Portátiles y ordenadoresSistemas operativos

Ordenador sin sistema operativo: pros y contras

Un ordenador sin sistema operativo no es tan frecuente en el mercado como los que ya vienen con el sistema operativo Windows preinstalado, o con otros sistemas operativos. Sin embargo, los hay, y cada vez se ven más marcas y modelos que apuestan por este método. Pero, si estás dudando en comprar o no uno de estos equipos sin SO, aquí tienes todo lo que debes saber.

Ventajas de un ordenador sin sistema operativo

ventajas

Algunas de las ventajas de comprar un ordenador sin sistema operativo son las siguientes:

  • Más económico: los ordenadores sin sistema operativo suelen ser más económicos comparados con el mismo modelo que sí lo lleva. Esto es porque te estás ahorrando la licencia del sistema operativo (si es de pago) y también la mano de obra necesaria para instalar estos sistemas operativos en los equipos. Por tanto, si buscas algo bueno y que te salga algo más económico, uno de estos equipos puede ser una buena elección.
  • Mejor para usuarios avanzados: es lo mejor para ellos porque así pueden elegir el sistema operativo que instalan. Por ejemplo, optar por una versión Pro o Server de algún sistema operativo, configurar el particionamiento a gusto, instalar una versión de 32-bits en vez de 64-bits por cualquier cuestión de compatibilidad, etc. Además, si ya cuentas con una licencia de otro sistema operativo por el que has pagado, no te gustará tener que volver a pagar por la licencia OEM incluida en el precio de los equipos.
  • Sin bloatware: muchos equipos con el sistema operativo presinstalado no solo instalan el sistema operativo y los controladores, también software adicional de la propia compañía que vende el equipo, o de terceros. Estos programas a vece son molestos, ocupan espacio en el disco duro y pueden llegar a tener código bastante intrusivo. Incluso se ha detectado malware en algunos casos, y suelen ser bastante persistentes y difíciles de instalar, ya que vienen con el sistema preinstalado e incluso si restauras el sistema seguirá estando allí.
  • Libertad: no hay que olvidar la libertad que aportan los equipos sin sistema operativo, ya que te permiten elegir el que quieras, sin ataduras. Por ejemplo, esto es especialmente bueno para los que usan sistemas operativos diferentes a Windows, que no tienen que pagar por este sistema para luego terminar eliminándolo el primer día para instalar GNU/Linux, Solaris, FreeBSD, Android x86, o el sistema que sea.

Antes de terminar con este apartado, me gustaría hacer la distinción entre los No-OS, o sin sistema operativo, y los FreeOS y FreeDOS. Son diferentes conceptos:

  • No-OS: es la etiqueta que usan muchos fabricantes de equipos de marca para designar a los que no tienen ningún sistema operativo presente en el equipo, para que tú tengas que instalarlo desde cero el primer día si quieres usarlo.
  • Free OS: suelen referirse a sistemas operativos gratuitos. Por ejemplo, algunos ASUS suelen instalar una distribución Linux básica y gratuita que podrás dejar o sustituir por otro sistema operativo.
  • FreeDOS: se trata de un sistema operativo tipo DOS de código abierto y gratuito con el que podrás hacer operaciones muy básicas desde su interfaz de línea de comandos, pero que solo está ahí mientras se instala el sistema operativo que finalmente comandará el equipo.

Desventajas de un ordenador sin sistema operativo

Por último, también es importante destacar las desventajas de este tipo de ordenadores sin sistema operativo:

  • Uso: no lo podrás usar de forma inmediata cuando compres el equipo, sino que tendrás que realizar una serie de tareas previas para dejarlo funcional.
  • Trabajo: necesita invertir más tiempo y trabajo en él para poder instalarle el sistema operativo y dejarlo todo listo para usarse. Esto implica dedicar al menos algunas horas para dejar listo el sistema operativo con los controladores y el software que vas a usar.
  • Licencias OEM: en ocasiones las licencias OEM que van incluidas en el precio de estos equipos suelen ser más baratas que comprar una licencia por tu cuenta del sistema operativo. Por tanto, si vas a instalar Windows y aún no tienes licencia, quizás la mejor opción sea adquirir un producto con sistema operativo preinstalado.
  • No apto para principiantes: puesto que necesita de unos conocimientos básicos para poder formatear, crear las particiones del disco duro y para la instalación del sistema operativo, así como los controladores, etc.
  • Sin sistema de recuperación: muchos fabricantes de equipos incluyen una partición oculta con un software de recuperación que no tendrás si instalas tu el sistema operativo. Esta partición y su contenido sirven para recuperar los valores de fábrica si el sistema operativo se rompe o le ocurre algo. Esto puede aportar tranquilidad y facilidad para muchos. Pero al no tener el sistema preinstalado tampoco tendrás este servicio, por lo que tendrás que implementar tú mismo las medidas de seguridad y recuperación oportunas.

¡Recuerda que puedes conseguir licencias de Windows 11 barato a precio 10 veces inferior al oficial de Microsoft! Así, aprovecharás tu ordenador sin sistema operativo al máximo.

¿Con cuál te quedarías? ¿Sin o con? No olvides comentar…

Isaac Romero Torres

Más de una década trabajando en el ámbito de la investigación sobre arquitecturas y microarquitecturas de CPUs, de la electrónica, la lógica digital, de los sistemas operativos Unix (con los que trabajé como asesor para algunas empresas), programación de MCUs, PLCs, hacking, etc.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba