HDMI: Toda la información y lo que necesitas saber

En la era de la tecnología prácticamente todo funciona en alta definición y el conector VGA es un puerto que para muchos está obsoleto y es un dinosaurio tecnológico. Sin embargo, el conector HDMI no se ha estancado y también ha evolucionado con el paso de los años, así que vamos a mostraros de forma efectiva cómo de relevante es.

Origen del conector HDMI

Con la aparición de la High Definition llegó la decadencia del puerto VGA (Video Graphic Array). Esto se debe a que anteriormente el monitor se comunicaba directamente con la gráfica de la placa base, mientras que ahora con tarjetas gráficas no integradas mucho más potentes éstas se conectan mediante un puerto High-Digital Multimedia Interface que apareció en 2002 para garantizar una mejor calidad de imagen.

HDMI: Todo lo que necesitas saber

Versiones HDMI

Una vez aclarado de dónde viene, veamos cuál ha sido su progreso. A lo largo de los años estos puertos se han implementado para las necesidades de las crecientes resoluciones de pantalla alcanzado actualmente un total de seis versiones.

  • HDMI 1.0: Presentada en 2002.
  • HDMI 1.1: Diciembre de 2002.
  • HDMI 1.2: Agosto de 2005.
  • HDMI 1.3: Junio de 2006.
  • HDMI 1.4: Junio de 2009.
  • HDMI 2.0: Septiembre de 2013.
  • HDMI 2.1: Enero de 2017.

conector hdmi

HDMI 1.0

Presentada en 2002, es la primera versión, y sentó las bases de un cambio generacional aún vigente. Este conector permite visualizar un monitor a Full HD 1080p y 60Hz (60 fotogramas por segundo). Además también realiza una comunicación de audio de 192 kHz/24-bit a una velocidad máxima de 4,9 Gbit/s.

HDMI 1.1

Diciembre de 2002. Supone la primera mejora a la versión original. A todos los elementos previamente citados se les añade soporte DVD Audio.

HDMI 1.2

Agosto de 2005. Otra mejora leve, esta vez con soporte para One Bit Audio usado en SACD (Super Audio CD).

HDMI 1.3

Junio de 2006. La velocidad de transferencia aumenta a 10,2 Gbit/s e incluyen Dolby TrueHD (audio multi-canal sin pérdida de calidad) y DTS-HD (audio multi-canal de Xperi Corporation). La resolución aumenta a 2048 x 1536 píxeles a 75 Hz (75 FPS) y el audio también asciende a los 768 KHz.

HDMI 1.4

Junio de 2009. Primer salto importante. Se pueden transferir datos vía cable Ethernet. Aumenta la resolución 1080p a dos variantes: 4K (3840 × 2160) y True 4K (4096 × 2160). Sin embargo en ambas resoluciones no pueden mantenerse a 60FPS y caen a los 30 y 24 fotogramas por segundo respectivamente. El conector soporta sistemas de Home Cinema directamente conectados a la TV y también transmisión de imagen 3D.

HDMI 2.0

Septiembre de 2013. La transferencia de datos aumenta de nuevo a 18 Gbit/s y los 4K alcanzan por fin los 60 FPS. Por su parte el audio sube a 1.536 KHz y 32 canales.

HDMI 2.1

Enero de 2017. Una vez más el ancho de banda se amplía, esta vez hasta 48 Gbit/s soportando hasta 10K (8K a 60 Hz y 4K a 120 Hz) y HD Ready dinámico. El cable transfiere de forma optimizada a dispositivos con puertos de versiones anteriores (2.0 y 1.4).

Un dato de interés es que desde 2012 quedó prohibido mencionar la versión de conector HDMI de los cables o terminales, debiendo en su lugar informar del tipo de funciones con las que son compatibles (HDR, 4K, True 4K, 3D…). No obstante aún podremos encontrar productos en los que los fabricantes además informan de la versión del producto.
conector hdmi
Imagen: HDMI.org

¿Cómo interactúan entre sí las versiones de HDMI?

Digamos que tenemos un reproductor multimedia para conectar a nuestra Smart TV. El HDMI de la TV es la versión 1.0 (1080p) y la del disco duro 2.0 (4K). Los conectamos mediante un cable 2.0 y ponemos a reproducir una película 4K en nuestro televisor Full HD.

Lo que ocurre es que aunque nuestra televisión sólo es Full HD y no 4K, los píxeles se agrupan de forma más precisa dado que tanto la película como el cable proveen de mayor cantidad de información. Esto significa que la imagen que veamos realmente puede ser algo más nítida que si se tratase de una película grabada en 1080p, pero hay pegas. Según el modelo de televisor puede costarle cierto trabajo procesar el volumen de datos por segundo que recibe y es posible que ocurran problemas de compresión (esas pequeñas congelaciones de pantallas o píxeles locos por algunos segundos en los fotogramas). Estaremos viendo “4K falsos”, pero aún así percibiremos más calidad de imagen.

Por el contrario puede darse el caso de poner esa misma película 4K en un televisor también 4K pero usando un conector con una versión HDMI anterior (1.3 por ejemplo). Lo que ocurre es que la calidad de imagen será buena, pero tampoco veremos 4K reales dado que la transferencia no lo permite y el televisor “se inventa” parte de la información en pantalla a raíz de los datos de los píxeles que sí recibe.

Tipos de conector HDMI

Una vez hemos comparado todas las versiones existentes hasta la fecha de los tipos de conector llega la hora de tratar el formato de los puertos. Esto significa que cuando compremos un cable no sólo deberemos mirar su versión, sino también el tipo de clavija. Aquí están las usadas actualmente:

conector hdmi

HDMI tipo A

El de toda la vida. Tiene 19 pines y unas dimensiones de 13.9 x 4.45mm. Este formato está en todas partes y la amplísima mayoría de dispositivos que cuentan con puerto HDMI traen este modelo.

HDMI tipo B

Los pines se amplían hasta 29 y aumenta ligeramente de tamaño hasta los 21.2 x 4.45mm.

HDMI tipo C

Versión Mini. Mantiene los 19 pines del tipo A, pero reduce su tamaño a 10.42 x 2.42mm.

HDMI tipo D

Versión Micro, también de 19 pines. Este puerto lo reconoceréis porque es muy usado en portátiles slim o cámaras dado que su tamaño de 6.4  x 2.8mm fue diseñado expresamente para que este tipo de dispositivos pudieran contar con un puerto HDMI.

HDMI tipo E

La única particularidad de este modelo es su capacidad para soportar temperaturas elevadas y constante movimiento sin perder calidad de conexión. Su uso es mayoritariamente para automovilística y maquinaria industrial.

Adaptadores

A menudo podemos encontrar que nuestro portátil, cámara y ordenador no tienen exactamente la misma versión de puerto que nuestro cable, lo cual despierta varias dudas. ¿Pierdo calidad de imagen o sonido? ¿El adaptador mantiene los parámetros y velocidad de ancho de banda? Pues bien, depende del adaptador que compremos y qué tipo de versiones soporte:

Cable adaptado

Ambos machos tienen formatos diferentes según nuestras necesidades. Uno tipo A y otro tipo C, D… Con este tipo de cables no hay que preocuparse de perder calidad, sólo debemos tener presente qué versión de HDMI tienen y cuál necesitamos.

Rebajas
AmazonBasics - Cable adaptador Mini HDMI a HDMI (estándar 2.0, vídeo 4K a 60 Hz, 2160p y 48 bit/px, compatible con Ethernet, 3D y ARC, 1,8 m)
Cable adaptador Mini HDMI a HDMI de gran velocidad, conectores tipo A a tipo C.; Compatible con Ethernet, 3D y retorno de audio (no requiere otros cables).
6,69 EUR
AmazonBasics - Cable micro-HDMI a HDMI, flexible, de 1,8 m
Combina vídeo y audio HD (hasta 2160p) en un cable para tu sistema de cine en casa; Funciona con banda ancha de hasta 18 GB/s y es retrocompatible con versiones anteriores

Última actualización el 2020-05-22

Adaptador multipuerto externo:

Es un dispositivo que tiene un puerto hembra y otro macho al que conectamos nuestro cable y de ahí al dispositivo en cuestión. Lo que debemos mirar en este tipo de casos es qué HDMI soportan (1080 o también resoluciones 4K o superior, 3D…)

Última actualización el 2020-05-22

Adaptador USB a HDMI

Un paso más allá se da cuando por ejemplo tenemos un disco duro externo con películas para ver en nuestra TV sin usar el puerto USB. Para estos casos encontramos los conectores híbridos de puerto que generalmente adaptan puertos USB tipo A, C, Mini, Micro etc a HDMI (generalmente tipo A).

Este tipo de adaptadores pueden encontrarse tanto como cable individual (USB tipo C a HDMI por ejemplo) como terminal multipuerto. La versión depende del adaptador, pero si queremos ver 4K reales deberemos recordar comprar la versión 2.0.

Última actualización el 2020-05-22

La cuestión del cable

Dado que cada fabricante establece sus propios parámetros no existe un estándar para la longitud apropiada de cables HDMI, pero lo que sí debéis saber es que cuanto mayor es su longitud más puede atenuarse su señal. El promedio está entre uno y dos metros, pero debéis saber que el máximo recomendado es de cinco metros.

Para paliar este tipo de problemas es común encontrar cables con un recubrimiento de un forro de fibra semirrígida. Esto es porque dichos cables están reforzados y no son sólo de plástico. La calidad del material y el proceso de fabricación define la longitud potencial del cable sin perder calidad y su resistencia a enredos.

El recubrimiento es importante dado que aísla la transmisión del cable HDMI, que es sensible a las señales electromagnéticas y pueden alterar su calidad o velocidad.

El grosor medio de los cables HDMI se mide en AWG (American Ware Gauge) y suele rondar un calibre entre 24 AWG y 28 AWG, que se traducen en 0.2 y 0.8mm respectivamente. Otros aspecto que mejora la conectividad y no reside sólo en los materiales o longitud del cable es que los pines de los puertos estén chapados en oro. Suponen un buen complemento a un cable de calidad y ayudan a optimizar la transmisión de datos.

Conclusiones sobre el conector HDMI

La mejora que estos puertos y cables trajeron a nuestras vidas fue brutal. La alta resolución ya no sólo posible en el cine sino en el entorno doméstico marcó un antes y un después en el mundo del entretenimiento y trabajo digital. Actualmente es prácticamente indispensable en nuestras vidas si somos sibaritas de la imagen, por lo que hay mucho que agradecerle.

En resumen y después de recorrer con nosotros el artículo estos son los puntos a destacar como conclusión final:

  • Prácticamente todos los dispositivos no aptos para el 4K probablemente cuenten con la versión 1.0 o 1.3 y tendrán puerto tipo A (el más común).
  • Cuando compremos un cable HDMI para nuestro monitor o TV debemos mirar no sólo el tipo de puerto que necesita, sino elegir la versión en función de su uso.
  • Para un monitor o televisor 2K o 4K, un cable de versión 1.4 en adelante debe ser nuestra elección para sacarles el máximo rendimiento posible.
  • La longitud del cable puede variar según el fabricante, pero generalmente oscila entre 1m y 3m.
  • Los adaptadores son un gran complemento, pero debemos leer con cuidado su compatibilidad y los hercios a los que trabaja.
  • Lo ideal es un cable de menos de dos metros con un recubrimiento grueso y no excesivamente flexible. El chapado en oro es un complemento opcional.

Te recomendamos la lectura de nuestras siguientes guías:

Sin nada más que añadir, esperamos que este artículo os haya resultado útil. Ante cualquier duda o anotación no dudéis en escribir en nuestra sección de comentarios. ¡Hasta la próxima!

Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar