Procesadores

Intel confirma que los procesadores Ice Lake Core con proceso de 10nm+ sucederán a la 8ª generación

Intel no descansa ningún momento en su batalla de CPUs contra AMD. La compañía ha anunciado hoy en un breve comunicado publicado en su portal web que está preparando los chips Ice Lake, que es la próxima plataforma para sus procesadores Core. Los nuevos procesadores Ice Lake usarán un método de fabricación que dará lugar a unos transistores aún más pequeños que antes.

Los chips Ice Lake serán los sucesores de los Cannonlake y estarán basados en un proceso de 10nm+

Intel Ice Lake 10nm

El 21 de agosto, Intel hablará de forma detallada sobre su octava generación de procesadores, también conocida como Cannonlake Core, que serán los primeros en contar con el proceso de 10nm que brinda aún más rendimiento al mismo tiempo que reduce el calor y requiere menos consumo energético. La compañía probablemente también hablará sobre los Ice Lake, que es la próxima plataforma que reemplazará a los chips de octava generación.

“La familia de procesadores Ice Lake sucederá a la octava generación de procesadores Intel Core. Estos procesadores usan la innovadora tecnología de fabricación de 10nm+”, señala Intel en su portal web.

Intel no especifica qué significa exactamente el símbolo “10nm+”, pero probablemente compartirá más detalles pronto.

Por otro lado, Intel también quiere asegurarse de que todo el mundo sepa que en breve lanzará unos potentes procesadores, razón por la cual ha querido advertir a todos los entusiastas de antemano, a pesar de no dar demasiados detalles. La compañía lanzará a lo largo de los próximos meses el resto de chips Core-X, incluyendo el Core i9-7980XE (que ronda los 2000 dólares), sobre todo en un intento por hacerle frente a AMD.

TE RECOMENDAMOS
Las CPUs de Intel son susceptibles a vulnerabilidades por USB

En el otro bando, AMD está lanzando su procesador Threadripper 1950X de 16 núcleos a un precio de 1000 dólares, que según la compañía es el “procesador más rápido del mundo para PCs”. Si bien Intel probablemente conserva la ventaja en las aplicaciones y juegos que dan prioridad al rendimiento single-core, el procesador Intel Core i9-7900X de la compañía, valorado en 1000 dólares, se esfuerza por mantener el rendimiento del Threadripper en la mayoría de los benchmarks.

Esta es probablemente la principal razón por la cual Intel está ansiosa por abandonar el proceso de fabricación de 14nm con el fin de adentrarse en la producción basada en los 10nm. En este sentido, la compañía también tiene la ventaja de poseer un enorme y avanzado departamento de investigación y desarrollo.

Fuente: Intel

Elvis Bucatariu

Viajero, fotógrafo, apasionado por la ciencia y la tecnología. Cada día trato de aprender algo nuevo.