Procesadores

Cuando hacer overclock a un procesador o una tarjeta gráfica

Si no estás familiarizado, el overclock es el proceso de configurar la velocidad de reloj de la CPU más alta para que aumente su rendimiento. El overclock es una forma común de mejorar el rendimiento del equipo para usuarios serios, pero también conlleva su parte de riesgos, especialmente para los novatos. En este artículo os explicamos si merece la pena overclockear la CPU y la tarjeta gráfica, y cuando deberías hacerlo.

Cuando hacer overclock, todo lo que debes considerar antes de hacerlo

Cuando hacer overclock a un procesador o una tarjeta gráfica

El tema típico para el overclocking es el procesador principal, pero la tarjeta gráfica también se puede overclockear para aumentar el procesamiento de gráficos, al igual que la memoria RAM. No hay una sola regla sobre qué tan rápido se puede acelerar un procesador, pues cada overclock producirá resultados diferentes, y eso puede dificultar la decisión sobre si te conviene el overclock. La respuesta es que sí y que no.

Te recomendamos la lectura de nuestro artículo sobre Qué es una unidad SSD y cómo funciona

El overclock puede llevar mucho tiempo y ser costoso, especialmente si tienes poca experiencia con los ajustes de tu PC. Además de cambiar su multiplicador, es posible que también debas alterar la configuración de voltaje, las velocidades de rotación del ventilador y otros elementos fundamentales importantes y frágiles. Entonces ¿necesitas overclockear?

Los procesadores overclockeados a menudo se asocian con los juegos más fluidos, pero aquí hay una disparidad con la realidad. Acelerar la CPU puede no hacer mucho por tu experiencia de juego. Ayudará a que los programas particularmente exigentes se ejecuten más rápido, pero probablemente no notarás el efecto en los juegos. Si tu máquina es lo suficientemente nueva como para ejecutar los últimos títulos, es probable que tu CPU ya sea suficiente. Por otra parte, el overclocking de la tarjeta gráfica puede ser una opción más interesante de cara a obtener mejores gráficos de manera más confiable.

Es más probable que el overclocking de la CPU ayude a ejecutar programas avanzados de imágenes en 3D, aplicaciones profesionales de edición de video y software similar. ¿Cuántos usuarios hacen overclock porque realmente lo necesitan? Relativamente pocos. La mayoría de los usuarios aplican overclock a sus PC porque pueden, y porque después, pueden presumir de ello. Es una manera de juguetear con su PC y obtener más con unas pocas herramientas simples, y eso atrae a muchos aficionados.

El overclock nunca es gratis

Sin embargo, esto también invita al principal problema del overclock: el uso excesivo. No puedes darle esteroides a tu PC sin algunos inconvenientes. Un procesador overclockeado consumirá más energía, producirá mucho más calor y eventualmente se desgastará más rápidamente. Puede que te cueste más dinero hacer overclock a largo plazo, y anulará cualquier garantía que pueda tener tu CPU.

Cuando hacer overclock a un procesador o una tarjeta gráfica

Los multiplicadores son fáciles de configurar, pero los procesadores también son fáciles de freír, hay un dar y recibir. Un poco de overclock, digamos un aumento del 10%, no es difícil de implementar y no forzará mucho tu procesador, pero los efectos también pueden ser decepcionantes. Por el contrario, agregar varios cientos de megahercios es común, y evita la zona de peligro para la mayoría de los PC. Pero aumentar la velocidad en mayor medida, digamos, 1 GHz, es otro juego de pelota que requiere refrigeración adicional y posiblemente nuevas fuentes de alimentación. Es posible, pero no aconsejable para la mayoría de los usuarios.

Entonces me conviene hacer overclock o no

Lo más importante es que el proceso de overclock depende de cuánto tiempo estés dispuesto a dedicar a hacerlo de la manera correcta. Puedes realizar un procedimiento de overclock rápido y con solo descargar el software de testeo correcto y cambiar algunas configuraciones, pero esto causará más problemas de los que vale la pena.

Un overclock adecuado y seguro requerirá una investigación previa, y tal vez pedir algunas piezas adicionales, como el disipador. Después del trabajo de preparación, debes comenzar a implementar pruebas básicas, descargar la prueba de esfuerzo correcta y realizar las modificaciones de la CPU; estos son pasos relativamente rápidos que pueden durar aproximadamente una hora. Pero realizar la prueba de esfuerzo, que debe hacer después de cada alteración, debería tomar algunas horas, ya que controla la temperatura y la actividad para determinar la estabilidad. A menudo, esto puede tomar un par de días de retoques para hacerlo bien, lo que puede ser demasiado largo para la mayoría de los usuarios. Por otro lado, si eres un aficionado, pasar un par de fines de semana en un proyecto de overclocking puede parecer divertido.

Como conclusión final podemos decir que si puedes manejar el elemento de incertidumbre, las pruebas necesarias para la estabilización y los retoques con las partes más elementales de tu PC, el overclocking está a tu alcance. Si realmente no tienes dinero para gastar, las herramientas de overclocking correctas o la voluntad de profundizar en la administración de hardware, el overclocking no es para ti. Si bien es más fácil que nunca, y ya no es particularmente arriesgado, requiere un buen conocimiento y mucha paciencia.

TE RECOMENDAMOS
No se esperan procesadores Intel a 10 nm hasta al menos dentro de un año

Con esto finaliza nuestro artículo sobre si necesito hacer overclock a un procesador y si merece la pena hacerlo o no. Recuerda que puedes compartirlo con tus amigos en las redes sociales para que pueda ayudar a más usuarios que lo necesitan.

Fuente
technologydunia

Juan Gomar

Soy un apasionado de la tecnología en general pero principalmente de la informática y los videojuegos.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com