Internet

Errores a evitar al crear un sitio web

Seguramente ya habrás leído muchos consejos sobre cómo crear un sitio web exitoso, con asuntos que implican la elección de un buen hosting y las principales plataformas y CMS’s para construir un buen diseño web.

Sin embargo, hoy nuestro enfoque será un poco diferente, y por tanto vamos a mostrar cuáles son los principales errores al crear un sitio web. Estos consejos abordan las acciones que no deberías hacer de ninguna manera en tu proyecto.

Falta de identidad visual

La identidad visual se compone de toda la estructura gráfica de una marca o empresa. En ella se refleja la esencia de un negocio por medio de elementos como el logotipo, letras, símbolos, colores y otros elementos que sirven para identificar a una organización.

Al crear un sitio web, sus elementos deben ser acordes con la identidad visual de tu empresa para que sea generado el reconocimiento de marca. La falta de identidad visual hace que los usuarios y consumidores no se identifiquen con una empresa justamente por la ausencia de sus elementos originales.

¿Quieres un ejemplo práctico? Todos sabemos que los colores de McDonald’s son el amarillo y el rojo. Sin embargo, si entraras en una tienda de esta marca, pero que tuviera colores azul y verde, ¿no te sentirías extraño? ¿Te apetecería consumir en ese lugar? Probablemente no, ya que no estarás asociando los elementos (colores) con la verdadera marca, y así no estarías seguro de que los productos allí comercializados sean los mismos o son un plagio.

En un sitio se produce esta misma asociación, ya que si los colores, logotipo, formatos y diseños no son acordes con la identidad visual de la empresa, puede ocasionar desconfianza y descrédito por parte del usuario.

Un diseño pobre y rústico

Errores a evitar al crear un sitio web

Crear un sitio web con banners gigantes y feos, pop-ups por todas partes, colores impactantes, imágenes distorsionadas y otras cosas extrañas no puede ser una buena estrategia.

La descripción anterior es la representación de un sitio web que genera total descredibilidad en el usuario, además de debilitar la reputación de una empresa. Este tipo de sitio no representará la idea central de tu empresa y, en consecuencia, acabará generando pérdida de negocios.

Es importante desarrollar un buen sitio web e invertir en plantillas modernas y funcionales, y de fácil navegación. Opta por modelos limpios que no afecten la legibilidad de otros elementos como el texto, por ejemplo.

Si tu empresa no transmite confianza y no parece responder a las necesidades del usuario (y si encima ellos te lo dicen…), las posibilidades de que se vaya de tu sitio son enormes. El sitio web hoy en día es como una tarjeta de visita, y apuesto a que tú no entregas una tarjeta escrita a mano y en hoja A4, ¿no? Entonces no hagas lo mismo con tu sitio web. Por lo tanto, invierte en un diseño profesional y atractivo.

Piensa en cuántas veces no has hecho una compra por no confiar en una empresa después de ver su sitio. Tenlo en cuenta al construir tu propio sitio web. Estos pequeños importan y mucho.

Hosting ineficiente y poco profesional

Contratar un hosting de mala calidad significa comenzar mal con tu sitio web. El proveedor de hosting es el responsable de mantener tu sitio web en línea sin interrupciones, además de ofrecer otros servicios como herramientas de seguridad digital y la administración de tu nombre de dominio.

Además de tener dolores de cabeza constantes, también sentirás el perjuicio en el bolsillo con la pérdida de clientes y posibles negocios. Un servicio de alojamiento que vive dejando tu sitio web sin conexión, no ofrece un soporte técnico satisfactorio, ni servicios extras eficientes, sin duda es una estafa.

Por lo tanto, escapa de ese tipo de hostings y busca un proveedor que ofrezca un servicio estable y con un buen soporte técnico, de preferencia 24/7.

El dominio no es acorde con el negocio

El nombre de dominio facilita bastante la identificación de tu empresa en internet. Sin embargo, elegirlo es una tarea estratégica que puede generar aún más reconocimiento.

Este es un error bastante común que también ocurre debido a la falta de planificación del negocio. Has creado tu sitio web con un diseño fresco y acorde con tu empresa, sin embargo, a la hora de registrar un dominio, has elegido un nombre totalmente desconectado.

Dominios muy largos, extraños y con el uso de extranjerismos solo dificultan el entendimiento del usuario, convirtiéndose así en un obstáculo para tu negocio. Por lo tanto, piensa en un nombre de dominio desde el principio del proyecto para no tener problemas y pérdida de tiempo. Por ejemplo, el caso de Profesional Review mezcla Español e Inglés, un “leve error”, que nos costó un buen tiempo que Google lo reconociera como marca.

Contenido pobre y mal elaborado

Aquí hay un error que es recurrente en la mayoría de los sitios. Muchos se enfocan en el diseño y en las características de un proyecto web, y acaban olvidándose de este componente muy valioso: el contenido.

El contenido es uno de los elementos que va a definir la calidad de tu sitio web a lo largo del tiempo. Lo que ocurre es la desconexión del contenido con los propósitos de la empresa, generando así un desinterés por parte de los usuarios.

Un buen contenido debe ser planeado con antelación y transmitir los principales valores de una organización, de forma que sea coherente con el de los otros elementos del sitio web. Esto quiere decir que también no es conveniente exagerar en la cantidad de texto ni en el número de imágenes.

Las reglas de un buen contenido es que sea conciso, coherente y acorde con el mensaje que la empresa o blog se proponga transmitir.

Todos los usuarios entran en sitios con algún objetivo: ya sea una información o una compra. El mayor error de un portal es no ser capaz de transmitir una información para sus usuarios, y la manera en que un texto es escrito colabora bastante para eso.

Te recomendamos la lectura de nuestros tutoriales de informática.

Un texto limpio, bien planteado y con objetivos claros transmite una sensación de confianza y transparencia, mientras que un texto mal escrito pasa una impresión de indiferencia y falta de profesionalismo. Al crear un nuevo contenido, piensa siempre:

  • Quién es mi público lector
  • Qué es lo que el público busca al entrar en cada página de mi sitio web
  • Cuáles son las dudas que buscan remediar
  • Cuál es la mejor manera de exponer mi punto de vista
  • Cuál es el lenguaje adecuado

No pensar en la usabilidad

La usabilidad es el conjunto de características que proporciona una buena experiencia para quien accede a una página web. Al acceder a un sitio web, el usuario espera encontrar lo que busca rápidamente y sin ninguna dificultad.

Lo que ocurre es que este es un factor totalmente olvidado o ni siquiera es recordado en la mayoría de los diseños de sitios web, haciendo que la experiencia sea desalentadora y desagradable. A continuación, podemos observar algunos de los puntos que más impactan negativamente en un sitio web:

  • La tipografía (fuentes difíciles de entender).
  • Colores (colores fuertes que obstaculizan la visualización de elementos).
  • Estructura de las páginas (páginas que contienen asuntos dispersos).
  • Contacto (dificultad en la identificación de los contactos de la empresa).
  • Contenido (lenguaje difícil de ser entendido).

Siempre hacemos hincapié en la importancia de la usabilidad para el usuario final, ya que un poco más de tiempo invertido en este aspecto, es capaz de reducir los costos futuros y aumentar la rentabilidad. Vale la pena una inversión un poco mayor en un sistema de búsqueda de gran alcance.

El sitio no es responsivo

Una cosa es cierta: las personas pasan más tiempo con sus móviles que haciendo otras actividades. Por este motivo, los sitios actuales deben ser responsivos.

Aunque esto es importante, todavía hay algunas empresas que no invierten en este tipo de formato, y por lo tanto, terminan quedando atrás, ya que los accesos realizados por los dispositivos móviles solo tienden a crecer más cada año.

Entonces, si tu sitio web no es responsivo, sin duda, estás perdiendo puntos frente a la competencia y posibles clientes en tan concurrido mercado. De esta forma, corrige este error y ofrece más posibilidades de acceso a tus usuarios y clientes.

Falta más trabajo en las redes sociales

Así como los dispositivos móviles, las redes sociales también están presentes en la vida cotidiana de las personas. El tiempo empleado en las redes sociales supera el acceso a sitios web y esto debe ser tomado en cuenta, incluso antes de crear tu sitio web.

Actualmente, todo el contenido que se crea tiene el objetivo de ser compartido en las redes sociales para generar un efecto viral y así obtener el máximo de difusión.

Un sitio que no cuenta con funciones para que el contenido pueda ser compartido, pierde en el tráfico y accesos, además de no generar compromiso social. Por lo tanto, estar fuera de las redes sociales es estar desconectado y fuera del mundo actual.

Por lo tanto, es importante instalar plugins en tu sitio web para que las visitas sean capaces de encontrarlos en cualquier lugar, además de recibir los contenidos de forma periódica de tu empresa. No poner a disposición los botones de seguir, compartir, y darle un “me gusta”, son oportunidades perdidas para la empresa.

Formularios de contacto

Uno de los objetivos principales de un sitio web es generar nuevos negocios. Y para que esto se concrete, es necesario que los formularios de contacto estén fácilmente visibles y accesibles.

Un error muy común que se produce es la dificultad del usuario para encontrar el número de teléfono, dirección o e-mail de una empresa, siendo que estos datos deben ser fácilmente visualizados.

Actualmente, los proyectos de sitios web ya cuentan con estos datos de contacto en la parte superior de la página, lo que facilita la vida del usuario, que no tendrá que navegar hasta una página para encontrar un simple número de teléfono. Si tu sitio web todavía no utiliza esta estructura, revisa y corrige este error. Pero ten en cuenta que tienes que adaptar tu web a la nueva RGPD, tanto por la ley como para que tus lectores esten 100% seguro.

Exagerar en el contenido con números e información innecesarias

¿Conoces a alguna persona que solo sabe hablar de ella todo el tiempo y no tiene nada más interesante que contar más allá de su vida? Es exactamente lo que tu sitio web va a mostrar si abusas del contenido institucional.

Este tipo de contenido se centra en los aspectos más particulares e históricos de una organización. Sin embargo, se limita a un resumen general y menos completo.

Un error que ocurre es que algunas empresas y marcas acaban exagerando y presumiendo en estos aspectos, y terminan convirtiendo el sitio en una especie de álbum de familia con información irrelevante e innecesaria para el público final.

Recuerda, el cliente quiere saber acerca de las soluciones que ofreces para resolver sus problemas, y no tiene interés en ver las fotos del pasado de fin de año de la empresa, ni tampoco la cantidad de clientes que la empresa consiguió en el último mes.

En todo caso, deja esta información para los murales internos y la información de ventas para los accionistas, ya que el cliente desea saber sobre cómo tu empresa va a resolver el problema que tiene.

No pensar en el SEO

Al crear tu entorno de internet, es importante pensar en el proceso de indexación por los diversos buscadores, y optimizar tu sitio web para asegurarte de que su sea encontrado por tu público objetivo. Esta tarea tiene un nombre: SEO, o Search Engine Optimization, y está compuesto por varias actividades que facilitan la lectura de tu sitio web a través de Google.

Vale la pena hacer un poco de investigación antes de empezar cualquier proyecto de internet, o para actualizar tu antiguo portal. Con un buen enfoque e inversión (de tiempo y quizás económico) puedes hacer grandes cosas.

No tener editor de contenido

Los editores de contenido son plataformas capaces de crear, editar, gestionar y publicar contenido de forma organizada y ofrecen una gran facilidad para su modificación, sin necesidad de un equipo técnico para realizar las modificaciones.

Es claro que no serás capaz de moverte en todas las funciones del sitio, como personalizar el sitio web completo sin un entrenamiento previo, pero sin duda, la parte de contenido no será un problema si utilizas un CMS (Sistema de Gestión de Contenidos) como WordPress. Con esto, tu costo de mantenimiento se reduce considerablemente, y no necesitarás de un equipo técnico a cada paso, lo que te deja más libre para incluir siempre nuevos contenidos en el sitio web. Hay muchas páginas webs que usan plataformas .NET que son algo antiguas y con un coste bárbaro o CMS como drupal o joomla que no están a la altura de WordPress.

Contenido pasado de moda y anticuado

Los clientes esperan que tu sitio web contenga la información más reciente sobre tus productos, servicios y empresa. Cuando no tienes esto, pueden asumir que ya no estás en el negocio, o simplemente no eres innovador y y no estás por delante de la competencia.

Tu contenido debe responder a las necesidades de tus clientes (o clientes potenciales) y actualizarse a medida que las cosas cambian. Si tienes un blog, actualizarlo al menos una vez a la semana, si no más, puede ayudarte a conducir a los visitantes a tu sitio web y mantener los motores de búsqueda contentos con tu proyecto.

Además, evita poner enlaces a tus páginas de Facebook o Twitter si solo tienes pocos seguidores. La gente puede pensar que tu negocio es demasiado pequeño y terminar por no contratarlo.

Tarifas y precios ocultos

La gente quiere saber sobre precios, tarifas de suscripción y cargos adicionales antes o al principio de un proceso. En varios sitios, los usuarios tuvieron que pasar por complejas interacciones solo para encontrar información básica.

Por ejemplo, tuvieron comenzar el proceso de compra de una membresía para averiguar el costo de la misma. Los usuarios deben poder encontrar información antes de comprometerse con un proceso complejo de compra. Por este motivo toda la información que ofrecemos en la web es gratuita y no tenemos ningún portal de pago. Todo lo que hacemos público es gratis y tenéis que valorar el tiempo que invertimos.

Resultados de búsqueda pobres

Los usuarios recurren a la búsqueda por preferencia, como último recurso o cuando saben exactamente lo que buscan. En cualquier escenario, los sitios necesitan apoyar a los usuarios proporcionando resultados de búsqueda sólidos.

Desafortunadamente, la búsqueda del sitio es todavía una debilidad importante para muchos sitios web. Algunos sitios devuelven resultados que no coinciden con las consultas de los usuarios. Otros, buscan solo algunos de los contenidos del sitio pero no lo revelan claramente al usuario.

Los resultados mal titulados o acompañados de descripciones inútiles dejan a la gente adivinando el contenido detrás del enlace. Los anuncios entremezclados con resultados de búsqueda sorprenden a los usuarios y los alejan del sitio.

Revise regularmente los registros de búsqueda para obtener más información sobre el comportamiento de búsqueda de los usuarios y los éxitos y fracasos de tu motor de búsqueda. Si se te escapa, te aconsejamos que contrates a un especialista en SEO, si es bueno y le haces casos ganarás muchos enteros.

Conclusión y palabras finales

Hasta aquí puedes darte una idea de cuáles son los principales errores al crear un sitio web, pero hay muchos otros. Aunque la mayoría simple de resolver, muchos pasan desapercibidos, ya sea por omisión o descuido con el proyecto.

Para finalizar, la regla para tener un buen sitio web es no cometer exageraciones, ya sea en cualquiera de los aspectos tratados aquí. Recuerda que lo que un usuario o cliente espera encontrar en un sitio web es la facilidad de navegación y poder encontrar posibles soluciones a sus problemas.

Miguel Ángel Navas

Amante de la informática, los smartphones y la tecnología en general. Técnico superior en Administración de sistemas informáticos y redes, y un reviewer sin pelos en la lengua. Cualquier duda o cuestión aquí me tenéis.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba