Audio y multimedia

RMS: ¿Qué es y para qué sirve para los altavoces?

Los valores RMS son una medida esencial para comprender la potencia y el rendimiento de los altavoces, así como de otros sistemas de audio como los auriculares, aunque es más importante en los primeros. Sin embargo, para muchos usuarios, el significado de RMS puede resultar un tanto ambiguo, pero debes conocerlo para hacer una buena elección si vas a comprar un equipo de sonido, ya que es una característica muy importante.

Cómo elegir un buen altavoz

altavoz Philips

Antes de pasar directamente a describir qué es RMS, antes vamos a ver cómo se puede elegir un buen altavoz o sistema de altavoces, ya que tiene relación como verás. Para ello, tienes que fijarte en varios factores como:

  • Tipo de altavoz: existen varios tipos de altavoces disponibles en el mercado, como:
    • Pasivos: estos altavoces requieren un amplificador externo para funcionar. Suelen ofrecer una mejor calidad de sonido que los altavoces activos, pero son más voluminosos y requieren un mayor desembolso económico.
    • Activos: incorporan un amplificador integrado en su interior, lo que los hace más compactos y fáciles de usar. Son ideales para espacios reducidos o configuraciones donde no se dispone de un amplificador externo.
  • Potencia: se mide en vatios (W) y representa la cantidad de energía que puede generar. Es decir, la potencia necesaria dependerá del tamaño del espacio donde se utilizará el altavoz y del nivel de volumen deseado. En general, se recomienda una potencia de 100 W por cada 10 metros cuadrados de espacio. Mientras mayor volumen quieras generar, mayor deberá ser la potencia. No obstante, no te dejes engañar por las especificaciones de potencia, ya que es engañoso, aquí es donde cobra sentido el valor RMS que describiré en el siguiente apartado…
  • Respuesta de frecuencia: esta otra magnitud indica el rango de frecuencias que el altavoz puede reproducir, medido en hercios (Hz). Un rango de frecuencia más amplio permite reproducir un sonido más completo y ricos, aunque esto dependerá de cada caso particular. Para escuchar música, un rango de 20 Hz a 20 kHz es suficiente, ya que es precisamente el rango de frecuencia que puede escuchar el oído humano, desde las bajas frecuencias o graves, hasta las altas frecuencias o agudos. No obstante, como sabrás, muchos sistemas incluyen transductores variados para enriquecer el sonido, como los woofers, que son altavoces creados para reproducir los sonidos de baja frecuencia o graves, siendo más grandes en tamaño, y también tenemos los tweeters, que son altavoces más pequeños y diseñados para mejorar la calidad de los sonidos agudos o de alta frecuencia. Mientras que el altavoz central se encargará de las frecuencias medias.
  • Impedancia: se mide en ohmios (Ω) y representa la resistencia del altavoz al flujo de corriente. Es importante que la impedancia del altavoz coincida con la impedancia de salida del amplificador para obtener un rendimiento óptimo. No obstante, esto no siempre es fácil de cuadrar, y no es que sean incompatibles ni mucho menos, pero siempre se conseguirá más calidad si son iguales. La impedancia también juega un papel importante en la calidad del sonido del altavoz. En general, los altavoces de alta impedancia suelen ofrecer una respuesta de frecuencia más plana y una reproducción de sonido más precisa, especialmente en los agudos. Sin embargo, pueden requerir amplificadores más potentes para alcanzar el mismo nivel de volumen que los altavoces de baja impedancia. Por otro lado, los altavoces de baja impedancia suelen ser más eficientes en la conversión de potencia en sonido, lo que significa que pueden producir un volumen más alto con menos potencia del amplificador. Sin embargo, pueden ser más propensos a la distorsión del sonido, especialmente a altos niveles de volumen.
  • Sensibilidad: se mide en decibelios (dB) e indica la cantidad de sonido que produce el altavoz por cada vatio de potencia. Un altavoz con mayor sensibilidad producirá más sonido con menos potencia, lo que puede ser útil en espacios reducidos o cuando se utiliza un amplificador de baja potencia. Mientras que un altavoz con menor sensibilidad hará que se pierdan ciertos matices. En casos de querer algo pro, para producción musical, lo ideal es un monitor de estudio.
  • Conectividad: los altavoces modernos ofrecen diversas opciones de conectividad, como cables ópticos, jack de sonido, USB, Bluetooth, Wi-Fi, etc. Elige la opción que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias, pero siempre debes tener en cuenta que los cableados son más estables y suelen ofrecer una mejor calidad frente a los inalámbricos.

También te puede interesar conocer cuáles son los mejores altavoces del mercado

¿Qué es la potencia RMS?

Una vez dicho esto, la potencia RMS (Root Mean Square) es una medida de la potencia continua que un altavoz puede manejar de manera segura sin dañarse. Esta medida se calcula tomando la media cuadrática de la potencia instantánea a lo largo de un período de tiempo. En términos simples, la potencia RMS es la cantidad de potencia que un altavoz puede mantener de forma estable sin problemas.

En las descripciones de los altavoces, también puedes encontrar otras medidas de potencia como la potencia pico o la potencia máxima. Estas medidas representan la cantidad máxima de potencia que un altavoz puede manejar durante un breve período de tiempo sin dañarse. Sin embargo, estas medidas pueden ser engañosas ya que un altavoz no puede mantenerla de forma constante.

Por lo tanto, la potencia RMS es una medida más realista y fiable de la capacidad de un altavoz para manejar la potencia. Al comparar altavoces, es más útil mirar la potencia RMS en lugar de la potencia pico o máxima. Un altavoz con una mayor potencia RMS generalmente será capaz de producir un sonido más fuerte y claro sin distorsión. Sin embargo, también es importante tener en cuenta que un amplificador o receptor debe ser capaz de proporcionar la cantidad adecuada de potencia RMS para los altavoces para obtener el mejor rendimiento, no todo es los transceptores del altavoz en sí…

No olvides dejar tus comentarios con tus dudas, serán respondidas…

Fuente
Imagen

Isaac

Geek de los sistemas electrónicos, especialmente del hardware informático. Con alma de escritor y pasión por compartir todo el conocimiento sobre tecnología.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en [email protected]
Botón volver arriba