HardwareTutoriales

Warehouse Scale Computing o WSC: qué es

Las necesidades de almacenamiento de las empresas y organizaciones siguen creciendo, al igual que la demanda de soluciones más rápidas y escalables. Las organizaciones están respondiendo mediante el uso de arquitecturas escalables que pueden soportar los requisitos de rendimiento, disponibilidad y resistencia de sus aplicaciones. Para lograr estos objetivos, la computación a escala de almacén (WSC) es un segmento del mercado en rápido crecimiento. La WSC integra recursos informáticos como procesadores, memoria y redes en un único sistema que también incluye el almacenamiento para crear un único clúster informático. En esta entrada del blog, exploraremos qué es la WSC y sus beneficios para las empresas.

Quizás también te puede interesar:

¿Qué es la Warehouse Scale Computing?

La Warehouse Scale Computing es el concepto de combinar los recursos informáticos y el almacenamiento en un único clúster de gran tamaño para que los usuarios puedan escalar el clúster según sea necesario. De este modo, se simplifica el proceso de escalar tanto la computación como el almacenamiento en respuesta al aumento de la demanda. El WSC puede implementarse como un único clúster que se amplía añadiendo nodos (de forma similar a la arquitectura de un centro de datos estándar), o puede implementarse como una arquitectura de escalado en la que cada nodo incluye tanto recursos informáticos como de almacenamiento. La arquitectura WSC más común es el modelo scale-out, ya que permite una escalabilidad más flexible y rentable que el modelo de clúster único.

Ventajas de WSC

En comparación con el alojamiento de aplicaciones en clusters tradicionales de un solo ordenador o de dos, la informática a escala de almacén ofrece claras ventajas. Las arquitecturas a escala de almacén tienden a ser más escalables, proporcionan mayor flexibilidad y ofrecen más opciones en términos de tecnología de almacenamiento.

  • Escalabilidad: la informática a escala de almacén permite una mayor escalabilidad. Esto es beneficioso porque permite a los usuarios aumentar rápida y fácilmente la cantidad de potencia de procesamiento o la capacidad de almacenamiento necesaria para gestionar un aumento repentino de las cargas de trabajo o de los datos.
  • Convergencia: Otra ventaja de la WSC es su capacidad para integrar los recursos de computación y almacenamiento en un único sistema. Esta convergencia simplifica el proceso de escalado de ambos recursos al reducir el número de sistemas físicos necesarios para dar soporte a sus aplicaciones.
  • Flexibilidad: Una tercera ventaja de WSC es su flexibilidad. Los sistemas informáticos a escala de almacén pueden escalarse en términos de potencia de procesamiento o capacidad de almacenamiento. Esta flexibilidad permite a las organizaciones optimizar el rendimiento y la escalabilidad en cada nivel del sistema.

Cuándo utilizar la WSC

HPC

La computación a escala de almacén es una buena opción para las organizaciones con necesidades de datos grandes y/o crecientes. Es especialmente útil para los entornos de nube híbrida, en los que las aplicaciones se alojan en una combinación de recursos informáticos locales y en la nube. La computación a escala de almacén también puede ser beneficiosa para las organizaciones que buscan una mayor eficiencia y agilidad. La WSC es una buena opción para las organizaciones que tienen varias aplicaciones que requieren una gran cantidad de potencia de cálculo, albergan datos que crecen rápidamente o necesitan integrar varios entornos informáticos. También puede ser una buena opción para las organizaciones que desean un mayor control sobre el hardware, el software y/o el entorno de alojamiento.

Tipos de soluciones de Warehouse Scale Computing

Existen dos soluciones principales de WSC:

  • Arquitectura de clúster único: con este enfoque, se aloja un clúster masivo con recursos de computación y almacenamiento ubicados en un único centro de datos. Las ventajas son la simplicidad, la escalabilidad y la rentabilidad. Sin embargo, este enfoque también puede crear desafíos en términos de latencia y disponibilidad.
  • Arquitectura de ampliación: con este enfoque, se alojan varios clústeres más pequeños con recursos informáticos y de almacenamiento ubicados en varios centros de datos. Los beneficios incluyen una mayor disponibilidad y un rendimiento más consistente. Las arquitecturas scale-out también proporcionan una mayor flexibilidad en términos de escalabilidad. Si una empresa elige una arquitectura scale-out, puede segmentar aún más esos clusters en pods más pequeños para crear una arquitectura híbrida. Las arquitecturas híbridas le permiten escalar sus recursos de forma más eficaz, al tiempo que mantienen una alta disponibilidad entre los pods.

¿Qué te ha parecido esta información sobre Warehouse Scale Computing? ¿Te ha parecido interesante? ¡No olvides dejar tu comentario!

Isaac Romero Torres

Más de una década trabajando en el ámbito de la investigación sobre arquitecturas y microarquitecturas de CPUs, de la electrónica, la lógica digital, de los sistemas operativos Unix (con los que trabajé como asesor para algunas empresas), programación de MCUs, PLCs, hacking, etc.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba