 Gen2 Type-C
  • 2x USB 3.1 Gen1 (soportando 4 puertos USB)
  • 2x USB 2.0 (soportando 4 puertos USB)
  • Conector para panel de audio frontal
  • 10x conectores para ventiladores y bomba de refrigeración
  • 2x cabeceras de 2 pines para sensores de temperatura (disponibles en el bundle)
  • 1x cabecera de 4 pines RGB LED
  • 2x cabecera de 3 pines A-RGB LED
  • 1x cabecera de 3 pines para Corsair RGB LED

Tenemos además 7 sensores de temperatura repartidos por toda la placa base para monitorizar los componentes principales de la misma. Todo ello será gestionable desde MSI Dragon Center

Para finalizar citaremos que puertos USB van hacia chipset y hacia CPU:

  • Chipset X570: 2 USB 3.1 Gen2 de panel trasero, USB 3.1 Gen2 Type-C interno, 4 USB 3.1 Gen1 internos y 4 USB 2.0 internos.
  • CPU: 2 USB 3.1 Gen2 y 2 USB 3.1 Gen1 de panel trasero

Tarjetas de expansión incluidas

Forman parte del Unboxing y no vamos a proceder a probarlas o a hacerles review, así que tan solo explicaremos un poco sus principales características, porque para el usuario van a ser sumamente útiles en este MSI MEG X570 GODLIKE.

Por parte de la tarjeta M.2 XPANDER, se trata de una tarjeta PCIe x8 bajo una configuración de ranura x16 con dos ranuras M.2 PCIe 4.0 x4 para instalar unidades de almacenamiento SSD de alto rendimiento. Cuenta además con un sistema de refrigeración con disipador de aluminio y ventilador con tecnología FROZR de MSI.

La segunda tarjeta de expansión consiste en una tarjeta de red con puerto RJ-45 trabajando a una velocidad de 10 Gbps. Una gran opción para usuarios que necesiten grandes transferencias de archivos en su equipo.

Banco de pruebas

BANCO DE PRUEBAS

Procesador:

AMD Ryzen 9 3900x

Placa Base:

MSI MEG X570 GODLIKE

Memoria:

16GB G.Skill Trident Z RGB Royal DDR4 3600MHz

Disipador

Stock

Disco Duro

Corsair MP500 + NVME PCI Express 4.0

Tarjeta Gráfica

Nvidia RTX 2060 Founders Edition

Fuente de Alimentación

Corsair AX860i.

En esta ocasión también utilizaremos nuestro segundo banco de pruebas, aunque por supuesto con CPU AMD Ryzen 9 3900X, memorias a 3600 MHz y un doble SSD NVME. Siendo uno de ellos PCI Express 4.0.

BIOS

Llegamos a uno de los puntos más flacos de esta placa base. La BIOS de la MSI X570 Godlike nos ha dado bastante calentamientos de cabeza. Nos llegó con una BIOS muy verde, y al actualizar a la nueva nos ha costado, literalmente, “la vida”. Hemos tenido que usar el botón de flasheo para poder tener la última BIOS estable instalada.

Como siempre nos permite hacer overclock manual, ajustar ventiladores, monitorizar todos los componentes y ver rápidamente con un mapa todos los componentes conectados. Muy a mejorar el voltaje que lanza a nuestro Ryzen 9 3900X de 1.5v… evidentemente, hemos tenido que rebajarlo a menos de 1.3V para evitar posibles degradaciones.

Overclocking y temperaturas

En ningún momento hemos podido subir el procesador a más velocidad de lo que ofrece en stock, es algo que ya hemos comentado en la review de los procesadores. Aunque queremos dar constancia, no obstante hemos decidido hacer un test de 12 horas con Prime95 para probar las fases de alimentación.

Para ello hemos usado nuestra cámara térmica Flir One PRO para medir los VRM, también hemos recogido múltiples medidas de temperatura media con la CPU de stock tanto con estrés como sin él. Os dejamos la tabla:

TemperaturaRelajado StockFull Stock
MSI MEG X570 ACE 34ºC55 ºC

Palabras finales y conclusión acerca de MSI MEG X570 GODLIKE

La MSI MEG X570 GODLIKE es una de esas placas base que se compran una vez en la vida. Cuenta con 19 fases de alimentación (14+4+1), un diseño brutal, una gran cantidad de conexiones, una disipación inmejorable y un rendimiento muy bueno.

Esta placa es ideal para su uso con un Ryzen 9 3900X y un sistema Multi-GPU para sacar el máximo rendimiento mientras jugamos y/o trabajamos.

Nos ha gustado mucho que incorpore una tarjeta de red 10 Gigabit LAN y un adaptador para conectar varios M.2 NVME y tener un RAID super rápido de SSD NVMe. La integración de una tarjeta de red inalámbrica 802.11 AX la convierte en un sistema muy bueno.

Te recomendamos la lectura de las mejores placas bases del mercado

También nos ha gustado mucho la tarjeta de sonido incorporada. Trae un excelente DAC y nos permite conectar altavoces y microfónos de altísima gama (estudios).

La gran pega es la BIOS, creemos que le falta mucho por pulir. Evitar fallos en los arranques y un sobrevoltaje nada bueno para nuestro procesador. Seguimos pensando que durante este verano, todos estos problemas serán arreglados en estos Ryzen 3000.

Su precio en tienda es de infarto. Podemos encontrarla con un precio superior a 700 euros. Por eso decía que es una placa base que la compras una vez en la vida. Hay opciones como la X570 ACE que rinden igual de bien pero que tiene muchos menos extras, pero es bastante más barata.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ VRM Y COMPONENTES

– BIOS INESTABLE
+ DISEÑO Y RGB– PRECIO ALTO

+ REFRIGERACIÓN

+ CONECTIVIDAD 10 GIGABIT  Y WIFI 802.11AX

+ TARJETA DE SONIDO GAMA ALTA

El equipo de Profesional Review le concede la medalla de oro:

 

MSI MEG X570 GODLIKE

COMPONENTES - 95%
REFRIGERACIÓN - 90%
BIOS - 77%
EXTRAS - 90%
PRECIO - 80%

86%

User Rating: 5 ( 1 votes)

Miguel Ángel Navas

Amante de la informática, los smartphones y la tecnología en general. Técnico superior en Administración de sistemas informáticos y redes, y un reviewer sin pelos en la lengua. Cualquier duda o cuestión aquí me tenéis.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba