Tutoriales

Cómo sacarle el máximo partido a tu tóner de impresora

Hoy os enseñamos a cómo sacarle el máximo partido a tu tóner de impresora. Y es que ahorrar tóner es una de las mayores preocupaciones de los usuarios de impresoras láser.

Su reemplazo es algo que se busca retrasar lo máximo posible, pues el coste de los cartuchos de tóner es algo elevado. En este artículo daremos una visión básica sobre métodos de ahorro de tóner y distintas alternativas a tener en cuenta. ¡Quédate a leer y las veremos!

Cómo ahorrar tóner

Distintas maneras de ahorrar tóner fácilmente

Vamos con algunos pequeños gestos que pueden tener un impacto importante en el uso de tóner.

Sé austero y revisa lo que vas a imprimir

Aunque resulte evidente, muchos usuarios se centran en otras maneras de ahorrar tóner y se olvidan de lo importante que es la austeridad a la hora de imprimir.

Básicamente, es fundamental previsualizar lo que vas a imprimir antes de hacerlo, y plantearte si puedes eliminar cosas sin que afecte demasiado al contenido o la buena presentación del documento.

La clave está en hacerse una serie de preguntas antes de imprimir

  • ¿Puedes reducir la cantidad de imágenes del documento? Estas consumen muchísimo más tóner que el texto. No abuses de elementos gráficos innecesarios.
Hay plantillas de Word que abusan de los colores oscuros, por ejemplo esta los lleva de fondo. Si necesitas imprimir un documento que sea vistoso, intenta encontrar una plantilla que también sea llamativa pero sin abusar tanto del color.
  • ¿Estás usando un diseño demasiado sobrecargado en cuanto a colores y elementos decorativos? Plantéate reducirlos y tener una mayor cantidad de blanco en el documento.
  • ¿Es importante todo lo que vas a imprimir? Seguro que hay muchas veces en las que se puede evitar totalmente hacer una impresión. Por ejemplo para algo que puedas mantener sin problemas en un soporte digital, o que puedas entregar por correo en vez de hacerlo en papel. ¿De verdad necesitas una copia en papel de ese documento?
  • Si pegas contenido de un sitio web, ¿lo has hecho como imagen? Si has hecho capturas de pantalla, elimina todo lo innecesario u opta directamente por copiar el texto del sitio en vez de una imagen.

Imprime en blanco y negro para usar solo el tóner negro

Las impresoras de hoy en día suelen imprimir los colores negros bajo una mezcla de tóner negro y de color, lo que provoca un desgaste de estos últimos potencialmente indeseado, ya que aunque el color resultante sea de mejor calidad seguramente importe bastante poco a la hora de trabajar con documentos.

En esos casos, la recomendación que podemos hacer es que seleccionéis un modo que solo imprima con tóner negro. Típicamente, ese será el modo de impresión en blanco y negro, pero dependiendo de la impresora es muy probable que el de escala de grises también lo haga, o que simplemente cuente con un “modo monocolor” dedicado.

Recordad que la impresión en blanco y negro solo sirve para estos dos colores. Es decir, si vuestro documento tiene grises, se imprimirán puramente en negro o en blanco.

Por lo tanto, este modo es solo para documentos compuestos totalmente de blanco y negro, nunca ningún otro color, ni siquiera gris.

Con HP, tanto el modo de blanco y negro como el de escala de grises realizan la impresión únicamente con tóner negro, como indican ellos mismos.

En el caso de Brother, indican un proceso muy fácil para imprimir en este modo monocolor, que podéis comprobar aquí. No tenemos información para el caso de Epson.

De todas formas, si dudáis de si la impresora está usando estos cartuchos de color o no, probad a retirarlos y comprobad qué modos permiten imprimir sin ellos.

Haz menos apagados de la impresora

En las impresoras láser a color, durante su encendido se suele producir un proceso de mantenimiento que gasta un poco de tóner. Por ello, lo recomendable es apagar la impresora con menos frecuencia. Por ejemplo, dejarla encendida durante todo el día si se va a utilizar varias veces a lo largo del mismo.

Según se indica en la Red, esto no es así en las impresoras láser monocromáticas.

Plantéate reducir la calidad de impresión

Si lo que vas a imprimir no es crítico en cuanto a calidad, puedes reducir su calidad mediante opciones como el modo borrador.

Dichas opciones se encontrarán típicamente en las Preferencias de impresión en el cuadro de diálogo en el que se selecciona la impresora a usar, y hay distintas opciones para cambiar la calidad de impresión:

  • Directamente algún tipo de ajuste que permita elegir una calidad concreta, por ejemplo si se nos presenta “Alta, Normal, Rápida”, el último modo sería el de peor calidad.
  • Eligiendo “papel de calidad borrador” en algún tipo de cuadro de diálogo.

Todo esto dependerá de la impresora, en todo caso destacar que si recurrimos a dichas Preferencias de impresión seguramente solo se aplique en ese documento concreto, mientras que para aplicarlo siempre habría que recurrir o bien a la propia impresora y sus menús o a la configuración del driver de la misma.

¡No cedas a las advertencias de tóner bajo de la impresora!

Cuando la impresora te advierta de que queda poco tóner, no lo cambies directamente. Si quieres, deja preparados nuevos cartuchos para usar de reemplazo cuando sean necesarios, pero no lo cambies hasta que las páginas salgan mal o no puedas imprimir.

Además, si ves que empiezas a tener problemas con la calidad de la impresión, es posible que se deba a otros motivos, y no al tóner en sí. Consulta las opciones de mantenimiento de tu impresora y, aunque algunas gastan tóner, plantéate aplicarlas.

La impresora dice que ya no queda tóner, ¿hay métodos para aprovecharlo?

Lo cierto es que posiblemente sí. Como muchos sabréis, cuando la impresora notifica que el tóner está totalmente agotado es muy posible que en realidad siga quedando un poco. En algunas impresoras láser, es posible “engañarla” para que deje de indicar que no hay tóner.

Por ejemplo, hemos dado con un método que supuestamente sirve en algunos modelos de impresoras Brother, y que consiste básicamente en lo siguiente:

  • Sacar el cartucho y agitarlo de forma suave hacia los lados para nivelar las cantidades de tóner que quedan de remanente.
  • Localizar el sensor de nivel de tóner ubicado en un lateral, que consiste en un una pequeña lente redonda a través de la cual la impresora comprueba si hay tóner, con la ayuda de un láser. Vamos a tapar esto con un poco de cinta aislante, para evitar que pase el láser y que reporte que no hay tóner.

Si este método funciona, lo que tendréis será la posibilidad de seguir imprimiendo hasta que las páginas empiecen a salir mal, que sería cuando ya habría que plantearse tirar con el tóner.

¡Recuerda que los cartuchos de tóner no se deben tirar a la basura! No es el sitio correcto y puede ser perjudicial para el medio ambiente. Podéis llevarlas al punto limpio o aprovechar los programas de reciclaje gratuitos que ofrecen los fabricantes:

Estos procesos son gratuitos, algunos fabricantes dan hasta las cajas y solo tendréis que empaquetarlos e ir a una oficina de correos. Hagáis lo que hagáis, no conviene tirarlos a la basura ni a ningún contenedor ordinario.

Los usuarios buscan constantemente métodos para burlar este tipo de impedimentos de las impresoras, y a veces son muy originales. Por ejemplo, un usuario de una impresora Samsung vio que aunque el tóner estaba agotado podía imprimir páginas de prueba con normalidad. Lo que hizo fue aprovechar una funcionalidad que permitía usar cualquier documento como página de prueba, y pudo aprovechar el tóner hasta el final.

Buscando un método para tu impresora concreta

Lo cierto es que es posible que las impresoras más recientes estén mucho más restringidas a la hora de encontrar métodos para aprovechar la tinta o el tóner en contra del criterio del fabricante de que “está agotado”. Y es que esa es la tendencia del mercado, lanzar impresoras cada vez más cerradas en lo que a posibilidades del usuario se refiere, incluso respecto al uso de tinta o tóner compatible.

En todo caso, si efectivamente hay métodos y posibilidades, variarán mucho entre una impresora y otra, y no es posible que cubramos todos los casos en este artículo. Lo más idóneo es que toméis vuestro modelo concreto de impresora láser y busquéis información al respecto.

El modelo lo podéis encontrar fácilmente identificado en la propia impresora, si no lo que podéis hacer es dirigiros a “Impresoras y escáneres“, buscando en el menú inicio o la Configuración de Windows 10, o a “Dispositivos e impresoras” perteneciente al panel de control tradicional.

Una pregunta importante puede ser cómo se realiza esta búsqueda, quizás lo más óptimo sea buscarlo en inglés, para incrementar las posibilidades de éxito, por ejemplo “how to squeeze toner…“, o “get more toner out of…” , “override low toner…” seguidos de vuestro modelo de impresora. También podéis aprovechar palabras claves relacionadas con el método que os presentamos anteriormente, por ejemplo “toner sensor….” o “shake toner…“.

Con cierta paciencia, es posible que encontréis algo válido, sobre todo si no es una de las impresoras más nuevas.

Ahorra dinero con cartuchos de tóner compatibles

Una opción que quizás no le guste mucho al fabricante de tu impresora pero sí a tu bolsilo es emplear cartuchos de tóner fabricados por terceros, habitualmente llamado “compatible“, frente a los originales del fabricante de la impresora. Veamos brevemente qué implicaciones positivas y negativas tiene esto.

Motivos para hacerlo

La gran ventaja del tóner compatible está claramente en su aspecto económico. Y es que, si elegimos bien, podemos encontrar cartuchos con calidades y capacidades de impresión similares a precios mucho más reducidos, en algunos casos pueden llegar a ser inferiores a la mitad.

Si crees que el precio del tóner original es demasiado caro para la cantidad de páginas que te deja imprimir, quizás sea hora de considerar cartuchos compatibles.

Normalmente esto significa desafiar o sortear el modelo de negocio que suelen seguir las impresoras: vende la impresora barata, y cobra una millonada por los cartuchos. Sin embargo, se aplica principalmente en impresoras de inyección de tinta, que podemos encontrar a veces al mismo precio o menos que los propios cartuchos. Las impresoras láser siguen menos este principio.

Motivos para no hacerlo

El principal motivo para no comprar cartuchos compatibles está básicamente en que no aseguran la calidad como hacen los originales. Para estos últimos siempre tendremos la certeza de que son los más óptimos para nuestra impresora láser, y que no presentarán ningún tipo de problema o incompatibilidad. En cambio, con los compatibles nos exponemos a un rango de fabricantes inmenso donde las calidades pueden ser variables.

Además, si en vuestros planes está aprovechar los programas de reciclado de cartuchos que ofrecen los fabricantes, es evidente que no lo podréis hacer con modelos compatibles sino que tendrán que ser originales.

Entonces, ¿uso cartuchos compatibles o no?

Si la impresora no va a tener un uso donde la calidad del tóner sea un aspecto crítico, desde luego es una opción razonable, si se trata de cartuchos que cuenten con una amplia serie de opiniones de usuarios, y no haya reportes de problemas importantes.

En casos donde haya una necesidad especial de precisión en los colores o en la impresión, quizás sea mejor ir por lo seguro y apostar por cartuchos originales. En todo caso el tóner compatible podría ser idóneo para la mayoría de gente, siempre y cuando la diferencia de precio con las opciones originales sea significativa. Si el precio del tóner original no te parece excesivo, sigue usándolo.

En el caso de que busques tóner compatible, este se pueden conseguir en tiendas especializadas o en Amazon. En ambos casos, las opiniones de usuarios son fundamentales, a falta de pruebas profesionales de los mismos, y respecto a Amazon siempre estará ahí la tranquilidad de saber que seguramente puedas solicitar un reembolso del producto si su calidad es inadecuada, aunque ya hayas probado el tóner.

Algunos ejemplos

Vamos a tomar algún ejemplo de nuestra guía de mejores impresoras del mercado para comparar los precios de distintos tóners. Los hemos elegido de forma prácticamente aleatoria, con el único criterio de mostrar impresoras de marcas y segmentos distintos.

Brother HL-1110, ejemplo monocromático

Brother HLL2350DWZX1, Impresora Láser Monocromo Con Wifi Y Dúplex, 356 x 183 x 360 mm, Gris
  • Productividad con una velocidad de impresión 30 ppm
  • Plena conectividad: Wifi, Wifi Direct y conexión móvil
  • Ahorro con la impresión automática a doble cara
  • Tóner de larga duración 3.000 páginas
  • Display: LCD

Última actualización el 2021-01-18

Los cartuchos originales de esta impresora monocromática, que es de las más baratas que podemos encontrar, cuestan alrededor de 40 euros, con una promesa de 1000 páginas de rendimiento.

Rebajas
Brother TN1050 - Tóner original para las impresoras HL1110, HL1210W, HL1212W, DCP1510, DCP1610W, DCP1612W, MFC1910W, Negro
Consumible Brother original, cartucho de tóner TN1050, color negro; Duración estimada: impresiones 1000 páginas de acuerdo con ISO/IEC 19752, cantidad 1
39,89 EUR

Última actualización el 2021-01-18

En cambio, si nos vamos a cartuchos compatibles, encontramos tres por menos de 25 euros, concretamente a 8 euros el cartucho. Promete el mismo número de páginas, y las opiniones de usuarios son muy similares: tienen más o menos la misma proporción de opiniones negativas, que corresponden o bien a defectos que seguramente sean casos aislados, o a que no llega a 1000 copias, cuando en los cartuchos originales podemos encontrar el mismo tipo de queja.

Última actualización el 2021-01-18

HP Laserjet Pro M254dw, un modelo de color y de gama más alta

HP M254dw Laser Jet Pro - Impresora color (hasta 21 ppm, ethernet y Wi-Fi, pantalla táctil en color de 6.9 cm, 800 MHZ, inalámbrico, DDR de 128 MB, disco duro de 2 GB, Windows 7, 8, 8.1 y 10) blanco
  • Pantalla táctil de 6.85 cm con gráficos en color y 3 botones en el lateral izquierdo
  • Windows 10, 8.1, 8 y 7: 32 y 64 bits, espacio de 2 GB disponible en el disco duro, unidad de CD-ROM/DVD o conexión a Internet, puerto USB e Internet Explorer
  • Resolución de impresión negro (óptimo): hasta 600 x 600 ppp; Color (óptimo): hasta 600 x 600 ppp; tecnología: ImageRET 3600
  • HP Auto-On/Auto-Off
  • Puerto USB 2.0 de alta velocidad; puerto de red Fast Ethernet 10/100 Base-TX integrado; Wi-Fi 802.11 b/g/n

Última actualización el 2021-01-18

En este caso, los cartuchos originales ascienden a unos 60 euros, teniendo que comprar cuatro para cumplir con los 3 colores y el negro. Entonces, una recarga completa serían unos 240 euros, donde cada cartucho da para 1800 páginas.

Última actualización el 2021-01-18

En cambio, en cartuchos compatibles tenemos todos por menos de 60 euros, prometiendo un rendimiento superior

Respecto al modelo que hemos escogido, según un usuario la capacidad real estaría en 1950+ con el tóner negro y 1100+ con cada uno de color, lo cual sigue estando bien para la gran diferencia de precio que hay con los originales.

Ese usuario también habla de problemas con el magenta, pero es evidentemente un problema de su unidad concreta ya que la cantidad de opiniones positivas es abrumadora.

Última actualización el 2021-01-18

Palabras finales y conclusión sobre ahorrar tóner de impresora láser

Ahorrar milagrosamente cantidades masivas de tóner de nuestra impresora es algo que, por desgracia, no es posible. Este siempre se agotará inevitablemente llegado a un punto de uso concreto. No obstante, hay una numerosa cantidad de pequeños cambios que podemos hacer en nuestros hábitos de impresión para intentar retrasar lo máximo posible el agotamiento de los cartuchos de tóner.

Estos cambios tienen que ver sobre todo con adquirir hábitos basados en la austeridad y frugalidad a la hora de imprimir. Se trata básicamente de invertir un pequeño tiempo adicional en plantearnos si es necesario todo lo que vamos a imprimir, o si hay elementos gráficos o de color innecesarios o evitables.

Te recomendamos la lectura de alguno de nuestros artículos y tutoriales:

En los dos artículos interiores tenéis también información muy interesante sobre cómo funcionan las impresoras láser y de tinta.

Otra opción para el ahorro que siempre quedará es el uso de cartuchos de tinta compatibles en vez de los originales, ya que pueden suponer un gasto económico inferior.

Si bien elegir el fabricante correcto de estos puede ser a veces difícil, hemos demostrado cómo por lo general la diferencia de precio es masiva, y hay opciones con opiniones muy positivas de los usuarios que pueden suponer una buena alternativa a los altos costes de los cartuchos de tóner original.

En los dos ejemplos que hemos puesto, con una impresora Brother monocromática barata y una HP de color bastante más cara, ahorrábamos más o menos un abrumador 80% en cada caso.

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba