Tutoriales

Qué es mejor más RAM o más procesador en un móvil

¿Más RAM o más procesador? Esta pregunta nos la hemos hecho más de una vez cuando teníamos que comprarnos un móvil. Dentro, la respondemos.

Cuando contamos con cierto presupuesto, no es tan fácil elegir un smartphone porque hay decidir a qué vamos a renunciar. Por otro lado, si nos vamos a las gamas altas, rara vez tendremos problema con este dilema. Dicho esto, a continuación, vamos a ver qué es más importante: tener más RAM o tener más procesador.

¿Por qué es importante el rendimiento del procesador?

En el sector de los teléfonos móviles, la experiencia lo es todo. Por ello, el procesador cobra un gran protagonismo porque suele representar lo potente que es el terminal o lo fluido que será arrancando aplicaciones. Pero, cuidado, porque tener un procesador con una frecuencia alta y muchos núcleos no lo es todo.

La gente que le da mucha importancia a los videojuegos o apps que precisan de muchos recursos, prefieren tener el procesador más potente del mercado. Normalmente, suelen optar por Snapdragon como sinónimo de la mejor potencia en Android. No obstante, los Exynos y, un poco menos, los Kirin siguen a los chips de Qualcomm muy de cerca.

Con esto dicho, cuidado porque el procesador no lo es todo. Eso sí, no os recomendamos procesadores con una frecuencia por debajo de 1.8 GHz. De hecho, cuanto más núcleos, más eficiente.

¿Por qué es importante el rendimiento de la memoria RAM?

más RAM o más procesador

Cuanta más memoria RAM tengamos, mejor experiencia multitarea tendremos. Este componente se encarga de proporcionar al usuario una experiencia fluida, rápida y suave, mientras éste navega o utiliza su smartphone. No estamos diciendo que haga al teléfono más rápido, sino que lo hace más capaz.

TE RECOMENDAMOS
Cómo desinstalar aplicaciones en Windows 10

Dicho de otra manera: cuanta más memoria RAM, mejor ¿Por qué? Porque podremos cambiar de aplicación y hacer varias cosas a la vez sin experimentar ningún “lagazo” o retraso en las acciones de este proceso. Si eres una persona que utiliza muchas apps a la vez, te interesa tener mucha memoria RAM porque, de lo contrario, te encontrarás con muchos “crasheos” o cierres forzosos.

En conclusión:

  • Poca memoria RAM = ralentizaciones, lag o crasheos/cierres forzosos.
  • Mucha memoria RAM = multitarea fluida, rápida y eficiente.

Vale, pero ¿Qué es poca memoria RAM y qué es mucha memoria RAM? En términos generales, 2 GB ó 3 GB de memoria RAM pueden resultar insuficientes para una experiencia en Android gratificante. Todo depende del uso que le demos a nuestro terminal, pero ambas cifras suelen ser insuficientes.

Por otro lado, partir de 4 GB de memoria RAM es un buen comienzo, aunque los 6 GB se van a convertir pronto en el nuevo estándar. Podríamos decir que “mucha memoria RAM” se puede equiparar a los 8 GB o 12 GB. Para optar a dichas memorias, tendríamos que irnos a la gama alta de teléfonos Android.

¿Más RAM o más procesador?

Respondiendo desde mi experiencia con los terminales, elegir entre uno y otro es un error porque ambos componentes funcionan “como equipo”. Siempre recomiendo adquirir un dispositivo que ofrezca un equilibrio RAM y el procesador.

La razón de ello reside en que no sirve de nada tener mucha memoria RAM y poco procesador, o viceversa. Si echamos un vistazo al mercado de smartphones, veremos que los dispositivos suelen estar equilibrados, no solemos ver 8 GB de RAM funcionando con un procesador de gama baja.

TE RECOMENDAMOS
G.Skill Trident Z Royal: la primera memoria RAM que supera los 6000 MHz

No sólo eso, recordad que las capas de personalización o ROM que llevan los smartphones son clave para optimizar el hardware de los mismos. He visto terminales muy potentes en ficha técnica, pero su experiencia de usuario era pésima porque su capa de personalización no estaba pulida. Algo así le ocurrió a MIUI en sus comienzos.

Con todo esto, os vamos a poner dos ejemplos rápidos:

  • Smartphone A: Quad-core 1.5 GHz con 3 GB RAM.
  • Smartphone B: Octa-core 2.5 GHz con 2 GB RAM.

El modelo A es menos potente que el B, lo que significa que arrancará las aplicaciones más lento que el B. Pero, el modelo B no se manejará igual que el modelo A en multitarea, siendo éste último mucho más fluido.

Como veis, ganamos performance por un lado, y por otro la perdemos. Así que, lo mejor sería tener un smartphone equilibrado que cubra bien la carga de apps y la multitarea.

Esperamos haberos ayudado con vuestra encrucijada y no dudéis en preguntarnos cualquier cosa que nos inquiete o no entendáis.

Te recomendamos los mejores móviles del mercado

¿Para vosotros qué es más importante? ¿Estáis de acuerdo con el artículo?

Ángel Aller

La sociedad necesita a la tecnología, y la tecnología a la sociedad. Graduado en Derecho, amante de los videojuegos y geek inconformista. Encantado de tener un hobby en común. Leal a Alt+F4. Alicante.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar