Reviews

Logitech G PRO X Keyboard Review en Español (análisis completo)

Dominamos con el teclado de los Pros y os contamos nuestras impresiones

Allá donde haya un teclado competitivo, vamos nosotros. Nos encantan los periféricos de calidad y otra cosa no, pero Logitech casi nunca decepciona. Por eso hoy os traemos el Logitech G Pro X, la revisión del Logitech G Pro lista para el gaming de más alto nivel.

Una de las marcas más confiables en periféricos, ya sea para ofimática general o gaming del más alto nivel.

Unboxing de Logitech G Pro X

Ya sabéis por dónde vamos a empezar. La caja tipo cofre en que se nos presenta el Logitech G Pro X es del clásico cartón negro satinado. En su portada nos recibe la imagen reflectante del teclado con el logo de la marca y nombre del modelo. También presenta el certificado de teclado en formato español y el tipo de interruptor que trae incorporado: GX  blue clicky.

En los laterales por su parte tenemos las especificaciones técnicas y logotipos de algunos de los equipos de E-Sports que emplean Logitech en su equipamiento.

En el reverso podemos leer el slogan Play to win junto con algunos puntos fuertes con un acabado negro reflectante:

  • Modelo sin teclado numérico
  • Interruptores intercambiables por el jugador
  • Iluminación LightSync RGB
  • Perfil de iluminación on board
  • 12 botones programables
  • Un milisegundo de respuesta
  • Cable extraible trenzado

Cuando abrimos la caja nos recibe el Logitech G Pro X dentro de un envoltorio de plástico transparente y al sacarlo encontraremos debajo el resto de componentes.

El contenido de la caja se resume en:

  • Logitech G Pro X
  • Cable trenzado
  • Manual de usuario y documentación
  • Pegatinas promocionales
  • Extractor de teclas

Diseño de Logitech G Pro X

El Logitech G Pro X es un teclado fabricado con plástico y teclas ABS. Presenta un peso de 898g y tiene un acabado negro mate sin texturizar.

Armazón

En los laterales por su parte es plástico presenta un color negro más intenso y sí que es reflectante a lo largo de todo el canto de su base.

Es en el lateral derecho donde podemos apreciar serigrafiado el nombre de serie Pro con un color gris mate, y es junto con el imagologo que se encuentra en la zona superior del teclado el único elemento que delata su marca Logitech.

Continuando con los laterales, el teclado presenta por defecto una estructura casi horizontal al escritorio si no se hace uso de las patillas elevadoras. El Logitech G Pro X presenta dos pares de patillas elevadoras ensambladas entre sí (la pequeña dentro de la misma bisagra que la grande). Esto permite al teclado disponer de dos posiciones de elevación alternativas según la preferencia del usuario.

Si le damos la vuelta, vemos que el Logitech G Pro X consta de cinco soportes de goma antideslizante. Esta superficie de reverso presenta una textura estriada en diagonal con bajorrelieve.

En la etiqueta central tenemos el imagologo de Logitech, nombre del modelo y alguna información adicional como porcentaje de voltaje, amperios y certificados de calidad.

Interruptores

Pasamos al plato fuerte del análisis: los switches. La peculiaridad de este teclado es que no se encuentran soldados al chasis, sino que si compramos un modelo (azul, por ejemplo) y al cabo de algún tiempo queremos cambiar, no hay necesidad de adquirir un teclado nuevo. En su lugar, podemos comprar un pack de interruptores del color deseado e intercambiarlo por el original.

Logitech ofrece sus interruptores originales GX en las tres variantes más conocidas:

  • Rojo (lineales): no encontramos resistencia al pulsar, ideales para jugar.
  • Azul (clicky): presentan una leve resistencia al escribir y son más sonoros. Para muchos usuarios son ideales para redactar.
  • Brown (táctiles): de los tres modelos, en cierto modo es un equilibrio entre rojo y azul. Presenta un primer contacto táctil similar al azul, pero su punto operativo se encuentra a 1,9mm al igual que en el rojo.
La elección de un interruptor u otro es muy personal y depende mucho de cada usuario. Personalmente nosotros somos muy partidarios de los interruptores rojos lineales. De los tres modelos, es el que menor fuerza de actuación requiere y nos gusta la ausencia de resistencia en el trayecto de pulsado.

Hablando de intercambiar interruptores, aquí es donde entra en juego el extractor de teclas que viene incluido en la caja. Esto no sólo nos permite quitar las cubiertas, sino que una vez retirado el keycap podemos levantar el interruptor de la misma manera dejando el circuito a la vista.

A la hora de hacer esta review, Logitech nos ha facilitado las cajas con 92 interruptores intercambiables. En estas caja cada interruptor viene protegido en su propio molde de espuma y nos llega acompañada de un extractor de teclas.

Estas cajas de interruptores las podremos adquirir por separado con un precio de 51,99€ en la actualidad.

Continuando con los interruptores, cabe mencionar aquellos que podemos encontrar en la esquina superior derecha en el frontal del teclado. Estos dos botones controlan dos factores de forma local: la activación y desactivación del modo juego y la intensidad de la iluminación.

El cable

Retomando el factor del cable, Logitech G Pro X nos trae un cable trenzado en fibra con una longitud de 180cm. Sus dos tomas consisten en un USB tipo A y la conexión al teclado a través de un micro USB con una sujección reforzada para evitar desconexiones indeseadas.

Puesta en uso de Logitech G Pro X

Nuestra primera impresión utilizando el teclado ha sido excelente. Su formato hace de él un modelo extremadamente manejable como buen TKL, y el estampado de las teclas tiene un grosor consistente que facilita en gran manera su legibilidad. No obstante, si lo utilizáramos sin iluminación la lectura de los mismos se dificulta bastante a no ser que trabajemos en un entorno con iluminación intensa.

El refuerzo del que disponemos para el micro USB nos parece todo un acierto dado que hace que debamos hacer un cierto esfuerzo para desconectar el cable. Para muchos recelosos esta información será una garantía de que aunque muevan su teclado sobre el escritorio el cable extraíble no se irá a paseo. El aspecto malo de esta conexión sin embargo es que se encuentra situada en la zona central posterior del teclado. Esto hace que no podamos cambiar la posición del cable bajo la estructura por otra más favorable a la distribución de nuestro escritorio.

Respecto a la pulsación de teclas, muchos de vosotros sois conocedores de los interruptores GX de Logitech. La gama desarrollada por la marca sigue las premisas marcadas por la prestigiosa Cherry MX. Su principal diferencia es que dependiendo del modelo el recorrido de los interruptores Logitech es ligeramente más corto, pero requiere algo más de fuerza de activación.

Para más documentación a este respecto, os recomendamos que echéis un vistazo a la sección sobre los interruptores Logitech en su web oficial.

Iluminación

Una de nuestras secciones favoritas. La iluminación RGB del teclado Logitech G Pro X es individual por tecla y presenta una intensidad máxima muy buena. Esto sumado al grosor de la serigrafía en los moldes proporciona a las teclas una presencia inmejorable y lectura clara.

Cuando conectamos por primera vez el Logitech G Pro X, automáticamente se activa el ciclo de luz predeterminado. Tal y como advertimos previamente el imagologo de Logitech en la esquina superior izquierda se une a la fiesta de luces.

También podemos observar la iluminación mediante LED blanco de los chivatos sobre la activación de mayúsculas o bloqueo de scroll. El bloqueo del modo juego es también en blanco, mientras que el botón que controla la intensidad de la iluminación sí que forma parte de los ciclos RGB.

Como podréis imaginar, los patrones de iluminación son totalmente personalizables mediante el software Logitech G HUB, que pasaremos a analizar a continuación.

Software

Llegamos al software, y es que si hablamos de iluminación, macros y demás no podemos evitar hablar de Logitech G HUB. Este es uno de los programas más recientes de Logitech y presenta una interfaz simple, elegante y eficiente.

Este software dispone de muchos paneles para configurar pero conserva una interfaz ordenada para facilitar las cosas al usuario.

Principalmente disponemos de tres opciones principales:

  1. LightSync: opciones de iluminación, patrones, velocidad, dirección e intensidad.
  2. Asignaciones: gestiona las teclas activas y permite establecer comandos, teclas, acciones, macros y control de sistema.
  3. Modo de juego: inhabilita las teclas, ya sean preseleccionadas por defectos o personalizadas.

Por último, cabe mencionar que todos los cambios anteriormente citados pueden guardarse en la memoria local integrada en el teclado.

Artículos que te pueden interesar de Logitech:

Palabras finales y conclusiones sobre Logitech G Pro X

El Logitech G Pro X es un teclado simple en su diseño y funcional en su conjunto. Su formato TKL hace de él un teclado compacto, aunque no podremos contar con extras como los reposamuñecas. La iluminación es excelente y el software Logitech G HUB nos parece de 10 tanto para establecer macros como comandos o asociar la ejecución de programas como Discord a botones específicos.

El precio de salida del Logitech G Pro X es de 155,00€. Supone un precio ligeramente superior a su antecesor, el Logitech G Pro. La diferencia entre ambos es que el G Pro original sólo disponía de interruptores azules con clic mientras que en el G Pro X podemos escoger entre rojo, azul y marrón. Además, si más adelante cambiamos de parecer siempre podremos comprar el pack de interruptores de recambio.

Te recomendamos la lectura de: Mejores teclados del mercado.

Algunos usuarios pensarán que es un precio de teclado un tanto excesivo por un modelo cuyo chasis está fabricado en plástico, pero la elección de este material es entendible si tenemos en cuenta su uso. Tratándose de un teclado pensado para competiciones, esto implica que en teoría vamos a desplazarnos mucho con él. Esta es la razón de que el cable sea extraíble, y también de que se hayan seleccionado materiales más ligeros que el acero y el aluminio para el chasis.

¿Qué nos parece esta elección? Pues teniendo en cuenta que por otra parte ganamos en versatilidad pudiendo escoger entre interruptores y además cambiarlos más adelante si así lo queremos, creemos que se sacrifica mucho menos de lo que se gana con este diseño. Un concepto como este no sólo alarga la vida útil de nuestro teclado, sino que nos pone facilidades para cambiar nosotros mismos interruptores defectuosos sin necesidad de desembolsar de nuevo la cantidad de dinero que un teclado de competición requiere.

En definitiva: ¿Merece la pena el Logitech G Pro X? Sí, sin duda. Si queréis un teclado gaming de alto nivel sin teclado numérico esta es sin duda una de las mejores elecciones.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

POSIBILIDAD DE INTERCAMBIAR LOS INTERRUPTORES

NO HAY OPCIÓN DE REPOSAMUÑECAS
SOFTWARE MUY COMPLETO
FORMATO COMPACTO TKL

El equipo de Profesional Review le otorga la Medalla de Platino y Producto Recomendado

Logitech G Pro X

DISEÑO - 90%
MATERIALES Y ACABADOS - 85%
FUNCIONAMIENTO - 90%
SOFTWARE - 95%
PRECIO - 90%

90%

Ana Alejandra Romero

Cuando Ctrl+Alt+Supr no funciona, aparezco yo. Soy tecnomante lvl 20 y estoy aquí para compartir con vosotros mi entusiasmo sobre periféricos, ordenadores, gaming, nuevas tecnologías y lo que surja.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar