Reviews

Cooler Master MasterBox K500 Review en Español (Análisis completo)

Cooler Master ha actualizado su línea de productos de chasis en este año 2018, en medio de las nuevas incorporaciones, destacamos el chasis Cooler Master MasterBox K500 que nos han enviado para su análisis. Se trata de un chasis diseñado para ofrecer unas características muy atractivas por un precio de venta ajustado, algo que cada día es más importante.

¿Con ganas de conocer todos los detalles de este chasis? ¡No te pierdas nuestro análisis!

Damos las gracias a Cooler Master por enviarnos esta muestra para su análisis.

Cooler Master MasterBox K500 características técnicas

Cooler Master MasterBox K500 características técnicas

Unboxing y diseño

La presentación de este chasis Cooler Master MasterBox K500 sigue la tendencia habitual en el fabricante, ya que nos viene dentro de una gran caja de cartón de color neutro. Nos encontramos serigrafiado el nombre del modelo y una imagen que ocupa casi toda la portada del chasis.

Cooler MasterMasterBox K500 hace alarde de un panel lateral principal de vidrio templado de 4 mm de espesor que está ligeramente teñido y se mantiene en su lugar mediante una bisagra inferior y dos tornillos de mariposa superiores.

Este panel cubre todo el lateral, de forma que luce realmente muy atractivo a la vista. Es una forma segura de agregar una capa adicional de elegancia y se adaptará a aquellos que quieran mostrar su hardware. El lateral opuesto es totalmente liso sin nada que destacar.

El chasis nos viene con tres ventiladores de 120 mm instalados de serie, el dúo delantero dispone de un avanzado sistema de iluminación LED RGB cuya iluminación se ve acentuada por un par de acentos de iluminación en el panel frontal y un botón de encendido con retroiluminación RGB. Todas las lucecitas de colores, la veremos al final del artículo :)

Este botón de encendido se ve acompañado de dos puertos USB 3.0 y los típicos conectores de 3,5 mm para audio y micro. Cooler Master promociona la compatibilidad con placas base de Asus, Gigabyte, MSI y ASRock, asegurando una fácil sincronización con otro el hardware del usuario.

La implementación de estos ventiladores frontales no es la mejor, pues cada uno está equipado con un conector de tres pines que Cooler Master ha conectado a un divisor de tres vías Molex. Tener los ventiladores conectados de esta manera no produce modulación de velocidad, funcionan a máxima potencia en todo momento, lo que resulta en niveles de ruido más altos, y los cables de los ventiladores son demasiado cortos para llegar a los encabezados de nuestra placa base, por lo que no es fácil reconfigurar las cosas.

Dejamos a un lado el vidrio y la iluminación, Se trata de una caja pequeña con unas medidas de 491 mm x 211 mm x 455 mm, totalmente negra cuando se ve desde la parte posterior, y con agresivas secciones angulares que adornan el panel frontal. Esta sección central tiene forma de malla, lo que permite un buen flujo de aire y, por supuesto, una mejor visión de todas esas luces que incluyen los ventiladores de esta zona.

En esta zona frontal encontramos un filtro anti-polvo para evitar la entrada de suciedad, este es desmontable para facilitar la limpieza. La extracción del panel frontal no es sencilla, ya que es necesario desconectar el cableado de las zonas RGB

En la parte trasera tenemos una zona para el ventilador de 120 mm pre-instalado de serie, el hueco para la chapa trasera de la placa base (I/O), 7 slots de expansión, una zona de entrada y salida de aire y el hueco de la fuente de alimentación.

Por último y dejando esta sección, nos toca comentar sobre la parte inferior. En ella, se han colocados cuatro patas de plástico acabadas en goma en su base, de esta forma se evitará la transferencia de vibraciones a nuestra mesa o al suelo.

No nos ha gustado mucho que el filtro anti-polvo que incluye no se pueda retirar rápidamente mediante una bandeja. Hay algunos detalles que nos recuerda más a un chasis de gama baja que a uno de gama media.

Interior y ensamblaje

El diseño general y la calidad de construcción del chasis Cooler Master MasterBox K500 están en línea con las expectativas de un chasis moderno de su gama, con una fabricación basada en el acero SECC de forma predominante.

Podemos apreciar como una cubierta de la PSU cubre el área inferior, manteniendo el desorden del cableado oculto a la vista, además de aislar la fuente de alimentación del resto de los componentes.

Este es el planteamiento que solemos encontrar en la mayoría de los chasis del mercado, se ha convertido en un estándar de diseño. Lógicamente la fuente de alimentación va en la parte inferior, el lugar ideal para mejorar el flujo de aire. La entrada de aire de la fuente de alimentación en la parte inferior está protegida por un filtro anti-polvo.

Para los más curiosos os dejamos una vista trasera del chasis.Como se puede apreciar, minimalista y las primeras sensaciones que nos ofrece, es que no tendremos mucho hueco para guardar el cableado. ¡A ver como nos la arreglamos en nuestro montaje del equipo de pruebas!

También podemos encontrar dos bahías de unidades de 3.5 pulgadas ubicadas en una caja hacia el extremo de la bahía de la PSU, junto a una única bandeja de 2.5 pulgadas, no es un chasis con capacidad para muchos discos duros, pero será más que suficiente para la mayoría de los usuarios.

En la parte trasera encontramos siete ranuras de expansión en este sensacional chasis, las tapas de estas ranuras si son reutilizables. En esta parte trasera también apreciamos el tercer ventilador de 120 mm incluido de serie, eso sí, este no tiene tecnología RGB. Sólo los dos frontales.

El usuario podrá mejorar la ventilación de este chasis Cooler Master MasterBox K500 añadiendo un tercer ventilador de 120 mm en el frontal y dos en la zona superior del mismo tamaño. También es compatible con un radiador de 240/280 en la parte delantera para los amantes de la refrigeración líquida. A nivel de refrigeración, al menos de serie, no tendremos ningún problema con hardware de gama alta.

Los ventiladores RGB y las tiras del panel frontal llevan cada uno un cabezal de iluminación de cuatro pines que se conecta a un divisor de cuatro vías. Esto se puede conectar a una placa base compatible para soporte basado en software, pero si su placa base carece de encabezados RGB, no hay problema, hay un controlador SATA incluido en el paquete que se puede utilizar para recorrer los colores con un botón.

Cooler Master MasterBox K500 nos ofrece espacio suficiente para montar tarjetas gráficas de hasta 400 mm de longitud, mientras que el disipador de la CPU puede medir hasta 160 mm de altura, con estas características no tendremos problemas a la hora de montar un equipo de muy elevadas prestaciones. En cuanto a la zona de la placa base, admite modelos ATX, Micro ATX y Mini ITX, dejando un espacio de 20 mm detrás de esta para gestionar mejor todo el cableado.

Hemos decidido montar un equipo de gama alta: AMD Ryzen 2700X, placa base X470, 16 GB DDR4, Nvidia GTX 1080 Ti y una fuente de mucha calidad con certificación 80 PLUS Platinum. Quizás vemos mejorable la gestión del cableado y que no nos deja mucho margen de maniobra para instalar. Por el resto nos parece una caja gaming muy competente.

Palabras finales y conclusión acerca de Cooler Master MasterBox K500

La Cooler Master MasterBox K500 se trata de un chasis que nos permite instalar hardware de gama alta sin dejarnos un riñón en el intento. Por ejemplo, es compatible con fuentes de alimentación (PSU) con un largo de 18 cm, disipadores con un alto de 16  cm y tarjetas gráficas de 40 cm.

También nos ha gustado su compatibilidad con los sistemas de iluminación de Asus, Gigabyte, MSI y ASRock. Esto, es una gran noticia para el usuario, ya que no debe preocuparse de instalar más cableado de lo necesario. ¡Gran trabajo en este aspecto Cooler Master!

Te recomendamos la lectura de nuestra guía de los mejores chasis del mercado

Nos parece mejorable el espacio para ocultar todo el cableado de la caja, ya que nos ha costado un poquito ordenar todo el sistema. También vemos mejora en un posible sistema de instalación rápida para unidades SSD SATA y una bandeja de extracción de filtro en el suelo, son algunos de los detalles que echamos en falta.

Actualmente encontramos la caja en las principales tiendas online por un precio de 72,90 euros. Creemos que es un buen más que correo (pero por esta horquilla de precio hay mucha competencia) para un chasis que nos permite montar componentes de gama alta. ¿Qué os parece la MasterBox K500?

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ DISEÑO

– MEJORABLE SISTEMA DE ORDENACIÓN DE CABLEADO
+ PERMITE INSTALAR HARDWARE DE ALTA GAMA– SIN BANDEJA DE EXTRACCIÓN EN EL FILTRO DEL SUELO.

+ SISTEMA RGB MUY COMPETENTE

+ CRISTAL TEMPLADO DE CALIDAD

+ BUENOS VENTEILADORES

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de oro:

Cooler Master MasterBox K500

DISEÑO - 82%
MATERIALES - 80%
GESTIÓN DEL CABLEADO - 77%
PRECIO - 80%

80%

Cargar más

Miguel Ángel Navas

Amante de la informática, los smartphones y la tecnología en general. Técnico superior en Administración de sistemas informáticos y redes, y un reviewer sin pelos en la lengua. Cualquier duda o cuestión aquí me tenéis.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar