Tutoriales

Cables HDMI: qué tipos existen y cuál debería elegir

Conoce los secretos detrás de las diversas iteraciones y tipos de este famoso conector

¿Son todos los cables HDMI iguales? ¿Por qué existen diferentes versiones? ¿Qué tipo de cable HDMI debemos elegir? Todo esto y mucho más os lo explicamos en nuestro completo artículo.

Pero primero os vamos a contar un poco de historia, y es que la llegada de la alta definición a los hogares sacudió el paradigma de la electrónica de consumo, tanto para la propia industria como para los usuarios que de se aprovechaban de sus bondades. Este cambio, como casi todos los realizados en este campo, estuvo muy impulsado por la tecnología; especialmente por la aparición y extensión del uso de un estándar creado para convertirse en la norma para la reproducción multimedia: el HDMI.

¿Qué es el HDMI?

HDMI son las siglas en inglés de High-Definition Multimedia Interface (Interfaz multimedia de alta definición). Se trata de un estándar creado por grandes marcas de la industria a finales de 2002 para responder a las necesidades impuestas por las nuevas resoluciones, que comenzaban a despuntar por esos años en el mercado doméstico.

El concepto del HDMI gira en torno al uso de un único conector y cable para visualizar contenidos multimedia en un dispositivo. Es decir, que se integren audio y vídeo de alta calidad, junto a otras funcionalidades, a través de una sola conexión.

Al tratarse de una señal digital, el conector fue compatible con DVI-D (El gran estándar digital antes de HDMI en vídeo) en su salida, uno de los factores que ayudaron a su extensión en monitores y proyectores. Mientras que sus características, más avanzadas que las de los euroconectores que poblaban por aquél entonces la parte trasera de estos aparatos, ayudaron a desplazar fuera del mercado al conector galo.

Tal fue el éxito de su implementación, que el conector se ha ido modificando y actualizando para adaptarse a nuevas tecnologías del campo multimedia y todo tipo de escenarios. Esto nos lleva a los numerosos tipos de HDMI y sus peculiaridades.

La versión del estándar es la clavetipos de cables HDMI

Si hay algo que define por completo de qué es capaz un cable HDMI es su versión. Desde su lanzamiento, el conector ha ido pasando por una serie de actualizaciones que lo han ido preparando para afrontar retos futuros. Estas versiones o iteraciones han pasado del 1.0 original, hasta el 2.1 actual. Sin embargo, el 2.0b sigue siendo el más extendido. Destacamos especialmente de anteriores versiones:

HDMI 1.0.

Sirvió como sustituto a DVI (Único estándar digital extendido en ese momento) a inicios de los años 2000; y era capaz de trasmitir imagen y sonido mientras soportaba resoluciones HD/Full HD.

HDMI 1.4.

Si nuestros dispositivos tienen ya unos años bajo sus circuitos es probable que usen una variante de HDMI 1.4, la iteración lanzada en 2011 que abría por primera vez las puertas al Ultra-HD y al Micro-HDMI, así como al por entonces boyante 3D. Recibió dos iteraciones (a y b) dado a su extendido soporte.

HDMI 2.0.

La llegada del HDR dinámico implicó un aumento del ancho de banda del conector. Este llegó a través del HDMI 2.0 (2013), junto al soporte de altas tasas de refresco en resoluciones FHD. Como el anterior, recibió dos iteraciones más (a y b), la última en 2017.

HDMI 2.1

La actual versión de HDMI se anunció el mismo año que la versión 2.0b vio la luz, pero hace escasos meses que ha comenzado a verse entre dispositivos de consumo doméstico, tales como consolas o televisores. Añade soporte completo a resoluciones de alta calidad y alto refresco, e importantes novedades para el audio y el juego. Entre ellas:

  • Soporte para resoluciones hasta 8K (120Hz) o 10K (60Hz)
  • Soporte para HDR10, Dolby Vision y HDR dinámico de última generación.
  • Mejoras en el soporte del audio mediante eARC.
  • Mejoras en las tasas de sincronización y refresco a través de VRR.
  • Ancho de banda de hasta 48 Gbps.

Aunque se pueden encontrar hoy por hoy en el mercado dispositivos HDMI 2.0b y 2.1, es muy probables que si nuestros dispositivos tienen ya unos años bajo sus circuitos es probable que usen la versión 1.4b, la versión lanzada en 2011 que abría por primera vez las puertas al Ultra-HD y al Micro-HDMI.

Conectores para todo tipo de situaciones

Y ahora que hablamos del Micro-HDMI, es un buen momento para hablar de los conectores. Existen diversos tipos de conector adaptados a las necesidades de los dispositivos en los que se utiliza este extendido estándar de la industria, algunos de ellos, como el tipo B (En desuso), o el tipo E tienen aplicaciones industriales, por lo que sólo nombraremos los dos más comunes:

Tamaño común (Tipo A).

Fue la conexión de 19 pines con la que se presentó el dispositivo y; sin lugar a duda, la más extendida hoy día. Es común encontrarla en reproductores, televisores, consolas, tarjetas gráficas y otros equipos y dispositivos.

Mini/Micro-HDMI (Tipo C/D).

Como con el USB, el estándar también cuenta con versiones de tamaño reducido. El Micro sustituyó al Mini como referente de poco tamaño, pero ambos tipos cuentan con las mismas funcionalidades que el tipo A. También como en el caso del Micro-USB, este conector está comenzando a ser sustituido por el formato de USB-C, ya que permite las mismas funciones y es compatible con el estándar HDMI.

Un cable para cada versión

Versión cable HDMI
Imagen: HDMI.org

Pero para usar el conector es necesario también un cable. La evolución del conector ha estado acompañada de la evolución de los cables que se adecuan a sus características. Aunque podemos encontrar rarezas como los cables Automotive destinados al mundo del automovilismo o cables HDMI con conexión Ethernet, los más comunes son los siguientes:

  • HDMI Estándar. Los primeros en comercializarse. Son de uso común para equipos que utilicen versiones inferiores a la 1.2a, esta última inclusive.
  • HDMI de alta velocidad. Están diseñados para soportar resoluciones de Full HD a 4K nativos. Cuentan con un mayor ancho de banda (10 Gbps) y soportan las versiones 1.4a e inferiores.
  • HDMI Premium de alta velocidad. Este cable es una actualización del modelo anterior diseñado para el HDMI 2.0 y sus versiones a y b. Por lo que es compatible con HDR nativo y otras tecnologías.
  • HDMI de Ultra alta velocidad. Detrás de este simpático nombre se esconde el cable HDMI más avanzado hasta la fecha, con soporte para resoluciones 8K + HDR y un ancho de banda de 48 Gbps. Es el único cable que aprovecha todas las funciones del estándar HDMI 2.1.

¿Pero qué cable HDMI es para mí?

Como puedes comprobar, hay muchos más tipos de HDMI de los que pudiéramos pensar en un primer momento; pero es algo perfectamente normal, ya que es un conector que nos ha acompañado durante casi veinte años. Por suerte para nosotros, escoger el HDMI perfecto es una tarea muy sencilla y lógica. Para nosotros, las claves son:

  1. Hazte con un cable que tenga los conectores idóneos para tu equipo. Es fácil adquirir adaptadores para estos conectores, pero siempre será mejor que la señal no tenga que pasar a través de ellos.
  2. No te centres en las “características especiales” de los cables más caros. Todos los cables HDMI certificados funcionan igual entre ellos, por lo que un cable de altas prestaciones de más de 150€ no supondrá una diferencia palpable con respecto a uno de 20€ si ambos están certificados.
  3. Adquiere aquel cable compatible con la versión de tus dispositivos. Los cables HDMI son retro-compatibles entre sus diferentes versiones, pero la capacidad de disfrutar o no de sus capacidades depende íntegramente del cable utilizado. Asegúrate de hacerte con el idóneo según las especificaciones de tus dispositivos.
TE RECOMENDAMOS
Conectores externos de una placa base

Con esto terminamos nuestro tutorial de como elegir y escoger un buen cable HDMI. ¿Te ha servido de ayuda? Esperamos vuestros comentarios.

Manuel Buzón

Fan absoluto de todo lo que consista en pasar páginas, mirar pantallas o pulsar botones. Mi interés por trastear con cacharros no tiene cura, pero escribir me sirve de terapia.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba