ReviewsSmartphone

iPhone 13 Pro Review en Español (Análisis completo)

Pantalla de 120 Hz, compacto, SoC A15 y 4 cámaras, una joya en tus manos

Apple acaba de estrenar su nueva gama de terminales, y esta vez tenemos el placer de traeros el análisis en profundidad de nada menos que el Apple iPhone 13 Pro. Una versión tope de gama que continúa con su diseño compacto como opción la Pro Max, pero con gran parte de sus funcionalidades, y por supuesto el brutal SoC A15 Bionic sin rival en el mercado.

Bajo una fabricación premium en aluminio, acero inoxidable y cristal tenemos una increíble pantalla Retina OLED XDR de 120 Hz y una cámara con 3 sensores traseros, 1 delantero con Face ID e incluso el interesante escáner LiDAR con el que sorprende a propios y extraños. Su batería de 3125 mAh puede parecer pequeña, pero la eficiencia de su hardware es tal que podremos aguantar casi 2 días con él. ¿Preparados para conocer esta bestia? ¡Pues vamos allá!

iPhone 13 Pro Características técnicas

Unboxing

El iPhone 13 Pro nos llegará en una elegante caja de cartón duro bastante delgadita, pues como todos nos tememos, no trae cargador. Sobre el fondo negro mate tendremos la imagen del dispositivo por detrás indicando su color, y el logotipo de la marca. Para abrirla, solamente debemos de tirar de las dos tiras inferiores situadas en cada extremo en forma de abre-fácil.

Extraeremos la tapa por deslizamiento, y encontraremos en primera instancia el terminal boca abajo mostrando todo su esplendor, así como una parte frontal totalmente protegida. Bajo el dispositivo encontraremos el resto de accesorios, colocados sobre moldes de cartón flexible y también protegidos.

El bundle cuenta con los siguientes elementos:

  • Smartphone iPhone 13 Pro
  • Cable de datos y carga Lightning – USB-C
  • Sticker Mac
  • Pincho para extraer la bandeja SIM
  • Documentación de usuario y garantía

Al menos el cable de carga es USB, así que podremos utilizar un cargador anterior y genérico que compremos.

Diseño: una joya para la vista y nuestra mano

Apple sigue apostando por el elegante y lujoso diseño adoptado en la anterior generación, y este Apple iPhone 13 Pro no presenta grandes diferencias respecto al 12 Pro a nivel de diseño. La repetición no es una desventaja, pues sigue siendo el terminal más bonito y elegante del mercado, ahora disponible en los colores Azul alpino, Oro, Plata, Grafito. Todos ellos en un acabado trasero mate con marcos cromados de acero inoxidable.

Esta versión ofrecerá la gama completa de sensores y funcionalidades de la marca, en un cuerpo muy compacto con medidas de 146,7 mm de largo, 71,5 mm de ancho y 7,6 mm, mientras que la versión Pro Max sube a 160,8 x 78,1 x 7,6 mm. El peso aumenta en la nueva generación, ya sea por una batería ligeramente incrementada, o por un panel de cámaras algo mayor, siendo de 203 g.

La zona de pantalla sigue contando con un notch tipo rectangular, aunque ha adelgazado bastante si recordamos el del 12 Pro. En éste encontramos el sensor de cámara TrueDepth de 12 MP, el sensor Face ID para el reconocimiento facial y una abertura para el altavoz superior muy poco visible. Gracias a la disminución de tamaño, obtendremos una superficie útil del 87%.

Por lo demás, toda la superficie sigue siendo de cristal con un recubrimiento Ceramic Shield que lo dotará de una resistencia a roturas y rayones superior al resto. Sus ajustados marcos mantienen un grosor constante alrededor de la pantalla, con bonitas esquinas 2,5D más amplias y suaves que el resto de terminales. Sin duda esta es una de sus características diferenciales respecto a la competencia, y le funciona de maravilla.

Seguimos con la zona trasera del iPhone 13 Pro, la cual estará fabricada en cristal y presentando un precioso acabado mate texturizado que no deja huella. El panel de cámaras tipo isla amplía bastante su tamaño, algo necesario para albergar las novedades que nos traerá en este apartado. Esta zona cuadrada con esquinas redondeadas contiene los tres sensores principales en circunferencias individuales de acero inoxidable y estilo cromado. Junto a ellas, el flash Dual LED, un micrófono y el sensor LiDAR ocuparán el resto del área.

Estaremos de acuerdo la mayoría en que lo más destacable del diseño serán sus marcos laterales planos, dando una sensación más premium y sin duda mejorando el agarre. La sensación en mano será espectacular, notando la solidez del acero inoxidable con los que están construidos y la suavidad del acabado cromado. Destacarán especialmente en el color blanco y dorado al darnos un aspecto de plata y oro respectivamente. Cuatro colores que son un acierto para cualquier situación, juvenil, formal o estilo clásico.

La distribución de botones en los laterales consiste en el botón de encendido en la parte derecha, y los botones individuales para subir y bajar el volumen en la parte izquierda. Aquí también se ha mantenido el botón de sonido/silencio, un clásico en la marca, y la correspondiente bandeja para Nano SIM o Dual eSIM un poco más abajo. Todo estará perfectamente situado tanto si utilizamos el terminal con mano izquierda o derecha.

En el marco superior no tendremos absolutamente nada, mientras que abajo se mantiene el puerto Lightning que seguramente se despida este año en beneficio a un USB-C más actual. A ambos lados se han colocado los dos micrófonos y el altavoz a la derecha que completarán el pack multimedia. Todo ello asegura una protección IP68 del terminal, es decir, impermeabilidad a polvo y agua con inmersión de hasta 6 metros de profundidad durante 30 minutos.

Pantalla de 120 Hz y Pro Motion

El iPhone 13 Pro cuenta con una pantalla del mismo tamaño que la versión 13 y 12 Pro, es decir, 6,1 pulgadas de tipo Retina XDR basada en tecnología OLED. Su resolución de 2532 x 1170p nos dejará una brutal densidad de 457 ppp para darnos una imagen cristalina en donde nuestra vista no será capaz de visualizar los píxeles.

A efecto de superficie visible, realmente sería una pantalla de 6,06 pulgadas debido a los bordes redondeados, aunque gracias al notch más pequeño se mejora el aprovechamiento de ella. Este panel mejora a la anterior generación en viarios aspectos, uno de ellos será el brillo máximo de hasta 1200 nits, con brillo sosteniendo de 1000 nits en HBM, cuyo único rival será la pantalla de los Samsung. Tenemos un contraste de 2.000.000:1, con capacidad HDR10 y cubriendo el espacio de color P3.

Entre sus prestaciones destacará su frecuencia de refresco de 120 Hz, adaptándose así a esta nueva generación para darnos una experiencia completamente fluida para navegar y por supuesto jugar. En este caso se modificado su integración con el SoC al permitir tasa de refresco variante dinámica mediante ProMotion desde 10 hasta esos 120 Hz. De esta forma se adapta automáticamente al tipo de uso para ahorrar el máximo de batería posible, disminuyendo su potencia en imágenes estáticas y aumentándola solo cuando sea necesario. Esta función estará disponible en su máxima resolución.

Otra función integrada será True Tone, ya presenta en anteriores generaciones para adaptar los colores de la pantalla al entorno que nos rodea, gracias en parte al sensor de luz ambiental. La idea es conseguir mostrar los colores de la forma más real y natural posible, aunque el uso de más recursos de hardware conlleva un mayor consumo de batería. Todas estas características las podremos gestionar desde el apartado correspondiente del sistema, brindando una gran capacidad de personalización.

Experiencia multimedia definitiva

No nos alejamos mucho de la pantalla, porque no estaría completa si un increíble apartado sonoro gracias a sus dos altavoces con sonido nativo en estéreo. Pero siendo el iPhone 13 Pro, iremos mucho más lejos gracias a su soporte para audio espacial (envolvente) con Dolby Atmos, Dolby Digital (AC-3) y Dolby Digital Plus (E-AC-3).

Aunque es un terminal pequeño, estos altavoces suenan bastante alto y con una calidad impecable, tanto en equilibrio de frecuencias como en detalle. No tendremos ningún tipo de distorsión y destacan sobre todo en reproducción de contenido multimedia gracias a unos buenos graves. Dicho volumen máximo lo podremos configurar desde el sistema.

Soportará prácticamente cualquier formato de audio y vídeo, con una pantalla que también es compatible con Dolby Vision HDR y HLG para no dejarse ni un solo detalle técnico atrás. Siempre ha sido uno de los apartados más fuertes de Apple, y sin duda seguirá siéndolo en esta generación. La construcción en cristal y acero inoxidable hermética posiblemente mejoren si cabe la calidad de salida, sin vibración ni artefactos.

Ya va tocando implementar un puerto USB-C, aunque el Lightning aún es capaz de ofrecer salida de vídeo propietaria AirPlay hasta 4K y vídeo a través de Apple TV, pero se quedará bastante restringido en lo que a plataformas genéricas se refiere. Al menos se nos asegura compatibilidad con audio A2DP y AAC mediante la conexión Bluetooth 5.0 LE. Todo ello se completa con un sistema de vibración excelente, con sensación aptica que siempre nos dará un extra de inmersión a la hora de jugar.

El pack de 3 micrófonos se sitúa de tal forma que mejora la calidad de grabación con el sensor trasero y su novedoso Modo Cine. Contamos con sistema de cancelación de ruido y efecto estéreo en ellos, con calidad más que sobrada para retransmisiones streaming, y grabación de contenido para creadores a nivel profesional. Toda una experiencia, que sin duda debéis experimentar, pues las palabras se quedarán cortas.

Hardware casi sin rival

Con esta nueva generación, el iPhone 13 Pro alarga su hegemonía en lo que a rendimiento y prestaciones puras de un smartphone se refiere. Apple se ha sacado de la manga el nuevo procesador A15 Bionic, un SoC basado en un proceso de fabricación de 5 nm que, según la marca, incrementa su rendimiento un 50% respecto a la anterior generación.

Continúa siendo un SoC provisto de 6 núcleos a 64 bits, los cuales se dividen en 2 núcleos Firestorm a 3,1 GHz y 4 núcleos Icestorm a 1,8 GHz. Junto a ellos, tendremos una GPU de 5 núcleos haciendo equipo con nada menos que 16 núcleos Neural Engine que ofrecerán hoy por hoy el mayor rendimiento gráfico 3D del mercado. Es impresionante lo que Apple ha conseguido con este troquel a 5 nm, y solamente podrá hacerle competencia el Snapdragon 888+ sin llegar a superarlo. Hay que decir que el sistema de refrigeración parece funcionar muy bien, pues las temperaturas en este terminal tan compacto son muy buenas.

No nos sorprende encontrar una configuración de 6 GB de memoria RAM LPDDR5, pues los terminales de Apple nunca han destacado por tener demasiada memoria RAM. Esto no es obstáculo para conseguir un increíble rendimiento y fluidez del sistema operativo, pues consume menos recursos que Android y es un poco más eficiente.

También tenemos novedades en el almacenamiento, pues los Apple iPhone 13 Pro y Pro Max amplían su gama de configuraciones hasta 4, con 128, 256 y 512 GB, y una nueva versión de 1 TB (1024 GB) que por fin se estrena en terminales móviles. Un detalle importante para creadores es que el modo de grabación 4K @60 FPS estará disponible a partir de la versión de 256 GB, sin duda la más recomendable en prestaciones y precio. No hay capacidad de ampliación mediante tarjetas, algo normal ya en los iPhone.

Tal y como anunciamos, el iPhone 13 Pro nos brinda las mejores puntuaciones de la lista tanto en rendimiento de CPU como de GPU. Solamente los terminales topes de gama equipados con Snapdragon 888+ le plantarán cara. Esto es en cifras numéricas, pero ese 50% de rendimiento respecto al A14 no lo llegamos a notar en la práctica, pues el sistema sigue siendo tan fluido como en la anterior generación. Más importancia tendrá esos 120 Hz de la pantalla que sí significan un gran salto hacia adelante.

Face ID y conectividad con LiDAR

Después del contundente apartado de hardware, el iPhone 13 Pro frena un poco en su apartado de seguridad biométrica con el sistema Face ID. Una serie Pro como esta podría incorporar sensor de huella en pantalla, aunque fuera por dar más versatilidad al usuario, pero su apuesta sigue siendo absoluta por el reconocimiento facial.

Con el gran avance que se ha producido en los terminales Android, este Face ID ya no es una ventaja técnica tan clara, aunque sigue funcionando de manera impecable. Las prestaciones del sensor TrueDepth permiten un reconocimiento casi instantáneo y acertado en casi cualquier situación, de noche, a contraluz o en condiciones complicadas. Nos hubiese gustado tener un escáner de iris para completar la apuesta de Apple, aunque no deja de ser un simple extra.

El pack de conectividad será más o menos el esperado en el iPhone 13 Pro al ser bastante continuista. Tenemos Bluetooth 5.0 LE, Wi-Fi 6 Dual Band y 5G en lo que a conexiones de red y datos se refiere. Así como NFC para pago móvil, posicionamiento geográfico con GPS, A-GPS, GLONASS, Galileo y QZSS, Barómetro, Giroscopio de tres ejes, acelerómetro y sensor de luz ambiental.

Pero el más peculiar de todos ellos (aunque no el más funcional) será el escáner LiDAR basado en tecnología láser. Ya lo encontrábamos en la anterior generación, el cual será capaz de escanear y recrear cualquier objeto 3D que haya en nuestro entorno. Cierto es que la mayoría de usuarios seguramente lo usen solo sorprender a amigos, pero será una herramienta muy útil para creadores de contenido o realidad aumentada, al poder crear, guardar y luego modificar un escenario real. Para hacernos una idea de su importancia, LiDAR se utiliza en tecnologías de conducción autónoma (excepto Tesla), sistemas robóticos y en robots aspirador de nueva generación.

iOS 15, un titán y buque insignia de la manzanita

El iPhone 13 Pro vendrá con iOS 15 instalado, un sistema que no necesita presentación y que cada vez ofrecerá más funcionalidades y versatilidad. Su rendimiento será perfecto y su interfaz gráfica una de las mejores, pero continúa siendo un sistema bastante más cerrado que Android, al cual le sacaremos más partido si tenemos un ecosistema con más dispositivos Apple o somos creadores de contenido.

Algunas de sus novedades destacadas serán el modo concentración, con distintos escenarios posibles, el nuevo diseño del sistema de notificaciones que permite mostrar fotos de contacto, Spotlight para buscar fotos o sugerirnos introducciones de texto o imágenes o SharePlay para compartir contenido multimedia o series en FaceTime. Safari presenta mejoras en la interfaz gracias a una barra de pestañas más pequeña, posibilidad de copiar y pegar imágenes y por supuesto mejoras en la privacidad y seguridad del sistema.

Los creadores de contenido podrán sacarle bastante partido al modo compartir pantalla, al sistema de audio espacial o a los distintos modos de micrófono para reducir el ruido ambiental, o priorizar el sonido a nuestro alrededor para retransmisiones. Resulta interesante el nuevo sistema de visualización en cuadrícula para hablar con distintos contactos a la vez o nuevos Memoji. Finalmente tendremos un buen traductor de texto en vivo similar a lo que ya venía ofreciendo Google Lens en el sistema Android, siendo bastante necesario a la vez que útil.

Es un gran sistema, de esto no cabe duda, y además se nota más eficiente que Android en gestión de memoria RAM, pero la libertad que nos da el sistema de Google puede compensar todo esto. A pesar de todo lo que hemos comentado, la mayor diferencia respecto al 12 Pro serán esos 120 Hz de pantalla y el modo Pro Motion de refresco variable.

Rendimiento de las cámaras: mucho más que fotos

En el apartado de diseño hemos visto que el panel de cámaras del iPhone 13 Pro aumenta significativamente de tamaño respecto al 12 Pro, ¿significa esto un incremento de prestaciones? Pues efectivamente así es, aunque solamente en algunos apartados. Se han cambiado todos los sensores, y a pesar de tener la misma resolución, sus lentes aumentan de tamaño para captar más luz.

Rendimiento de las cámaras traseras

Será un total de tres sensores los que tenemos en el panel trasero, los cuales detallamos ahora mismo:

  • Sensor principal: Apple ha optado por un sensor Sony IMX703 con una resolución de 12 MP, completamente nuevo, aunque manteniendo su resolución. Su lente tipo CMOS aumenta significativamente la captura de luz gracias a un focal f/1.5, con un tamaño de píxel de 1,90 µm y tamaño de sensor de 1/1,66. Soporta grabación 4K @60 FPS y una estabilización óptica mediante desplazamiento del sensor.
  • Teleobjetivo: Se trata de un sensor Sony IMX713 con una resolución de 12 MP, apertura focal f/2.8 y lente de tipo CMOS. En este caso el zoom óptico se incrementa a x3, aumentando así el zoom digital hasta x15. Cuenta con estabilización óptica y fotografía macro automática a distancia de 2,5 cm del objetivo.
  • Gran angular: también recibe una mejora sustancial gracias a un sensor Sony IMX772 de 12 MP con lente CMOS y focal f/1.8, bastante más luminoso que la anterior generación. Proporciona un campo de visión de 120o, siendo el único que no tiene estabilización óptica.
  • Sistema de escáner LiDAR: un sensor láser proporcionar escaneo 3D en tiempo real y retratos en modo nocturno mejorados.
  • Flash True Tone con sincronización lenta

Apple continúa siendo fiel a sensores de 12 MP para su sistema de cámaras, y aunque puede parecer poco, la increíble calidad en las capturas deja en un segundo plano la capacidad de registrar detalles para hacer zoom a las fotos. Entre las funciones extras que encontramos en el sistema, se destacan el enfoque automático PDAF, vídeo ultra estable, ajustes ISO, enfoque manual, fotografía en RAW, HDR 4 o modo noche. Se introduce el novedoso Modo Cine que más adelante veremos.

Fotografía diurna

Empezamos analizando los resultados de fotografía de día, en donde tenemos un comportamiento espectacular a nivel general en los tres sensores. El incremento de luminosidad en el sensor principal se dejará notar principalmente en modo noche, pero en las capturas diurnas el resultado es prácticamente igual que en el 12 Pro.

A tratarse de un sensor de la misma resolución, la calidad de imagen será la misma, y el sensacional trabajo hecho en el software genera una imagen muy natural en la reproducción de color. El nuevo modo HDR 4 permite incrementar un poco el rango dinámico de la fotografía, pero respetando siempre la reproducción y exposición de colores para darnos una imagen lo más neutra y profesional posible.

El siguiente sensor que ha incrementado sus prestaciones será el gran angular, siendo posiblemente uno de los más luminosos del mercado. Nuevamente, nos proporciona una imagen muy natural y prácticamente el mismo aspecto que las del sensor principal en lo que a color y rango dinámico se refiere.

Es un importante paso adelante respecto a la anterior generación, aunque cierto es que los 12 MP aquí se quedará un poco más cortos en detalle. No se ha conseguido eliminar el efecto ojo de pez de las esquinas, que luego se traducirá en ruido en imagen nocturna. Efectivamente, notamos una gran mejora, pero se queda aún por debajo de los Huawei Mate con el Sony IMX718 de 20 MP o del OnePlus 9 Pro con su increíble IMX766 de 50 MP.

Pasamos al teleobjetivo, el cual vemos que pierde un poco de luminosidad al incrementarse su zoom óptico a x3. Aquí saldrán aquellos que prefieran un mayor zoom a costa de luz, y otros que con un x2 ya se darían por satisfechos. Preferimos la primera opción, pues de eso se trata en este tipo de sensores, llegar más lejos con el menor esfuerzo, y además ofrece una calidad de imagen excelente. Será de mucho juego en el modo de grabación de vídeo.

Un detalle que valoramos muy positivamente es que por fin tenemos capacidad de fotografía macro para un iPhone. Se activará de forma automática al acercarnos a una superficie por debajo de los 2,5 cm, haciéndolo de forma impecable y con excelentes resultados de enfoque. El modo retrato sigue estando a un gran nivel, con buen recorte de la imagen y posibilidad de personalizar el efecto bokeh de fondo.

En la completa aplicación de fotos no pueden faltar una serie de filtros para aportarle dinamismo y distintos acabados a nuestras fotos. En esta nueva versión cada uno de ellos nos permite efectuar cierto nivel de personalización en el resultado, y además serán aplicados en tiempo real para hacer la captura cuando más nos guste. Gran parte de ellos estarán disponibles también para los otros sensores, incluido el selfie.

Fotografía nocturna

En el apartado nocturno es donde más se notará ese incremento de luminosidad en los sensores principal y gran angular, mejorando lo que ya era bueno en la anterior generación de Apple.

Sin mucho esfuerzo, la gran apertura promete incrementar la luz en hasta 2,2 veces en comparación con el anterior modelo, lástima que no tengamos fotos para comparar directamente el resultado, pero las capturas son increíbles. Con apenas un punto de luz o incluso el atardecer, son suficientes para subir el nivel a todo el escenario e incrementar el rango dinámico. Siempre controlando el balance de blancos para no quemar la imagen y a la vez darnos fotos dignas de fondos de escritorio profesionales.

Los sensores secundarios, especialmente el ultra gran angular lo hacen muy bien, aunque le sacaremos mucho más partido al principal. Esto en parte se debe también al sensor LiDAR, ya presente en la serie Pro del año pasado y que ayudará al procesamiento de la imagen en los múltiples planos de profundidad.

Aquí podéis bajar algunas de las fotos que hemos hecho con el iPhone 13 PRO.

La mejor grabación de vídeo del mercado

El iPhone 13 Pro puede situarse cómodamente en el top 5 en cuanto a calidad fotográfica y versatilidad, pero será en el apartado de grabación en donde domina con puño de hierro. Podríamos asegurar que será el mejor terminal para creadores de contenido, el mejor patio de juegos posible.

Apple lo vuelve a hacer, y mejora lo que ya era perfecto desde el principio añadiendo un novedoso Modo Cine que saca toda la potencia del hardware para darnos resultados dignos de una cámara profesional. Este modo entre otras cosas nos permite calibrar el enfoque en primer y segundo plano de forma manual o automática de una forma increíblemente suave y profesional.

Este proceso se lleva a cabo con los sensores principal y teleobjetivo, siendo los dos que están estabilizados de forma óptica. El ultra gran angular será el encargado de detectar la profundidad de las escenas para habilitar esa transición, siendo una de las razones de utilizar sensores de 12 MP en todos los casos.

Ofrece compatibilidad con vídeo Dolby Vision en 4K @ 60 FPS, con un modo ultra estabilizado impresionante. Incluso aquellos que tenemos un pulso algo deplorable podremos conseguir clips tremendamente estables y fluidos, con una exposición dinámica natural en todo momento por su buena adaptación a las distintas condiciones.

Esto se combina con una perfecta grabación de audio en estéreo, con zoom a la fuente de sonido, por ejemplo, nuestra voz, añadiendo cancelación activa de ruido, o bien grabación en campo lejano para el sonido ambiente. Con terminales así, nos podremos ahorrar mucho dinero en cámaras de vídeo de nivel alto. Recordemos que será a partir de 256 GB donde obtengamos todas las funciones y capacidad de grabación en 4K @60 FPS.

Rendimiento del sensor delantero

El sensor delantero consiste en un Sony IMX514 con –adivinad la resolución– efectivamente, 12 MP. Su lente tipo CMOS cuenta con una apertura focal f/2.2 y por supuesto vendrá acompañando de la tecnología TrueDepth para Face ID.

La cámara selfie hereda parte de las funciones de los sensores traseros, como el modo nocturno, efecto bokeh avanzado con control de profundidad, HDR 4, Modo Cine, o estabilización digital para grabación de vídeo en 4K @60 FPS.

Vemos que los resultados tanto de día como de noche son impresionantes, con buena capacidad a contraluz, y sacando buena luminosidad de la cara en condiciones difíciles. El modo retrato de ella será bastante natural y con un buen recorte del primer plano.

Autonomía, más mAh y CPU más eficiente = más autonomía

Finalmente nos centramos en el apartado de autonomía del iPhone 13 Pro, que no decepciona en lo absoluto a pesar de “solo” tener 3125 mAh de capacidad.

Y es que para un terminal Android de gama alta desde luego es una capacidad muy justa, pero Apple sabe cómo ningún otro optimizar su sistema y darnos una duración de 7 horas de pantalla o incluso más si sabemos optimizar bien nuestro terminal. Puede parecernos normal, pero tengamos en cuenta que la potencia del hardware y pantalla es mucho mayor que el de la competencia.

No será descabellado encontramos con autonomías de un día y medio en condiciones normales o incluso dos días haciendo uso normal/bajo del dispositivo, ya sabéis, usando Wi-Fi, brillo automático o aplicaciones poco exigentes. Una función clave para mejorar a su anterior versión será Pro Motion para proporcionar refresco adaptativo en la pantalla. Había bastante miedo en este apartado con ese incremento de refresco, pero la marca de la manzana lo ha hecho tan bien como la competencia, pues vemos sistemas similares en pantallas de Samsung, Oppo o OnePlus por poner algunos ejemplos.

Un apartado bueno, pero no excelente será el de su capacidad de carga, que se mantiene invariante con una carga rápida de 20W, que ya no es muy rápida, carga inalámbrica de 15W solo utilizando MagSafe y carga inalámbrica de 7,5W utilizando cargador Qi normal. Así que no tenemos cargar inalámbrica reversible, y tampoco se ha incluido un cargador… en un terminal de 1200 euros. Al menos tendremos el cable de conexión, necesario al tener el puerto Lightning.

Palabras finales y conclusión acerca del Apple iPhone 13 Pro

El iPhone 13 Pro no significara una revolución respecto al iPhone 12 Pro, pero tal y como prometía Apple en su presentación, las mejoras de pantalla y cámaras cumplen las expectativas para convertirse en un terminal más redondo si cabe. La serie Pro será perfecta para creadores de contenido, que por sus características y rendimiento serán los que más le saquen provecho.

El apartado estético vemos que no cambia demasiado, solo el panel de cámaras incrementando su tamaño, adelgazamiento del notch y una paleta de colores más fresca. Aun así, sigue siendo uno de los terminales más bonitos, sino el que más, con sus bordes planos, tipo espejo y de acero inoxidable. Se ha hecho mucho énfasis en su dureza, algo heredado del 12 Pro y que aquí sigue marcando la diferencia, siempre que no seamos unos brutos, claro.

El sistema iOS 15 no significa una revolución a nivel de funciones o App, y el incremento de rendimiento gracias al nuevo SoC A15 Bionic marcará la diferencia en aplicaciones muy exigentes y juegos. Los 120 Hz sí que marcan un antes y un después en la experiencia de uso diaria del terminal, algo que le hacía mucha falta y se ha solventado con nota gracias a la función ProMotion de ajuste dinámico de refresco. Si a esto le sumamos un sistema de sonido con doble altavoz perfectamente ajustado y con Dolby Atmos, la experiencia multimedia será digna de disfrutar con los amigos, siempre que no sean envidiosos, claro.

Te recomendamos la lectura de los mejores smartphone de gama alta

El nivel de eficiencia del hardware es una barbaridad, incrementándose la autonomía con casi la misma capacidad de 3125 mAh y un SoC el 50% más potente. Eso sí, seguimos con carga rápida algo lenta, puerto Lightning anticuado y ausencia de cargador. Apple sigue apostando solo por Face ID para el desbloqueo biométrico.

El apartado de cámaras prometía mejoras, y así ha sido, destacando dos cosas en esta nueva generación. Por un lado, el incremento de luminosidad del sensor principal, mejorando sobre todo el modo nocturno, un gran angular que funciona mucho mejor y un nuevo teleobjetivo zoom x3. La segunda mejora será el Modo Cine que perfecciona lo que ya era perfecto, siendo el smartphone con mejor apartado de vídeo del mercado. Esto añade más versatilidad a los usuarios, con nuevo modo macro, filtros personalizables y modo super estabilizado.

El iPhone 13 Pro estará disponible por un precio oficial de 1279 euros en esta versión de 256 GB. Será la más recomendable al habilitar la grabación en 4K @60 FPS, aunque tendremos hasta 1 TB de capacidad. El terminal tope de gama más redondo que jamás ha hecho Apple, ideal para creadores y de las pocas opciones compactas con hardware flagship. Pero si ya tienes un 12 Pro, no tendrá sentido actualizar por ser en muchas cosas similares.

¿Qué os ha parecido a vosotros? Dejadnos en los comentarios cómo veis este Apple iPhone 13 Pro

VENTAJAS

INCONVENIENTES

ESTÉTICA SUBLIME Y COMPACTO PRECIO
MATERIALES PREMIUM Y GRAN DUREZA PUERTO LIGHTNING
PANTALLA TOP CON 120 HZ PROMOTION SIN LECTOR DE HUELLAS
APARTADO DE SONIDO IMPECABLE SIN CARGADOR Y CARGA RÁPIDA MUY JUSTA
AUTONOMÍA MEJORADA NO ES UNA REVOLUCIÓN RESPECTO AL IPHONE 12 PRO
SOC 50% MÁS POTENTE Y HASTA 1 TB DE CAPACIDAD
SENSORES DE CÁMARA MEJORADOS
MEJOR GRABACIÓN DE VÍDEO DEL MERCADO
EL FLAGSHIP MÁS REDONDO DE APPLE

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de platino y producto recomendado:

iPhone 13 Pro

DISEÑO - 95%
RENDIMIENTO - 92%
CÁMARA - 95%
AUTONOMÍA - 98%
PRECIO - 92%

94%

Miguel Ángel Navas

Amante de la informática, los smartphones y la tecnología en general. Técnico superior en Administración de sistemas informáticos y redes, y un reviewer sin pelos en la lengua. Cualquier duda o cuestión aquí me tenéis.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba