Sistemas operativos

Windows 11 en apuros: Microsoft detiene las actualizaciones por problemas de rendimiento en videojuegos

Windows 11 sigue con algunos problemas que recuerdan a Windows 10, como los de las actualizaciones que hacen que algo que iba bien deje de funcionar. Muchos usuarios ya comentan en la red que Windows 11 está siguiendo los pasos de Windows Vista, y esta noticia no beneficia en nada a Microsoft frente a este tipo de comentarios.

Al parecer, una nueva actualización del sistema operativo de Microsoft ha dado problemas, y han decidido desactivar la actualización automática para evitar dichos problemas. Concretamente se trata de problemas de rendimiento con los videojuegos.

Los problemas siguen…

Windows 11

El lanzamiento de Windows 11 llegó con una serie de problemas bastante evidentes. Los hubo de todas las claves, como los problemas de compatibilidad, de rendimiento, de gestión de hardware e incluso de detección de los recursos disponibles. Muchos usuarios que decidieron actualizar su Windows 10 a la versión 11 sufrieron alguno de estos problemas de maduración presentes en el sistema operativo de Microsoft.

Sin embargo, los problemas no paran ahí, también está habiendo problemas con el rendimiento de los videojuegos en Windows 11. De hecho, la actualización 22H2 planeada, la gran primera actualización de este año, se ha detenido porque muchos usuarios que han actualizado han encontrado serios problemas en cuanto al rendimiento en gaming. Lejos de mejorar las cosas, parece que Microsoft introduce nuevamente «peoras» en vez de mejoras.

Los usuarios afectados se han quejado amargamente por caídas de velocidad en los fotogramas de los videojuegos (FPS), incluso de problemas con los controladores de las tarjetas gráficas NVIDIA y que algún software ha dejado de funcionar por completo. De hecho, la empresa de las tarjetas gráficas ya ha publicado algunas actualizaciones de sus controladores para solucionar estos problemas, aunque parece que no solucionan todos los problemas.

La propia Microsoft ha tenido que confirmar oficialmente que estos problemas existen y que está trabajando para solucionar estos fallos del software que depende de la GPU, especialmente los videojuegos. Y es que, al parecer, con esta nueva actualización de Windows 11, todos los programas que dependen de la GPU activan el modo depuración por defecto, produciendo las caídas de rendimiento.

En consecuencia, Microsoft ha decidido parar la actualización automática 22H2 para que más usuarios no se vean afectados. Por tanto, no se instalará automáticamente a menos que el usuario lo haga manualmente.

Además, Microsoft desaconseja a todos los usuarios actualizar manualmente el sistema operativo a dicha actualización. Y, por otro lado, también aconseja que todos los controladores, videojuegos y firmware deberían actualizarse a las últimas versiones estables disponibles para que sean parcheados ante estos inconvenientes. Mientras tanto, Microsoft parece que sigue trabajando en la solución definitiva, pero de momento no hay una fecha límite para ver dicha solución…

Fuente
Hardware Times

Isaac Romero Torres

Más de una década trabajando en el ámbito de la investigación sobre arquitecturas y microarquitecturas de CPUs, de la electrónica, la lógica digital, de los sistemas operativos Unix (con los que trabajé como asesor para algunas empresas), programación de MCUs, PLCs, hacking, etc.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba