Tutoriales

Placa base con procesador integrado: pros y contras

¿Alguna vez te has planteado si una placa base con procesador integrado merece la pena? En este artículo veremos de qué se trata, para qué son útiles y dónde y cómo podemos identificar una placa con un procesador integrado, como por ejemplo las que integran procesadores Intel Core Silver o Celeron de la serie J.

Placa base con procesador integrado

Por supuesto nos centraremos en el ámbito de los ordenadores personales, y no en placas programables como pueden ser las Raspberry Pi o las Arduino entre otras, las cuales también cuentas con procesadores embebidos

Qué es una placa base con procesador integrado

Pues una placa base con procesador integrado no es más que una PCB en donde se ha instalado de forma fija o soldada un procesador. En este caso nos estamos refiriendo a procesadores, en principio para ordenadores de escritorio, por ejemplo, para una plataforma Linux o Windows normal y corriente.

De forma general, estas placas base cuentan con todo lo necesario para ser capaz de hacer funcionar un ordenador, por ejemplo, ranuras de memoria RAM, conectores SATA, M.2 para unidades flash de alta velocidad o puertos para periféricos. No es algo diferente a una placa base para un ordenador de escritorio, el único detalle es que la CPU no se puede retirar o actualizar debido a que se encuentra soldado en ella.

Ya sabréis que los procesadores para ordenadores personales van montados sobre un socket, y en este caso es exactamente igual. Seguramente hayas oído hablar del socket LGA de Intel o PGA de AMD, pero en este tipo de placas estaremos hablando de sockets BGA. Veamos qué con cada uno de ellos:

Placa base con procesador integrado

  • Socket LGA: significa Land grid Array, y en este caso los conectores o pines se encuentran en el propio socket en lugar del procesador. Entonces en el procesador se encuentran unos contactos planos que harán contacto con los pines de socket cuanto éste se instale y se la haga presión con la chapa de sujeción. Los usan los procesadores de Intel en LGA 1151 y LGA 2066 y AMD con el TR4 de Threadripper.
  • Socket PGA: significa Pin Grid Array, y es el que se usa por ejemplo los procesadores Ryzen en el socket AMD AM4. Es un formato más antiguo que normalmente admite menos pines de contacto al encontrarse estos en la CPU en lugar del socket.
  • Socket BGA: éste es el que hoy tenemos entre manos, significa Ball Grid Array debido a que el procesador cuenta con una serie de pequeños contactos en forma de bolas que irán directamente soldados sobre la placa base. Esto elimina la posibilidad de actualizar la placa con dicho procesador. Lo usa Intel para CPU de portátiles actuales con el socket BGA1440 o equipos embebidos

Qué tipos de placas base existen con procesador integrado

Veamos ahora qué placas nos podemos encontrar en la actualidad con SoC integrado.

Y las primeras que citaremos serán las más extendidas, ya que prácticamente cualquier usuario en la actualidad tiene un ordenador portátil en casa. Pues sí, prácticamente todos los portátiles actuales cuentan con procesadores soldados en un socket BGA.

Placa base con procesador integrado

Otros dispositivos que tienen esta característica son muchos de los miniPC que se encuentran en venta actualmente. Estos dispositivos cuentan con una placa base de tamaño personalizado y menor a las ITX casi siempre con un procesador soldado, exactamente igual que los portátiles. Un ejemplo pueden ser los Mini PC con los procesadores AMD Carrizo-L bajo socket FP4 BGA, o los que utilicen procesadores de Intel de la familia Mobile.

Y el tercer elemento que tenemos con SoC integrado son las placas que se comercializan para nosotros mismos montar HTPC, y son las que veremos listadas en los productos recomendados. Estas placas casi siempre vienen en formato Mini-ITX y cuentan con procesadores de la familia Gemini Lake de Intel, tanto Celeron como Pentium Silver de nueva generación.

Partes o elementos que incluyen estas placas

Precisamente quedándonos con estas últimas, vamos a ver qué elementos incluyen estas placas ITX, porque debemos tener presente que una de ellas cuesta entre los 60 y los 150 euros aproximadamente, un precio muy económico si tenemos en cuenta que tienen el procesador incluido.

Procesador

Placa base con procesador integrado

Sin duda aquí destaca Intel con su familia de procesadores Gemini Lake con Pentium Silver, Gold y también Celeron sobre todo las variantes J de mínimo consumo de energía.

Y es que son CPU que cuentan con una potencia para nada pequeña, por ejemplo, el Pentium Silver J5005 tiene 4 núcleos a 1,50/2,80 GHz y 4 MB de caché L3 consumiendo tan solo 10W. se hacen ideales para pequeños PC multimedia, ya que incluyen IGP de gran nivel como es el Intel UHD Graphics 605 y conectividad Wi-Fi AC Integrada.

Memoria

Al ser un tamaño pequeño, normalmente son placas que instalan dos ranuras SO-DIMM para una capacidad máxima de memoria de 8 GB DDR4-2400 MHz, si tenemos Pentium Silver o de 16 GB LPDDR3-1866 si tenemos Pentium Gold de la serie Y.

Ranuras de expansión y almacenamiento

Placa base con procesador integrado

Debido a la escasa potencia del chipset y el procesador, normalmente el almacenamiento se limita a ser bajo interfaz SATA. Tampoco tendría mucho sentido colocar un M.2 a menos que el espacio sea un problema.

Estas placas no tienen PCIe 3.0 x16 para GPU, de hecho, se limitan a tener una o más ranuras PCIe 2.0 x1 y ranuras M.2 para instalar módulos Wi-Fi Intel CNVi.

Conectores, BIOS y sonido

Placa base con procesador integrado

Prácticamente todas las placas actuales cuentan ya con BIOS UEFI también en este segmento de mercado, bastante más básicas que los equipos de sobremesa, pero funcional y adaptadas al nuevo hardware.

La tarjeta de sonido es por supuesto integrada que son los chips que ya conocemos en los equipos grandes, hablamos de Realtek ALC892 con 7.1 canales. Y de igual forma tendremos una conectividad acorde a las necesidades del usuario, con puertos PS/2 para ratón y teclado, de vídeo HDMI, USB 3.1 Gen1 o 2.0, RJ-45 Ethernet o conectores de audio. Incluso tenemos cabeceras internas para conectar USB del chasis como cualquier otra placa.

Las placas de ordenadores portátiles: cómo saber si tienen procesador integrado

Placa base con procesador integrado

Muchas veces te habrás preguntado si tu portátil tiene un procesador soldado o en cambio es posible actualizarlo debido a que tenga un socket normal y corriente. Sentimos decirte que prácticamente todos los equipos actuales cuentan con SoC integrado en placa, aunque merece la pena que eches un vistazo para ver qué tipo de socket es y qué procesador tienes.

Para ello, te recomendamos nuestro siguiente tutorial:

En cualquier caso, recuerda siempre que la mejor forma de aumentar la velocidad de un portátil antiguo es instalar unidades SATA SSD en lugar de discos duros mecánicos, y esto es posible en casi todos ellos.

De igual forma recomendamos aumentar la cantidad de memoria RAM y limpiar bien el sistema de refrigeración. No suele ser una gran mejora cambiar la CPU, tenlo en cuenta.

Pros y contras de las placas con procesador integrado

Veamos a modo de resumen las ventajas y desventajas que tener una placa base con procesador integrado y sin posibilidad de actualizar éste componente:

Ventajas

  • Formatos muy pequeños, ideales para MiniPC y HTPC
  • Muy bajo consumo de energía de su hardware
  • Facilidad para transportar e instalar ya que no existen elementos desmontables
  • Precios económicos, mucho más que comprar una placa ITX con CPU independiente
  • Presentan conectividad completa y tan solo necesitan una PSU para funcionar
  • Placas con CPU muy potentes (en el caso de portátiles)

Desventajas

  • No es posible actualizar la CPU
  • Si la CPU falla, tendremos que cambiar la placa completa
  • Potencia reducida, solo recomendables para equipos multimedia
  • No tienen capacidad para instalar GPU externas

Precisamente por esto, es recomendable adquirir una de estas placas junto a un pequeño chasis para montar equipos multimedia de uso doméstico o para los más pequeños. Serán de un coste muy pequeño, bastante más que sin compráramos un miniPC completo, aunque tendremos que montarlo nosotros mismos.

Placas recomendadas para HTPC

Continuamos citando las mejores opciones de placas base con procesador integrado que podremos adquirir en el mercado.

Última actualización el 2019-07-17

Es una placa bastante económica y no por ello poco potente, se hace ideal para montar pequeños PC gracias a su formato ITX y a tener un panel de puertos de tamaño estándar. El chip de audio instalado es un Realtek ALC892 y también incluye conectividad LAN. La una desventaja es que no integra Wi-Fi.

Esta placa cuenta con un Intel Pentium J4205 de cuatro núcleos capaz de rendir a 2,6 GHz soportando 16 GB de memoria RAM DDR3. Cuenta con una gran conectividad, con capacidad para cuatro discos SATA, tarjeta Wi-Fi CNVi y salida de vídeo HDMI junto a 4 USB 3.1 Gen1.

Asrock 90-Mxb6N0-A0Uayz - Placa Base, Color Negro
  • Procesador Quad-Core J4105 2.5 GHz integrado, ofrece mejor rendimiento, menor consumo y nuevas capacidades multimedia.
  • Admite codificación/decodificación HEVC de 10 bits para proporcionar una calidad de video mejorada y una experiencia de video con mayor profundidad de bits.
  • Audio 7.1 CH HD (ALC892 Audio Codec), Capacitadores de audio ELNA

Última actualización el 2019-07-17

Placa base ITX muy similar a la anterior, incluyendo toda la conectividad que hemos comentado, pero en este caso instalando un procesador Intel Pentium J4105 de cuatro núcleos que admite 8 GB de memoria RAM DDR4-2133. Así que lo recomendamos para usuarios que quieren algo más actual.

Última actualización el 2019-07-17

Y para usuarios que quieren algo aún más básico, menos potente y más económico, aquí tenemos esta ASRock con CPU Intel Pentium J4005 de doble núcleo a 2,7 GHz, aunque también soporta 8 GB de memoria RAM DDR4. Debemos tener en cuenta que esta placa es de formato Micro-ATX.

La tarjeta de sonido es un poco más básica también con Realtek ALC887, y la conectividad de almacenamiento se reduce a 2 puertos SATA manteniéndose los 4 puertos 3.1 Gen1 y el conector M.2 para Wi-Fi.

Y finalmente tenemos esta placa ITX que incluye el procesador Intel Pentium Silver J5005, un chip de cuatro núcleos trabajando a 2,80 GHz que admite 8 GB de memoria RAM DDR4-2133 MHz. Lo bueno de este procesador es que incluye conectividad Wi-Fi AC y una GPU integrada capaz de reproducir contenido el UHD 4K.

Por lo demás, ofrece más o menos la misma conectividad, 4 conectores SATA, 4 puertos USB 3,1 Gen1 y chip de sonido Realtek ALC892.

Conclusión y enlaces interesantes acerca de las placas base con procesador integrado

Pues aquí concluye nuestro artículo sobre las placas bases con procesador integrado. Hemos dado un repaso a cuáles son las que podemos encontrar el en el mercado, las más recomendable y que consiste la tecnología del SoC embebido para facilitar la tarea en pequeños ordenadores multimedia.

Observamos una clara tendencia de los fabricantes a integrar CPU soldados en sus placas para equipos distintos a los de sobremesa, y pronto la gran mayoría de ellos serán así. De hecho, prácticamente no existen portátiles que no tengan la CPU soldada a día de hoy.

Ahora te dejamos con algunos enlaces interesantes:

Esperamos que el artículo haya servido para dejar más claro de que trata el tema de los procesadores integrados. Si tienes algún apunte que dar o duda, coméntanos en la caja de más abajo.

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba