Periféricos

¿Por qué hay que calibrar un monitor?

La calibración del monitor es un proceso durante el cual la configuración de nuestro monitor se está ajustando adecuadamente para lograr una representación real de la imagen que nuestro ordenador envía al monitor.

¿Por qué hay que calibrar un monitor?

como calibrar un monitor

A menos que configures el monitor correctamente, ¡No estás viendo las cosas tal y como deberían mostrarse a través de la pantalla!

Por configuración del monitor, no estamos hablando solo de los ajustes básicos (brillo, contraste, temperatura de color), ni exclusivamente de los ajustes que nos expone el OSD (On Screen Display, también conocido como menú) de nuestro monitor y quizás del oculto “Modo de servicio”. También estamos ajustando las cosas vía software.

Al calibrar el monitor también se está corrigiendo la curva gamma, ampliando la gama de colores y mejorando la reproducción del color, algo que los técnicos llaman “software LUT”.

El monitor es tu entrada en un mundo de color y datos digitales. Lo que ves en tu pantalla es el único vínculo que tienes con lo que estás creando.

Sin una correcta gestión del color, es imposible ver las imágenes con sus colores “reales”. Por lo tanto, no podemos confiar en lo que vemos. Nuestros ojos y cerebro son brillantes para engañarnos mientras se adaptan a las situaciones que nos rodean. Nuestra percepción del color puede variar enormemente dependiendo de nuestro entorno o incluso de nuestro estado de ánimo. No puedes confiar en tus ojos.

¿Por qué calibrar un monitor?

La mayoría de las veces, esas reproducciones de imágenes son inexactas. Para agravar este problema, al cambiar los espacios de color entre diferentes dispositivos, es mucho lo que se puede perder en la conversión. Afortunadamente, sin embargo, con una calibración apropiada, podemos obtener una conversión detallada del color para nuestros sistemas que se imprimen en nuestras pantallas.

Piensa en la calibración o perfilado como un intérprete que traduce el idioma de tu imagen en algo que el hardware de tu ordenador puede entender y a su vez comunicarse con tu pantalla.

Sin este vínculo, es un caos y la información importante del color estaría siendo malinterpretada. Con esto, puedes garantizar una comunicación clara entre todos tus dispositivos.

como calibrar un monitor

Una buena calibración permite que tus imágenes se muestren con precisión en otras pantallas calibradas/perfiladas, y las posibilidades son infinitas. No podemos empezar a decirte lo increíble que es poder confiar verdaderamente en lo que ves en el monitor.

Si has estado alguna vez en una tienda de televisión y viste la misma película que se está reproduciendo en una pared entera de televisores, sabrás cómo el color puede variar de pantalla a pantalla, de modelo a modelo y de marca a marca.

Calibra tu monitor para adaptarlo a un estándar central. De esa manera, el color que ves en tu pantalla (marca “A”) debería ser el mismo que el color que ves en tu monitor (marca “B”), y el mismo que otro fotógrafo ve en su pantalla (marca “C”); y lo más importante, por supuesto, lo mismo que tu laboratorio de impresión ve en su pantalla.

Uno de los grandes malentendidos sobre la calibración del color, es que la gente piensa que solo se necesita para imprimir. Algo incorrecto. Es necesario para todo, desde la visualización de tu trabajo y el de otras personas, hasta el procesamiento de tus propias imágenes cuando trabajas en Adobe Photoshop, Lightroom o cualquier otro software.

Si tu monitor no está correctamente calibrado en color, lo más probable es que no estés viendo todo en las imágenes. Por ejemplo, un atardecer suave y hermoso puede aparecer pálido, y una imagen en blanco y negro puede parecer demasiado oscura o demasiado brillante.

Mucha gente no presta atención a la calibración del color durante mucho tiempo y más tarde sufre el resultado. Esto provoca que las imágenes a menudo terminen con colores saturados y tonos extraños, y sin tener idea de cosas como el perfil de color ICC, a menudo los usuarios terminan quitando todos los metadatos de sus imágenes, incluyendo esos perfiles de color.

Pero esas mismas personas, cuando tienen la oportunidad de ver imágenes en un monitor calibrado en color y después de ver lo mal que se veían las imágenes en sus pantallas, se dan cuenta de que es hora de cambiar.

Es posible que al principio pienses que quizás podrías usar algunas herramientas de calibración de color gratuitas que ya están incorporadas en el sistema operativo que usas para obtener colores más precisos.

Sin embargo, con el tiempo, te darás cuenta de que seleccionar un monitor adecuado y calibrarlo en color es fundamental, especialmente si quieres que tu fotografía sea tomada en serio.

Si nunca has calibrado correctamente tu monitor, te sorprenderás al ver cuán diferentes serán tus imágenes y las de otras personas después de una calibración adecuada, especialmente si tienes un monitor de gama baja.

Afortunadamente, los buenos colorímetros hacen que sea muy fácil calibrar cualquier monitor, por lo que no toma mucho tiempo y no requiere ningún conocimiento técnico.

¿Qué se obtiene al calibrar el monitor?

  • Puedes ver la exposición, los colores tal y como están y no como tu monitor solía pensar que son.
  • Puedes enviar tus fotos a cualquier empresa de impresión, y nunca volver a verlas sobre-expuestas, los colores estarán muy cerca de lo que viste en tu monitor. Para una impresión correcta, necesitas utilizar una impresora y papel de perfil ICC.
  • De esta manera, sabes que tus fotos son post-procesadas correctamente, los colores son exactos, y cada persona con un monitor calibrado conseguirá ver la misma imagen como la hiciste al editarla.
  • No más fotos de aspecto plano, no más fotos subexpuestas o sobreexpuestas, no más oscuros o más brillantes haciendo que las imágenes pierdan su magia.

Más beneficios al calibrar un monitor

Los beneficios no se detienen ahí. Con un monitor calibrado, tus películas y programas de televisión lucirán lo mejor posible, verás lo que los productores hicieron con tanto esfuerzo para que los tonos de piel se vean naturales.

Al modificar los ajustes predefinidos por el fabricante, con tu monitor calibrado harás que el consumo de energía del monitor disminuya, y su vida útil se expanda. Tendrá una vida útil más larga porque la lámpara LED o CCFL funcionará ahora con un ajuste más bajo y no con el ajuste máximo.

Configuración predeterminada de los monitores

Algunos monitores vienen con una configuración preestablecida razonable, mientras que otros tienen configuraciones preestablecidas muy poco eficientes. En general, con muy pocas excepciones, todos los monitores de stock mostrarán tus imágenes sobreexpuestas y los colores estarán claramente apagados.

Limitaciones, consejos y recomendaciones

Si ya tienes los conocimientos y las herramientas adecuadas para calibrar, el factor limitante siempre será tu monitor. Las capacidades del monitor configurarán el campo de juego en términos de la precisión de color que conseguirás.

También hay otro factor, el envejecimiento. A medida que tu monitor se vuelve obsoleto, su rendimiento disminuirá. Sin embargo, no debes volverte loco por esto, ya que si compraste un monitor de buena calidad, seguirá funcionando correctamente después de 4-6 años de buen uso.

TE RECOMENDAMOS
Mejores monitores del momento para PC (2018)

Lo más probable es que, para cuando el rendimiento de tu monitor disminuya significativamente, ya te hayas sentido tentado a adquirir un modelo más nuevo. Puesto que cada nueva generación de monitores amplía sus horizontes, ahora tenemos monitores capaces de producir gamas de color muy amplias, reproducción de color más precisa y mucho más.

Miguel Ángel Navas

Amante de la informática, los smartphones y la tecnología en general. Técnico superior en Administración de sistemas informáticos y redes, y un reviewer sin pelos en la lengua. Cualquier duda o cuestión aquí me tenéis.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com
Botón volver arriba