Tutoriales

GtG vs MPRT: ¿Cuál es el mejor método de calificar monitores?

Cuando entras al mundo de los monitores, te encuentras rápidamente con diversos estándares para determinar rendimiento. Estos son GtG vs MPRT, pero ¿qué son y cómo funcionan cada uno de ellos? Aquí te explicaremos eso y otras cosas que debes saber en un santiamén.

GtG vs MPRT: ¿Qué son?

Cuando hablamos de GtG vs MPRT nos referimos a los métodos que tenemos para medir las velocidades de respuesta de las pantallas. Pero antes de nada debemos saber de qué hablamos, ¿no?

Estas dos siglas significan Gray to Gray (de Gris A Gris, en español) y Moving Picture Response Time (Tiempo de Respuesta de una Imagen en Movimiento, en español). Los dos términos son usados para determinar la velocidad de respuesta de un monitor, pero cómo funcionan y cuál es más fiable.

Pues bien, expliquemos brevemente qué magia hay detrás de estas tecnologías.

Gray to Gray (GtG)

El método GtG es un poco tramposo, ya que se llama así porque se testeaba principalmente sobre monitores LCD. En estos dispositivos, el panel base proyecta solamente luz y este tiene un filtro por encima que simula los colores al bloquear ciertas luces. Imagínatelo como una vidriera de colores de una catedral.

Pantallas LCD
Esquema de estructura de las pantallas LCD

Entonces, cuando hablamos de gris, en realidad nos referimos a la luz del panel base que hay detrás del filtro (que técnicamente es blanca).

Con esto en mente, este método lo que se hace es calcular el tiempo que tarda en cambiar de un color a otro. En otras palabras, se cuenta el tiempo desde que se apaga el panel base hasta que se vuelve a encender, lo que nosotros veríamos como un cambio de color.

Moving Picture Response Time (MPRT)

El MPRT, por otro lado, es una prueba que está sujeta a los ciclos de refresco del monitor.

En estas pruebas se le obliga al dispositivo a cambiar rápidamente de colores. En función del nivel de la prueba, se le pasa a una velocidad u otra (depende de la frecuencia de refresco del monitor). Con esto, podemos determinar si la pantalla es capaz de mantener el ritmo para la que fue diseñada o no, entre otras cosas.

En cierto modo, es una prueba más realista, puesto que lo pone a prueba en un contexto que puede ocurrir. Sin embargo, también es menos preciso y puede no reflejar su tiempo de respuesta real, sobre todo si la pantalla tiene otras tecnologías.

GtG vs MPRT: ventajas y desventajas

Al no haber un estándar, quizás ya te habrás dado cuenta de que no hay un método que sea mejor que otro. Cada uno tiene ciertos pros y contras, por lo que cada marca decide cuál mostrar en su campaña de marketing.

BlurBusters GtG vs MPRT

GtG

En Gray to Gray tenemos el problema de que se mide en condiciones experimentales bastante controladas. Esto se traduce a que son tests en situaciones que no son comunes en el día a día.

Sería similar a instalarle a un portátil refrigeración líquida para que rinda mejor y vender que es capaz de alcanzar X puntuación. No es mentira, es capaz, pero es algo sacado de contexto.

Por otro lado, si las pantallas tienen una tecnología diferente como LED, OLED o similar, las pruebas cambian ligeramente. Por suerte, la mayoría de monitores comparten la misma tecnología LCD, así que no es común encontrarnos en estos casos.

Asimismo, aunque la pantalla tenga una medición de 0 ms en GtG, podemos seguir sufriendo de desenfoques de movimiento involuntarios. Dado que es un efecto visual, la medición en grises puede no nos vale de mucho.

MPRT

En el caso de MPRT tenemos otras serie de inconvenientes.

Para empezar, los monitores de hoy día suelen estar a 60, 120, 144 o 240Hz, lo que nos deja un tiempo de respuesta de 1000ms/240(refrescos/s) = 4.16ms. Es decir, la tasa de refresco mínima real para un monitor calculado en MPRT es de 4 ms aproximadamente.

TE RECOMENDAMOS
Cómo clonar tu disco duro a un SSD

En el mercado, sin embargo, suelen venderse a 1 ms ya que con tecnologías auxiliares se puede hacer la ilusión de reducir el Motion Blur. Inexplicablemente, existen algunos modelos que sin siquiera tener tecnologías de reducción de Motion Blur anuncian los conocidos 1 ms de respuesta.

No obstante, también surge otro problema extra. Estas tecnologías no son compatibles con G-Sync o FreeSync en la mayoría de dispositivos, pero algunas marcas anuncian ambas tecnologías en los mismos modelos con 1 ms. 

ELMB Sync

Tenemos unos recientes TUF Gaming, que parecen haber implementado una implementación nueva de ambas, pero aún está por ver qué tal rinden.

¿Qué es el Motion Blur?

Lo hemos mencionado un par de veces como Motion Blur o como desenfoque de movimiento, pero qué es exactamente.

El desenfoque de movimiento es un fenómeno que ocurre cuando imágenes en movimiento cruzan delante de ti. Dado que no podemos recibir toda la información de la luz a la vez, nuestro cerebro rellena los huecos que faltan. Puedes experimentar este efecto simplemente moviendo de izquierda a derecha tu mano a gran velocidad. Es como si tu mano dejase un haz detrás de ella.

¿Qué ocurre? Pues sucede que los monitores replican este efecto sobre todo cuando hay movimientos a gran velocidad en pantalla. En ciertas escenas concretas de animaciones, videojuegos o películas puede ser un efecto visual buscado, pero en otras ocasiones no.

 

Motion Blur
Ejemplo de Motion Blur en The Witcher 3

Por ejemplo, en el ámbito competitivo de los videojuegos, cuanto menos Motion Blur tengas, más nítida verás las imágenes. Es una visión algo anti-natural, pero mucho mejor para ser más preciso. Es por eso por lo que muchos usuarios no les gusta o directamente detestan el desenfoque de movimiento.

A raíz de esto, cada vez más se han ido haciendo más populares los monitores con altas tasas de refresco. Cuantos más fotogramas tengas por segundo, menos desenfoque de movimiento involuntario se crea.

Y es aquí donde conectan las tasas de refresco, los tiempos de respuesta y el desenfoque de movimiento.

Respecto a GtG vs MPRT, el Motion Blur suele ser perceptible aunque el tiempo del GtG sea incluso tan bajo como 1 ms. Por otro lado y como hemos mencionado, el MPRT es incapaz de llegar a 1 ms, por lo que es insalvable que sufra de desenfoque de movimiento de forma natural.

Sin embargo, las tecnologías auxiliares permiten que estos monitores con certificación MPRT o GtG engañen al ojo humano.

Tecnologías auxiliares

Al final del día, en la batalla GtG vs MPRT lo que determina mejor qué pantalla es superior no suele ser la calidad persé, sino la sensación que nos transmite la pantalla. Por eso, hay un par o tres de funcionalidades que se añaden a los aparatos para ofrecer una mejor experiencia de usuario.

En primer lugar, uno de los métodos es que el monitor se apague y encienda más veces por segundo para reducir el tiempo que vemos los píxeles. Así, tendremos ciertas “pantallas negras” casi imperceptibles que eliminan la ilusión del desenfoque.

Aquí tienes un ejemplo en cámara lenta de cómo funciona el método anterior.

Por otro lado, tenemos el clásico método de aumentar la tasa de refresco de las pantallas, pero ahora mismo estamos en 240 Hz. Sin embargo, para que sea una experiencia fluida necesitamos tantos fotogramas como tasa de refresco tengamos y pocas gráficas nos permiten esto. Hay que destacar que existen pantallas que adaptan su frecuencia con FreeSync o G-Sync y que otras también soportan overclocking para ofrecer cifras más elevadas.

Si quisiésemos una respuesta real de 1 ms necesitaríamos un monitor de 1000 Hz y componentes capaces de producir 1000 fotogramas por segundo. Imagínate buscar 1000 fotogramas por segundo en Metro Exodus con RTX. Ya te imaginas el percal, ¿no?

TE RECOMENDAMOS
Intel Core i7 vs Xeon ¿Qué procesador debo elegir?

Te recomendamos la lectura de las mejores tarjetas gráficas

Otro método algo más radical es cambiar a pantallas OLED, por ejemplo, las cuales tienen mejores tiempos de respuesta. En estos monitores cada píxel es un LED, por lo que la imagen es más nítida y los cambios de colores más precisos. No en balde, algunos monitores OLED y de tecnologías similares también sufren de Motion Blur en ciertas circunstancias.

TUF Gaming

Por último, volvemos a mencionar los ASUS TUF Gaming, los cuales se presentaron en la Computex 2019. Son un modelo nuevo de monitores con lo que ellos llaman ELBM-Sync. Esta tecnología fusiona Reducción de Motion Blur con Adaptive Sync, las cuales eran incompatibles.

Esto nos permite cambiar la tasa de refresco para tener mejor experiencia de usuario a la vez que eliminamos el Motion Blur mediante el primer método expuesto. Sin embargo, estos monitores aún no están a la venta

GtG vs MPRT: el marketing

Como ya sabréis la mayoría, el marketing es un mundo oscuro donde casi todo vale con tal de llamar más la atención. Es por eso que los cabecillas de marketing siempre pondrán ese número que certifique 1 ms. Para el comprador incauto esto parece correcto, pero para aquella persona que investiga eso huele regular.

Marketing

Tenemos que tener en claro que tener un GtG bajo no es indicativo de ausencia de Motion Blur. Del mismo modo, tener un MPRT bajo tampoco lo es.

El sweet point sería encontrar un monitor que muestre ambos valores y, además, sean bajos. No obstante, tal como va el mercado, casi ninguna marca muestran los dos y, a veces, solo mencionan 1 ms sin explicar en cuál de las dos pruebas.

Es por esto, por lo que no podemos fiarnos al 100% lo que nos dicen las especificaciones ni de los mismos fabricantes. Lo más recomendable es ver reviews de esos productos en los que estés interesado/a. En la red existen numerosas fuentes que analizan en profundidad estos dispositivos, así que tienes una larga investigación por delante.

Hasta que el mercado sea un espacio saludable donde caminar sin peligros, esto se mantendrá así. Lo que te aconsejamos es pedirle a los fabricantes y webs de venta que publiquen los resultados en ambos tests, GtG y MPRT.

GtG vs MPRT

Es algo tremendamente improbable, ya que mostraría la verdadera naturaleza de los dispositivos, pero es lo que más le conviene a los usuarios.

Conclusiones sobre el tiempo de respuesta

Siento que tengas que leer esto, pero es lo más sincero que te podemos decir. Tras todo este artículo no podemos sacar nada realmente en claro, puesto que ambos métodos no son contrapuestos o adversarios.

Del mismo modo que con las gráficas hacemos tests sintéticos y rendimiento en videojuegos, con los monitores tenemos estos dos métodos.

Dado que lo ideal es tener datos de ambos tests, te recomendamos exigirle a las marcas que publiquen todos los resultados para cada modelo (recuerda ser educado/a). De esta forma, el mercado podría sanearse y cada vez tendremos datos más fidedignos de la calidad de los dispositivos. Hasta entonces, nuestra mejor recomendación es que sigas las reviews e investigues qué modelos se comportan mejor en según qué entornos.

En el futuro, se espera que los monitores con tasas de refresco de 1000 Hz sean una realidad bastante cercana (antes de 2030). A su vez, también se espera que, con tecnologías de apoyo, las gráficas aguanten el cupo de los 1000 fps. Con eso reduciremos de forma “natural” el Motion Blur, aunque seguiría habiendo personas especiales capaces de ver por encima de este espejismo.

Te recomendamos la lectura de los mejores monitores

Sin embargo, todo eso ya es especulación y brujería. Esperamos que este artículo te haya resultado interesante y que hayas aprendido algo más.

Te recomendamos encarecidamente la web de blurbusters, quienes tienen una investigación sobre el tema mucho más profunda y documentada.

Fuente
HardZoneBlurBusters

Adrian L.

Soy Adrián, un estudiante universitario y me gusta muchos los videojuegos, la tecnología y debatir sobre cualquier clase de tema interesante. ¡Algún día quiero desarrollar mi propio videojuego!
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba