Tutoriales

Tipos de racores y adaptadores para una refrigeración líquida

En los circuitos de refrigeración líquida es importante tener buenos racores y adaptadores a mano para conectar bien los tubos.

La refrigeración líquida es un sistema algo complejo que requiere conocer al detalle muchísimos detalles. A simple vista, puede que lo más complejo sea elegir el tipo de tubo o saber qué bloque de agua usar, por ejemplo. Sin embargo, los racores y adaptadores son unos elementos muy importantes dentro del circuito.

¿Qué son los racores?

racores y adaptadores

Los racores vendrían a ser las guías que conectan los tubos con los diversos componentes de la refrigeración líquida. Son una pieza fundamental que permite encadenar los componentes de forma estanca y sin problemas. El racord está compuesto por una rosca con diferentes medidas. La más común es la de G1/4, pero podemos encontrar medidas de 3/8, 1/2, 5/9, 3/4, etc.

Existen racores para tubos rígidos y para tubos blandos, lo que significa distintas medidas. En el caso de los tubos rígidos, importa mucho el diámetro interior y el diámetro exterior. Dependiendo del fabricante, podemos encontrar estas medidas en milímetros o en pulgadas.

Por tanto, lo que nos importa a la hora de comprar un racord es:

  • La rosca, normalmente G1/4.
  • Los diámetros, que tienen una medida exterior e interior. Normalmente, nos encontramos con 13/10mm. Dos claves:
      • ID: internal diametral.
      • OD: out diametral.

Barbed y STC

Los racores barbed están indicados para tubo rígido que no es muy recomendado por su riesgo de fuga. Su instalación se realiza mediante presión para que el tubo y el racor encajen. Las muescas son las que retienen el líquido, dejando el circuito estanco. Para reforzar el aislamiento se pueden utilizar bridas avanzadas.

TE RECOMENDAMOS
Micro-USB: ¿Qué es y para qué se usa actualmente?

Por otro lado, los STC son la opción ideal porque mejoran a los anteriores, pero son más indicados para tubos blandos. Mejoramos la presión porque tiene una parte más estrecha en la cabeza. No tienen rosca como tal, ya que tienen una carcasa con ella que asegura, mediante presión, el tubo verticalmente.

Pushed-In y HTC

Los pushed-in son indicados para tubos rígidos y su sistema consiste en coger el tubo por fuera, es decir, el racor se fija por la pared exterior. También son denominados HD, y su problema se basa en la temperatura alta (en el caso de los PETG) y en que se ralla con el paso del tiempo. Además, los tubos rígidos no son muy buenos amigos de las temperaturas altas, por lo que:

  • La presión de los HD no ayuda.
  • La alta temperatura hace que el tubo PETG se deforme.

Como alternativa encontramos los HTC, que tienen una junta tórica adicional en el interior del racord. La presión se divide y hace que el tubo no se deforme, así que es una opción mucho más segura. Por este motivo, son los más usados en las refrigeraciones líquidas actuales.

¿Qué racores comprar?

Principalmente, tenéis que definid qué sistema queréis y cómo lo queréis. Existen miles de racores y adaptadores, por lo que podemos elegir distintas tecnologías y colores. Preguntaros lo siguiente:

  • ¿Qué estética quiero? Esto va a gustos.
  • ¿Qué temática voy a elegir? Importante a la hora de establecer los patrones o colores.
  • ¿Qué colores voy a utilizar? Dependiendo de la elección, compraréis racores de unos colores u otros.
  • ¿Tubo blando o rígido? ¿Transparentes o de colores? Seguid lo que hemos dicho sobre los tipos de racores.
  • ¿Voy a actualizar bloques de agua o a dejarlo todo como está? Esto es importante a la hora de elegir el tipo de tubo:
      • Rígido: una vez que lo montas, ya no puedes cambiar.
      • Blando: podemos sustituir bloques de agua y volver a conectar el tubo desenroscando.
  • ¿Cuánto espacio tengo? Si tenéis mucho espacio, podéis utilizar unos más gruesos.
TE RECOMENDAMOS
Ingeniero de AMD recomienda cómo poner pasta térmica en CPUs

¿Qué son los adaptadores?

racores

Los adaptadores son conocidos popularmente como codos, aunque no tienen por qué tener la forma de codo, pudiendo ser cubos, o tener un cambio de tamaño. Podéis encontrar de muchos tipos diferentes, pero sin duda hay que hacer referencia a la válvula de éstos.

Algunos incorporan una válvula por la que podemos cerrar o abrir el paso del líquido del circuito en un tramo determinado. Esto puede ser muy útil en varias situaciones, aunque eso lo vamos a utilizar, la mayoría de veces, en el depósito cuando queramos cambiar el líquido.

Al igual que vemos en los racores, tenemos las medidas en pulgadas y las medidas en milímetros de los diámetros del tubo.

Esperamos que os haya servido de ayuda la información. Si tenéis alguna duda, comentad más abajo para que os podemos responder.

Te recomendamos los mejores disipadores, ventiladores y refrigeración líquida para PC

¿Sabíais lo que eran los racores? ¿Qué experiencia habéis tenido con ellos?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar