Reviews

Sharkoon RGB Flow Review en Español (Análisis completo)

Los chasis minimalistas y con líneas limpias están de moda, y el Sharkoon RGB Flow es lo que nos propone el fabricante para la recta final de 2019. Un chasis de media torre que apuesta por una iluminación frontal y lateral direccionable perfectamente integrada tras el cristal templado compatible con las principales tecnologías de placas.

Es un chasis muy económico y buenos acabados que admite hasta 6 ventiladores de 120 mm, así como RL AIO de 240 mm. Así como hardware de gama alta y hasta 4 SSD y 2 HDD de fábrica con espacio bastante optimizado y aprovechado en comparación con otros chasis de gama de entrada.

Veremos lo que nos ofrece este chasis, pero antes debemos agradecer a Sharkoon su confianza en profesional Review al cedernos este chasis para analizarlo a fondo.

Sharkoon RGB Flow características técnicas

Sharkoon RGB Flow Características

Unboxing

Esta Sharkoon RGB Flow se nos presenta en una caja de cartón neutro pintado de blanco y negro como suele se habitual en las cajas del fabricante. En las dos caras principales tenemos lo mismo: un boceto de la caja y algunas de sus principales características y capacidad. A esto le sumamos una tabla de prestaciones en varios idiomas en la zona lateral.

Así que abrimos la caja para ver que el chasis nos viene dentro de una bolsa de plástico y entre dos corchos de poliestireno expandido (corcho blanco). Nada especialmente llamativo al solo efecto de tener una placa superior de este material para proteger el frontal, un gran detalle.

Sharkoon RGB Flow Review

El bundle del chasis cuenta con los siguientes elementos:

  • Caja Sharkoon RGB Flow
  • Instrucciones
  • Bolsa con tornillos

El resto de cables para el control de iluminación ya están preinstalados en el chasis, lo que nos facilita el trabajo.

Diseño exterior

Sharkoon RGB Flow Review

Y claro, una de las principales razones para comprar un chasis es el diseño, y este Sharkoon RGB Flow está a un gran nivel por el precio al que ha salido al mercado. En él predominan las líneas simples y minimalistas que constituyen un chasis totalmente rectangular en todas sus caras y sin frontal agresivo como en otros casos. Ya veremos que su apartado de iluminación es muy original y completo para esta gama de precios.

El formato utilizando es el estándar de media torre, con unas medidas bastante amplias en profundidad y altura, con 424 mm y 481 mm respectivamente, aunque un poco estrecho para lo que estamos acostumbrados, con 206 mm que nos va a limitar la capacidad de instalar ventiladores más grandes a 120 mm. El peso en vacío es de 6 Kg, que es también bajito para estas medidas teniendo en cuenta que tiene cristal. Esto significa que el chasis no será de los más robustos precisamente.

Sharkoon RGB Flow Review

Empezamos por el estudio en profundidad del diseño con el lateral izquierdo, el cual tiene por supuesto un cristal templado que ocupa tan solo el compartimento principal, con un diseño e instalación similar al de NZXT. Este vidrio tiene marcos oscurecidos por integrar un armazón metálico que sirve para sujetarlo al chasis, y fijarlo mediante dos tornillos en la parte de atrás. Y esto nos ha gustado mucho, ya que mejora mucho la estética al no tener tornillos visibles.

Pero en ese lateral, pegado a la cubierta interior de la PSU vemos una tira blanca que evidentemente es de iluminación RGB. Muy sutil y perfectamente integrada en esta zona, nos va a dar una buena iluminación como luego veremos.

Sharkoon RGB Flow Review

La zona lateral derecha del Sharkoon RGB Flow está ocupada por una chapa completamente opaca de metal y pintada en negro mate. En este caso también han innovado en la instalación, ya que los agarres se realizan con 4 tornillos internos integrados en el chasis y posteriormente dos tornillos de rosca manual mantienen sujeta la chapa atrás para que no se salga. Hubiéramos preferido sin embargo que fuera un sistema tradicional, ya que es un poco más tedioso en su colocación y el resultado estético no varía.

Sharkoon RGB Flow Frontal

Nos ocupamos del frontal, uno que está fabricado en plástico duro en color negro mate.  En él vemos otra tira de iluminación instalada también perfectamente integrada, y que separa una zona abierta para el paso de aire y otra cerrada.

En este caso no es un frontal completamente extraíble, ya que tenemos la tira de iluminación integrada en el mismo. Éste frontal admite tres ventiladores de 120 mm estando ya uno preinstalado. Si nos metemos en el interior, veremos el correspondiente filtro anti polvo de grano medio magnético que parará las motas de polvo de mayor tamaño. Físicamente no hay espacio disponible para instalar los ventiladores en la parte externa, así que tendremos que optar por colocarlos en el interior.

Sharkoon RGB Flow Panel E/S

Continuamos ahora con la zona superior del Sharkoon RGB Flow, que tiene en la parte más adelantada el panel E/S mediante un marco de plástico. En el resto de la zona tenemos una enorme abertura que admite ventiladores de 120 y 140 mm como vemos en los espacios de instalación. Para protegerla del polvo, nuevamente tenemos un filtro de grano medio en instalación magnética perfectamente desmontable.

Veamos más detalladamente los puertos y elementos del panel E/S:

  • 1x USB 2.0
  • 2x USB 3.1 Gen1
  • 2x Jack de 3,5 mm para salida de audio y entrada de micrófono
  • Botón de encendido
  • Botón de control de iluminación
  • LED de actividad de disco y energía

Así que no confundamos el botón más pequeño con el RESET, porque afortunadamente es para seleccionar una de la gran cantidad de animaciones que tenemos para el sistema.

Sharkoon RGB Flow Review

Nos movemos finalmente a la parte trasera e inferior del chasis. Comenzando por la primera, tenemos un hueco en la parte superior para ventilador de 120 mm, aunque éste no viene instalado, una pena. Más abajo tenemos la zona de slots con capacidad para 7 ranuras y con placas de metal soldadas a los huecos. Esto significa que habrá que quitarlas antes de instalar la placa, si no, correremos el riesgo de dañarla.

La zona inferior se completa con el hueco para la PSU, la cual tendremos que meter por el lateral derecho. Junto a éste tenemos una abertura inferior protegida con un filtro anti polvo metálico de grano medio e instalado con un sistema básico de ranuras. Como mera anécdota, tenemos unas patas muy grandes y poco trabajadas, especialmente en la superficie de contacto que es muy pequeña para su tamaño.

En la parte más adelantada podemos identificar perfectamente los cuatro tornillos que sujetan el armario de HDD situado en la zona. Tenemos un rango de movimiento bastante grande para así poder meter sin problemas la PSU o incluso retirarlo si lo estimamos necesario.

Interior y montaje

Sharkoon RGB Flow Interior

Terminamos con el exterior y nos metemos dentro de la Sharkoon RGB Flow para ver qué nos ofrece de cara al montaje de hardware y refrigeración. Al ser un chasis de media torre, y bastante alto podemos decir, admite placas ATX, Micro ATX y Mini ITX como es normal.

Si algo podemos destacar de esta parte interna, es lo bien aprovechada que está de cara a la capacidad de hardware. Sobre la cubierta ya vemos espacio y brackets para discos duros, así como hueco en ella para montajes de refrigeración líquida. En total tenemos 7 agujeros para tirar cables bien repartidos y bastante discretos a pesar de no tener protección alguna. Finalmente, en el lateral también hay espacio para discos duros, y una enorme abertura para trabajar en el socket de la CPU.

Y hablando de CPU, en este chasis podremos instalar disipadores con altura máxima de 165 mm, bastante si consideramos que s un chasis que no llega a los 210 mm. De igual forma, admite tarjetas gráficas de hasta 350 mm de longitud.

Sharkoon RGB Flow Review

Nos vamos ahora a la parte de atrás, en la que tenemos un espacio para cables algo más estrecho que de costumbre (4 mm concretamente) por limitaciones de grosor del chasis. No es demasiado, y todavía tenemos espacio suficiente para guardar cables tras la placa y en el compartimento.

Pero seguramente estemos en problemas si instalamos mucho hardware, ya que el controlador de iluminación también está situado en esta zona y debemos tener mucho cuidado con las cabeceras porque son bastante frágiles. Tal y como está de fábrica, nos cabe una fuente de alimentación de 160 mm sin problema alguno, pero moviendo el armario de HDD hacia un lado, podremos meter PSU de hasta 210 mm, y si lo retiramos, pues prácticamente del tamaño que queramos.

Capacidad de almacenamiento

Tras ver los aspectos generales, tenemos buenas noticias para los usuarios que tienen bastantes SSD que montar. De hecho, la capacidad total de ésta Sharkoon RGB Flow es de 2 discos duros HDD y hasta 6 SSD como ahora veremos.

Sharkoon RGB Flow Almacenamiento

Empezando por lo más evidente, tenemos ese armario metálico situado en la cubierta de la PSU para dos unidades de 3,5 pulgadas. Además, cuenta con bandejas de plástico extraíbles para facilitar la instalación, lo cual es un sensacional detalle por el precio que pagamos.

Ocupándonos ahora de los SSD o HDD de 2,5 pulgadas tenemos efectivamente espacio para 6 unidades, aunque de fábrica viene con capacidad para 4. Nos explicamos: sobre la cubierta de la PSU, compartimento principal tenemos dos brackets instalados para dos unidades. Junto a estos, tenemos dos huecos verticales junto a la placa para instalarlos a la antigua usanza de forma fija. Finalmente, en la parte trasera tenemos agujeros para instalar otros dos brackets para otras dos unidades. Serán brackets idénticos a los situados sobre la PSU, así que podremos mover estos a la parte de atrás si lo estimamos oportuno.

En este apartado vemos un par de problemas. El primero es que el espacio cables no es demasiado grande, así que mientras más discos mayor saturación habrá. El segundo es que los huecos verticales no tienen una abertura para para pasar los cables, así que debemos asegurarnos de que la conexión no sea a 90⁰ y pensar muy bien como llevar los cables de alimentación porque para dos unidades juntas va a ser complicado.

Refrigeración

A pesar de ser un chasis de medidas amplias, este Sharkoon RGB Flow no tiene una capacidad de serie demasiado extensa, lo que también vemos normal en esta gama de precios.

Sharkoon RGB Flow Ventilación

En lo que respecta a la capacidad para ventiladores tenemos:

  • Frontal: 3x 120 mm
  • Superior: 2x 120 mm / 2 x 140 mm
  • Trasero: 1x 120 mm

Como vemos, hay poca presencia de ventiladores de 140 mm al solo efecto de 2 en la zona superior. En todo caso tenemos capacidad de hasta 6 ventiladores, lo cual no está nada mal y prácticamente al nivel de chasis que valen el doble.

Sin embargo, solamente encontramos un ventilador de 120 mm preinstalado, y encima está situado en la zona más baja del chasis y parte del flujo de aire se lo come el habitáculo de la PSU. Recomendamos encarecidamente mover este ventilador un escalón por encima y situar otro en la parte trasera para extraer aire si tenemos hardware con relativa potencia.

Una vez más citar que no hay posibilidad de instalar ventiladores entre el frontal y el chasis, ya que latirá de iluminación está ocupando parte del espacio disponible.

Sharkoon RGB Flow Review

La capacidad de refrigeración entonces será:

  • Frontal: 120/240 mm
  • Superior: 120/240 mm
  • Trasero: 120 mm

Técnicamente habría posibilidades de instalar un sistema de 280 mm en la parte superior si el panel E/S estuviera situado más cerca del borde, pero el espacio extra que tiene el radiador para redirigir el agua limita su capacidad. Y exactamente lo mismo ocurre con las configuraciones de 360 mm en la parte frontal, ya que físicamente no hay espacio para los extremos del radiador.

Estos pequeños detalles son los que diferencian a un chasis de gama de entrada con otro superior. En todo caso, el Sharkoon RGB Flow está más bien pensado para montajes de gama media o media/alta sin refrigeración extrema. Es más, incluso habría posibilidad de instalar un depósito de agua en la zona vertical destinada a SSD, pero con radiadores de 240 mm no tiene sentido.

Sistema de iluminación

Sharkoon RGB Flow Iluminación

Merece la pena estudiar más detenidamente el sistema de iluminación que nos propone esta Sharkoon RGB Flow porque éste está a un excelente nivel. Se compone de un microcontrolador y dos tiras LED, una situada en el frontal y otra sobre la cubierta de la PSU. El sistema cuenta con un total de 14 modos de iluminación, así que tendremos donde elegir.

Estas dos tiras no necesariamente van sincronizadas de forma correlativa, ya que cada una de ellas está conectada a una entrada independiente del controlador. Aunque si miramos dentro del frontal, veremos una cabecera libre para poder conectar la segunda tira o una ampliación, ya que es de terminación hembra.

Centrándonos ahora en el controlador, está construido por NuvoTon, y tiene un total de 4 canales de iluminación. Así mismo permite el control mediante el botón del panel E/S o directamente de la placa base, ya que es compatible con las tecnologías Asus AURA Sync, MSI Mystic Light, Gigabyte RGB Fusion y ASRock Polychrome RGB. La cabecera que debemos conectar a la placa ya está preinstalada el en controlador. Nosotros tan solo tendremos que conectar el puerto SATA de alimentación la PSU para que el sistema se ponga en funcionamiento.

Instalación y montaje

Sharkoon RGB Flow Montaje

Os dejamos ahora unas cuantas capturas del proceso de montaje que hemos efectuado en el Sharkoon RGB Flow con los siguientes complementes:

  • Placa base Asus Crosshair VIII Hero
  • Disipador AMD Wraith Prism
  • Tarjeta gráfica AMD Radeon Vega 56
  • Fuente de alimentación Corsair AX860i

Una cuestión importante antes de iniciar el montaje es retirar las chapas de los slots de expansión que necesitemos, que normalmente serán la 2ª y la 3ª para una placa ATX y una GPU dedicada. Están soldadas así que habrá que aplicar fuerza.

Así mismo, una fuente modular con esta Corsair de 160 mm entra perfectamente sin retirar los cables ni mover el armario de HDD, pero el espacio interior para cables está algo limitado. En todo caso el resultado es aceptable incluso sin hacer uso de las presillas incluidas. En todo caso, debemos tener cuidado con las cabeceras del controlador de iluminación, ya que están muy expuestas y podríamos romperlas.

Sharkoon RGB Flow Review

El cableado que tenemos disponible en el chasis para conectar será el siguiente:

  • Conector USB 3.1 (azul)
  • Cabecera de USB 2.0 (negro)
  • Cabecera para audio frontal (negro)
  • Conectores por separado para F_panel
  • Cabecera de alimentación SATA para controlador
  • 2x cabeceras de tiras de iluminación (ya instaladas)
  • Cabecera para extensión de tira frontal
  • Cabecera 5V-D-G RGB para placa base

Resultado final

Finalmente os dejamos con unas capturas del montaje del Sharkoon RGB Flow terminado y en funcionamiento para ver en acción el chasis con su iluminación.

Sharkoon RGB Flow Review

Palabras finales y conclusión acerca de Sharkoon RGB Flow

Una vez más, llegamos al final del análisis de un chasis que nos ha dejado unas muy buenas sensaciones en lo que se refiere a diseño. El usuario no tiene que irse a cajas cercanas a los 100 euros para tener un diseño actual, minimalista y muy elegante. Fabricantes como Sharkoon, NOX o Silverstone nos dan mucho por muy poco y este es otro ejemplo.

Tenemos un sistema de iluminación bastante decente integrado sobre este Sharkoon RGB Flow, compuesto por dos tiras delgadas pero muy notorias en cuanto a potencia de iluminación y a variedad de animaciones. Además, integra un microcontrolador para ello con hasta 4 salidas y compatibilidad con las tecnologías propias de placas.

Te recomendamos la lectura de los mejores chasis del mercado

Los acabados también son bastante buenos, con sistema de montaje oculto y de calidad para el cristal y un chasis de buenas dimensiones para meter hardware de gama alta. Tan solo tendremos problemas si el cableado se hace muy denso, ya que al tener 206 mm de grosor el espacio trasero se ha visto afectado. La capacidad de almacenamiento asciendo hasta las 6 unidades SSD y 2 HDD estando el espacio muy aprovechado.

De igual forma, admite hasta 6 ventiladores de 120 mm, aunque solo dos de 140 mm. Nos hubiera gustado una mayor capacidad de fábrica, ya que solo tenemos un ventilador preinstalado y no en la mejor posición. Así mismo, la capacidad de refrigeración líquida se reduce a montajes de 240 mm a pesar de que el chasis es considerablemente grande.

El chasis que hemos analizado ya está disponible en el mercado por un precio de 56,90 euros. Por este coste tampoco podemos ponernos demasiado exigentes, ya que no deja de ser un gama de entrada aunque con diseño muy elegante e iluminación como su principal baza.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ DISEÑO TRABAJADO

CHASIS INTERIOR ALGO ENDEBLE
+ CRISTAL TEMPLADO E ILUMINACIÓN MUY COMPLETA– SOLO UN VENTILADOR DE FÁBRICA

+ BUENA CAPACIDAD DE HARDWARE

– POCO ESPACIO PARA CABLES
+ MUY ECONÓMICO

+ ESPACIO BASTANTE APROVECHADO

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de plata:

Sharkoon RGB Flow

DISEÑO - 80%
MATERIALES - 70%
GESTIÓN DEL CABLEADO - 74%
PRECIO - 82%

77%

José Antonio Castillo

Graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Amante de la informática, el gaming y casi cualquier deporte de motor.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba
Cerrar