Patinetes eléctricos

Patinetes eléctricos: toda la información

¿Has usado alguna vez un patinete eléctrico para ir al trabajo o a la universidad? Los patinetes eléctricos son un medio de transporte que ayuda a la personas a estar más activas físicamente de una manera divertida. Poco importa si eres un novato o si usas este medio de transporte desde hace varios años. En ambos casos, disfrutarás de todos tus viajes.

Los patinetes eléctricos han obtenido mucha popularidad en los últimos años, debido a que son muy simples en su funcionamiento, de tamaño reducido, livianos y extraordinariamente sencillos de mantener.

En esta guía desarrollaremos varios puntos para que tengas más información y conocimientos para elegir el patinete adecuado para ti, para darle el mejor uso y para mantenerlo en buen estado durante mucho tiempo.

De esta forma te convertirás en un comprador más experimentado y comprenderás el funcionamiento interno de los patinetes eléctricos. En caso de que sea la primera vez que compras un patinete eléctrico o si deseas obtener más información, esta guía de Profesional Review es todo lo que necesitas.

Qué es el patinete eléctrico

El patinete eléctrico es un vehículo que funciona con electricidad y que en la actualidad es cada vez más innovador, popular y revolucionario, resultado un medio muy conveniente para ser usado en una ciudad, en el campo, y dirigido a un público muy amplio y variado.

Los patinetes eléctricos se caracterizan por brindar una opción orientada a preservar el medio ambiente, lo que le da una ventaja en este aspecto con respecto a otros tipos de transporte.

Para trayectos de corta distancia el patinete es ideal, ya que no utiliza gasolina, lo que supone un ahorro de dinero en ese aspecto en comparación con un coche. Asimismo, adquirir un vehículo de este tipo es mucho más barato que comprar un coche o camioneta.

En el mercado podemos encontrar una amplia variedad de patinetes eléctricos, tanto modelos como precios y diferentes públicos. Se pueden conseguir en tiendas físicas y virtuales, y cada año crece su popularidad.

Patinetes eléctricos

En el segmento para niños, los patinetes suelen ser no eléctricos y con un diseño simple, en el que se deben utilizar las piernas para hacer que el patinete tome velocidad. Este representa el modelo más estándar y económico del mercado.

Este patinete estándar fue el nacimiento de los patinetes eléctricos que conocemos actualmente, habiendo sido muy popular en su momento. Hoy en día, gracias al desarrollo y avance de la energía eléctrica, se comenzó a implementar esta tecnología en los patinetes, logrando una gran revolución en el modo de transportarnos.

Mientras en un extremo nos encontramos con patinetes básicos y sin electricidad, del otro lado tenemos patinetes eléctricos que funcionan a 125 W y hasta a 3000 W, incluyendo diferentes diseños, precios y modelos.

Historia y nacimiento del patinete eléctrico

El año 1894 marcó el nacimiento del patinete eléctrico, al que llamaron Hildebrand Wolfmueller y que venía con un motor de doble cilindrada y que incluía refrigeración líquida.

La compañía Ajax Motor Vehicle, a inicios del siglo XX, fue el primer fabricante en serie de patinetes eléctricos orientados al público en general.

En aquellos tiempos, los patinetes eléctricos ya comenzaban a ser mencionados en distintas revistas de ciencia, como la estadounidense Popular Mechanics.

Las primeras publicaciones que hacían referencia al patinete eléctrico daban cuenta del nacimiento de un nuevo y moderno vehículo.

Durante la década de 1920 se destacó la familia Ransomes, de Estados Unidos, ocupándose del diseño de lo que sería el primer monociclo eléctrico.

Application Electro Mecaniques, una compañía de Francia, tomó los primeros conceptos de los Ransomes, con los que en 1927 pudo presentar su Electrocyclette, que en apariencia era más similar a un triciclo que a un patinete.

Earle Williams es considerado el más importante diseñador mecánico que contribuyó al desarrollo del patinete eléctrico como lo conocemos hoy en día. Entre sus planes estaba el transformar el obsoleto monociclo, que utilizaba gasolina, en un patinete de mayor velocidad y que estuviera alimentado por electricidad.

Al diseño creado por Williams lo llamaron Par-Car, y la empresa Marketeer fue la encargada de fabricarlo. Tiempo más tarde, aparecieron otros diseños en diferentes países de Europa, en los que se hacían variaciones del modelo original, y que eran fabicados por Socovel.

El avance en el desarrollo de los patinetes eléctricos se profundizó en las décadas de 1960 y 1970, una época que coincidió con la aparición de la pila de combustible alcalina fabricada por Union Carbide, y que se usaba en los motores de los patinetes.

Hoy por hoy, la producción de patinetes eléctricos aumenta cada año, con nuevos modelos, prestaciones y fabricantes que compiten para ofrecer lo que los usuarios necesitan.

Ventajas que ofrece el patinete eléctrico

El patinete es una opción ideal para transportarse en cortas distancias urbanas, y suele ser elegido por aquellos usuairos que valoran el mecanismo y los beneficios de una bicicleta, pero que prefieren usar un motor en lugar de pedalear.

Del mismo modo, el patinete eléctrico se complementa a la perfección con los sistemas de transporte público tradicional. Asimismo, ofrece ventajas a los habituales peatones, dándoles una excelente opción de transporte con buena velocidad, un bajo precio y hasta la posibilidad de combinar la caminata con el patinete.

Patinetes eléctricos

Con un patinete eléctrico se puede tener un viaje increíble, puesto que nos posibilita trasladarnos de un lugar a otro a una buena velocidad, sin tener que lidiar con el tráfico de los coches y buses y el problema habitual que encontramos en las grandes ciudades: el estacionamiento.

El aspecto físico también se ve beneficiado con el uso de este tipo de vehículo, ya que con un patinete tendremos la opción de pedalear en caso de que no encendamos el motor del mismo. En caso de no querer pedalear, solo bastará con encender el motor, acomodarnos y comenzar el viaje.

Cuando nos referimos a patinetes eléctricos, no podemos dejar mencionar dos factores importantes de la modernidad: el tiempo de viaje y la contaminación. Con un patinete eléctrico viajarás sin tener que cruzarte con los problemas del tráfico y respetando el medio ambiente, ya que no estarás emitiendo contaminación en forma de dióxido de carbono.

Junto al beneficio que supone evitar el caos del tráfico, un patinete será mucho más fácil de aparcar. El tipo de estacionamiento que usan las empresas que ofrecen el servicio en distintas ciudades del mundo se llama “Dock-Free”, y consiste en dejar el patinete aparcado en cualquier lugar. Para encontrar el patinete más cercano, los usuarios deben usar una aplicación en el smartphone.

Este sistema Dock-Free ya se usa también en el segmento de las bicicletas, las que pueden ser usadas y dejadas en cualquier lugar, siempre en lugares de fácil acceso y dentro de la ciudad donde fue tomada.

Económico

Una de las ventajas que más atrae a los compradores es que se necesita muy poco dinero para usar de manera regular un patinete eléctrico. Un trayecto de casa al trabajo, por ejemplo, costará mucho menos dinero haciéndolo con un patinete que con un coche tradicional.

Adicionalmente, se cuenta con la ventaja de que no es necesario gastar dinero en estacionamientos ni peajes, y en cuanto al matenimiento, el gasto será mucho menor comparado con una motocicleta o coche.

Amigable con el medio ambiente

De modo contrario a los patinetes que funcionan a gas, que obtienen energía quemando combustibles, un patinete eléctrico es completamente amigable con el medio ambiente.

Un patinete eléctrico obtiene la energía que necesita mediante la electricidad, evitando la emisión de gas que es tan contaminante. Producto de esto, son ideales para las personas que tienen conciencia de su entorno. La mayor parte de los patinetes que funcionan a gas utilizan combustibles como gasolina o diesel. Del otro lado, los patinetes eléctricos no contaminan, ya que no emiten monóxido de carbono ni tampoco necesitan queman combustibles fósiles.

Gracias a este funcionamiento limpio, se logra reducir el humo, la contaminación y la emisión de monóxido de carbono. Con todo esto, se enriquece notablemente la calidad del aire que respiramos.

Carga rápida y cómoda

Patinetes eléctricos

Si tienes un patinete eléctrico que guardas en tu hogar, sabrás que cargarle la batería es algo muy sencillo, solo necesitando conectarlo a la electricidad, esperar unos minutos y salir andando desde tu casa. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los patinetes que queman combustibles, ya que será necesario que salgas de tu casa y te dirijas a una gasolinera para recargarlo.

Seguridad

Algunas personas pueden sentirse un tanto indecisas con respecto a la seguridad que pueda ofrecer un patinete eléctrico. Sin embargo, hay que aclarar que estos vehículos son testeados exhaustivamente durante el proceso de fabricación antes de ser colocados a la venta.

Para aumentar más aún la seguridad de un vehículo motorizado, estos dos consejos son fundamentales para viajar seguro y sin miedo:

Usar casco

A pesar de que pueda parecer poco atractivo usar casco, la realidad es que este accesorio resulta ser tan importante como el mismo patinete. En la mayoría de los países se recomienda el uso de casco al montar una motocicleta, ya que está totalmente comprobado que pueden salvar vidas, al igual que el cinturón de seguridad en un coche.

Lo mismo sucede con los patinetes eléctricos: es fundamental el uso de casco para evitar sufrir daños severos en la cabeza en caso de caer del patiente.

Otros accesorios útiles para mantener la seguridad física son las muñequeras, las gafas de seguridad, botas, guantes y chaquetas protectoras.

Comprender las leyes locales

Siempre es recomendable conocer bien cuáles son las leyes y regulaciones sobre los patinetes en la ciudad donde te encuentres. Es necesario conseguir la información correcta, ya que las reglas pueden variar mucho de una ciudad a otra. Habrá que poner especial atención a las velocidades máximas, los lugares de estacionamiento y si se requiere licencia o no.

Modelos y tipos de patinetes eléctricos

La estructura de un patinete está compuesta por una base resistente y alargada en la que la persona apoya sus dos piernas, y que se desplaza a través de dos o tres ruedas colocadas en su parte inferior. Asimismo, incluye un manillar con la que se elige la dirección del patinete y que sirve también de sostén cuando deben pedalear con el pie para tomar impulso.

– Patines tradicionales

En estos patinetes, que generalmente están fabricados con madera y que utilizan ruedas de caucho para transportar al usuario, es fundamental el impulso que les da el usuario con una de sus piernas, haciendo fuerza en el suelo con la pierna para tomar velocidad.

– Patines plegables

Tiempo después, comenzaron a fabricarse patinetes más resistentes que usaban otros materiales como el aluminio en su estructura y material sintético en sus ruedas. Además de la mejor calidad, también se puso foco en el espacio que ocupaban, por lo que surgieron los primeros patinetes plegables, livianos y de un tamaño muy reducido.

– Patinetes deportivos

Estos patinetes son elegidos particularmente para hacer acrobacias o correr carreras con amigos. Hacen énfasis en un diseño liviano y atractivo, con ruedas más pequeñas y muy populares en competencias de estilo libre.

– Patinetes con motor

Estos patinetes fueron pensados específicamente para usarlos como medio de transporte en las grandes ciudades. Con un aspecto deportivo, incluyen un motor eléctrico, materiales resistentes como el aluminio y el acero, suspensores delanteros y traseros, y unas ruedas de 4 pulgadas de diámetro.

– Patines motorizados todo terreno

Posee características similares que el modelo anterior, aunque con ruedas de mayor tamaño, ya que están pensados para ser usados en terrenos más irregulares, por lo que sus ruedas son más resistentes para evitar daños que provoquen que el patinete no funcione.

– Patinete motorizado infantil

Teniendo en cuenta la seguridad que deben ofrecer a los niños, estos modelos incluyen un motor pequeño que alcanza bajas velocidades. Del mismo modo, pueden incluir una tercera rueda, para ayudar al niño a lograr un mayor equilibrio.

Potencia de los patinetes eléctricos

Existen potencias diferentes en los modelos de patinetes eléctricos, a los que podemos clasificar en los siguientes grupos:

– 125 watts: vienen equipados generalmente con un motor de 24 vatios, conformado por dos baterías de 12 vatios alineadas, obteniendo una velocidad máxima de 12 km/h y llegando a los 6 a 9 kilómetros de trayecto recorrido, con un tiempo de carga de hasta 5 horas.

– 250 watts: igual que el anterior, usan un motor de 24 vatios, conformado por dos baterías de 12 vatios alineadas, obteniendo una velocidad máxima de 20 km/h y llegando a los 20 kilómetros de trayecto recorrido con una sola carga, la que demora entre 4 a 6 horas en completarse.

– 500 watts: en estos modelos se usan motores de 36 vatios, divididos en 3 baterías de 12 vatios alineadas, logrando una velocidad máxima de 28 km/h, con lo que se pueden recorrer hasta 33 kilómetros, y teniendo que invertir entre 6 a 8 horas para cargar completamente la batería.

– 1000 watts: por lo general, se fabrican con baterías de 36 vatios, divididas en tres baterías de 12 vatios alineadas, desarrollando una velocidad máxima de 42 km/h, con lo que se consigue recorrer hasta 20 kilómetros. El tiempo necesario para cargar la batería full es de aproximadamente seis horas.

– 1800 watts: estos motores vienen en patinetes específicos, como en el Raycool Country, uno de los patinetes de mayor popularidad en España y bastante particular, debido a que tiene una batería de 48 vatios, dividida en cuatro baterías alineadas de 12 vatios, desarrollando unos 35 km/h de velocidad máxima y alcanzando unos 25 kilómetros de recorrido, necesitando 6 horas para completar una carga completa.

– 2000 watts: estos patinetes se fabrican con baterías de 36 vatios, divididas en tres baterías de 12 vatios alineadas, logrando una velocidad máxima de 42 km/h para llegar a 20 kilómetros de recorrido, necesitando 6 horas para completar una carga completa.

– 3000 watts: en estos modelos se utiliza una batería de 48 vatios dividida en cuatro baterías de 12 vatios alineadas, desarrollando una velocidad máxima de 45 km/h, con la que se pueden recorrer 30 kilómetros, y requiriendo unas 8 horas para completar la carga.

Desventajas de los patinetes eléctricos

Patinetes eléctricos

Es común que con el paso del tiempo, la batería se vaya desgastando, y con ello, comience a disminuir paulatinamente la capacidad de velocidad del patinete, algo que termina perjudicando a largo plazo el rendimiento del mismo.

Asimismo, el uso cada vez más popular de los patinetes viene sumando críticas y detractores en los últimos años. Algunas ciudades del mundo, como San Francisco y Miami, pusieron un límite a la cantidad de patinetes que circulan por las calles y cancelaron programas de intercambio de patinetes hasta lograr la aprobación de una regulación efectiva.

Muchas personas que utilizan patinetes eléctricos suelen hacer un mal uso de los mismos, sin respetar las reglas impuestas por cada ciudad. Es un hecho común ver patinetes circulando sobre las aceras, transitando a cortas distancias de las personas que caminan, representando un problema de seguridad tanto para el peatón como para quien conduce el patinete.

El estacionamiento también puede representar una desventaja. Primero, para los ciudadanos, ya que se encuentran con patinetes estacionados en cualquier lado cuando no hay un dock disponible en los dockless montados a tal fin.

Esto se deriva de la falta de regulaciones destinadas a una buena organización del tráfico y estacionamiento de los patinetes. Lo mismo sucedió hace varias décadas con los automóviles cuando se popularizaron. Por lo que con el auge que tienen los patinetes, tarde o temprano será necesaria una regulación.

Número de ruedas en los patinetes eléctricos

Patinetes eléctricos

Los patinetes también se pueden clasificar de acuerdo al número de ruedas con el que se fabrican.

– Una rueda: así vienen equipados los monociclos, creados hace varios siglos, aunque no eran eléctricos hasta hace pocos años, cuando salieron a la venta los primeros modelos alimentados a electricidad. Poseen particularidades parecidas a las de los patinetes eléctricos infantiles, logrando una velocidad máxima de 24 km/h y autonomía para recorrer 20 kilómetros.

– Dos ruedas: aquí podemos encontrar tres variantes:

  • Eléctrico: es el modelo más elegido de todos, ofreciendo un diseño simple y tecnología de avanzada, lo que le ha permitido alcanzar un éxito de ventas.
  • Hoverboard: en estos modelos se emplean los dos pies para dominarlo totalmente, haciendo uso a su vez de la tecnología de giroscopio, con la que se consigue un equilibrio interno y contrarrestar la inestabilidad.
  • Segway: cada vez más popular, este patinete puede alcanzar los 20 km/h, usando también un giroscopio como el modelo anterior. Asimismo, varias fuerzas policiales de distintas ciudades ya lo están usando como vehículo para mantener el orden y la seguridad.

– Tres ruedas: a pesar de que no goza de la elegancia del patinete clásico, incorpora una gran estabilidad y fuerza de tracción gracias a su tercera rueda, con lo que también se pueden trasnportar objetos como equipaje o herramientas.

– Cuatro ruedas: básicamente, estos patinetes son similares a los de tres ruedas, aunque son menos populares que todos los demás.

– Ruedas grandes: se fabrican con ruedas de mayor tamaño que los patinetes tradicionales, y sirven especialmente para circular por terrenos más difíciles, como pueden ser las superficies irregulares, con barro o piedras.

Accesorios para patinetes eléctricos

Así como hemos mencionado varias características de los patinetes eléctricos, como el número de ruedas, la velocidad que pueden alcanzar y los cuidados que hay que tener en cuanto a la seguridad propia y la de los demás al usar uno, también hay que referirse a los accesorios adicionales que pueden comprarse.

Cubierta de laminado: estas capas son comunes en los hoverboards, y consiste en diseños y dibujos que le dan al patinete un aspecto altamente atractivo y moderno.

Cargador universal: es siempre fundamental contar con un cargador extra, ya que en caso de que el cargador principal sufra un daño o lo perdamos, podamos cargar la batería del patinete y no quedarnos a pie.

Protectores: siempre se aconseja, al circular con un patinete sobre avenidas transitadas, llevar protectores como casco, rodilleras y coderas, para reguardar nuestro físico en caso de que caigamos del patinete. Con esto se evitan lesiones graves.

Hoverkart: es un accesorio con el que podemos transformar a nuestro hoverboard en un kart, en el que el usuario va sentado con las piernas estiradas y un manillar para elegir la dirección del mismo.

Luces LED: este accesorio no solo le da un aspecto más elegante, sino que también es de gran utilidad especialmente en lugares de poca luz y durante la noche.

Bocina: es menos popular que los accesorios anteriores, aunque puede ser de mucha utilidad en calles donde los peatones cruzan, para alertarles de que nos estamos aproximando.

Conclusión acerca de los patinetes eléctricos

El patinete eléctrico acumula un gran caudal de opiniones a favor, aunque también hay personas que encuentran críticas y problemas en el uso de este vehículo a electricidad. A pesar de ello, cuenta con una gran popularidad debido a las ventajas que ofrece.

Asimismo, ecológicamente son sostenibles y usan energías renovables limpias, lo que significa una ventaja importante en comparación con los vehículos que emiten gases contaminantes que perjudican a la atmósfera y el medio ambiente.

Dicho esto, los patinetes eléctricos están considerados como una alternativa más práctica de desplazamiento urbano y menos contaminante que una moto o un coche. Finalmente, la portabilidad y los precios económicos actuales hacen que sea una opción que muchas personas tienen en cuenta.

Miguel Ángel Navas

Amante de la informática, los smartphones y la tecnología en general. Técnico superior en Administración de sistemas informáticos y redes, y un reviewer sin pelos en la lengua. Cualquier duda o cuestión aquí me tenéis.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba