Reviews

Corsair IRONCLAW RGB Wireless Review en Español (Análisis completo)

Corsair IRONCLAW RGB Wireless es una nueva variante de ratón gaming que sale a la venta este mismo día. Hereda su diseño directamente de la versión IRONCLAW RGB que también se analizó hace un tiempo, así que es un ratón bastante grande con el sensor óptico Pixart PMW 3391. Presenta novedades como tres nuevos botones en la zona derecha, iluminación en la zona delantera y por supuesto conexión inalámbrica tanto por radiofrecuencia de 2,4 GHz como Bluetooth 4.2.

Por supuesto agradecemos a Corsair su confianza en nosotros y en pasarnos sus productos para hacer los análisis.

Corsair IRONCLAW RGB Wireless características técnicas

Corsair IRONCLAW RGB Wireless características

Unboxing y diseño

Corsair IRONCLAW RGB Wireless Review

Comenzaremos entonces por el Unboxing del Corsair IRONCLAW RGB Wireless presentándose en una caja de un tamaño bastante más grande que el ratón, como viene siendo habitual en la marca. Esta caja cuenta con los típicos colores amarillo y negro de Corsair, así como una foto en la zona delantera del ratón e información técnica en la zona trasera.

Dentro, tenemos un molde de cartón bastante complejo debemos decir, que encapsula tanto el equipo principal como el cable y elementos de conexión. Tened paciencia para desempaquetarlo y no romperlo antes de tiempo. En el interior nos vamos a encontrar los siguientes elementos:

  • Ratón Corsair IRONCLAW RGB Wireless
  • Cable USB-Micro USB para la carga de la batería
  • Adaptador USB-Micro USB para conectar el ratón (a priori no es necesario)
  • Receptor inalámbrico por radiofrecuencia
  • Guía de usuario y documentos de garantía y precauciones

Corsair IRONCLAW RGB Wireless Review

A simple vista, este nuevo Corsair IRONCLAW RGB Wireless se parece muchísimo a su versión cableada, de hecho, el diseño es prácticamente el mismo si no fuera por las actualizaciones en forma de mayor cantidad de botones situados en la zona izquierda y también por añadir iluminación RGB en la zona delantera. Los acabados consisten en plástico duro con acabado mate por la parte superior, y un recubrimiento de goma estriada en las zonas laterales que nos permiten mejorar el agarre del ratón.

La calidad de construcción que se nota a simple vista con líneas agresivas y un tamaño verdaderamente grande. De hecho, este ratón mide 130 mm de largo, 80 mm de ancho y 45 mm de altura. Esto significa que claramente es un periférico destinado a manos grandes, bastante grandes y que soporta agarres en tipo palma, sobre todo, y tipo garra. Al ser inalámbrico el peso sube hasta los 130 gramos, frente a los 105 que mostró el IRONCLAW normal.

Corsair IRONCLAW RGB Wireless Review

Si nos colocamos en la zona delantera de Corsair IRONCLAW RGB Wireless, la primera diferencia que vamos a notar respecto a la versión base, es que tenemos un par de botones más junto al clic izquierdo que están preconfigurados para el aumento o disminución de DPI. Sobra decir que los interruptores utilizados son los Omron preparados para más de 50 millones de clics. Yo mismo tengo el IRONCLAW para mi uso diario y el tacto y pulsación son exactamente las mismas en ambos equipos, algo que considero muy positivo porque me gusta bastante la configuración.

En la zona central tendremos esa rueda gigante completamente cubierta de goma estriada y blandita junto a los dos botones superiores que, de forma nativa, están configurados para el cambio de perfil de configuración de iCUE. Volviendo a los nuevos botones frontales izquierdos, consideramos que están bien situados, no estorban para el clic normal y además se alcanzan muy bien con el dedo índice. Serían muy buena opción para cambiar de arma en los juegos.

La zona lateral también viene con novedades, los botones de navegación están situados más arriba que los del IRONCLAW, personalmente me gustan más los de la versión anterior, aunque la diferencia no es demasiado notoria. Justo encima de estos dos tenemos un botón preconfigurado como “sniper” (disminución de DPI de forma momentánea). Este botón podremos pulsarlo bien con el dedo pulgar o bien con el dedo índice, en ninguno de los dos casos es demasiado cómodo, ya que en la zona lateral creo que hubiera quedado más accesible. En cualquier caso, mejor pulsarlo con el dedo pulgar.

El agarre sigue siendo una delicia al tacto, con la goma estriada y tierna que no genera nada de calor ni se resbala. La zona derecha es exactamente igual que en el modelo anterior, nada de botones y otra goma para su agarre igual de cómoda.

Volviendo a la zona delantera, notemos cómo el conector Micro-USB está situado justo en la zona central de la botonera. De igual forma la caída hacia a derecha sigue siendo pronunciada y lo que mejora el agarre y la ergonomía. También en esta zona frontal inferior se ha añadido una zona de iluminación LED RGB, además de la que ya teníamos en la zona de la rueda. Por supuesto no es un ratón ambidiestro como habréis podido deducir.

La zona trasera se mantiene el logotipo de Corsair con iluminación y además se ha añadido un remate en plástico liso en la zona inferior tan solo para mejor la estética. La zona es bastante amplia como vemos, así que prácticamente nos veremos obligados a apoyar aquí la palma de nuestra mano.

Corsair IRONCLAW RGB Wireless botones

En la zona lateral se mantiene un sistema de iluminación de estado provista de tres LEDs. En este caso será mejor que cada uno se vaya al manual de instrucciones porque la gama de notificaciones y colores que este panel generan es bastante amplia. Desde el nivel DPI seleccionado, también nos muestra el nivel de batería del ratón, perfil seleccionado, de los tres que podemos guardar en el ratón, e incluso el modo de conexión que estamos utilizando.

El peso también ha aumentado por el hecho de incorporar una placa de aluminio en la zona delantera, también como efecto estético. Personalmente creo que no era necesaria y lo único que hace es aumentar demasiado el peso del ratón, aunque claro, consigue un aspecto más Premium. En total tendremos 10 botones programables mediante iCUE tanto en función como en macros.

Corsair IRONCLAW RGB Wireless sensor

Corsair IRONCLAW RGB Wireless instala uno de los mejores sensores de la marca Pixart, el PMW 3391 de nada menos que 18.000 DPI. Esta gran resolución lo que nos permite es tener un sensor óptico más preciso y que reproduce el movimiento píxel a píxel incluso en las resoluciones más grandes como 4K u 8K. Soporta velocidades de hasta 400 in/s y aceleraciones de hasta 50 G.

Ya nos dio unos resultados perfectos en la versión anterior, y aquí no debería ser menos, en definitiva, es el mismo sensor. El Polling Rate sigue siendo de 1000 Hz, aunque en este caso lo que cambia es el modo de conexión, siendo ésta mediante radiofrecuencia a 2,4 GHz o mediante Bluetooth 4.2.

Ojo porque si lo dejamos conectado con el cable USB, y el botón colocado en apagado, podremos utilizar de forma normal como si de un cableado se tratase. Si tenemos conectado el ratón por USB y además la conexión inalámbrica también activa el ratón no funcionará correctamente.

La configuración de patas ha cambiado también un poco, ahora una de las dos traseras es de mayor tamaño. A efectos prácticos, la experiencia es casi la misma, lo que más notamos por supuesto es el aumento de peso del ratón. En esta zona inferior tenemos ese botón necesario para el apagado, o cambio de conexión del ratón.

Corsair IRONCLAW RGB Wireless Review

Software iCUE

Corsair IRONCLAW RGB Wireless iCUE

iCUE será el software encargado de gestionar este Corsair IRONCLAW RGB Wireless de forma completa. Recomendamos tener la versión 3.14 en adelante y además actualizar el firmware del ratón en la primera conexión, para ello, necesitaremos tenerlo conectado mediante cable.

Desde el menú desplegable de la zona izquierda, tendremos todo lo necesario para efectuar el control. iCUE es un software que trabaja mediante perfiles, de hecho, toda la configuración de los dispositivos conectados podremos almacenarlas en un solo fichero y llevarla con nosotros. Concretamente el ratón nos va a permitir carga hasta 3 perfiles propios de funcionamiento.

En el apartado de “Acciones” podremos gestionar las macros o también modificar la función de los botones. Es un apartado algo lioso, pero con tiempo podremos descubrir y entender el modo de funcionamiento.

Corsair IRONCLAW RGB Wireless software

El siguiente apartado consiste en el control de las tres zonas de iluminación. iCUE permite implementar todas las capas que queramos y además sincronizar las zonas con los otros periféricos que tengamos de la marca. Sumamente sencillo, y además juegos como Metro o FarCry 5 gestionarán esta iluminación de forma automática.

El siguiente apartado se encarga de seleccionar la velocidad de los tres perfiles DPI disponibles y también la velocidad del modo Sniper. En Rendimiento podremos activar funciones como la asistencia en los ángulos o el asistente para mejorar la posición del puntero. Con un sensor de estas prestaciones, es prácticamente es innecesario, aunque quizás lo encuentren útil aquellos que se dedican al diseño gráfico. Finalmente tendremos un apartado para la calibración de la superficie, que recomendamos llevarla a cabo para ajustar la distancia lift off del ratón.

Corsair IRONCLAW RGB Wireless software

Si nos vamos a configuración, tendremos todo lo necesario para actualizar tanto software como firmware del dispositivo. Podremos ver el estado de la carga de batería y otras configuraciones interesantes que vosotros mismo tendréis que probar. Sin duda uno de los programas más completos del panorama actual.

Agarre y pruebas de sensibilidad

Corsair IRONCLAW RGB Wireless se trata de un ratón orientado a gaming, concretamente podríamos situarlo en el terreno de los títulos MMO y RPG, principalmente por sus dimisiones, configuración de botones y el peso. No es un ratón para nada liviano así que los usuarios de FPS quizás quieran algo más liviano, en cualquier caso, el IRONCLAW es uno de mis favoritos y lo utilizo en mi día a día para absolutamente todo.

Las sensaciones en cuanto a pulsación y agarre son perfectas, clic marcados, pero sin ser demasiado duros, y botones bien situados con gran ergonomía. Eso sí, los de navegación están algo elevados y el botón de sniper no está en el sitio más accesible. Con una mano de unos 190 x 110 mm el agarre que encuentro ideal es el de tipo palma, sin más, con los dedos algo arqueados para pulsar con las puntas y la palma completamente pegada al ratón.

Me han gustado bastante esos dos botones en el lado izquierdo del clic principal que se me hacen bastante cómodos de pulsar por ejemplo para rueda de selección de armas o acciones rápidas recurrentes. Sin duda tienen mucho potencial para gaming.

Como siempre, veamos los resultados e impresiones de las típicas pruebas del sensor, aunque ya adelantamos que el Pixart PMW 3391 es uno de los mejores del mercado.

Corsair IRONCLAW RGB Wireless aceleración

  • Varianza el movimiento: El procedimiento consiste en meter el ratón en un recinto de unos 4 cm, luego movemos el equipo de un lado a otro y a distintas velocidades. De esta forma la línea que vayamos pintando en Paint tomará una medida, si las líneas varían de longitud, significará que tiene aceleración, sino no la tendrán. La varianza es completamente cero si mantenemos desactivada la opción de asistencia a la precisión. Si la activamos, lo único que estaremos introduciendo es una aceleración bastante considerable como vemos en la imagen anterior.
  • Skipping de píxeles: Efectuando lentos movimientos, y a distintos DPI en un panel de 4K, el salto de píxeles no se aprecia en ninguna configuración DPI. Por supuesto mientras más cantidad de DPI más difícil será navegar pixel a píxel, pero a resoluciones bajas el control es una delicia, tanto de forma inalámbrica como cableada.
  • Tracking: las pruebas en juegos como Tomb Rider o DOOM o mediante la selección y arrastre de ventanas, el movimiento es correcto sin experimentar saltos o cambios de plano accidentales. Con la capacidad de 400 in/s y 50 G soportará movimientos bastante más rápidos de los que nuestra mano pueda llegar a realizar.
  • Desempeño en las superficies: Ha funcionado correctamente en superficies duras como madera, metal y por supuesto en alfombrillas. El desempeño en cristales opacos y translúcidos es correcto, no siendo así en transparentes, como es obvio en los sensores ópticos. Las superficies pulidas también las sortea con destreza y sin problemas.

Corsair IRONCLAW RGB Wireless Review

En nuestro afán por hacer cuadraditos, hemos probado las tres configuraciones posibles del software, asistencia a ángulos, asistencia a ángulos + movimiento, y prestaciones puras. Vemos que la diferencia no es demasiado grande, poniendo lo mejor de mí en cada intento, aunque ciertamente el asistente a ángulos mejora en las tareas de mayor precisión.

Palabras finales y conclusión acerca de Corsair IRONCLAW RGB Wireless

Corsair IRONCLAW RGB Wireless a gusto personal, es uno de los ratones más cómodos que he probado, un ratón ciertamente de un tamaño grande y con unas líneas ergonómicas muy bien estudiadas para maximizar la comodidad en palma grip y claw grip. Debido a su tamaño no es apto para cualquier usuario, abstenerse los que os gustan los ratones pequeños o los que tengáis manos pequeñitas, porque seguramente se os haga grande.

El sensor funciona a las mil maravillas, como cabía esperar y prácticamente en todo tipo de superficies. Eso sí, recomendamos realizar una calibración en la superficie a usar, porque de fábrica vienen con una distancia de lift off bastante grande. Los agarres de goma, y la inclusión de 10 botones configurables le ha sentado muy bien a esta versión inalámbrica.

Tampoco tendremos absolutamente nada de LAG en la frecuencia de 2,4 GHz, aunque para los más puristas también existe la posibilidad de controlarlo de forma cableada. La carga de la batería dura unas dos horas y aún con iluminación activa, los dos días los echa sin problemas con un uso intensivo.

El diseño se ha mejorado bastante en cuanto a acabados visuales, ahora tenemos una placa metálica en la zona delantera, mejoras acabados traseros y unas patas más grandes. Por supuesto se ha incluido una nueva zona de iluminación que gracias al software iCUE tendremos bastante entretenimiento por delante.

Este Corsair IRONCLAW RGB Wireless saldrá de forma oficial al menos este mismo 25 de abril a un precio de 80 euros en Europa y América, frente a los 60 euros de la versión IRONCLAW RGB base. No es descabellado si tenemos en cuenta las múltiples novedades y la posibilidad inalámbrica. Por nuestra parte, es un equipo recomendado para usuarios que les gustan los ratones grandes.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ MUY CÓMO Y DISEÑO ERGONÓMICO PARA PALM GRIP

– 130 GRAMOS DE PESO
+ IDEAL PARA MANOS GRANDES
– EL ASISTENTE A LA PRECISIÓN INTRODUCE ACELERACIÓN
+ INALÁMBRICO O POR CABLE
– BOTÓN SNIPER EN UNA POSICIÓN EXTRAÑA

+ GRAN GESTIÓN DE SOFTWARE

+ SENSOR DE ALTÍSIMAS PRESTACIONES

+ 10 BOTONES PROGRAMABLES

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de platino y producto recomendado

Corsair IRONCLAW RGB Wireless

DISEÑO - 90%
SENSOR - 93%
ERGONOMÍA - 89%
SOFTWARE - 95%
PRECIO - 82%

90%

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar