ProcesadoresTutoriales

Botón turbo en ordenadores viejos: cuál era su función y por qué servía

Ya no vemos ningún botón turbo en nuestra caja PC, algo que sí ocurría entre los 90 y 2000. Este botón tenía que ver con la frecuencia de la CPU.

Intel y AMD tuvieron que luchar ferozmente entre los 90 y la primera década de los 2000, ofreciendo procesadores con frecuencias que hoy son una anécdota. Veíamos un botón turbo en ciertas cajas e, incluso, un pequeño panel LED que mostraba dos números. Veamos qué hacía este botón y para qué servía.

Botón turbo, el óxido-nitroso de la CPU

botón turbo

El botón turbo era un elemento que encontrábamos en la caja del PC, cuyo accionamiento desencadenaba una pequeña subida de frecuencia de la CPU. Podemos afirmar que era un pequeño overclock que se les hacía a los procesadores de entonces, y que nació en los 80 de la mano de IBM.

De hecho, habían modos denominados “high” o “low” que hacían referencia al modo en el que la CPU estaba funcionando. Sin embargo, la aparición de este botón no es casualidad, sino que tiene sus razones.

Nos hayamos en una época en la que se había lanzado el Intel 8086, uno de los primeros procesadores de 16 bits de Intel que funcionaba a una frecuencia de 5 MHz, siendo 10 MHz su máximo. Sin embargo, fue IBM quien implementó este botón inicialmente en sus ordenadores.

Intel 8086

Por aquel entonces, muchos programas y videojuegos eran desarrollados con una máquina específica, así como vinculados a una frecuencia CPU determinada. El problema surge cuando empiezan a salir procesadores mucho más rápidos, por lo que el botónTurboservía más para ralentizar el PC con el objetivo de lograr una compatibilidad plena con el programa.

Justamente en los videojuegos, no había límites de FPS, lo que provocaba que las CPUs más rápidas llevaran éstos a las nubes, siendo imposible jugar. En cuanto a los programas, muchos estaban diseñados para CPUs de 4 a 8 MHz, pero si la CPU era más rápida provocaba errores fatales.

videojuegos 1990

La llegada de microprocesadores con frecuencias mucho más altas, complicaba la compatibilidad de la CPU con programas y videojuegos (que estaban preparados para funcionar a 4.77 MHz).

¿No os parece raro? Un botón llamado “Turbo” que no aumentaba la frecuencia, sino que la reducía. Se llamó de esa manera por cuestiones de marketing: nadie querría un botón llamadoslow down“. Esto lio más que ayudó, porque lo primero que piensas es conseguir un aumento de frecuencia.

botón turbo

Imaginad lo que pasó con la llegada de Windows 95: surgieron procesadores con más de 100 MHz, cuando veníamos de ver chips a 16 MHz. Estamos hablando de un aumento de casi 10 veces más, en programas y videojuegos que estaban diseñados para funcionar a 4.5 MHz.

turbo pc

Lo cierto es que, dependiendo del caso, el botón incrementaba o reducía el rendimiento del PC. En los primeros procesadores, este botón incrementaba la frecuencia; en los posteriores, con más MHz, reducía la frecuencia para funcionar acorde al programa o videojuego.

¿Cómo funcionaba el botón TURBO?

Presionando el botón Turbo, el procesador funcionaba a su velocidad normal; si lo desactivábamos, funcionaba a una frecuencia más lenta. En los procesadores 286 y 386 de AMD se dividía por 2 la frecuencia del procesador, mientras que en los 486 se añadían tiempos de espera, o se deshabilitaba el caché.

De hecho, este botón se popularizó, precisamente, en los procesadores de AMD: 286, 386 y 486. Era muy raro que en hogares se desactivase este botón, lo que podía causar grandes inestabilidades. En mitad de los 90, este botón solía activarse para compensar las altas velocidades con la compatibilidad de programas antiguos.

Software: por qué desapareció el botón turbo

Internet explorer windows 98La solución pasaba por empezar a desarrollar software nuevo, teniendo en mente el incremento de las frecuencias que vendrían con los procesadores modernos. Los mismos programas medirían la velocidad de la CPU e introducirían retardos.

Su consecuencia derivaría en que menos personas utilizarían estos botones. Entre 1995 y 2000, vimos la llegada de Windows 95 y 98, así como nuevos ordenadores sin el botón turbo incorporado en sus cajas. Entonces, la economía buscaba ahorrar costes por todos lados, y dejar de incorporar este botón ayudaba a ganar beneficios.

Llegados al siglo XXI, este botón casi no existía, pero, ¿qué ocurre si quiero utilizar un programa de los 80? Podías hacerlo con programas como CPUKILLER o Mo’Slo, que ofrecían una compatibilidad adicional en el sistema operativo para poder utilizar programas más antiguos.

Overclock, una era que nacía

El botón turbo sentó las bases del overclock en el futuro: subir la frecuencia del procesador para obtener más rendimiento. En aquella época, bastaba con pulsar un botón para experimentar variaciones en la frecuencia.

No obstante, el overclock nacería con un único objetivo: subir la frecuencia siempre. Sin ánimo de centrarnos de lleno en esto, está bien que pasemos por encima de esta cultura que se asentaría a principios del siglo XXI.

Los videojuegos tuvieron gran parte de la culpa: los usuarios querían más FPS. Tampoco podían pretender más de 50 FPS, ya que los monitores CRT de la época tenían 50 Hz, la gran mayoría. Sin embargo, era complicado llegar a esos frames. A Excepción del LG Flatron F900P con sus más de 85 HZ con resolución 1600 x 1200, pero este fue uno de los ultimos modelos “tochos” de monitor CRT y bastante lejanos a los 286, 386 y 486.

Con la llegada de los monitores TFT LCD en 2006, se incrementaron algo más los hercios, y el mundo gaming estaba empezando a surgir. En otra ocasión, profundizaremos más sobre la historia del overclock, la cual consideramos que es apasionante.

Esperamos que os haya sido de ayuda esta información. Si tenéis alguna duda, comentad abajo y os atenderemos en breve.

Te recomendamos los mejores procesadores del mercado

¿Qué recuerdos guardáis de este botón? ¿Lo echasteis de menos?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba