Tutoriales

Cómo cambiar los servidores DNS en macOS (Paso a paso)

Muy pocos usuarios prestan atención a aspectos como la configuración DNS sin embargo, contar con la configuración adecuada de los servidores DNS en nuestros equipos Mac es esencial para navegar por internet, ya sea visitando tu página web favorita, ya sea para acceder a un servidor remoto. Por ello hoy en Profesional Review te vamos a explicar cómo cambiar de forma sencilla los servidores DNS en macOS.

¿ Qué es eso del DNS ?

Los usuarios más avanzados dominan a la perfección el tema de los servidores DNS sin embargo, para los que somos más “domésticos”, es una cuestión en la que no solemos entrar, así que antes de nada es esencial comprender qué significa.

DNS son una siglas que se corresponden con Domain Name Server y su función básica es la de traducir las direcciones IP formadas por números a dominios que resultan fáciles de leer por los usuarios.

Los equipos Mac hacen uso de DNS desde DHCP o desde un router Wi-fi, y la gran mayoría de proveedores ofrecen sus servidores DNS propios sin embargo, muchos usuarios prefieren modificar los servidores DNS en macOS para solucionar algunos problemas (por ejemplo, páginas que tardan una eternidad en cargar) o simplemente para obtener un rendimiento mejor. Veamos cómo hacerlo

Modificar los servidores DNS en Mac

Para modificar los servidores DNS en un ordenador de Apple con OS X o macOS (el procedimiento es el mismo), simplemente deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Pulsa sobre el icono de la manzana  que verás en el extremo izquierdo de la barra de menú.
  2. Selecciona la opción “Preferencias del sistema”. Opcionalmente también podrás acceder a esta sección de tu Mac desde el Launchpad o desde el Dock, si tienes las preferencias ahí ancladas.
  3. En el panel de Preferencias del Sistema, selecciona la opción “Red”.
  4. Ahora, en el panel izquierdo, selecciona la interfaz de red sobre la cual deseas realizar las modificaciones DNS. Puede ser una red Wi-Fi como la que ves seleccionada en la siguiente imagen, o una conexión Ethernet, etcétera.
  5. A continuación, pulsa en la opción “Avanzado” que verás en la parte inferior derecha.
  6. Ahora se abrirá una nueva ventana. En la parte superior encontrarás varias pestañas, selecciona la que dice DNS y a continuación, realiza alguna de las siguientes opciones según lo desees:
    • Pulsa sobre el botón identificado con un signo “+” si lo que quieres es agregar un nuevo servidor DNS.
    • Pulsa dos veces sobre la dirección IP del DNS si lo que deseas es modificar un servidor DNS ya existente.
    • Y si lo que deseas es eliminar un servidor DNS, simplemente selecciona una dirección IP del servidor DNS y pulsa sobre el botón identificado con un símbolo “-“.
  7. Para que los cambios se guarden y apliquen, no olvides pulsar el botón “Aceptar” que ves en la parte inferior derecha de la ventana.
TE RECOMENDAMOS
Google Drive: trucos y consejos para organizarte en tu dia a dia

Los usuarios más avanzados también disponen de otra vía para modificar los servidores DNS en un equipo Mac, esto es a través del “Terminal” y de comandos y subcomandos sin embargo, se trata de una fórmula más técnica que hacerlo a través del panel de “Preferencias del Sistema”, además de que es necesario conocer tales comandos. Así que mejor nos quedaremos con la opción más lenta, pero también mucho más sencilla para el común de los usuarios.

Te recomendamos la lectura de los servidores DNS públicos y gratuitos

Un último consejo: no olvides que primero se accederás a los servidores DNS que están situados en la parte más alta de la lista (en la imagen anterior, el que acaba en “.65”), motivo por el cual te aconsejamos situar los mejores servidores en el lugar más alto de la lista, porque así vas a disfrutar de unos resultados mucho mejores.

José Alfocea

Siempre con ganas de aprender, me encanta todo lo relacionado con la Historia, el Arte o el Periodismo y especialmente, las nuevas tecnologías y su vinculación con el sector educativo y la educación. Soy un apasionado de Apple y de la comunicación, y por eso estoy aquí