Tutoriales

Chipset Qué es y para qué sirve

Probablemente hayas escuchado el término chipset cuando se habla de placas base, pero ¿qué es exactamente un chipset y cómo afecta el rendimiento de tu PC? En este artículo tratamos de dar respuesta a todas las dudas más habituales sobre el chipset de la placa base.

Qué es el chipset de la placa base

Qué es el chipset de la placa base

En pocas palabras, un chipset actúa como el centro de comunicaciones y el controlador de tráfico de la placa base, y en última instancia determina qué componentes son compatibles con la placa base, incluidos la CPU, la RAM, los discos duros y las tarjetas gráficas. También dicta sus futuras opciones de expansión y hasta qué punto tu sistema puede ser overclockeado. Estos tres criterios son importantes al considerar qué placa base comprar.

Te recomendamos la lectura de nuestro post sobre AMD B450 vs B350 vs X470: diferencias entre los chipsets

Ahora tienes una idea básica de lo que es un chipset, pero ¿por qué te importa? Como señalamos al principio, el chipset de la placa base determina tres cosas principales: compatibilidad de los componentes (qué CPU y RAM puedes usar), opciones de expansión (cuántas tarjetas PCI puedes usar) y capacidad de overclock. La elección del componente es importante. ¿Será tu nuevo sistema la última generación de procesadores Intel Core i7, o estás dispuesto a conformarse con algo un poco más antiguo y más barato? ¿Deseas una memoria RAM DDR4 de mayor velocidad, o una más básica está bien? ¿Cuántos discos duros estás conectando y de qué tipo? ¿Necesita Wi-Fi integrado o usará Ethernet? ¿Ejecutarás varias tarjetas gráficas o una sola tarjeta gráfica con otras tarjetas de expansión? Todo esto son posibles consideraciones, y los mejores chipsets ofrecerán más opciones.

El precio también será un factor determinante aquí. No hace falta decir que cuanto más avanzado sea el sistema, más costará, tanto en términos de los componentes mismos como de la placa base que los soporta. El chipset también determina la cantidad de espacio para tarjetas de expansión, como tarjetas gráficas, sintonizadores de TV, tarjeta RAID, etc, que tienes en tu sistema, gracias a los buses que usan.

La gran importancia del chipset

Qué es el chipset de la placa base

Los componentes del sistema y los periféricos (CPU, RAM, tarjetas de expansión, impresoras, etc.) se conectan a la placa base a través de buses. Cada placa base contiene diferentes tipos de buses, que pueden variar en términos de velocidad y ancho de banda, pero para simplificar, podemos dividirlos en dos: buses externos (incluidos USB, serie y paralelo) y buses internos.

El bus interno primario que se encuentra en las placas base modernas se conoce como PCI Express (PCIe). PCIe utiliza “lanes”, que permiten que los componentes internos como la RAM y las tarjetas de expansión se comuniquen con la CPU y viceversa. Un lane es simplemente dos pares de conexiones cableadas: un par envía datos y el otro recibe datos. Por lo tanto, un lane PCIe 1x constará de cuatro cables, 2x tiene ocho, y así sucesivamente. Cuantos más lanes, más datos se pueden intercambiar. Una conexión 1x puede manejar 250 MB en cada dirección, 2x puede manejar 512 MB, etc.

La cantidad de lanes disponibles depende de la cantidad de lanes que tenga la placa base, así como de la capacidad de ancho de banda que puede entregar la CPU. Por ejemplo, muchas CPU de escritorio de Intel tienen 16 lanes, las placas base de chipset Z370 proporcionan otras 24, para un total de 40. El chipset X99 suministra 8 líneas PCI Express 2.0 y hasta 40 líneas PCI Express 3.0, dependiendo de la CPU que utilices.

Por lo tanto, en una placa base Z370, una tarjeta gráfica PCI Express 16x usará hasta 16 carriles por sí sola. Como resultado, puedes usar dos de estos juntos en una placa Z370 a toda velocidad, lo que te deja con ocho lanes restantes para componentes adicionales. Alternativamente, puedes ejecutar una tarjeta PCI Express 3.0 en 16 lanes (16x) y dos tarjetas en 8 lanes (8x), o cuatro tarjetas en 8x.

Si planeas tener muchas tarjetas de expansión, como dos tarjetas gráficas, un sintonizador de TV y una tarjeta Wi-Fi, puedes llenar los lanes de una placa base bastante rápido. En muchos casos el chipset determina qué partes son compatibles con su sistema y cuántas tarjetas de expansión puedes usar. Pero hay otra cosa principal que determina: el overclocking.

Te recomendamos la lectura de nuestro post sobre las mejores placas bases del mercado

El overclocking simplemente significa empujar la velocidad de reloj de un componente más alto de lo que fue diseñado para ejecutarse. Muchos usuarios optan por overclockear su CPU o GPU para mejorar los juegos u otro rendimiento sin gastar más dinero. Esto puede parecer una obviedad, pero junto con ese aumento de velocidad viene un mayor uso de energía y salida de calor, lo que puede causar problemas de estabilidad y disminuir la vida útil de las piezas.

Sin embargo, solo ciertas CPU son ideales para el overclocking. Además, solo ciertos chipsets pueden permitir el overclocking, y algunos pueden requerir un firmware especial para habilitarlo. Por lo tanto, si deseas realizar overclock, deberás tener en cuenta el chipset de la placa base. En el caso de Intel, solo los chipsets de las series Z y X permiten overclock. En el caso de AMD, se podrá hacer overclock con los chipsets de las series X y B. Los chipsets que permiten el overclocking tendrán los controles necesarios en su UEFI o BIOS para aumentar la velocidad de reloj de la CPU. Si chipset no maneja el overclocking, entonces esos controles no estarán.

TE RECOMENDAMOS
AMD RX 480: Resultados en Crossfire

Con esto finaliza nuestro artículo sobre qué es el chipset de la placa base y cuál es su importancia. Esperamos que te haya sido de utilidad para resolver todas tus dudas.

Juan Gomar

Soy un apasionado de la tecnología en general pero principalmente de la informática y los videojuegos.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com

Quizás te interese:

Cerrar