Tutoriales

Ordenador Workstation: Qué son y para qué sirven

Teniendo en cuenta que cada vez tenemos más al alcance ordenadores de sobremesa con más potencia y workstations (estaciones de trabajo) de precios más accesibles, en ciertas ocasiones se hace difícil cuál de las dos opciones elegir.

Esencialmente, un PC está orientado al uso en una oficina (editor de textos, correo electrónico, navegación por la web, etcétera), en tanto que a su vez se crearon PCs con más alta potencia que se denominaron “workstations”, cuyo objetivo es ejecutar aplicaciones especiales para distintas actividades como arquitectura, ingeniería, análisis financiero, investigación, desarrollo y salud, y que necesitan de grandes capacidades de recursos informáticos.

Si bien algunas compañías tomaron acciones para actualizarse, otras muchas aún continúan retrasadas y no hacen inversiones en las tecnologías que necesitan sus empleados y sus actividades específicas.

En los últimos años se crearon ordenadores más potentes para simplificar las tareas diarias en una oficina, sin embargo, ciertas profesiones como las de los arquitectos, ingenieros, animadores, editores de vídeo, diseñadores y analistas financieros necesitan ordenadores más potentes que la media.

Ordenador Workstation

Qué es un ordenador workstation y para qué sirve

Como bien indica su propio nombre, Workstation (o estación de trabajo) es una expresión un tanto genérica que hace referencia a cualquier equipo informático particularmente desarrollado con el fin de ser usado por una sola persona por vez, lo que significa que toda la capacidad de procesamiento está disponible para el operador. Esto es algo muy beneficioso para aquellas personas que en el pasado tuvieron que lidiar con un servidor y sus recursos compartidos.

Entre los primeros workstations surgidos podemos mencionar a los IBM 1620 y IBM 1130, que fueron considerados en aquel momento como sistemas de dimensiones reducidas y de bajo coste que podían tener interacción con el operador a través de una consola de ordenador.

El dato llamativo es que, a pesar de la revolución que se vivía con el ordenador personal, durante un largo tiempo los workstations no destacarían y quedarían en segundo plano, debido básicamente a su complejidad de uso.

Esto provocó que los workstations, además de tener precios más elevados, fueran vistos como un producto exclusivo de nicho, orientado especialmente a algunas actividades como las de los científicos e ingenieros.

De todos modos, cuanto más evolucionaban los sistemas de PC, haciéndose más sofisticados y rápidos, con soporte para más discos y memoria, pantallas de mayor tamaño y calidad, redes locales, soporte para gráficos y sonido, los equipos con Unix quedaron estancados en segundo lugar.

Esta evolución llegó a tal punto que, a partir del siglo actual, gran cantidad de fabricantes de estaciones de trabajo comenzaron a instaurar la plataforma x86 con Windows en algunos de sus modelos más económicos, logrando así que el usuario acostumbrado al entorno de Windows ahora pudiera tener y operar sin complicaciones un workstation.

Aunque esto tuvo un impacto secundario impensado. Mientras comenzaban a fusionarse los conceptos de PC de alto rendimiento y workstation, del mismo modo empezaron a mezclarse, especialmente en el cerebro de los usuarios más inexpertos, encontrándose muchas veces en que no podían diferenciar uno de otro.

Lo cual se explica por el hecho de que en la actualidad gran parte de los componentes que encontramos en el interior de un workstation son prácticamente los mismos que los que encontramos en un PC, lo que se traduce en que cada vez haya menos diferencia de precios.

Efectivamente, muchos PCs de sobremesa orientados al segmento de gamers o montados por entusiastas tienen especificaciones que incluso pueden superar a las de algunas estaciones de trabajo.

Debido a que pueden ser usados en diferentes actividades, los workstations varían de forma inevitable en cuanto a sus especificaciones. No obstante, lo que cada estación de trabajo tendrá habitualmente es un potente procesador de alta gama y una poderosa cantidad de memoria RAM superior a la media.

¿Qué ventajas ofrece un PC Workstation?

Os detallamos alguna de las ventajas más importantes a la hora de comprar un PC Workstation 🙂

Un workstation ofrece fiabilidad

El punto central para ofrecer semejante potencia y estabilidad es, ante todo, la alta calidad de los componentes con la que se montan los workstations.

Ya sea en cuanto a almacenamiento o energía, el diseño de un workstation se parece más a un servidor que a un PC de sobremesa. Por ejemplo, con el fin de aumentar y asegurar la capacidad de procesamiento de datos, un workstation emplea controladores RAID de alto rendimiento. Aunque hay que saber, que tu mismo te puedes montar un PC a piezas con el mismo rendimiento o superior, en el caso que quieras hacer overclock a tu procesador y / o tarjeta gráfica.

Productividad continua

Los ordenadores workstation están pensados para perfiles como ingenieros, médicos, analistas financieros, arquitectos y más, cuya profesión precisa equipos eficientes y operativos en cualquier circunstancia durante todo el día.

Para darnos una idea de la importancia de estos equipos, se podría decir que hasta el científico más destacado se vería imposibilitado de progresar adecuadamente en su trabajo si utilizara un equipo informático con potencia insuficiente. Teniendo en cuenta que un workstation está construido con hardware más estable y resistente, las tareas que tenga que realizar un profesional serán completadas con mayor velocidad.

Asimismo, debido a la excelente calidad de sus componentes, un workstation goza de una vida útil mucho más prolongada que un PC tradicional, logrando con esto un ahorro de tiempo en las tareas diarias y resultados superiores a futuro.

Máximo nivel de potencia

Un workstation puede venir equipado con componentes específicos de servidor que garantizarán un inigualable grado de potencia que no puede ser ofrecido por un PC.

Estos componentes de hardware aseguran una disminución importante de tiempo al iniciar el equipo y para compilar los cálculos, por lo que la gestión de archivos de gran tamaño ya no es un inconveniente. En resumen, todos estos ahorros de tiempo, sumándolos anualmente, se convierten en muchos días para ingenieros, animadores 3D y todos los usuarios de estos equipos potentes.

Tarjetas gráficas para profesionales de la imagen

Simulación, animación 3D, realidad aumentada, imágenes médicas y aplicaciones gráficas intensivas. Para todos aquellos profesionales que trabajan con imágenes, poder contar con una tarjeta gráfica profesional es fundamental. Con el objetivo de perfeccionar la representación gráfica de los workstations es posible integrar tarjetas gráficas dedicadas. Es tal la potencia que ofrece un workstation que puede soportar hasta tres tarjetas gráficas y gestionar varias pantallas simultáneamente.

Diseñado y certificado para aplicaciones empresariales

Los ordenadores workstation son sometidos a estrictas pruebas de calidad y excelencia. Esta etapa en la fabricación de un workstation es una garantía de calidad con la que se obtiene una certificación ISV (Independent Software Vendor), la que certifica que cada usuario recibe un equipo optimizado para funcionar con las más importantes aplicaciones empresariales de los diferentes proveedores.

En pocas palabras, las ventajas de una estación de trabajo sobre un PC son muchas:

  • Fiabilidad extrema
  • Mayor potencia de cálculo
  • Potentes recursos gráficos
  • Máquinas personalizadas según la actividad
  • Ahorro de tiempo en tareas diarias
  • Aplicaciones de negocio con certificación ISV

Diferencias entre un workstation y un PC

Los workstations más avanzados están configurados para gestionar mayores cargas de procesamiento con un rendimiento más estable y rápido que un PC de sobremesa básico. Para tomar dimensión de esta diferencia en rendimiento, podríamos hacer una analogía con un coche deportivo y un coche de ciudad. Los dos coches comparten varios componentes en común, pero el primero es más rápido y poderoso que el segundo.

Características que transforman a un PC de sobremesa en un ordenador workstation:

  1. Memoria de códigos de corrección de errores (ECC RAM): corrige errores para evitar caídas y tiempos de inactividad del sistema.
  2. Múltiples núcleos de procesamiento: posibilita el procesamiento de más datos que con un ordenador estándar.
  3. Matriz redundante de discos independientes (RAID): ofrece mayor seguridad al almacenar los datos en varios discos duros internos.
  4. Unidades de estado sólido (SSD): brindan más velocidad y seguridad que las unidades de disco duro estándar.
  5. Unidad de procesamiento gráfico (GPU): cuenta con gran optimización para reducir la carga de trabajo de la CPU, con lo que se mantiene una alta velocidad.

A pesar de que en un primer momento hay que gastar más dinero si se elige un workstation, lo cierto es que a largo plazo se ahorra dinero gracias a las ventajas de estas especificaciones.

En cuanto a forma y algunas propiedades técnicas, existen varias semejanzas entre un PC y un workstation. Pero si se observa más a fondo, en los detalles se encuentran sus diferencias.

Los PC se fabrican con la mente puesta en el consumidor final, por lo que ofrecen una calidad, funcionalidad y precio basados en satisfacer a los usuarios. Del otro lado, los workstations se desarrollan de acuerdo a las exigencias de la empresa. Debido a una estricta selección de componentes de calidad superior, sobre todo diseñados para actividades específicas, se brinda al usuario un sistema optimizado orientado a sus exigencias.

Considerando que un workstation incluye software específico para estas actividades y un hardware optimizado para ellas, es necesario elegir minuciosamente el procesador y la tarjeta gráfica. A su vez, para obtener la mejor comunicación entre memoria, disco rígido y tarjeta gráfica, se deben elegir los mejores componentes.

Diferencias entre un workstation y un ordenador gamer

El punto en común entre un workstation y un ordenador gamer se encuentra en las mayores capacidades de procesamiento y calidad audiovisual. Sin embargo, las diferencias comienzan a ser visibles en muchas otras prestaciones como el rendimiento.

Así como un ordenador gamer, un workstation también proporciona un mayor rendimiento comparado a las máquinas comunes, por lo que ambos equipos pueden ser usados tanto para el trabajo como para jugar. Sin embargo, ¿Es mejor invertir en un workstation o en un ordenador gamer?

Con el objetivo de tomar la decisión apropiada, es necesario hacer un análisis de una serie de elementos, aunque ya adelantamos que el workstation logra una ventaja con respecto al ordenador gamer.

Los workstations suelen implementarse en sectores profesionales que necesitan una alta capacidad de procesamiento y ejecución de softwares específicos para diferentes áreas. Los ordenadores fabricados para jugar también se enfocan a una calidad audiovisual superior y muy buena capacidad de procesamiento. De todos modos, estas características no necesitan ser tan potentes como en un workstation.

Esto se traduce en que un ordenador gamer sea más accesible en cuanto a precio. Por consiguiente, puede ser normal que algunos compradores se inclinen por comprar un ordenador gamer en lugar de un workstation, ya que piensan que pueden obtener un alto rendimiento para jugar como para trabajar, por menos dinero.

Aunque esta no siempre es la decisión más acertada. En realidad, un ordenador workstation puede trabajar ofreciendo el más alto rendimiento, tomando en consideración las dos necesidades del usuario: entretenimiento y trabajo. Aunque no es posible con un ordenador gamer, ya que cubrirá todas las necesidades con relación a los juegos o uso cotidiano, aunque no se garantiza que pueda rendir de la misma manera para cálculos intensivos.

Sencillamente, la diferencia entre un workstation y un ordenador gamer se centra en los componentes que incluyen y la capacidad de refrigeración.

Podemos montar un Workstation a piezas con componentes de calidad. Dará el mismo o mayor rendimiento.

Procesador

Mientras que los ordenadores para gaming acostumbran a depender de procesadores de cuatro u ocho núcleos, las estaciones de trabajo pueden necesitar hasta más de 36 núcleos. Aquí radica la diferencia de potencia y velocidad entre estos dos equipos.

Como ya se puede suponer, los procesadores de los workstations superan el rendimiento de los procesadores de un ordenador gamer, por lo que traspasan estos límites y es extraño encontrar un procesador de workstation en un ordenador para gaming.

Tarjeta gráfica

Obviamente, la GPU es el componente central en un PC gaming, pero también es de suma importancia en un workstation que sea utilizado para tareas que precisan bastantes recursos como lo son la edición de fotos y vídeos, el modelado 3D, y otras tareas avanzadas.

La diferencia con las tarjetas gráficas para un ordenador gamer es que una GPU para workstation incluye más memoria gráfica, un amplio ancho de banda y una alta potencia de procesamiento; de igual forma, vienen listas para soportar software pesado. Aunque como hemos podido comprobar, una GTX 1080 o una RTX 2070 hacen una función ideal para estas tareas a nivel semi-profesional (youtuber / creadores de contenido) para 3 – 4 vídeos semanales. Si necesitas hacer algo a nivel profesional, mejor optar por una Nvidia Quadro.

Memoria RAM

Siempre surgen dudas sobre cuánto es necesario tener de memoria RAM en un workstation. Cuanta más memoria, más tareas en simultáneo podrá llevar a cabo un workstation, por lo que se aconseja instalarle como mínimo 16 GB de RAM, y subir la capacidad si se realizarán tareas más exigentes como edición de vídeo o simulación 3D, por ejemplo.

Por su parte, no es necesaria demasiada memoria en un ordenador gamer. Con unos 16 GB de RAM será suficiente para ejecutar los mejores juegos, sin olvidar que con más memoria no se verán grandes cambios en el rendimiento. Depende del uso que le demos a nuestro Workstation o PC necesitaremos más o menos potencia.

Almacenamiento

Un workstation se inclina por las unidades SSD, ya que ofrecen una alta velocidad para almacenar los datos, con lo que se descarta muchas veces el uso de discos duros. En caso de que se necesiten almacenar grandes cantidades de datos, entonces sí sería una buena opción la instalación de discos duros.

Si lo comparamos con un PC gaming, no encontraremos muchas diferencias, solo que las unidades de un workstation suelen tener mayor capacidad y mayores velocidades, al menos los discos duros.

Placa base

No se observan demasiadas diferencias al comparar una placa base de workstation con una de PC gaming de gama de entrada, salvo porque es posible utilizar un chipset especial y un conector diseñado para los procesadores de máximo rendimiento. No obstante, también es posible elegir placas base con memoria RAM o ranuras PCIe adicionales en caso de que sea necesario para algunas tareas.

Diferencias entre un workstation y un servidor

Un servidor es un ordenador que lleva a cabo servicios para clientes conectados dentro de la arquitectura cliente-servidor. Incluso puede ser un sistema informático cuya función principal es la ejecución de una aplicación de servidor específica. Asimismo, un servidor puede usarse para servir aplicaciones a los usuarios en una intranet.

Por su parte, un workstation es un ordenador personal que se utiliza para aplicaciones de alta gama como diseño gráfico, edición de vídeo, diseño 3D, diseño CAD u otros programas que exigen mucha CPU y RAM.

Un workstation suele ser vendido a usuarios profesionales y empresas, mientras que el servidor es principalmente un dispositivo de utilidad. Los sistemas operativos más populares para servidores son Linux, FreeBSD y Solaris, mientras que los workstations se ejecutan en UNIX.

Workstation recomendados

HP Z4 G4 3,60 GHz Intel Xeon W-2123 Negro Torre Puesto de Trabajo - Ordenador de sobremesa (3,60 GHz, Intel Xeon, 16 GB, 1000 GB, DVD-RW, Windows 10 Pro for Workstations)
  • La estación de trabajo de rendimiento de HP más vendida
  • Funcionalidad rica en características
  • Las estaciones de trabajo más seguras de HP

Última actualización el 2019-04-25

Última actualización el 2019-04-25

Última actualización el 2019-04-25

Conclusión sobre los workstations

Los workstations están orientados para realizar tareas informáticas exigentes, y suelen ser elegidos por un amplio abanico de profesionales de distintos sectores. De forma general, está basado en un hardware mucho más potente y optimizado que el que necesita un PC de juegos.

Quizá el incentivo más destacado para comprar un workstation sea principalmente el rendimiento, teniendo en cuenta que a pesar de su elevado precio, a largo plazo habrá ahorrado mucho tiempo y mayor eficacia en las tareas.

En caso de que todavía no te decidas a comprar un workstation de última generación, piensa en el costo que supone el mantenimiento y reparación de un ordenador obsoleto, por no mencionar el tiempo que toma cargar los procesos, lo que podría generar una molestia e incomodidad en los empleados.

Tal vez invertir en un workstation pueda parecer una inversión fuerte que no convence, pero si se analiza detenidamente y se hace la comparación con los gastos que genera el mantenimiento de un sistema antiguo o el tiempo que se gana haciendo las tareas con mayor velocidad y seguridad, las ventajas son mucho más amplias que el precio a pagar. Todo esto desde el punto empresarial, desde el usuario normal es mejor un PC normal e ir actualizándolo cada vez que necesites más potencia.

Miguel Ángel Navas

Amante de la informática, los smartphones y la tecnología en general. Técnico superior en Administración de sistemas informáticos y redes, y un reviewer sin pelos en la lengua. Cualquier duda o cuestión aquí me tenéis.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
  • Nano Kanpro

    Yo he tenido una Quadro M4000 y la verdad, es que ahora con una GTX 1080 Ti estoy super contento.

    • Claro, yo le monté a RunbenGuo una 1080 para renderizar video y me llamaron loco. Para uso esporádicos como puede ser en Youtube, va sobrado. En caso de que sea algo super profesional, 24/7 las quadro salen a cuenta. Pero también el precio se dispara…

      • Nano Kanpro

        bueno, yo no soy youtuber.. Pero tampoco trabajo en una empresa.. Realizo videos corporativos, etc..

Quizás te interese:

Cerrar
Botón volver arriba