Reviews

Gigabyte G32QC Review en Español (Análisis completo)

Por si fuera poco el trabajo que ya hace la división gaming AORUS, Gigabyte también ha lanzado el nuevo monitor gaming Gigabyte G32QC. Este modelo que analizaremos es el de mayores prestaciones del fabricante, reuniendo toda la tecnología detrás de un panel VA curvo 1500R QHD de 165 Hz y 1 ms de respuesta.

El fabricante ha apostado por el pack completo de funcionalidades del firmware de AORUS en este panel de nada menos que 32 pulgadas, como son en Game Assist, Black Equalizer o el soporte para AMD FreeSync Premium Pro compatible con G-Sync. En definitiva, todo lo necesario para un jugador a nivel competitivo, así que veamos qué tal se comporta este monitor en el campo de batalla, ¡empecemos!

Pero antes, damos las gracias a Gigabyte por su confianza en nosotros al cedernos temporalmente este monitor para analizarlo en profundidad.

Gigabyte G32QC características técnicas

Gigabyte G32QC Características

Unboxing

Gigabyte G32QC Review

El fabricante nos ha preparado para la ocasión un envoltorio en forma de caja de cartón grueso de grandes dimensiones sin ningún ara para llevar. Claro que para mejorar la protección en el transporte del monitor Gigabyte G32QC se ha utilizado una segunda caja, también de cartón neutro como envoltorio capa interior. Esta última es la original del producto, la cual proporciona una imagen en forma de boceto del monitor así como sus principales características.

Tras abrirla por la parte superior, es turno de tenderla y sacar debidamente el monitor desglosado por piezas. Todas ellas junto a los accesorios están perfectamente acomodados en un doble molde de corcho de poliestireno expandido tipo sándwich. Es mejor hacerlo con la caja tendida, ya que al extraer el contenido vertical podrá abrirse este molde y provocar la rotura del monitor.

Gigabyte G32QC Review

El bundle final contiene los siguientes elementos:

  • Pantalla Gigabyte G32QC
  • Brazo de soporte
  • Base de apoyo
  • Fuente de alimentación externa
  • Cables con adaptador de enchufe europeo y británico
  • Cable HDMI
  • Cable DisplayPort
  • 4x Tornillos de montaje
  • Cable USB Type-B para datos
  • Manual de instrucciones y garantía

No nos podemos quejar desde luego, ya que es un bundle sumamente completo en el que tampoco faltan cables de vídeo de ambos tipos para disfrutar del monitor. También puede llamar la atención que la fuente de alimentación se ha sacado al exterior, esto será una ventaja en peso y calentamiento del monitor, aunque tendremos una petaca tirada por el suelo. El monitor no se ha acompañado de ningún tipo de informe de calibración previo.

Diseño del soporte y montaje

Gigabyte G32QC Review

En esta ocasión el monitor Gigabyte G32QC nos llegará desmontado en tres elementos distintos, que por supuesto serán la base, el soporte y la pantalla. Para efectuar el montaje, lo único que necesitaremos es un destornillador de estrella.

Al ser un monitor relativamente grande con 32 pulgadas, el fabricante ha dispuesto una base de considerable tamaño y en forma de “V”. Su construcción se basa en un chasis interior de metal que podemos ver si le damos la vuelta, y una carcasa superior de plástico negro rugoso dividida en dos partes. El acabado es bastante normalito, y no está por ejemplo al nivel del soporte de los AORUS, pero al menos es una base estable, amplia y que aporta seguridad.

Gigabyte G32QC Review

El elemento de fijación del soporte cuenta con cuatro pestañas de acoplamiento y el típico tornillo que podremos apretar directamente con nuestros dedos. Dicho brazo de soporte sigue la tendencia de la base, con un chasis metálico y carcasa de plástico bastante sencilla y poco ostentosa. En la parte inferior cuenta con un agujero para pasar los cables del Gigabyte G32QC, lo cual se agradece.

Aún con su diseño simple, el soporte ofrece movimiento de subida y bajada mediante un sistema hidráulico que funciona bastante bien, bastante suave y con buen recorrido. Finalmente para la fijación del panel de imagen, tenemos un soporte VESA de 100×100 mm estándar que podrá ser sustituido siempre que queramos por soportes universales multipantalla o cualquier otro. Para la fijación, usaremos los cuatro tornillos incluidos en el bundle. Nos hubiera gustado que el soporte nativo contara con fijación rápida como la mayoría de monitores gaming, aunque al menos así no tendrá holgura.

Aspecto final y diseño de la pantalla

Tras realizar el montaje, este será el aspecto final que tiene el Gigabyte G32QC. El fabricante ha hecho un buen trabajo en general, pero tanto en diseño como en acabados está un pasito por detrás de los monitores AORUS de altas prestaciones. Además de esta versión de 32 pulgadas, Gigabyte cuenta con un total de cuatro modelos ofreciendo prestaciones gaming en todos ellos en formato plano y curvo de 27 pulgadas.

Como mencionamos, es un monitor de 32 pulgadas en formato curvo, lo que genera unas dimensiones con soporte incluido de 71 cm de ancho, 55 cm de alto en la posición más baja y 24,5 cm de profundidad. La ausencia de fuente de alimentación integrada y el uso de plástico generan un peso bastante bajo de solo 7,8 kg, aunque luego comprobaréis que esta vez el peso no significa malas prestaciones.

 

En la vista general debemos destacar que la base de soporte sobresale bastante del monitor, algo que a muchos provocará incomodidad para alfombrillas o teclados. La profundidad requerida inevitablemente va a ser amplia, ya que la curvatura en este caso no es la típica de 1800R, sino más cerrada para conseguir mayor inmersión.

Algo que sí destaca del Gigabyte G32QC es la gran superficie útil que tenemos en la pantalla, ya que los marcos se han reducido lo máximo posible. La carcasa principal y de sujeción del panel se ha construido en plástico del mismo color principal, y sus marcos físicos tienen un grosor de solo 3 mm en las zonas laterales y superior. A eso se le suma el marco directamente integrado en el panel que suma 8 mm de grosor. Finalmente el marco inferior, también en plástico, será de 2 cm de grosor. Son los grosores propios de un monitor de 27”, así que en este apartado Gigabyte ha hecho un gran trabajo de optimización.

Gigabyte G32QC Review

En esta ocasión no contamos con sistema de iluminación integrado en el soporte ni tampoco en la parte trasera del monitor. Hubiera sido un buen detalle contar retroiluminación al ser una pantalla de 32 pulgadas, así que tendríamos que hacer uso de tiras externas para crear esta ambientación. El diseño de esta parte trasera está bastante optimizado, en general muy delgadito y algunos elementos estéticos como mera anécdota. Quizás lo más relevante sea el bajo peso del conjunto.

Al igual que el resto de equipos del fabricante, el mando del OSD se ha simplificado al máximo posible con la mera utilización de un joystick. Con su movimiento en las cuatro direcciones y pulsación central obtendremos todas las funciones de forma intuitiva y muy sencilla, y ni siquiera se ha necesitado un botón de encendido independiente. Luego veremos el OSD con más detalle.

Ergonomía aceptable

De esta forma llegamos al apartado de ergonomía del Gigabyte G32QC, que como buen monitor de gran tamaño, va a ser bastante escueta. El equipo es compatible con soportes VESA de 100×100 mm, lo cual vendrá genial para soportes universales multi-pantalla, por ejemplo para simuladores con varios monitores.

Pero las prestaciones del soporte nativo nos brindarán movimiento vertical en un rango de 10 cm gracias al sistema hidráulico integrado en él. No es un rango demasiado amplio, aunque entendemos que ya de por sí, es un brazo bastante largo y no son muchos los monitores de 32 pulgadas que incluyen uno de estos.

Además permitirá ajustar su orientación vertical, es decir, tiene libre el movimiento en el eje Y con 5o hacia abajo o 20o hacia arriba. De esta forma podremos ajustar la orientación del panel en función de la altura relativa de nuestra cabeza en él.

Para hacer el pack completo, nos ha faltado la posibilidad de giro en su base hacia los lados, que hubiera sido bastante útil en este monitor gran amplio. No podemos pedir mucho más, y está bastante bien para este formato.

Conectividad

Gigabyte G32QC Puertos

Seguimos todavía en la parte trasera del Gigabyte G32QC para conocer con más detalle los puertos y conexiones que tenemos en el monitor. Estos se encuentran ubicados en la parte central y mirando hacia abajo, como es habitual. Encontramos los siguiente:

  • 1x Display Port 1.2
  • 2x HDMI 2.0
  • 1x Jack de 3,5 mm para salida de audio
  • 1x USB 3.2 Gen1 Type-B para datos y software
  • 2x USB 3.2 Gen1 Type-A
  • Jack DC-IN de alimentación a 19V @ 4,74A
  • Ranura Kensington para candado universal (en la parte exterior)

Tenemos una conectividad bastante amplia en este monitor con hasta 3 salidas de vídeo y dos puertos USB para conectar periféricos, USB flash o incluso auriculares inalámbricos. Los datos viajarán desde el monitor hasta el PC por el cable USB-B, así que deberá estar conectado para hacerlos funcionar.

Con respecto a las entradas de vídeo, ambas soportarán de forma completa la potencia del monitor. HDMI 2.0 y DisplayPort 1.2 soportarán resolución 2560x1440p @240 Hz así que con 165 Hz en este caso irán sobrados. De igual forma, soportan contenido en HDR y tecnología de refresco AMD FreeSync, y finalmente la profundidad de color no serán un problema al ser de 8 bits.

Características de la pantalla

Gigabyte G32QC Review

Llegamos finalmente al apartado de características de Gigabyte G32QC en donde detallaremos lo mejor posible todo lo que este monitor tiene que mostrarnos. También repasaremos las principales tecnologías que Gigabyte/AORUS implementa en su firmware a disposición del jugador.

Este monitor cuenta con un panel de exactamente 31,5 pulgadas capaz de ofrecernos una resolución nativa QHD a 2560x1440p (2k) en un formato 16:9 estándar. Para ello se sirve de la tecnología LCD VA, una de las opciones todavía claves para los monitores curvos, que en este caso será 1500R. Se trata de una curvatura algo más cerrada de lo habitual, utilizada por algunos modelos de 27” pero que sepamos todavía ninguno de 32” como este. Esto permite mayor inmersión para el usuario y vendrá muy bien para setups de dos o tres monitores para simuladores de carreras.

Gigabyte G32QC Review

Con estas medidas, el pixel pitch del Gigabyte G32QC será de 0,2724×0,2724 mm dando así una densidad media bastante buena, cercana a los 100 ppp para crear una imagen bastante nítida y definida. Este panel entrega un excelente contraste de 3000:1 típico y 12M:1 dinámico, suministrando un brillo típico de 350 nits con picos de 400 nits al tener certificación DisplayHDR 400.

Como entrante no está nada mal, pero vayamos un poco más lejos citando sus características más orientadas as gaming. No es un VA cualquiera, ya que en él se ha implementado la tecnología de refresco dinámico AMD FreeSync Premium PRO, la de mayores prestaciones actualmente y compatible con Nvidia G-Sync tal y como demuestra el panel de control de nuestra GPU. Esta vez la frecuencia de refresco se eleva a 165 Hz, mientras que la velocidad de respuesta se sitúa en solo 1 ms MPRT, con tres modos distintos de Overdrive con los que más adelante evaluaremos si hay ghosting en la pantalla. No podemos olvidar que es Flicker-Free y Anti-Glare para asegurar una imagen fluida y eliminar los máximos reflejos posibles en la superficie exterior del panel.

Gigabyte G32QC Review

Junto a estas especificaciones, también disponemos de algunas otras relativas a la calidad de color, y aun siendo un monitor gaming, no pinta mal. El panel de 8 bits de profundidad de color ofrecerá una cobertura máxima del 95% DCI-P3, un espacio de color exigente y orientado a multimedia. De esta forma la cobertura de color absoluta en sRGB debería rondar el 124%. Finalmente sus ángulos de visión alcanzarán los 178o tanto en vertical como en horizontal, y en las capturas podemos ver que se ha comportado bastante bien, aunque tiene una leve pérdida de brillo en los ángulos laterales.

Otras características avanzadas del Gigabyte G32QC que podemos citar es su soporte para modos PiP (imagen en imagen) y PbP (imagen por imagen) para poder ver distintas fuentes de vídeo de forma simultánea en el mismo monitor. Esto puede ser útil tanto en gaming como diseño y trabajo, por si tenemos una cámara o una capturadora u otro equipo también conectados y deseamos ver las dos señales de imagen a la vez. Y a esto le sumamos las características que tienen otros monitores del fabricante especializadas en gaming:

  • OSD Sidekick: el software que extiende las propiedades del monitor para gestionarlo desde el sistema operativo.
  • AORUS Aim Stabilicer: reduce el desenfoque de movimiento para acciones de francotirador y juegos FPS.
  • Dashboard: que será capaz de monitorizar las propiedades y estado de nuestra CPU, GPU y DPI de nuestro ratón, siempre que tengamos el conector USB-B instalado y el controlador.
  • Black Equalizer: es un sistema mediante el cual el monitor detecta las zonas más oscuras en pantalla y las aclara automáticamente durante el juego.
  • Game Assist: una utilidad que permite colocar un minutero en la pantalla para el tiempo transcurrido, y un ajuste avanzado en la posición de la imagen.
  • Overdrive: No es una función propia, pero será importante para ajustar la velocidad de imagen y eliminar el ghosting.

Calibración y pruebas de color

Gigabyte G32QC Calibración

Vamos a analizar las características de calibración del Gigabyte G32QC, verificando que se cumplen los parámetros técnicos del fabricante. Para ello utilizaremos el colorímetro X-Rite Colormunki Display, y los programas gratuitos HCFR y DisplayCal III. Así mismo, verificaremos estas propiedades con el espacio de color sRGB y DCI-P3, realizando finalmente una calibración.

Flickering, Ghosting y otros artefactos

Hemos hecho uso de todas las funciones que este Gigabyte G32QC incluye para evaluar las prestaciones del panel viendo si hay artefactos de imagen con TestUFO. El test lo hemos configurado a 960 pixeles por segundo y una separación de 240 píxeles entre los UFO, siempre con el fondo de color Cian. Las imágenes tomadas se han realizado con un seguimiento de los UFO a la misma velocidad a la que aparecen en pantalla para así capturar la estela de ghosting que puedan dejar.

La cámara también introduce algo de desenfoque, así que no debemos tomar al pie de la letra lo que recoja el sensor, sino mucho más lo que perciban nuestros ojos.

Todas las pruebas realizadas se han realizado a 165 Hz, alternando entre los tres modos de Overdrive y con FreeSync desactivado en la última. En las dos primeras capturas en donde más Ghosting vemos, una indudable estela negra que correspondiente al modo calidad de imagen y estándar. En el tercer modo es donde menos estela vemos, que sería el Overdrive en modo velocidad, alguna aparece algo de ghosting con estela blanca tras el UFO de la fila inferior. Cuando desactivamos el FreeSync obtendremos una estela similar a la anterior. En este sentido, se nota que es un panel VA haciendo inevitable la aparición de la leve estela, lo que no ocurre en paneles IPS de altas prestaciones.

En cuanto al resto de fenómenos como flickering o tearing, no hemos notado nada durante las pruebas, y cabe reseñar que el ghosting durante los juegos tampoco lo hemos notado. Con la prueba de tiempo de respuesta de TestUFO se ha medido una respuesta de aproximadamente 5 ms MPRT, siendo superior a lo mostrado en las especificaciones.

Contraste y brillo

Para las pruebas de brillo del Gigabyte G32QC hemos utilizado el 100% de brillo en modo de imagen estándar.

Brillo Máx.ContrasteValor GammaTemperatura de colorNivel de negros
418 cd/m25092:12,126401K0,0820 cd/m2

Gigabyte G32QC Review

Aquí sí que demuestra el gran panel que es, con un impresionante contraste superior a 5000:1 al entregar brillo superior a 400 nits y una profundidad de negros espectacular interior a 0,1 nits. Por último, el valor gamma gira entorno al 2,2 considerado ideal en CRT, y la temperatura de color bien equilibrada cerca del punto D65.

Hemos medido la uniformidad de color optando por una rejilla de 5×3 en la que hemos obtenido una gran potencia en todas las regiones del panel. La mayor capacidad de muestra en el control del panel, y el valor más bajo lo encontramos en la esquina inferior izquierda rozando los 400 nits. Podemos ver que el Delta UL se mantiene por debajo de 2 en todas las regiones.

Espacio de color sRGB

Gigabyte G32QC sRGB

Centrándonos ya en el espacio de color sRGB, se están cumpliendo las expectativas al entregar una cobertura relativa de prácticamente el 100% y absoluta del 124%, justo como se mencionaba en las especificaciones.

Mirando la paleta de colores del espacio, se puede ver que la calibración es bastante buena, con un Delta E<2 pero no cumpliendo con los parámetros ideales del programa. En las gráficas registradas por HCFR se ve una curva de luminancia algo distante en la parte central que seguro se podrá perfeccionar con una calibración. Por otro lado el ajuste de negros y blancos, así como temperatura de color están muy bien optimizados.

Espacio de color DCI-P3

Gigabyte G32QC DCI-P3

En cuanto a DCI-P3, esta unidad de análisis no está llegando al 95% de cobertura prometida, quedándose en un buen 87,5% tanto relativo como absoluto. Esto se debe principalmente a que la saturación de verdes es mejorable en el panel. En Adobe RGB se está rozando el 80% de cobertura, que tampoco está nada mal aunque lejos de los paneles construidos especialmente para diseño.

La paleta de colores está un poco más desajustada en este espacio como se podría prever, entregando un Delta E de 2,08 que aún sigue siendo muy bueno para un gamer. En cualquier caso, es información no tan relevante para jugadores, y para ser un panel curvo VA de 165 Hz, son prestaciones más que dignas.

Calibración

Finalmente hemos procedido a realizar un perfilado y calibración del Gigabyte G32QC para ver si mejoramos esos resultados en los espacios de color. Estos son los nuevos valores.

Gigabyte G32QC Review

Desde luego que hemos mejorado, con un Delta E en sRGB del 0,5 con todas las barras perfectas y parámetros del programa en verde. Casi lo mismo ha ocurrido en DCI-P3, aunque aún hay colores que flojean un poco en saturación, pero es normal en una profundidad de 8 bits sin paleta FRC para ampliar la cobertura.

A continuación, os dejamos el fichero de calibración ICC para cargarlo en vuestro equipo si tenéis este monitor.

Menú OSD

Como es habitual en todos los monitores de Gigabyte/AORUS, el Gigabyte G32QC cuenta con un completísimo OSD que se puede extender con el software OSD Sidekick. Así que vemos lo sus opciones más interesantes a través de su joystick de 4 direcciones.

Gigabyte G32QC OSD

Tenemos cuatro menús rápidos que se activarán con las cuatro direcciones principales del espacio:

  • Arriba: Ecualizador de negros para configurar la sobreexposición en juegos excesivamente oscuros
  • Abajo: Selección del modo de imagen con 7 predefinidas y otras tres personalizables por el usuario.
  • Izquierda: Volumen del audio de salida para auriculares, ya que no tenemos altavoces integrados y tampoco entrada de micro con sistema de cancelación de ruido como los monitores AORUS
  • Derecha: Selección de la entrada de vídeo, entre HDMI y DisplayPort

Si pulsamos hacia dentro tendremos otros cuatro menús en las direcciones correspondientes:

  • Arriba: en menú principal de configuración del monitor
  • Abajo: apagar el monitor
  • Izquierda: activación y configuración del Dashboard
  • Derecha: menú Game Assist con soluciones orientadas al juego, pudiendo alinear la imagen, activar un contador de tiempo, tasas de refresco, punto de mira, y más.

Trasladándonos ya al menú principal, consta de 8 apartados, aunque el último simplemente es para resetear y volver a las opciones de fábrica. El primer apartado será bastante importante, ya que desde él tendremos posibilidad de tocar los parámetros básicos orientados a gaming, como Overdrive, FreeSync o el Ecualizador de Negros. Desde el segundo extenderemos la configuración de imagen a un total de 9 modos en los cuales podremos personalizar sus parámetros básicos como contraste, brillo, temperatura de color y más.

El tercer y cuarto apartado tienen que ver con la fuente de vídeo y los modos PIP y PBP disponibles en este monitor. Los dos restantes contienen parámetros básicos como el nivel de volumen de audio, personalización del OSD, lenguaje y un directorio para cargar ajustes predefinidos por el usuario.

Pasando al programa OSD Sidekick queda aún más clara esta forma de gestión de la imagen mediante perfiles. Tenemos un total de 7 modos, los mismos que en el OSD, para modificar todos los aspectos de imagen antes vistos de una forma más directa. Desde aquí podemos controlar también en Dashboard, PIP/PBP así como otros parámetros.

Tendremos incluso teclas de acceso rápido para controlar el monitor, ajustes generales como la entrada de vídeo o la activación del programa RGB Fusion para periféricos con iluminación. Es posible modificar los accesos rápidos del joystick a nuestro gusto y finalmente actualizar el firmware.

Experiencia de uso

Tras unos cuantos días de uso de este monitor Gigabyte G32QC para nuestro trabajo, reproducción de contenido multimedia y por supuesto probándolo en juegos, vamos a contaros más o menos nuestra experiencia.

Multimedia

Empecemos rápidamente con la experiencia multimedia, en la cual destacamos sobre todo esta notable curvatura 1500R que indudablemente nos permite una mayor inmersión. Ocurre especialmente cuando tenemos el monitor relativamente cerca (aunque no sea lo más sano) de nosotros a menos de 60 cm al sumergirnos por completo y ocupar todo nuestro campo de visión.

Las 32 pulgadas también se agradecen mucho en este aspecto, ya que mientras más grande, mejor experiencia, y aquí será una delicia. El hecho de tener una resolución 2K también facilita el contar con escalado bueno tanto si vemos películas en 4K como en Full HD. En él podremos conectar unos auriculares mediante Jack o directamente un headset USB inalámbrico al contar con puerto USB compatible con periféricos. Esto dará mucho juego, y al ser 3.0 no tendremos problemas en la imagen en tiempo real.

Juegos

Su principal fuerte serán los juegos como podemos entender con sus 165 Hz y de nuevo, la curvatura. Pero creemos que no para todos los juegos o más bien, no para todos los escenarios.

Al razón es simple, para gaming competitivo o e-sports FPS normalmente se utiliza una resolución Full HD y 27 pulgadas para controlar mejor toda la pantalla sin girar la cabeza y esto aquí no es del todo posible. La curvatura ayuda, pero las 32 pulgadas son demasiado amplias para mejorar la velocidad de reacción del jugador y nos daremos cuenta de que continuamente estamos moviendo la cabeza hacia las esquinas de la pantalla.

Por otro lado será una gran opción para simuladores, y con dos o tres de estos monitores tendremos una super cabina para vehículos o para juegos de aviación. Los 165 Hz jugarán a nuestro favor, aunque necesitaremos un potente hardware para mover tres pantallas 2K de forma fluida. Y por supuesto en donde más disfrutaremos este monitor será en juegos cuya principal cualidad es la calidad gráfica, más pausados como los de tipo RPG o ROL sacándole partido a la gran diagonal.

Habitualmente uso un monitor de 32 pulgadas, así que este modelo curvo solamente aumenta la experiencia en todos los sentidos por tener más fluidez y su curvatura. Aunque claro, se nota un poco el paso de 4K a 2K en determinados juegos.

Diseño

Y finalmente el apartado de diseño no es su gran cualidad, aunque la calibración de serie y la cobertura de color son válidas para aficionados siempre que no se dedique a maquetación nivel profesional.

En mi opinión, la curvatura aquí genera un efecto negativo, especialmente si nos dedicamos a crear modelos arquitectónicos o trabajos en DAC y BIM. La distorsión que genera el panel en la visión puede afectar a las proporciones y a las imágenes, así que para nosotros no es una opción factible.

Palabras finales y conclusión acerca del Gigabyte G32QC

Llegamos al final del análisis de este nuevo monitor de Gigabyte, el cual no está para nada lejos de lo que ofrecen sus hermanos los AORUS.

Quizás como diferencia principal podríamos comentar el apartado de diseño, notablemente más básico en este modelo al usar plástico como fuente visualmente en todas sus partes. A pesar de ser un monitor de 32” se ha mantenido un brazo hidráulico y un alto aprovechamiento de pantalla al ser los marcos muy delgado. Esto sin duda hace sumar enteros, aunque se hubiera redondeado añadiendo capacidad de giro al soporte.

En cuanto a las prestaciones gaming del panel, tenemos Freesync Premium Pro compatible con G-Sync, 165 Hz, una respuesta de 1 ms (que al final es un poco más), 2K y curvatura 1500R. Esto lo toda de gran versatilidad para muchos tipos de escenarios, especialmente para simuladores multipantalla y juegos en solitario. En todos los apartados cumple con las expectativas, aunque es cierto que en las pruebas ha aparecido algo de ghosting, que luego no parece haberse reproducido en los títulos probados.

Visita nuestra guía actualizada de los mejores monitores para PC del mercado

En el apartado relativo a las prestaciones de imagen tampoco nos ha defraudado, y el panel VA nos ofrece buena cobertura de color con el 100% sRGB, excelente uniformidad de brillo y más de 400 nits en toda la superficie. Incluso la calibración es muy buena en los espacios probados, donde una imagen nítida debido a su buena densidad de píxeles. Para ser un monitor gaming, no tenemos queja alguna, además está certificado con DisplayHDR 400.

El apartado de OSD, funciones e integración con Sidekick también están al nivel de los mejores monitores del fabricante. Su conectividad USB ofrece gran versatilidad, así como los distintos modos de imagen y la multitud funciones orientadas a gaming. En este aspecto luce como sus hermanos y es casi lo máximo que puede dar un monitor de estas características.

El Gigabyte G32QC está disponible actualmente por un precio de 449 euros. Para lo que está ofreciendo, es un precio bastante ajustado, ya que los AORUS curvos y 2K de 27” lo superan ampliamente, así como otros monitores de la competencia. Es una buena opción para disfrutar de juegos en amplia diagonal con la versatilidad de la resolución 2K.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ BUEN PACK DE PRESTACIONES GAMINGDISEÑO ALGO BÁSICO Y MUCHO PLÁSTICO
+ MARCOS DELGADOS Y OPCIÓN SÓLIDA PARA MULTI-PANTALLA Y SIMULADORESSIN ALTAVOCES INTEGRADOS

+ DISEÑO CURVO Y PANEL MUY AMPLIO DE 32”

+ COMPLETÍSIMO OSD, CON CONEXIONES USB Y SOFTWARE
+ AJUSTE DE CALIBRACIÓN, HDR Y 100 SRGB

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de oro:

Gigabyte G32QC

DISEÑO - 75%
PANEL - 89%
CALIBRACION - 87%
PEANA - 80%
MENU OSD - 91%
JUEGOS - 88%
PRECIO - 86%

85%

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar