Tutoriales

Pasta térmica de metal líquido: pros y contras

No es ningún misterio que los metales tienen excelentes propiedades térmicas, lo que se traduce en que pueden conducir el calor de manera muy eficiente. Esto ha llevado a la aparición de pastas térmicas de metal líquido, las cuales ofrecen la mejor conductividad térmica del mercado.

Qué es la pasta térmica de metal líquido

Pasta térmica de metal líquido

No hay que mirar muy lejos para ver evidencia de las bondades del metal a la hora de conducir el calor, pues el cobre y el aluminio son los elementos primordiales en la mayoría de las soluciones de disipación térmica, los conocidos disipadores de calor. Sin embargo, los disipadores de calor por sí solos nunca han sido efectivos sin una interfaz entre ellos y el componente a enfriar para maximizar la transferencia de calor.

Te recomendamos la lectura de nuestro artículo sobre Mejores disipadores, ventiladores y refrigeración líquida para PC

Los compuestos térmicos han desempeñado este papel durante mucho tiempo, con la función de llenar cualquier espacio en la interfaz y, en su mayor parte, han sido de cerámica o silicona. También existen los compuestos térmicos basados ​​en metal líquido, los cuales han sido muy populares en el pasado por su alta conductividad térmica, pero esos compuestos basados ​​en metales tienen una gran desventaja inherente, la conductividad eléctrica.

Coollaboratory es uno de los fabricantes que más apuesta por el uso del metal líquido. Coollaboratory se ha alejado un poco de la convención y ha creado una solución de metal líquido, aparentemente eliminado la conductividad eléctrica de la ecuación, lo que significa que mantiene todas las ventajas del metal pero minimiza su principal inconveniente. El compuesto térmico de metal líquido de Coollaboratory consiste únicamente en una aleación de metal líquido y adhesivos no metálicos como silicona y óxidos, prometiendo ofrecer la mejor conductividad térmica posible. Por supuesto, esto puede presentarse como un riesgo debido a su conductividad eléctrica, pero la creencia es que a través de una aplicación cuidadosa, esto no supondrá ningún problema.

Pasta térmica de metal líquido

Coollaboratory es una empresa joven e innovadora establecida en Sajonia-Anhalt (Alemania). La solución de los problemas termodinámicos ocupa un lugar central en la filosofía corporativa, así como el desarrollo de los productos correspondientes, que limitan o solucionan los problemas. En su lugar, Coollaboratory se concentra en la gama de aleaciones de metales líquidos y en el desarrollo de conceptos de refrigeración nuevos o revisados.

En segundo trimestre de 2005, Coollaboratory lanzó como primer producto, la primera pasta de conducción de calor basada en uno composición de metal líquido en todo el mundo bajo el nombre de “Coollaboratory Liquid Pro”. Esto supuso un gran cambio frente a las pastas de referencia hasta entonces conocidas, basadas en óxido de metal y otros materiales no metálicos claramente, y señaló claramente el futuro. El departamento de desarrollo de la empresa Coollaboratory investiga en diferentes rangos y tiene como objetivo resolver los problemas, en parte serios, en la termodinámica con productos nuevos e innovadores. Coollaboratory tiene un producto de nicho destinado a un gran mercado. Este tipo de riesgos es el que abre el camino a la innovación y el éxito.

Ventajas de la pasta térmica de metal líquido

La principal ventaja de la pasta térmica de metal líquido es que su conductividad es muy superior al resto de compuestos térmicos, por ello es la elección a la hora de hacer delid a los procesadores, es decir, el proceso de quitar el IHS, limpiar la pasta térmica que viene de serie, y colocar en su lugar el metal líquido Coollaboratory Liquid Pro. Este proceso ayuda a bajar la temperatura en los procesadores en hasta 20ºC, lo que abre las puertas a mayores niveles de overclock, y reduce el desgaste del componente por sobrecalentamiento.

Inconvenientes de la pasta térmica de metal líquido

Entre los inconvenientes del metal líquido encontramos su conductividad eléctrica. Pese a que Coollaboratory ha trabajado duro para minimizarla, sigue existiendo por lo que la aplicación de la Coollaboratory Liquid Pro debe ser muy cuidadosa. Este compuesto térmico debe extenderse muy bien, formando una película muy fina sobre el die del procesador, de forma que al volver a colocar el IHS no se desparrame por los lados. Si cae algo de metal líquido donde no debe, puede causar un cortocircuito que arruinaría el procesador.

Otro inconveniente del metal líquido es que no se puede usar con disipadores de base de aluminio o cobre niquelado, ya que se forma una soldadura con estas superficies y luego no es posible quitar el disipador de forma sencilla. Por ello hay que extremar la precaución, y solo hay que usar el metal líquido con disipadores que tengan una base de cobre puro.

TE RECOMENDAMOS
Trucos para bajar el PING

Con esto finaliza nuestro artículo sobre pasta térmica de metal líquido: pros y contras. Recuerda que la aplicación de este tipo de compuesto tiene muchas ventajas, pero también es un proceso que debe hacerse con mucho cuidado, por lo que es mejor que pidas ayuda a alguien con experiencia a la hora de usarlo.

Juan Gomar

Soy un apasionado de la tecnología en general pero principalmente de la informática y los videojuegos.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com