Tutoriales

¿Qué significan las siglas AT y ATX?

Vemos estas siglas en placas base y fuentes de alimentación, pero ¿Sabes lo qué son? Te decimos qué significan AT y ATX dentro.

En el mundo de la informática existen muchos tecnicisimos que son complicados de entender a priori. Una vez explicados, no son tan complejos como parecen. En esta ocasión, nos vamos a centrar en qué significan las siglas AT y ATX. Veréis estas siglas tanto en fuentes de alimentación, como en placas base. Os explicamos qué son.

AT

qué significan siglas AT TX

Las siglas de AT equivalen a “Advanced Technology“, Tecnología Avanzada. Consiste en un factor de forma para las placas bases que IBM tenía en sus ordenadores personales. Por lo tanto, nos tenemos que remontar a 1980 como fecha en la que este factor de forma llega al mercado.

En cuanto a su factor de forma en placa base, mide unos 100 mm y tiene un conector de 6 pines. Estuvo presente entre nosotros hasta Pentium 2.

Por otro lado, las fuentes de alimentación de aquella época eran denominadas fuentes “AT”. Tenían ciertas características que les diferencian de sus sucesoras, las ATX. Son las siguientes:

  • 2 conectores de 6 pines.
  • Se enciende mediante un botón.
  • Incorporan un cable FLOPPY para disqueteras.
  • No tiene conectores para alimentar al procesador o a tarjetas gráficas.
  • Sólo se puede apagar desde la misma fuente, no una vez que el sistema se ha apagado. Su apagado era manual.
  • No optimizaban la energía correctamente y son menos seguras.

Finalmente, el AT empieza a desaparecer cuando es sustituido por el ATX a finales de los 90.

ATX

qué significan las ATX siglas AT

Sus siglas significan “Advanced Technology eXtended“, Tecnología extendida avanzada en castellano. Se trata de un factor de forma en placas base que define sus dimensiones, el lugar de los conectores, los puertos I/O y las fuentes de alimentación soportadas.

Repasando historia, surgió en 1995 con Intel para sustituir al “AT”, que era el estándar para ordenadores de escritorio. Son la mejora natural de las AT y su tamaño es bastante mayor: 305 x 244 mm, triplica el tamaño de las AT. Comparando ATX con AT, encontramos varias diferencias importantes:

  1. No hace falta apagar o encenderla individualmente cuando queremos iniciar o apagar el ordenador.
  2. Trae el conector ATX de 24 pines por excelencia para suministrar energía a toda la placa base.
  3. Incorporan un conector EPS para suministrar energía al procesador, como otro cable para alimentar individualmente a las tarjetas gráficas.
  4. No disponen de cables FLOPPY e, incluso, de Molex algunas de ellas. Esto es porque la conexión predominante es SATA.
  5. Optimizan mucho más la energía, ofreciendo distintas certificaciones que permiten aprovechar al máximo la energía que entra a la fuente.
  6. Pueden ser modulares, conectando o desconectando los cables que nos interesen.
  7. Su principal rival son las SFX, unas fuentes de alimentación con dimensiones más reducidas cuya finalidad es encajar en cajas PC pequeñas.
  8. El voltaje de las ATX es mayor de 300 W, mientras que las AT proporcionaban 250 W o menos.

Te recomendamos las mejores fuentes de alimentación del mercado

Esperamos que esta información os haya sido útil. Si tenéis alguna duda, comentad abajo y os responderemos encantados. ¿Habéis tenido alguna fuente AT? ¿Sabíais las diferencias entre ambas?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar