Tutoriales

Historia del teclado QWERTY

También conocidos como teclados Sholes, los teclados QWERTY se refieren a las cinco letras consecutivas en la esquina superior izquierda del teclado (qwerty). Este tipo de teclado tiene la disposición usada para los idiomas latinos y es el teclado más comúnmente usado en los Estados Unidos. ¿Quieres saber más sobre la procedencia de la palabra QWERTY y el teclado? ¡No te pierdas nuestro artículo!

Historia del teclado QWERTY

Historia del teclado QWERTY

Resulta que hay mucho mito y desinformación en torno al desarrollo de QWERTY, pero todas estas teorías parecen estar de acuerdo en que el diseño de QWERTY fue desarrollado junto con las máquinas de escribir antiguas, e inexorablemente ligado a ellas.

QWERTY tiene más de 100 años y sigue siendo el teclado más popular del mundo, a pesar de ser anticuado y superado por varias alternativas.

También hay que saber que los teclados QWERTY modernos son ineficientes y fomentan la aparición de lesiones por estrés repetitivo como el síndrome del túnel carpiano.

Historia del teclado QWERTY

En la década de 1860, un político, impresor, periodista e inventor aficionado en Milwaukee, llamado Christopher Latham Sholes, dedicó su tiempo libre a desarrollar varias máquinas para hacer más eficientes sus negocios.

Christopher Latham Sholes

Una de esas invenciones fue una máquina de escribir, que desarrolló con Samuel W. Soulé, James Densmore y Carlos Glidden, y que fue patentada por primera vez en 1868. El teclado de la primera máquina de escribir se asemejaba a un piano y fue construido con una disposición alfabética de 28 teclas. El equipo seguramente asumió que sería la disposición de teclas más eficiente durante muchos años. Después de todo, cualquiera que usara el teclado sabría inmediatamente dónde encontrar cada letra. Pero no fue tan así.

El mito sobre QWERTY

La teoría popular afirma que los Sholes tuvieron que rediseñar el teclado en respuesta a los fallos de las máquinas de escribir antiguas, que eran ligeramente diferentes de los modelos que se veían con más frecuencia en las tiendas de segunda mano y en los mercados.

Si un usuario escribía rápidamente una sucesión de letras cuyas barras estaban cerca, la delicada maquinaria se atascaba. Así, Sholes rediseñó la distribución de teclas para separar las secuencias más comunes de letras. En teoría, el sistema QWERTY debería maximizar la separación de las combinaciones de letras comunes.

Mito QWERTY

Esta teoría podría ser fácilmente desacreditada por la sencilla razón de que “er” es la cuarta combinación de letras más común en el idioma inglés.

Un mito con respecto a QWERTY es que fue diseñado para retrasar deliberadamente a los mecanógrafos. A pesar de tener una base en la verdad, la interferencia mínima era una prioridad, por lo que los diseñadores no buscaron lograr esto a través de la reducción forzada en la velocidad de mecanografía. En su lugar, se enfocaron en un diseño de “manos alternas”, que mejoró la velocidad y redujo la interferencia.

El conflicto de las teclas atascadas

El diseño original de las teclas colocadas en el teclado era en orden alfabético en dos filas. Pues bien, esta disposición hizo que las barras de escritura de las letras combinadas más comúnmente usadas del alfabeto se colocaran cerca unas de otras, de modo que cuando las teclas se golpeaban justo después de la otra con una velocidad rápida, las teclas se atascarían.

TE RECOMENDAMOS
¿ Qué teclado comprar ? Te explicamos todo lo que necesitas saber

El intento de resolver esta avería dio lugar a una re-ordenación de las teclas. En 1868, en colaboración con el educador Amos Densmore, Sholes arregló las letras en el teclado para un mejor espaciado entre las teclas populares usadas en combinación. El resultado fue que al principio esto dificultó a la gente encontrar las letras que necesitaban para escribir eficientemente.

Sin embargo, alguien que dominara este nuevo arreglo de teclas realmente sería capaz de escribir más rápido porque las teclas no se atascarían.

QWERTY en las primeras máquinas de escribir

maquina escribir

En 1873, la máquina de escribir tenía 43 teclas y una disposición decididamente contra-intuitiva de letras que supuestamente ayudaba a asegurar que las costosas máquinas no se estropearan. Ese mismo año, Sholes y sus socios firmaron un acuerdo de fabricación con el fabricante de armas Remington.

Sin embargo, justo antes de que su máquina, apodada Sholes & Glidden, entrara en producción, Sholes presentó otra patente, que incluía una nueva disposición de teclado. Expedida en 1878, la patente marcó la primera apariencia documentada del diseño QWERTY. El acuerdo con Remington resultó ser un gran éxito.

En 1890, Remington produjo más de 100.000 máquinas de escribir en todo el país. La realidad del teclado se hizo efectiva en 1893 cuando los cinco fabricantes de máquinas de escribir más importantes (Remington, Yost, Caligraph, Smith-Premier y Densmore) se unieron para formar la empresa de máquinas de escribir Union Typewriter Company y establecer QWERTY como el estándar que conocemos hoy en día.

Hay una teoría que atribuye a las tácticas empresariales anteriores a la fusión de Remington la popularización de QWERTY. Remington no solo producía máquinas de escribir, sino que también proporcionaba cursos de capacitación por un pequeño costo.

maquina de escribir continental

Aunque no se puede argumentar que el acuerdo con Remington ayudó a popularizar el sistema QWERTY, su desarrollo como respuesta al error mecánico ha sido cuestionado por los investigadores de la Universidad de Kyoto: Koichi Yasuoka y Motoko Yasuoka. En un artículo de 2011, los investigadores siguieron la evolución del teclado de la máquina de escribir junto con un registro de sus primeros usuarios profesionales. Concluyeron que la mecánica de la máquina de escribir no influyó en el diseño del teclado.

Más bien, el sistema QWERTY surgió como resultado de cómo se utilizaban las primeras máquinas de escribir. Los primeros testeadores incluyeron operadores de telégrafos que necesitaban transcribir rápidamente los mensajes. Sin embargo, los operadores consideraron que la disposición alfabética era confusa e ineficaz para traducir el código Morse. El documento de Kioto sugiere que el teclado de la máquina de escribir evolucionó durante varios años como resultado directo de los aportes proporcionados por estos operadores telegráficos.

En este escenario, el mecanógrafo llegó antes que el teclado. El periódico de Kioto también cita el código Morse para desmentir aún más la teoría de que Sholes quería proteger su máquina de atascos reordenando las teclas con la intención específica de ralentizar a los mecanógrafos.

Su competencia: Dvorak

QWERTY vs DVORAK

Un intento prominente de reemplazar el teclado ocurrió a principios de la década de 1930, cuando el profesor August Dvorak de la Universidad del Estado de Washington se propuso desarrollar un teclado más fácil de usar. Finalmente rediseñó el teclado para que todas las vocales y las cinco consonantes más comúnmente usadas estuvieran dispuestas en la fila inicial (AOEUIDHTNS).

El objetivo del teclado Dvorak era identificar todas las deficiencias de QWERTY en relación con la frecuencia de error de mecanografía, la velocidad de mecanografía subóptima y el cansancio de los dedos para los mecanógrafos. Después de al menos 18 años de estudio e investigación, nació la maqueta Dvorak.

Gran parte del énfasis del diseño se puso en la fila de inicio (donde las manos del mecanógrafo estarían en reposo) debido a la investigación que encontró que escribir en la fila de inicio era más rápido mientras que escribir en la fila de abajo era más lento. Así, las teclas comunes se colocaron a lo largo de la fila de inicio mientras que las teclas menos utilizadas se encontraban en la parte inferior.

¿El resultado? Los mecanógrafos de Dvorak requerían aproximadamente un 60% menos de movimiento de los dedos en comparación con los mecanógrafos de QWERTY. No solo era más rápido, sino que los mecanógrafos de Dvorak eran menos propensos a lesiones por estrés repetitivo causadas por escribir.

La desventaja más notable para Dvorak es que es demasiado diferente de QWERTY, lo que hace que sea demasiado complicado de aprender para la mayoría de los usuarios de ordenadores de uso diario.

teclado QWERTY

Aunque el diseño requería que un mecanógrafo alternara frecuentemente las manos para escribir la mayoría de las palabras, con el teclado Dvorak, una persona podía escribir aproximadamente 400 de las palabras más comunes del idioma inglés con solo usar las teclas de la fila de inicio, en comparación con las 100 palabras del teclado QWERTY. Además, usando el teclado Dvorak, los dedos de un mecanógrafo no tendrían que desplazarse tan lejos como lo hacían en el teclado de Sholes para escribir la mayoría de las palabras.

Dvorak se propuso demostrar que su máquina era superior a la de Sholes, pero su teclado nunca despegó. Muchos de los estudios utilizados para probar la eficacia de su teclado eran defectuosos o se consideraron un conflicto de intereses desde que Dvorak los llevó a cabo él mismo.

Un estudio realizado por la Administración de Servicios Generales de los Estados Unidos en 1953 sobre el teclado de Dvorak determinó que no importaba qué teclado se usara. Los mecanógrafos experimentados en cualquiera de los dos teclados escribieron aproximadamente a la misma velocidad, con base en su habilidad individual y no tanto en el diseño de ambos teclados.

TE RECOMENDAMOS
Los mejores ratones para PC: Gaming, inalámbricos y los más baratos (2018)

Esto acabó “matando” al teclado Dvorak, ya que la mayoría de la gente no quería comprometer el tiempo o los recursos que se necesitaría para ser entrenado en un teclado nuevo. Por lo tanto, el teclado QWERTY ha perseverado hasta el día de hoy y aparentemente continuará haciéndolo en un futuro previsible.

Aunque el diseño Dvorak ciertamente tiene sus seguidores, nunca ha ganado los suficientes como para derrocar al rey QWERTY. Después de todo, el mundo aprendió a escribir usando el teclado de Remington.

Cuando surgió la primera generación de teclados de ordenador, ya no había ninguna razón técnica para usar el sistema: los ordenadores no se atascaron. Pero por supuesto, está el hecho menor de que millones de personas aprendieron a escribir en los teclados QWERTY.

Pero no solo eso, sino que ya en 1910, el sistema había sido adoptado por Teletype, una empresa que produciría máquinas de escribir electrónicas y terminales informáticos ampliamente utilizados en todo el mundo, asegurando así el lugar de QWERTY como nuevo estándar tecnológico.

El éxito del teclado QWERTY

A medida que la máquina de escribir crecía en popularidad, la gente dejó de quejarse de la extraña disposición de las teclas y comenzó a memorizar el teclado y a aprender a escribir con eficiencia. Aunque otros teclados alternativos intentaron abrirse paso en el mercado, la mayoría de la gente decidió quedarse con el panel QWERTY, y ninguna de las otras máquinas de escribir tipográfica tuvo éxito.

Variaciones de QWERTY

A partir de la era de los terminales informáticos, se han producido variaciones localizadas a QWERTY, incluyendo QWERTZ (común en Europa Central), AZERTY (común en Francia) y QZERTY (principalmente utilizado en Italia). Estas variaciones son en última instancia menores.

QWERTY vs. Los demás teclados

Entonces, ¿Debería cambiar de QWERTY? Eso depende. Si pasas la mayor parte del día escribiendo en un ordenador, vale la pena investigarlo. Las ganancias de velocidad y las reducciones de lesiones son reales y se suman con el tiempo. Sin embargo, hay algunas advertencias que debes tener en cuenta.

Te recomedamos la lectura de los mejores teclados del mercado

Experimentarás una gran caída en la velocidad de tipeo mientras aprendes un nuevo diseño. ¿Cuánto tiempo tomará? Un estudiante rápido podría necesitar solo una semana, pero otros pueden necesitar más de un mes o más. Sin embargo, con la ayuda de los tutores de mecanografía, este problema solo será temporal.

Miguel Ángel Navas

Amante de la informática, los smartphones y la tecnología en general. Técnico superior en Administración de sistemas informáticos y redes, y un reviewer sin pelos en la lengua. Cualquier duda o cuestión aquí me tenéis.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba