Noticias

Intel publica sus resultados de 2018 con ganancias récord

Intel presentó ayer por la noche sus resultados financieros del último trimestre de 2018, además de los de todo el año 2018. Parece que se puede afirmar ya que el pasado año fue especialmente bueno para el fabricante de procesadores americano. Ya que se presentaron beneficios de 21.053 millones de dólares al cierre del año. Una cifra que dobla la del año anterior.

Intel publica sus resultados de 2018 con ganancias récord

También los ingresos de la firma aumentaron el año pasado. Según los resultados publicados, ingresó 70.848 millones de dólares. Un aumento del 13% respecto al anterior ejercicio. Buenos resultados en general para la firma.

Buenos resultados para Intel

Estos buenos resultados también han dejado buenas noticias para los accionistas de la firma americana. Ya que obtuvieron unas ganancias de 4.48 dólares por acción. Supone una notable subida frente a las ganancias que se tuvieron en 2017, donde Intel pagaba 1,99 dólares por acción. Por lo que el pasado año ha sido excepcionalmente bueno para la firma americana. Todos los segmentos de mercado han funcionado bien en la empresa, con récords en todos ellos, según han revelado.

Su segmento en el mercado de los ordenadores portátiles y los portátiles gaming han tenido especialmente buenos resultados por parte de la empresa. Pero en general, todas las áreas en las que tienen presencia han cerrado el 2018 en positivo.

TE RECOMENDAMOS
Intel Ice Lake Xeon se basa en el socket LGA 4189 y una controladora DDR4 de 8 canales

2019 será un año lleno de retos para la empresa, tras este 2018 lleno de éxitos. Intel buscará reforzar su posición como la empresa fabricante de procesadores dominante en el mercado. Además, se planea una enorme apliación de alguna de sus factorías. Por lo que esto les podría ayudar a crecer más.

Fuente
Techpowerup

Eder Ferreño

Bilbaíno graduado en Marketing. Amante de los viajes, el cine y la lectura.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
  • Ó.M.
    • Alejandro Mata Gómez

      Justo iba a comentar eso. No deben ser tan buenos cuando las acciones han empezado dia perdiendo un 7%.

      • Ó.M.

        En bruto, son colosales, pero Intel goza(ba) en los segmentos de un ratio de presencia elevadísmo / monopolio (data center que ha partido por la mitad su crecimiento ¿?), lo que no puede derivar sino en esperar resultados bestiales.

        Los datos indican que el crecimiento se ha detenido (en la progresión que venía haciendo) y el guidance para el año que viene prevé lo mismo que este último Q. Esto es: que durante todo el año Intel no va a pegar (aún) el cipotazo en la mesa con nuevos productos / tecnologías que sacudan el mercado y se transoformen en ventas por doquier.

        Por otra parte los gastos que se vienen soportando, los famosos 10nm. ‘on track’ desde hace 4 años, así como los que ya venimos leyendo en relación al despliegue de nuevas fabs, adopación de nuevos nodos, etc. hace tiempo que no son contrarrestados con resultados, por lo que cada vez pesan más.

        La conferencia comenzó con un speech de Bob S. indicando que la posición vacante de CEO de Intel es, en sus propias palabras: la más importante del planeta. Que llevan más de 6 meses buscando el candidato ideal que pueda hacerse cargo de ella y que es de una complejidad incalculable si se para uno a tratar de entender el calado de lo que Intel representa.

        Esto es totalmente cierto, pero al mismo tiempo nos puede hacer pensar en el marron del tamaño planetario que la persona que aceptara AHORA ocuparlo se puede comer ya que parece claro que estamos en una especie de réplica del momento en que Cook relevó al fallecidio Jobs.

        Intel aún conservará parte de la gigantesca inercia que su dominio absoluto le reporta, pero el que agarre los mandos tiene un enorme tute por delante y tragaderas para capear unos meses en los que no van a brillar como han hecho los último 20 años.

        Entre tanto: multiplicar el dividendo puede satisfacer a algunos, pero si los resultados trimestrales van siendo los anunciados para el año la acción no debería alcanzar el máximo del verano pasado y tendrán que corregirla de un modo similar a todos los que en el último trimestre ya les metieron un 40 / 60 de meneo, solo que en el caso de Intel, no creo que veamos ni por asomo tales porcentajes.

Botón volver arriba