Reviews

Thermaltake Toughpower GF1 650W Review en Español (Análisis)

Una de las fuentes mejor equilibradas en precio y prestaciones de 2019

La marca taiwanesa Thermaltake cuenta con un amplísimo catálogo de fuentes de alimentación en el que se encuentran modelos de todos los rangos de precio y con todo tipo de características. Hoy analizaremos a la Thermaltake Toughpower GF1 su última apuesta de gama media-alta, que rivaliza directamente con algunos de los modelos más vendidos del mercado.

Este nuevo lanzamiento cuenta con certificación 80 Plus Gold, 10 años de garantía, gestión del cableado totalmente modular y promete unos altos niveles de calidad con un rendimiento excelente. Está disponible en potencias de 650 (la que analizaremos hoy), 750 y 850W. ¿Cumplirá todas sus promesas? ¡Acompáñanos en esta review y lo veremos!

Agradecemos a Thermaltake la confianza depositada al enviar este producto para su análisis.

Especificaciones técnicas Thermaltake Toughpower GF1

Análisis externo Thermaltake Toughpower GF1

Empezamos, como siempre, haciendo el unboxing de la fuente de alimentación, cuya caja se centra en destacar una importante serie de bondades de la misma, algunas de las cuales tendremos que comprobar si son ciertas (ultra silenciosa, condensadores japoneses, bajo rizado, etc) y otras que ya podemos dar por hechas como sus 10 años de garantía o su gestión del cableado 100% modular.

Thermaltake Toughpower GF1 650WEl interior de la caja está perfectamente protegido, y en él encontramos la fuente bien asegurada por dos capas de gruesa espuma y un cómodo estuche con todo el cableado y accesorios.

Thermaltake Toughpower GF1 650WAparte de la espuma, la fuente se presenta enfundada. Los accesorios incluidos son simplemente unas bridas y los tornillos. En la foto también vemos el cableado 100% plano del que hablaremos más tarde.

Thermaltake Toughpower GF1 650W

 

Sacamos la fuente de la funda y observamos su aspecto externo, que se mantiene en la línea de otras fuentes de Thermaltake, con su característico patrón de rejillas que se extiende también por el frontal y los laterales.

Thermaltake Toughpower GF1 650W

En esta ocasión la fuente no lleva un ventilador RGB, como sí ocurre en otros modelos de Thermaltake, detalle que seguramente sea irrelevante para la mayoría de usuarios. Para quienes sí quieran disfrutar de iluminación en su fuente (si bien no sabemos para qué, realmente), existe la versión “Toughpower GF1 ARGB” (con RGB direccionable) por unos 30 euros más.

Thermaltake Toughpower GF1 650W

La Thermaltake Toughpower GF1 cuenta con un modo semi-pasivo que mantiene el ventilador apagado a bajas cargas. Afortunadamente, este modo es seleccionable y podemos activarlo o desactivarlo. En las pruebas de rendimiento comprobaremos si tiene un funcionamiento adecuado o si por lo contrario recomendamos mantenerlo desactivado.

Thermaltake Toughpower GF1 650W

Como es de esperar en este rango de precios, la Thermaltake Toughpower GF1 es 100% modular. Pero tan importante como la modularidad es la cantidad de cableado incluido, pasemos entonces a hablar de su gestión del cableado.

Gestión del cableado

Esta Thermaltake Toughpower GF1 incluye un cableado 100% plano, y no el mallado que es habitual. Ciertamente depende del usuario decidir cuál le conviene más, es una elección personal puesto que ambas modalidades son buenas y tienen sus pros y contras. Destacamos además que en el cableado CPU y PCIe se hace uso de un grosor 16AWG, esto es, se usan cables más gruesos de lo normal que permiten hacer pasar más corriente sin dar problemas de grandes caídas de voltaje.

La cantidad de cables PCIe, SATA y Molex es más que suficiente y está en lo esperable en una fuente de este rango de precio y potencia, siendo bastante acorde a la competencia. Aunque no nos ha gustado tanto que solo se incluya un conector CPU de 8 pines, algo que también sigue las pautas de sus competidoras pero que poco a poco deja de ser la norma.

Afortunadamente esto solo debería preocupar a usuarios que vayan a montar equipos en plataformas como la Intel X299 o AMD X399 (más específicamente en algunas de sus CPUs más potentes como el Threadripper 2990WX).

Ni siquiera resulta preocupante en el recién presentado Ryzen 3900X, pues su consumo no llegará (ni con overclock) a requerir de 2 conectores CPU de 8 pines. Con el 3950X (que saldrá en septiembre) tampoco debería ser así, si bien no tenemos pruebas de rendimiento que lo confirmen.

Esto es menos preocupante aún si tenemos en cuenta que se está usando cableado 16AWG y no 18AWG como es habitual. Así que no, aunque tu placa AM4 o 1151 incluya 2 conexiones CPU de 8 pines, solo necesitas una.

Respecto a la longitud del cableado, toda esta es adecuada, si bien los cables PCIe son algo más cortos de lo normal, pero dudamos que llegue a haber problemas en un equipo convencional.

Finalmente, destacamos un aspecto muy importante de esta fuente y es la ausencia de condensadores en los cables. Estos resultan especialmente molestos en el montaje y en la mayoría de los casos son innecesarios, y solo sirven para mejoras de rizado que solo buscan impresionar en las reviews.

En conclusión, el cableado está muy bien pensado salvo por la ausencia de ese conector EPS adicional (preocupa que no esté en el modelo de 750W, en el de 650W es más irrelevante. En el de 850W sí está presente).

Análisis interno de la Thermaltake Toughpower GF1

Thermaltake Toughpower GF1 650W

El fabricante de esta fuente es CWT, un viejo conocido para nosotros, pues es actualmente de los más conocidos y relevantes en el mercado. Se trata de una compañía capaz de hacer productos de todas las calidades, desde lo más básico y para nada recomendable hasta una gama alta intachable.

En este caso, sabemos rápidamente que nos encontramos con una fuente moderna y de muy alta calidad al encontrarnos con el uso de una plataforma interna aparentemente denominada GPR, que sería una variación de la conocida GPU.

El filtrado primario está completo, con los 4 condensadores Y y 2 condensadores X deseados, además de un varistor ZNR, un termistor NTC y un relé.

Thermaltake Toughpower GF1 650WLos condensadores primarios son un par de Nichicon japoneses de excelente calidad a 105ºC y 390uF cada uno (en paralelo), lo que hace un total de 780uF, cifra muy elevada para una fuente de 650W, lo que provoca valores de hold-up time altos, algo que es sin duda positivo.

Thermaltake Toughpower GF1 650WEn el lado secundario, como bien promete la marca, todos los condensadores son japoneses a 105ºC (de Nippon Chemi-Con y Nichicon) por lo que no encontramos sorpresas al respecto. La limpieza del diseño, que prácticamente carece de cables, nos da una gran confianza en la refrigeración de estos condensadores.

Thermaltake Toughpower GF1 650WUn vistazo a los conversores DC-DC es lo que nos sugiere la existencia de esta plataforma “GPR”  como derivada de la GPU. Para los que no entiendan el concepto, una plataforma de una fuente de alimentación es el diseño base del que los fabricantes como CWT disponen para las diferentes marcas.

Si dos fuentes de distintas marcas tienen el mismo fabricante y plataforma, entonces su diseño interno será muy similar, con exactamente la misma base, y diferencias en aspectos más concretos como los condensadores, el ventilador, el cableado, etc.

Thermaltake Toughpower GF1 650WEl manejo de las protecciones corre a cargo de un Sitronix ST9S429-PG14. Este soporta dos canales de OCP en 12V y lo hemos visto en fuentes que llevan OCP en este raíl (a pesar de tener solo una línea de 12V, donde lo normal es que no lleve), lo que sugiere que en esta Thermaltake también estaría presente.

Thermaltake Toughpower GF1 650WLa calidad de soldadura es decente. No hemos visto ninguna fuente de gama media o superior de CWT con soldaduras malas: en todos los casos ha sido más que aceptable.

Thermaltake Toughpower GF1 650WFinalizamos con el ventilador, un Thermaltake TT-1425 fabricado por Hong Sheng, y que hace uso de unos rodamientos hidráulicos. La marca emplea ventiladores similares (con diferencias en velocidad y en iluminación RGB, pero con el mismo fabricante y tipo de rodamiento) incluso en sus fuentes tope de gama como la Toughpower iRGB 80 Plus Titanium, lo que nos da confianza sobre su durabilidad (además de los 10 años de garantía de la fuente).

Respecto a la sonoridad de este ventilador, es un aspecto que conoceremos a continuación. Por ahora, estamos ante una fuente de una calidad magnífica y sin taras… ¿ocurrirá lo mismo con las pruebas de rendimiento?

Pruebas de rendimiento de Cybenetics

Cybenetics es una compañía nacida en 2017 para ofrecer una alternativa a las pruebas certificadoras de 80 Plus. La empresa busca ofrecer unas certificaciones más severas y exigentes, con un mayor número de pruebas, cubriendo más escenarios de carga y, en resumen, con una metodología más completa que la de 80 Plus (que, efectivamente, es bastante simple). Además de la certificación ETA de eficiencia, ofrecen la certificación LAMBDA de sonoridad, algo que 80 Plus no ofrece.

Además de todo esto, para todas las fuentes que testean ofrecen un informe público y accesible para todo el mundo con los resultados de una gran cantidad de pruebas de rendimiento que nada tienen que ver con la certificaciónd e eficiencia pero sí que resultan útiles para conocer la calidad y el desempeño de la fuente de alimentación.

Por esto, desde hace varios meses incluimos las pruebas de Cybenetics en todas nuestras review siempre que podemos, debido a tres motivos:

  1. El equipamiento de Cybenetics, valorado en decenas de miles de euros (quizás cerca de los 100.000€), se encuentra a años luz de las humildes y demasiado básicas pruebas de rendimiento que podemos hacer con el equipo de la web.
  2. La compañía permite que se usen los datos de sus pruebas de rendimiento siempre que se le otorgue la debida atribución.
  3. El uso de estos datos nos permite dar una visión mucho mejor de la calidad de la fuente, además de tener el didáctico fin de que los usuarios entiendan las pruebas y analicen por sí mismos la calidad del desempeño de una fuente.

Dicho esto, vamos con un pequeña pequeña explicación del significado de las diferentes pruebas que vamos a mostrar.

Explicación de las pruebas de Cybenetics

Como las pruebas realizadas por Cybenetics tienen cierta complejidad, os explicamos en estas pestañas qué se mide y cuál es su importancia.

Se trata de una información que incluiremos en todas nuestras review con datos de Cybenetics así que, si ya conoces cómo funciona la estructura de pruebas, puedes seguir leyendo. Si no, te recomendamos echar un vistazo a todas las pestañas para saber de qué va cada prueba. 😉/

Vamos con un pequeño glosario de algunos términos que podrían resultar algo confusos:

  • Raíl: las fuentes para PC que siguen el estándar ATX (como esta) no tienen una única salida, sino varias, que se distribuyen en “raíles“. Cada uno de esos raíles saca un voltaje concreto, y puede suministrar una corriente máxima concreta. Os mostramos los raíles de esta Thor en la imagen de abajo. El más importante es el de 12V.

  • Crossload: cuando se testea una fuente de alimentación, lo más común es que las cargas que se hagan a cada raíl sean proporcionales a su “peso” en la tabla de distribución de potencia de la fuente. Sin embargo, se sabe que las cargas reales de los equipos no son así, sino que suelen ser muy desbalanceadas. Por ello, existen dos test llamados “crossload” en los que se carga a un solo grupo de raíles.

    Por una parte, tenemos el CL1 que deja sin carga al raíl de 12V y le da el 100% a 5V y 3.3V. Por otra, el CL2 que carga al 100% el raíl de 12V dejando al resto sin carga. Este tipo de pruebas, de situaciones límite, pone verderamente de manifiesto si la fuente tiene una buena regulación de voltajes o no.

La prueba de regulación de voltajes consiste en medir el voltaje de cada raíl de la fuente (12V, 5V, 3.3V, 5VSB) en los distintos escenarios de carga, en este caso del 10 al 110% de carga.La importancia de esta prueba radica en lo estables que se mantengan todos los voltajes durante las pruebas. Idealmente, nos gusta ver una desviación máxima del 2 o 3% para el raíl de 12V, y del 5% para el resto de raíles.

Lo que no importa tanto es ‘de qué voltaje se parte’, si bien es un mito bastante extendido, no debe importarnos que se ronden los 11.8V o los 12.3V por ejemplo. Lo que sí exigimos es que se mantengan dentro de los límites del estándar ATX que rige las normas de correcto funcionamiento de una PSU. Las líneas rojas rayadas indican dónde están esos límites.

De forma vulgar se puede definir como los “residuos” de corriente alterna que quedan tras la transformación y rectificación de la CA del hogar en CC de bajos voltajes.

Se trata de variaciones de algunos milivoltios (mV) que, si son muy elevadas (pudiendo decir que hay una salida de energía “sucia”) pueden repercutir en el comportamiento de los componentes del equipo y en algunos casos estropear componentes fundamentales.

Una descripción muy orientativa de cómo se vería el ripple de una fuente en un osciloscopio. En los gráficos de abajo lo que mostramos es la variación entre picos como los que se ven aquí, según la carga de la fuente.

El estándar ATX define límites de hasta 120mV en el raíl de 12V, y hasta 50mV en los otros raíles que mostramos. Nosotros (y la comunidad de especialistas de PSU en general) consideramos que el límite en 12V es bastante elevado, por lo que damos un “límite recomendado” de justo la mitad, 60mV. En todo caso veréis cómo la mayoría de fuentes que testeamos dan valores excelentes.

En los procesos de transformación y rectificación de la corriente alterna del hogar a la corriente continua de bajo voltaje que necesitan los componentes, hay diversas pérdidas energéticas. El concepto de eficiencia permite cuantificar dichas pérdidas comparando la potencia consumida (ENTRADA) con la que se entrega a los componentes (SALIDA). Dividiendo la segunda entre la primera, obtenemos un porcentaje.Esto es precisamente lo que prueba 80 Plus. A pesar de la concepción que tiene mucha gente, 80 Plus solo mide la eficiencia de la fuente y no hace ningún testeo de calidad, protecciones, etc. Cybenetics testea eficiencia y sonoridad, aunque incluye de forma altruista los resultados de otras muchas pruebas como las que os mostramos en la review.

Otro error de concepto muy grave en torno a la eficiencia es creer que esto determina qué porcentaje de su potencia “prometida” puede entregar la fuente. Lo cierto es que las fuentes de potencia “real” anuncian lo que pueden dar en la SALIDA. Es decir, que si una fuente de 650W tiene un 80% de eficiencia a este nivel de carga, significa que si los componentes demandan 650W, esta consumirá 650/0.8 = 812.5W de la pared.

Último aspecto relevante: la eficiencia varía según estemos conectando la fuente a una red eléctrica de 230V (Europa y casi todo el mundo), o a 115V (principalmente EEUU). En este último caso es menor. Nosotros publicamos los datos de Cybenetics para 230V (si los tienen), y puesto que la aplastante mayoría de fuentes se certifican para 115V, es normal que a 230V no se lleguen a alcanzar los requisitos del 80 Plus anunciado por cada fuente.

Para esta prueba, Cybenetics testea las PSU en una cámara anecoica extremadamente sofisticada con equipamiento que vale decenas de miles de euros.

Se trata de una sala aislada del ruido exterior casi en su totalidad, basta con decir que tiene una puerta reforzada de 300kg para ilustrar el gran aislamiento con el que cuenta.

Dentro de ella, un sonómetro de extrema precisión capaz de medir por debajo de los 6dbA (la mayoría tiene como mínimo 30-40dBa, muchísimo más) determina la sonoridad de la fuente de alimentación en los distintos escenarios de carga. También se mide la velocidad que alcanza el ventilador en rpm.

Este test mide, básicamente, cuánto tiempo la fuente es capaz de aguantar encendida una vez se desconecta de la corriente mientras está a máxima carga. Serán unos milisegundos cruciales para permitir un apagado más seguro.

El estándar ATX define 16/17ms (según test) como mínimo, aunque en la práctica esto será más (no siempre estaremos cargando la PSU al 100% por lo que será mayor), y no suele haber problemas con valores inferiores.

Cabe destacar que en esta Review usaremos los datos de la versión de 850W, pues es la única que ha listado Cybenetics por ahora. En todo caso, todas las versiones usan la misma plataforma interna por lo que el rendimiento va a ser similar.
Os recomendamos echar un vistazo al informe de pruebas publicado por Cybenetics:

Link al informe completo de Cybenetics  Web oficial de Cybenetics

Regulación de voltajes

La regulación de voltajes es excelente en todos los raíles, con valores que sufren desviaciones muy inferiores al 1%. La marca promete una regulación de voltajes del 2%, por lo tanto las pruebas reales incluso superan a las especificaciones.

Rizado

En cuanto al rizado encontramos más de lo mismo, pues la marca nos promete unos excelentes valores de menos de 30mV en el raíl de 12V, y los mismos 30mV para los raíles menores, que son más que respetables. En la práctica, encontramos un rizado casi inexistente en todos los raíles. La única excepción es el de 12V al 10% de carga, que curiosamente sufre un ligero incremento de rizado  respecto a cargas superiores, pero aún así se encuentra en valores excelentes.

Es importante tener en cuenta que estos maravillosos valores de rizado se han obtenido sin hacer uso de condensadores en los cables, algo cuya inclusión es muy común en la competencia y que resulta un inconveniente a la hora de montar el equipo por la rigidez que gana el cableado en sus extremos.

Eficiencia

La eficiencia de esta fuente a 230V se ajusta a lo esperable. Cabe destacar que estos valores alcanzan los mínimos establecidos  por 80 Plus Gold a 230V. Esto no tiene por qué ocurrir ya que esta fuente (y la inmensa mayoría) está certificada a 115V, voltaje de los hogares de Estados Unidos, donde la eficiencia es menor y los requisitos de 80 Plus También. Así que es destacable que se alcancen los requisitos también en este voltaje, el europeo, el que más nos interesa 😉

Velocidad del ventilador y sonoridad

En las pruebas de Cybenetics se cumple a la perfección la premisa de Thermaltake de que el ventilador se mantiene apagado hasta el 30% de carga, aunque evidentemente en la práctica dependerá de la temperatura interna de la fuente y de otros factores.

En todo caso, tenemos una fuente que es extremadamente silenciosa hasta el 60% de carga aproximadamente. A partir de esta la velocidad del ventilador ya se incrementa notablemente, llegando a un tope de 1500 rpm que genera una sonoridad de 37.6 dBa. Recordemos que la fuente lleva la certificación de sonoridad LAMBDA A-.

Hold-up Time

Hold-up time Thermaltake Toughpower GF1 850W (testeado a 230V)20.0 ms
Datos extraídos de Cybenetics

El hold-up time supera con creces los mínimos de 16/17ms establecidos por Intel. No es lo más común que sea así en fuentes de este rango de precios, así que es digno de agradecer.

Nuestra experiencia con el modo semi-pasivo y el control del ventilador de la Thermaltake Toughpower GF1

En todas las reviews de fuentes con modo semi-pasivo invertimos más horas de prueba de lo normal para verificar si este modo funciona correctamente. Y es que hemos identificado que la gran mayoría de controles semi-pasivos no funcionan bien por un motivo muy sencillo, al ser demasiado simples están creados de tal manera que, si hay un umbral mínimo de temperatura para encender el ventilador, es el mismo umbral que se aplica para apagarlo.

Por ejemplo, vamos con un caso hipotético: una fuente que encendería su ventilador a 60ºC, llega a 61ºC y lo enciende, bajando la temperatura a 59ºC, entonces el ventilador se apagaría, la temperatura volvería a subir a 60, entrando en un largo bucle de encendidos. Esto es perjudicial para la mayoría de ventiladores y, por desgracia, lo hemos llegado a observar en todo tipo de situaciones, no solo pruebas de rendimiento exigentes sino también juegos y demás.

Veamos ahora el comportamiento de la Thermaltake en los dos modos posibles de ventilación.

“Smart Zero Fan: ON”

En el caso de esta Thermaltake, el modo semi-pasivo parece muy bien diseñado, puesto que en todas las horas de pruebas que hemos hecho prestando una especial atención a su comportamiento, siempre hemos visto que el ventilador pasa largos períodos encendido o apagado, es decir, nunca entra en el bucle interminable y perjudicial que vemos en otras fuentes.

“Smart Zero Fan: OFF”

Con este modo, el ventilador funciona constantemente a unas muy bajas 540 revoluciones por minuto, siempre y cuando estemos en idle o haciendo un uso normal del equipo. A esta velocidad, la fuente es casi inaudible, y solo podremos escuchar el ruido del ventilador si nos acercamos mucho y ponemos la oreja. En comparación con otros modelos, el ventilador Hong Sheng de la Thermaltake Toughpower GF1 es de los mejores en cuanto a sonoridad.

Solo conocemos una fuente competidora en este rango de precios que tenga un modo semi-pasivo que funcione de forma similar, y no permite desactivarlo, por lo que la Thermaltake Toughpower GF1 tiene todas las papeletas para ser la fuente con el mejor control del ventilador de este rango de precios.

Palabras finales y conclusión sobre Thermaltake Toughpower GF1

Thermaltake Toughpower GF1 650W

Finalizamos esta review abrumados por la dificultad que hemos tenido para encontrar algún aspecto realmente negativo en esta Thermaltake Toughpower GF1. Y es que es un modelo que no da lugar para ninguna queja importante: su calidad interna es excelente, sus prestaciones son buenas y su precio actual es sensacional (desconocemos si subirá en el futuro).

Concretamente, sorprende la muy reducida sonoridad que hemos obtenido tanto sin el modo semi-pasivo (que nos permite refrigerar la fuente mejor), como con él activado (que funciona sorprendentemente bien); una gestión del cableado excelente cuyo único punto débil es la inclusión de un solo conector EPS; una calidad interna que no nos deja ningún aspecto criticable; y unos sólidos 10 años de garantía que nos dan un plus de confianza.

Respecto al rendimiento, gracias a las extensas pruebas de Cybenetics podemos afirmar que es simplemente impecable. No existe ningún punto débil, pues en todos los aspectos que hemos comprobado el desempeño es excelente.

Esta fuente se encuentra actualmente a un precio de 90-95 euros. Por ese precio sería nuestra principal elección, mientras que por los 100-110 euros que vemos en otras tiendas estaría en nuestro “Top 3”. En definitiva, una elección casi imposible de criticar.

Hagamos ahora un resumen de las ventajas e inconvenientes de esta fuente de alimentación:

Ventajas

  • Cableado con grosor 16AWG para los conectores PCIe y CPU, asegurándonos que podremos hacer pasar con seguridad y sin caídas de voltaje notables una gran cantidad de corriente.
  • No hay molestos condensadores en los cables.
  • 10 años de garantía
  • Eficiencia 80 Plus Gold cumplida con creces.
  • El control del ventilador tanto con el modo semi-pasivo activado como sin él está entre los mejores de este rango de precios.
  • Calidad interna excelente y rendimiento intachable, con resultados magníficos en todas las pruebas, sin excepción.

Inconvenientes

  • Cableado PCIe ligeramente corto.
  • El precio en tiendas oscila entre unos sensacionales 90-95 euros a unos menos competitivos 110€, pasando por unos no muy sorprendentes 100€.

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de platino y producto recomendado.

Thermaltake Toughpower GF1

CALIDAD INTERNA - 95%
SONORIDAD - 95%
GESTIÓN DEL CABLEADO - 91%
SISTEMAS DE PROTECCIÓN - 90%
RENDIMIENTO CYBENETICS - 98%
PRECIO - 91%

93%

Una de las mejores fuentes de la gama media-alta para este 2019 y un absoluto acierto por parte de Thermaltake.

User Rating: Be the first one !

breixobaloca

Apasionado del Hardware, exigente con la calidad de los productos. Siempre intentando aprender cada día.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba