Tarjetas gráficasTutoriales

Cuánta VRAM necesito para jugar actualmente

Las cantidades de VRAM varían mucho según el modelo de tarjeta gráfica, y por ello muchos se preguntan cuál es la cantidad correcta para jugar a los títulos actuales. En este artículo intentaremos descubrirlo, analizando conceptos importantes sobre este tipo de memoria. ¿Interesado? ¡Pues vamos a ello!

Cuanta VRAM se necesita para jugar

Introducción: la cantidad de VRAM, algo tan importante como la RAM de tu PC para jugar

vramLa memoria VRAM es una pieza fundamental de nuestra tarjeta gráfica, pues es donde se almacenarán temporalmente todos los modelos 3D y texturas que se van a dibujar por pantalla. Entonces, que tenga una cantidad suficiente es crucial, y sobre todo su uso variará mucho según la resolución a la que estemos jugando y la configuración gráfica.

Igual que debemos tener una cantidad de memoria RAM suficiente para no tener problemas de rendimiento por este motivo, en una tarjeta gráfica deberíamos evitar quedarnos cortos de VRAM.

¿Qué cantidades de VRAM son las más comunes hoy en día?

No queremos empezar a explicar qué cantidad de VRAM consideramos necesaria sin antes poner en contexto cuáles son las cantidades más comunes hoy en día.

Las tarjetas gráficas de gama baja de la actualidad suelen partir de los 4GB de memoria, y lo cierto es que encontrar 2GB es muy poco común salvo que hablemos de gráficas que no están destinadas al gaming. En la gama media, estaremos siempre entre 6 y 8GB, prueba de ello son las gráficas de esta gama que más se han vendido en los últimos años, la NVIDIA GTX 1060 6GB y la AMD RX 580 8GB.

Luego, en la gama media-alta lo normal es que sigamos rondando los 8GB, aunque por ejemplo AMD ya haya subido el listón a los 16GB con sus RX 6800. Finalmente, al momento de escribir este artículo en la gama alta partimos de los 11GB de la RTX 3080 hasta los 24GB de la RTX 3090, pasando por los 16GB de las AMD RX 6800 XT y RX 6900 XT.

¿Y cuánta VRAM se necesita para jugar actualmente?

Estamos ante la pregunta del millón, donde debemos partir del hecho de que es bastante difícil de responder. El uso de memorias varía muy fuertemente según el título al que estemos jugando, desde el uso prácticamente nulo que tendríamos en una partida de Minecraft hasta la barbaridad que puede consumir un título AAA como Assassin’s Creed Odyssey. Además, estas recomendaciones varían rápidamente con el tiempo, a medida que los juegos van avanzando en sus demandas de memoria y las resoluciones más altas ven expandido su uso.

En todo caso, quizás se podría decir con seguridad que una cantidad de VRAM entre 4 y 6GB es más que suficiente para jugar a 1080p hoy en dia.

¡Las mediciones pueden no indicar lo que piensas! VRAM usada frente a VRAM asignada

Hay algo que debéis tener muy en cuenta, y es que hay una tendencia a confundir los conceptos de VRAM realmente usada y VRAM asignada, y dicha tendencia está creando un alarmismo excesivo respecto a este concepto de «la VRAM que hace falta». Me explico:

En un ordenador, la memoria RAM y la VRAM de la gráfica no son recursos que se limiten a «estar disponibles para quien los necesite» sin ningún tipo de contemplación, sino que las aplicaciones deben reservar la cantidad de memoria que quieran, para que el sistema les asigne unas ciertas direcciones de memoria que serán totalmente suyas hasta que las liberen, ya sea esto hecho por los propios desarrolladores de la aplicación (como ocurre en un juego) o de manera automática por el lenguaje de programación usado.

Pues bien, en muchas ocasiones lo que puede parecer un dato de VRAM realmente usada por el juego es en realidad la VRAM que tiene asignada para utilizar. Lo que hacen muchos títulos es básicamente reservar toda la VRAM que pueden o una gran cantidad de ella, de forma que luego no tienen que andar «peleando» con otras aplicaciones por una mayor cantidad de memoria, o para tener todo el margen del mundo para disponer de toda la cantidad deseada de memoria.

Así, es normal que podamos creer que un juego necesita mucha más VRAM de la que realmente está usando.

Cómo esta confusión está afectando mucho al mercado

Precisamente, una de las mayores preocupaciones que hay en la actualidad es si los 10GB de la RTX 3080 se quedarán cortos pronto. La verdad es que esto proviene básicamente de una combinación del hecho de que AMD haya ido más allá en esto (con 16GB en su competidora) y de que se esté abusando en exceso del concepto anterior.

Según información de la propia NVIDIA, que indicaron en una sesión de Q&A, sus pruebas con juegos AAA actuales como son Borderlands 3, Assassin’s Creed Odyssey, Metro Exodus, Shadow of the Tomb Raider y más mostraron que solo se usaban entre 4 y 6GB de VRAM para jugar a 4K al máximo, así que según ellos la cantidad de 10GB ofrecía un equilibrio decente entre no incrementar demasiado el precio de las memorias y que estas sean suficientes para el futuro.

No olvides que la VRAM no lo es todo a la hora de comprar

También debes ser consciente de algo fundamental, y es que la VRAM no lo es todo a la hora de comprar una tarjeta gráfica. Mucha gente abusa de este número para medir la fortaleza de una tarjeta gráfica, pensando que un modelo concreto es mejor que otro por su cantidad de memoria.

Sin ir más lejos, si nos quedamos en la actual generación y comparamos una AMD RX 6800 16GB y una NVIDIA RTX 3080 10GB, la opción de NVIDIA es mejor, ya simplemente por el hecho de que compite en una gama superior a la opción de AMD. Y si miramos su competencia directa, la RTX 3070, ya hay una lucha bastante más directa en la que el papel de la cantidad de memorias es más bien testimonial.

¿Qué ocurrirá en el futuro?

Es obvio que no podemos predecir con gran claridad cuáles serán las necesidades de memoria VRAM en el futuro, aunque nos podemos ir haciendo una idea de lo que podría pasar en los próximos años y cuál es la tendencia a seguir. Por ejemplo, pongamos el foco en las principales gamas de NVIDIA en las últimas generaciones:

*Al momento de escribir el artículo, la RTX 3060 12GB todavía no existe, pero hay filtraciones de sobra para considerar su existencia.

Es evidente que hay una clara tendencia de avance en las cantidades de VRAM usadas, que también crece gracias al importante empujón del gaming en altas resoluciones, algo que seguramente se vaya a quedar estancado en el tope del 4K o el 1440p durante varios años más, pues todavía es muy pronto para que lleguen monitores 8K al mercado a precio razonable, núcleos gráficos que los aprovechen, o incluso una necesidad por parte del mercado. Aun así, irán saliendo nuevos títulos cada vez más demandantes y que seguramente requieran una mayor cantidad de memoria.

En vista de esto, tiene mucho sentido preguntarse… ¿Hasta qué punto debería tener en cuenta la VRAM para el futuro? Personalmente, yo lo dejaría básicamente en función de dos cosas:

  • Tus propias perspectivas de futuro personales: ¿piensas mantener la tarjeta gráfica mucho tiempo o
  • Cuestiones de precio. Imagínate que encuentras una NVIDIA RTX 3070 a un precio similar a la futura RTX 3060 12GB, por poner un ejemplo cualquiera. ¿Sacrificarías todo a cambio de obtener mayor VRAM? No, ¿verdad? Pues ahí está la cuestión.

Breixo Gómez

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Intento aprender lo máximo cada día. No dudes en dejarme cualquier duda o sugerencia en los comentarios ;)
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba