Reviews

Samsung Galaxy A51 Review en Español (análisis completo)

Un móvil competente de gama media para el uso cotidiano

Samsung es una marca de la que probablemente muchos de vosotros hayáis tenido algún producto alguna vez ya sean móviles, televisores o monitores. El Samsung Galaxy A51 es un modelo de smartphone de gama media que procura traernos todo lo que podamos necesitar en el día a día por un presupuesto ajustado. ¡Veámoslo!

Características técnicas Samsung Galaxy A51

Unboxing de Samsung Galaxy A51

El embalaje del Samsung Galaxy A51 se presenta en una caja de color blanco mate. Ya en su portada tenemos una doble vista delantera y trasera del smartphone con el código de su modelo superpuesto en blanco. El logo de Samsung se encuentra situado en la esquina superior izquierda y el embalaje en general ofrece una presentación limpia que sigue el concepto de menos es más.

Es en los laterales de la caja donde encontramos destacado de nuevo los datos del modelo, así como una pegatina con su número de serie y datos sobre el fabricante acompañado de otros certificados de calidad.

El contenido de la caja se resumen en:

  • Samsung Galaxy A51
  • Cable de conexión USB A/C
  • Cargador
  • Auriculares intraurales Samsung
  • Documentación y garantía

Diseño de Samsung Galaxy A51

Nos encontramos ante un modelo de smartphone que presenta variaciones de color dentro de su gama, pudiendo escoger entre negro, blanco, azul y plata. En nuestro caso el modelo que os traemos para analizar es el azul, que de hecho nos parece el más distintivo de su gama por lo vibrante del color.

Acabados

El material de la cubierta posterior es de plástico, algo que sorprende a todos aquellos que estamos acostumbrados a modelos móviles en que el aluminio o recubrimiento total de cristal son los materiales escogidos para esta área. La elección del plástico por un lado reduce el peso, pero también permite que con el tiempo la superficie sea más susceptible al descolorimiento.

Para muchos estas son cuestiones de poca o nula relevancia dado que rara es la persona que no utiliza su teléfono móvil con algún tipo de carcasa, pero nosotros hemos querido señalarlo igualmente. Lo que sí sabemos con certeza es que gracias a esta elección el presupuesto requerido para los acabados exteriores es menor y ayuda así a que el precio final del producto pueda ser más bajo.

El acabado de este plástico posterior es brillante. Visualmente aún sin tocarlo aparenta ser una cubierta trasera de cristal, efecto que se refuerza por el reflejo iridiscente que llega a generar cuando le incide luz directa. Nuestra percepción es que se ha utilizado algún tipo de resina para ello, aunque no podemos confirmarlo con total certeza.

En toda la superficie podemos observar tres zonas con variaciones cromáticas. En el área superior encontramos dos tonalidades de turquesa separadas diagonalmente, mientras que en su base hay un fino patrón con franjas que describe una diagonal en dirección contraria.

Esta tonalidad turquesa se extiende por los laterales del Samsung Galaxy A51, para los cuales se elije una pieza también de plástico de una tonalidad de azul ligeramente más oscuro y efecto metalizado. Aquí es donde se repite de nuevo esa reducción de costes sin sacrificar por ello el aspecto estético.

La ventaja de este smartphone y lo que hace que destaque en la gama media es que se ha procurado replicar acabados de gama alta con materiales menos costosos, consiguiendo así un modelo vistoso que requiere bajo coste de producción.

Respecto a los laterales, a la izquierda encontramos la ranura de inserción para la tarjeta SIM mientras que en la derecha están los botones de regulación de volumen y apagado y encendido.

De hecho, para las personas más ajetreadas el Samsung Galaxy A51 dispone de ranura SIM dual, permitiendo insertar dos números diferentes en un solo dispositivo y dentro de una única pestaña.

Pantalla

Pasando a comentar la pantalla, esta es un modelo Super Amoled Full HD con cristal templado y terminaciones curvas. Su superficie total abarca las 6.5″, quedando como pantalla activa 6,3 pulgadas. El resto del cristal está ahumado, ofreciendo una terminación más oscura que el resto.

A grandes rasgos podemos considerar al Samsung Galaxy A1 un smartphone estilizado y ligero, con unas dimensiones de 158.5 x 73.6 x 7.9 mm y sólo 172 gramos. La cámara frontal está integrada en la pantalla y es en el canto inferior donde podemos observar los altavoces y entrada de micrófono.

Cámara delantera y trasera

La cámara delantera cuenta con 32 MP de capacidad y consiste en un pequeño punto integrado en el centro superior del cristal que queda totalmente aislado dentro de la pantalla táctil.

Es en el reverso donde comienza la fiesta y es que contamos con nada más ni nada menos que con cuatro cámaras de distintos megapíxeles y funciones:

  • Una cámara principal de 48MP para fotos nítidas y claras tanto de día como de noche.
  • Un ultra gran angular de 123° y 12MP.
  • Elige la cámara macro mejorada de 5MP para primeros planos increíbles.
  • Múltiples efectos Live Focus de la cámara de profundidad de 5MP.

El conjunto llega acompañado de un flash/linterna tipo LED blanco y todo ello está integrado en una pieza de cristal negro con bordes ovalados. Nos extenderemos con sus distintas calidades y resoluciones en la subcategoría de Puesta en Uso.

Puertos y conexiones

Respecto a la conectividad podemos hacer distinción entre analógica y alámbrica. En la primera categoría tenemos un jack 3.5 dual para auriculares y micrófono y un USB tipo C para conectar el cargador o cable de transferencia de datos. De forma inalámbrica contamos con una conectividad bastante más amplia entre las que destacamos:

  • Conexión de Red 2G, 3G y 4G
  • NFC
  • Bluetooth 5.0
  • Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac 2.4G+5GHz, VHT80

Hardware interno de Samsung Galaxy A51

En este apartado entramos a comentar cuestiones referentes a los componentes internos del Samsung Galaxy A51. De entrada disponemos de un procesador Exynos 9611, un modelo de gama media que trabaja con tecnología de 10 nanómetros y ocho núcleos subdivididos en dos grupos a 2,3 GHz y 1,7 GHz respectivamente. Lo acompaña una GPU Mali-G72 y contamos con 4GB de RAM y 128GB ampliables hasta 512. Todo esto mueve un sistema operativo Android 10.

Sobre la batería, encontramos que es un modelo de 4000 mAh y que cuenta con carga rápida de 15W. También hemos obtenido información sobre los sensores con que el Samsung Galaxy A51 llega equipado, entre los que cabe destacar:

  • Acelerómetro
  • Sensor de huella dactilar
  • Giroscopio
  • Geomagnético
  • Hall
  • Luminosidad
  • Virtual Proximity Sensing

Puesta en uso de Samsung Galaxy A51

El Samsung Galaxy A51 es un smartphone de gama media que está preparado para el día a día de un usuario promedio que lleve a cabo actividades cotidianas como gestionar emails, sacar fotos casuales, reproducir vídeo en streaming, navegar por internet, etc.

Como tal tiene todas las cualidades físicas que podríamos esperar dentro de su rango de precio. Estéticamente es un teléfono con buenos acabados y en el que podemos notar que el ancho máximo nos permite sostenerlo en una sola mano con comodidad. La integración de la cámara como un punto aislado dentro de la pantalla hace que esta conserve el mismo margen en los límites del cristal en todas direcciones, lo cual nos da una impresión más plena del área con que podemos interactuar.

Sobre su manejo, el sensor táctil es correcto y no nos hemos llevado ninguna sorpresa especial. La navegación dentro del propio Samsung Galaxy A51 se hace ágil sin atascarse en ningún momento con momentos de carga. Comentando el sonido de los altavoces y calidad del micrófono, aquí podéis esperar lo habitual. Los sonidos más graves carecerán de profundidad para los oídos expertos y en general son los medios y agudos los que cobran más protagonismo, aunque sí podemos decir que no hemos percibido un audio “cascado” con el nivel al máximo. El micrófono por su parte es también correcto, no tiene nada destacable pero tampoco ningún aspecto negativo que debamos mencionar.

Cualidades de la pantalla

La pantalla ofrece una excelente densidad de píxeles (406 por pulgada) respecto a su resolución (1080 x 2400px). Contando con que es un panel Super Amoled, los 16 millones de colores están asegurados y el contraste general resulta muy vivo. A esto contribuye un brillo máximo bastante alto y que la percepción que hemos tenido de la saturación de las imágenes es también un poco elevada.

Durante la puesta en uso con brillo al máximo en entornos de luz diurna directa la pantalla tiene una legibilidad correcta, también contamos con una distorsión de ángulo baja, de modo que aunque la pantalla de forma oblicua pierda intensidad de color permite una visión aceptable del contenido.

Cámara integrada, micrófonos y altavoces

La cámara es el factor clave para muchos usuarios, y es que al margen de resoluciones mayores la adición de lentes y un software más avanzado nos permite hacer fotografías con una calidad cada vez mayor. Aquí vamos a ver cualidades tanto de fotografía como de vídeo, abarcando así todo lo que el Samsung Galaxy A51 puede ofrecernos en este sentido.

En la cámara por defecto encontramos las categorías de Fotografía, Vídeo y Más. Es en esta última donde encontramos opciones más avanzadas a escoger: Cámara Rápida, Lenta  y Superlenta, Modo Noche, Comida, Macro y Panorámica. Con Fotografía, Panorámica y Noche podemos activar la opción de Gran Angular, algo que hace que nuestras fotos abarquen un campo de visión ampliado.

Respecto al zoom, este alcanza un máximo de ampliación de x8. la nitidez que obtenemos de los objetos resulta bastante buena, aunque si nos fijamos queda claro que el sistema hace ajustes de contraste cuando lo situamos al máximo dado que aunque los elementos conservan sus volúmenes la imagen nos aporta una sensación de filtro de Photoshop para enfatizar los bordes, como un bosquejo. Esto último es apreciable en la tercera de las imágenes de la galería anterior, donde hacemos zoom a un trío de arbolillos.

Nuestra percepción general del color y contraste en condiciones de gran luminosidad ha sido bastante buena. Esto es por supuesto teniendo presente el rango de precio dentro del cual nos movemos y las limitaciones de la cámara del Samsung Galaxy A51, pero a grandes rasgos hace un buen trabajo para ser de gama media.

Sobre la cámara frontal, en ella no disponemos de un modo retrato o filtros de belleza, aunque algo nos hace intuir que el detector de reconocimiento facial hace algunos trucos dado que en general nuestro tono de piel y poros tienden a verse mates y mostrar escasas imperfecciones. Sin duda los más presumidos pueden echar en falta una personalización de rasgos que sí se da en modelos con software más avanzados, aunque debemos decir que siempre podemos descargar un programa alternativo para suplir esta carencia.

Personalmente tampoco lo hemos echado en falta y las fotografías nos han parecido buenas, aunque con la saturación ligeramente alta. Asumimos que puede ser algún pequeño ajuste para ofrecer una piel más rosada, pero siempre podemos ajustarlo mediante la edición de filtros posterior. También es señalable que la cámara frontal no dispone de autoenfoque.

En el Modo Noche tenemos la posibilidad de utilizar el gran angular, pero el software incorporado en Samsung Galaxy A51 no admite zoom en esta modalidad. Aquí debemos decir que la diferencia entre fotografía normal y el modo noche no nos ha resultado especialmente significativo, aunque sí es cierto que las fuentes de luz más lejanas reciben un énfasis al igual que su entorno más directo y hay un contraste de tonos rojos ligeramente más alto.

Los más golosos encontrarán en el filtro Comida un auténtico filón con el que petarlo en Instagram. Aquí la cámara hace uso del modo Macro y requiere una cierta cercanía para optimizar los resultados, pero ya os decimos que chapó en este apartado. Cabe señalar no obstante que está planteado para planos detalle y el enfoque dinámico de zona hace que el entorno inmediato se difumine, por lo que no es compatible con Gran Angular. Hemos notado una ligera subida de saturación y contraste que ciertamente enriquece la percepción de los alimentos y nos permite obtener planos que son auténticos Trending Topics.

Comentando el vídeo antes de terminar, aquí encontraréis que la resolución máxima que podemos obtener es de UHD 4K (3840 x 2160) a 30fps. Este modo de grabación no admite el gran angular, de modo que para ello deberemos bajar a formato Full HD. Sobre la cámara superlenta, su rendimiento máximo es de 240 fotogramas por segundo a 1080p, aunque alternativamente podemos disminuir la cantidad de fps para aumentar la resolución. Los formatos de grabación que admite el Samsung Galaxy A51 son:

  • Formatos de reproducción de Vídeo: MP4, M4V, 3GP, 3G2, WMV, ASF, AVI, FLV, MKV, WEBM
  • Formatos de reproducción de Audio: MP3, M4A, 3GA, AAC, OGG, OGA, WAV, WMA, AMR, AWB, FLAC, MID, MIDI, XMF, MXMF, IMY, RTTTL, RTX, OTA

Autonomía y conectividad

Con una batería de 4000 mAh, de media podremos contar con nuestro Samsung Galaxy A51 durante un día y medio con un uso tópico del mismo. Algo de música, vídeo, navegación y redes sociales. Su autonomía como en todo depende mucho del tiempo de uso en qué se usa.

En general debemos decir que con consumo de datos en red 4G es sin duda la modalidad que más consume, con una totalidad de 15 horas acumuladas. Esto es seguido de cerca por el internet y visualización de vídeo, pero a grandes rasgos estos no son números alarmantes. Con un uso intenso, 4000 mAh dan para un día muy largo y no os encontraréis al anochecer del mismo con menos de un 20%. Sí es conveniente tener presente que el modo ahorro de energía y un bajo brillo en pantalla fomentarán una autonomía mayor, pero esto no es nada que no encontremos en smartphones de la competencia.

Sobre la capacidad del Wi-Fi 802.11 2.4G+5GHz, este es capaz de sacar el máximo partido de nuestra red sin complicaciones, obteniendo números muy cercanos a la velocidad contratada (en nuestro caso, 300 megas).

Pruebas de rendimiento de Samsung Galaxy A51

Los test de rendimiento son esa prueba de fuego que nos permite comparar el comportamiento de la CPU y GPU de los móviles más recientes del mercado. En las tablas que veréis a continuación encontraréis un Top 3 con los mejores modelos del mercado y a partir de ahí gama alta y media. Los programas que hemos utilizado son:

  • AnTuTu BenchMark
  • GeekBench 5 (multi core)
  • GeekBench 5 (single core)
  • 3DMark Sling Shot Extreme (Open GL ES)

Con Antutu hemos bicheado la lectura y escritura de la RAM, gráficos 2D y 3D. Sus resultados interesan principalmente a los gamers aficionados a juegos móviles, aunque debemos decir que sus resultados encajan bastante bien dentro de modelos de gama media y a pesar de que se atasque un poco con grandes consumos de recursos en general no hay ningún juego que no pueda correr en él.

El rendimiento del procesador completo e hilo a hilo es también ajustado, pero entra dentro de lo esperable. En la gama media-baja la atención suele dedicarse más a cuestiones como la pantalla o la cámara, quedando los componentes del teléfono más en segundo plano. Igualmente no encontraremos ninguna limitación con el Samsung Galaxy A51 en actividades del día a día.

La respuesta para gaming exigente es clara: este móvil no está planteado para eso. Por supuesto que juegos comunes irán sin problemas, pero si lo que apostáis es por modos multijugador online con formatos como el Fortnite Movile es posible que quisiérais buscar algo con una mejor respuesta y tasa de refresco en pantalla. Igualmente debemos recordaros que el mercado móvil se caracteriza por presentar juegos que puedan funcionar sin problemas en una tostadora, pero si el smartphone que buscáis es principalmente para jugar el Samsung Galaxy A51 no es un candidato a primera opción.

Palabras finales y conclusiones sobre Samsung Galaxy A51

Nuestra impresión del Samsung Galaxy A51 ha sido en general buena. Es un smartphone correcto que procura poner sobre la mesa todos los recursos necesarios para un ciudadano de a pie. Sin duda el aspecto más destacable del mismo es su diseño, que procura integrar acabados con una apariencia de más presupuesto del realmente invertido. Esto permite a la marca centrar su atención en otro tipo de cuestiones, como la batería, el sonido o la pantalla, dado que como todos bien sabemos al final vamos a terminar poniéndole una funda o cristal templado tarde o temprano.

Aspectos que nos han gustado es para empezar el tamaño, que sin excederse en el ancho nos permite una sujeción cómoda en que nuestro pulgar alcanza la esquina opuesta de la pantalla sin problemas y es algo que agradecerán los usuarios de manos entre media y pequeña. La calidad del propio panel AMOLED está a la altura, con un contraste un poco alto que apoya el trabajo de la saturación de color a la hora de proporcionar colores vivos y ligeramente cálidos.

Te recomendamos la lectura de: Los mejores smartphone de gama media.

Por otra parte las cámaras son adecuadas, ofreciendo un buen número de opciones tanto en fotografía como vídeo. Los resultados obtenidos con ellas nos parecen adecuados, destacando el Modo Comida y Macro, pero por lo demás hemos echado en falta un modo retrato en el software con alguna opción adicional para filtros. Sin duda el Modo Noche es el que encuentra más dificultad a la hora de aportar fotografías nítidas y aunque resuelve estas cuestiones con soltura sí podemos notar que se queda un poco corto si lo comparamos con los resultadados obtenidos por cámaras de una gama algo mayor.

Si lo que buscáis es un teléfono para el día a día en que prioricéis el rendimiento de la batería y una buena pantalla, sin duda el Samsung Galaxy A51 es una buena opción. Puede quedarse algo corto en el mundillo del gaming pero tiene todo lo necesario para solventar cualquier necesidad del usuario promedio. Este smartphone podemos adquirirlo en la Web Oficial de Samsung por 369,00€. Siendo sinceros creemos que el precio ideal para el modelo debería ser ligeramente inferior, pero afortunadamente hay diversos portales en que podéis explorar la posibilidad de encontrarlo con un presupuesto reducido.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

ACABADOS CON APARIENCIA DE GAMA ALTA

LA CÁMARA ES CORRECTA, PERO NO OFRECE NADA EXTRAORDINARIO
BUENA AUTONOMÍA
TAMAÑO MANEJABLE

El equipo de Profesional Review le otorga la Medalla de Oro:

 

Rebajas
Samsung Galaxy A51 - Dual SIM, Smartphone de 6.5" Super AMOLED (4 GB RAM, 128 GB ROM, cámara Trasera 48.0 MP + 12.0 MP + 5.0 MP + 5 MP, cámara Frontal 32 MP) Azul [Versión española]
  • Una pantalla casi sin bordes sumérgete profundamente en tus series y juegos favoritos gracias a su pantalla fhd+ de 6 5" con tecnología super amoled
  • Bate todos los records sin preocuparte por la batería disfruta de largas sesiones de juego o de ma ratón es de tus series favoritas con una batería de 4 000 mah
  • Un innovador sistema de cámara s conviértete en un profesional de las fotos con sus 4 cámara s traseras y hazte selfies espectaculares con la cámara frontal de 32 m
  • Mucho más espacio con 128 gde memoria interna y 4 gde ram tienes suficiente almacenamiento para todo lo que quieras
  • Estilo y elegancia enamórate de su elegante diseño en increíbles tonos pastel y su acabado brillante de primera calidad

Última actualización el 2020-06-05

Samsung Galaxy A51

DISEÑO - 90%
MATERIALES Y ACABADOS - 80%
PANTALLA - 85%
AUTONOMÍA - 80%
PRECIO - 75%

82%

Ana Alejandra Romero

Cuando Ctrl+Alt+Supr no funciona, aparezco yo. Soy tecnomante lvl 20 y estoy aquí para compartir con vosotros mi entusiasmo sobre periféricos, ordenadores, gaming, nuevas tecnologías y lo que surja.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar