Tutoriales

PFC activo de una fuente de alimentación ¿Qué es y para qué sirve?

El PFC activo es un aspecto clave en la ficha técnica de una fuente de alimentación. Te explicamos qué es y por qué es tan importante.

Cuando vamos a comprar una fuente de alimentación, nos solemos enfocar en la potencia que tiene, en si es modular, la marca y la eficiencia energética. No obstante, se nos olvida un punto clave en toda la ficha técnica: el PFC. Tiene que ver con la eficiencia energética de la fuente de alimentación, así que ya sabréis lo importante que es. A continuación, os explicamos todo.

¿Qué es el PFC?

PFC

Vamos a intentar explicar de la forma más sencilla todo esto porque sabemos que hay mucho tecnicismo eléctrico aquí. Si tenéis alguna duda, consultadnos comentando abajo.

En primer lugar, PFC son las siglas de Power Factor Correction, que traducido al español significa Correción del Factor de Potencia. Seguramente os preguntaréis ¿Qué es el factor de potencia? Pues bien, se trata de la relación entre la potencia real (potencia aparente) suministrada por la red eléctrica y la potencia que la fuente puede ofrecer (potencia activa o de trabajo).

El factor de potencia ideal es 1, pero veréis que está representado por decimales que van desde 0 hasta 1. Lamentablemente, la corriente eléctrica viaja dando picos de voltaje. Para rectificar estos picos, la fuente de alimentación equipa transformadores internos. Mediante estos transformadores, la fuente proporciona corriente continua para los componentes PC. En otras palabras, es imposible conseguir ese 1, pero sí llegar al 0.95-0.99.

Por tanto, el PFC estará representado por decimales que expresan el porcentaje de potencia que la fuente va a suministrar. Así que, si una fuente tiene un PFC de 0.50, se aprovecha el 50% de la potencia suministrada.

¿Qué es el PFC activo?

Se trata de un tipo de PFC que usa componentes electrónicos (circuito, FETs, diodos, etc.) y que operan de forma eficiente. Esto se traduce en un aumento del factor de potencia que puede ir hasta el 99%. De esta manera, el PFC activo optimiza la energía mucho mejor que el PFC pasivo.

Si os preguntáis qué es el PFC pasivo, se trata de otro sistema de corrección basado en bobinas y condensadores. Sin embargo, no soluciona el problema del todo, ya que sólo ofrece un máximo de 85% de factor de potencia. Básicamente, es una solución barata.

Como veis, la diferencia entre PFC activo y pasivo radica en los componentes que se usan para corregir esos picos de voltaje.

¿Cómo sé el PFC de una fuente?

Esto es complicado saberlo porque no lo suelen indicar en la ficha técnica, aunque sí suelen poner la eficiencia que ofrecen. Como el PFC está estrechamente relacionado con la eficiencia energética de una fuente de alimentación, os recomendamos que echéis un ojo a la ficha técnica de la misma.

En mi caso, puedo ver la eficiencia de mi fuente en su ficha técnica. Mi fuente tiene 750W y una eficiencia del 90%, lo que significa que puede ofrecer un máximo de 675W (750 x 0.9).

PFC activo fuente eficiencia energética

Esperamos que os haya sido de ayuda la información. Si tenéis alguna duda, comentad abajo y os contestaremos en breve.

Te recomendamos las mejores fuentes de alimentación del mercado

¿Qué PFC tiene vuestras fuentes? ¿Sabíais ya lo que era? ¿Cuál es la eficiencia de vuestras fuentes?

Ángel Aller

Graduado en Derecho y Máster de Abogacía. Amante de los videojuegos y geek inconformista. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba