Accesorios

Qué Gimbal comprar: Consejos y modelos recomendados

En un artículo publicado recientemente os hablamos sobre qué es un gimbal y cuál es su utilidad. Lo podéis en nuestro artículo sobre ¿Qué es un Gimbal? Donde podrás conocer con más detalle en qué consiste este aparato. Gracias a un accesorio como el gimbal podemos grabar mejores vídeos, ya sea con nuestro smartphone o con una cámara.

Qué Gimbal comprar: Consejos y modelos recomendados

Los gimbal o estabilizadores de vídeo se han convertido en un accesorio muy útil y van ganando mucha popularidad. Para aquellas personas que graban vídeos de forma profesional es la manera perfecta de dotar a tus vídeos de un acabado más profesional. No importa los movimientos que hagas, gracias a este aparato el vídeo será siempre estable. Además de ganar profundidad.

Puede que haya algunos de vosotros que estén pensando en comprar un gimbal. Por eso, es importante tener en cuenta una serie de aspectos antes de comprar uno. De esta manera, tenemos muy claro qué tipo de gimbal es el que más nos conviene en función de nuestras necesidades y el uso que vayamos a hacer. Así, sabemos con seguridad que vamos a comprar el producto adecuado para nosotros.

¿Qué hay que tener en cuenta?

A continuación os dejamos con los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un estabilizador de vídeos. Lo dividiremos en varios apartados, con los principales detalles que tenemos que considerar en todo momento.

Tipo de gimbal

En primer lugar hay que saber un poco más sobre los tipos de gimbal que hay disponibles en el mercado. Si buscamos un modelo muy barato, podemos encontrar algunas opciones en el mercado. Aunque estos modelos suelen funcionar de una manera mecánica usando sensores como el giroscopio. Esto provoca que el gimbal va a absorber los movimientos bruscos que se hagan. Algo que nadie desea, por lo que este tipo de modelos no son lo que buscamos.

Lo que queremos lograr es que nuestros vídeos sean de mayor calidad. Por eso, necesitamos un estabilizador de vídeo mejor, que incorpore una parte electrónica. La mayoría de estos modelos están basados en tres ejes de estabilización y cada uno de ellos está controlado por un motor. En este caso los diferentes sensores generan una señal con cualquier movimiento de cada eje. La información es analizada por el procesador, el cual se va a encargar de mandar órdenes a los motores para mantener el sistema estabilizado o reducir las vibraciones o movimientos bruscos. En todo tipo de condiciones.

Sin duda este tipo de estabilizadores son una opción ideal. Nos dan la garantía de mantener la cámara o smartphone estable en todo momento, por lo que podemos hacer todo tipo de movimientos. De forma que la persona que grabe pueda experimentar con multitud de estilos o formas de grabar. Por tanto, necesitamos un gimbal estable y no sea mecánico.

Tamaño y peso del smartphone

La mayoría de estabilizadores que hay en el mercado se pueden adaptar con facilidad a cualquier tamaño de pantalla. Pero, es mejor ser precavidos y comprobar la diagonal y las dimensiones máximas que nos permite. Esto puede ser algo esencial en el caso de aquellos usuarios con un smartphone grande (phablet). Ya que pueden encontrarse con una oferta algo más limitada.

Además, los sistemas de estabilización están también pensados para ser usados con un peso máximo. Por lo que debemos tener en cuenta el peso del smartphone o de la cámara con la que vayamos a usar este gimbal. No importa el aparato con el que vayamos a sacar vídeos, lo ideal es que el estabilizador pueda soportar el peso de nuestra cámara o drone. De esta manera sabemos que también soportará sin problemas el peso de nuestro smartphone.

Número de ejes y tipo de motor

La mayoría de los gimbal del mercado tienen dos o tres ejes. Lo recomendado es que el que vayamos a comprar tenga tres ejes de estabilización. Es un aspecto en el que debemos ser exigentes y no renunciar a nada. En cuanto a los motores se recomienda que sean motores sin escobillas. El procesador es mejor no baje de 32 bit.

Ángulos limite

Los ángulos límite de cada tipo de movimiento es algo que tenemos que tener muy presente. Estos ángulos pueden hacer referencia al margen controlable o al apartado de movimiento que el gimbal es capaz de estabilizar. Los movimientos a los que nos referimos son panóramico, roll e inclinación. En muchos casos estos ángulos vienen indicados en los ángulos totales o en el margen de trabajo.

Lo que nos interesa es que sean lo mayores posibles. Esto supone que tendremos más posibilidades. Por lo que cuanto mayores sean, más posibilidades. Otro detalle importante a tener en cuenta es la velocidad de movimiento máxima que admite el estabilizador. Dicha velocidad viene medida en ángulo por segundo.

Construcción

Lo ideal es que el gimbal pueda desmontarse para que así lo podamos transportar de una manera compacta y muy cómoda en todo momento. El material también es algo importante, tanto por la calidad del producto en sí como por su peso. Hay que comprobar con qué material está fabricado, ya que puede provocar que el peso sea mucho más elevado en algunos casos, lo que hace que no sea tan cómodo de usar. Que tenga una funda de transporte es algo ideal, y que nos facilitará las cosas.

Por último, otro detalle que no debemos dejar escapar es comprobar si cuenta con conexión para trípode estándar. Esto es algo que puede provocar que las posibilidades del gimbal sean muchas más. Por lo que si cuenta con esta opción, mucho mejor.

Controles

Si el estabilizador cuenta con controles integrados nos va a permitir controlar todo sin necesidad de tocar nuestro smartphone. Por lo que podremos disparar o hacer zoom sin necesidad de hacer uso del teléfono. Algo que puede resultar de lo más cómodo. También tenemos el joystick, que nos va a permitir llevar a cabo movimientos robotizados en algunos modelos (generalmente más caros). Al mismo tiempo se va a seguir estabilizando.

Otra cosa que puede ser interesante comprobar es si el fabricante del gimbal cuenta con una aplicación. En caso afirmativo, en la mayoría de casos nos puede servir para configurar las opciones del estabilizador. Así las configuramos de una manera que nos resulte más cómoda y tenemos también la posibilidad de añadir algunas funciones adicionales como el seguimiento de objetos y rostros. O añadir algunos controles manuales. En definitiva, multitud de opciones. Por lo que puede ser algo que nos sea de enorme utilidad.

Hay algunos modelos que nos permiten configurar el joystick con facilidad a nuestro gusto. Otros cuentan con mando a distancia, de forma que podemos realizar movimientos usando un trípode. Pensad cuál de estas opciones os conviene o interesa más a la hora de elegir un gimbal.

Calibración

Un aspecto muy importante es la calibración tras cambiar de dispositivo. En la actualidad la mayoría de modelos están listos para ser usados directamente. Por lo que sólo tenéis que colocar vuestro smartphone en el mismo directamente. En algunos modelos es posible porque cuentan con autocalibración. Otros cuentan con un software pensado para cumplir con dicha función.

Autonomía

Como con cualquier dispositivo electrónico, la autonomía juega un papel determinante. Un gimbal necesita energía para que el motor y los diferentes sistemas electrónicos funcionen. Por tanto, en cada modelo que vayamos a consultar es importante que prestemos especial atención a la autonomía que ofrece. Puede haber diferencias más que notables entre algunos modelos.

Lo más habitual es que nos encontremos con estabilizadores que cuentan con una batería integrada y que es recargable de forma directa. En algunos modelos tenemos la opción de añadir pilas para aquellas situaciones en las que no se pueda cargar la batería, pero necesitamos grabar durante un tiempo prolongado. Hay algunos modelos que tienen una batería extraíble o intercambiable, aunque son los menos. Además, otro detalle a tener en cuenta, es que en general, el gimbal es capaz de alimentar el smartphone o la cámara mientras lo estamos usando. Por lo que el consumo de energía por parte del estabilizador puede ser notablemente mayor.

Modos de trabajo

La estabilización no significa que vayamos a mantener el teléfono fijo en todo momento. Lo ideal es que podamos llevar a cabo movimientos naturales y libres de vibraciones. Por eso, los modos de trabajo nos ofrecen mucha libertad y creatividad. Lo más normal es que el gimbal tenga algunos modos de uso. Generalmente suelen ser modos de uso en vertical y horizontal así como un modo de bloqueo.

El modo de bloqueo hace que la cámara apunte en todo momento a un punto fijo aunque movamos el gimbal. Otro modo que muchos modelos poseen es el modo de seguimiento. Gracias este modo la cámara va a seguir el movimiento de nuestra mano y va a corregir los giros. Otros modelos tienen algunos modos específicos para invertir la cámara y tomar planos a ras de suelo o tomar panorámicas en 360 grados.

Generalmente cada modelo suele especificar los modos con los que cuenta. Por lo que podemos saberlo de antemano. Habrá que tener en cuenta el uso que planeamos hacer del gimbal para determinar si necesitamos algunos modos de trabajo adicionales o no.

Accesorios

Por último, tenemos que pensar en la posible necesidad o deseo de usar accesorios. Si nuestra idea es llevar a cabo la grabación de vídeos de forma profesional, es posible que tengamos que echar mano de accesorios. Echa un vistazo a los accesorios disponibles (extensores, adaptadores para cámaras de acción, trípodes…) que tanto el fabricante como otras marcas ofrecen.

Nuevamente, el uso que tengas pensado darle a tu gimbal es lo que va a determinar si necesitas comprar algunos accesorios o no. Puede ocurrir que haya algunas tiendas que durante promociones o festividades (Navidad, Black Friday…) ofrezcan algunos modelos con algún accesorio. Por lo que si estáis pensando en añadir accesorios, puede ser un buen momento. 

Modelos de Gimbal recomendados

Una vez hemos tenido en cuenta todos los aspectos anteriores llega el momento de pasar a hablar de modelos concretos. Por eso, a continuación os presentamos una selección de modelos de gimbal que puede resultaros de interés. Hay diversos tipos de modelos, también con precios distintos. Por lo que es muy probable que haya uno que se ajuste a tus necesidades y/o preferencias.

¿Qué modelos son los recomendados? Os contamos más sobre cada uno de manera individual.

Zhiyun Smooth-C

Este modelo es una de las mejores opciones que encontramos en cuanto a relación calidad/precio. Se trata de uno de los modelos más baratos que podemos encontrar, con un precio de 164 euros actualmente. Nos permite movimiento panorámico de 360 grados. Además, incluye dos baterías extraíbles que nos proporcionan hasta cinco horas de autonomía. Este gimbal cuenta con un total de 3 ejes, por lo que es una buena opción a tener en cuenta.

EVO SP-Pro

Este gimbal para smartphones es una de las opciones más completas que vamos a encontrar en el mercado. Nos ofrece movimiento prácticamente ilimitado, con todas las posibilidades que eso supone. Nos ofrece 360 grados panorámicos y hasta 320 grados en modos de inclinación y roll. Este modelo de EVO nos permite usar también cámaras compactas. Pero, en el caso de querer usar una, no puede pesar más de 650 gramos.

El gimbal de EVO cuenta además con su propia aplicación para iOS y Android. De esta manera podemos configurar el estabilizador a nuestro gusto. Además de poder controlar el teléfono sin necesidad de tocar la pantalla. Actualmente no está disponible en Amazon España, aunque lo podéis comprar en Amazon.com por 249 dólares.

Feiyu SPG Plus

Este modelo es ideal si buscáis la máxima estabilidad posible. El gimbal Feiyu SPG Plus cuenta con doble agarre y nos permite usar smartphones de hasta 200 gramos de peso. Se trata de uno de los modelos más fáciles y cómodos de usar. Por lo que puede ser una opción muy interesante. También funciona con cámaras GoPro.

Este estabilizador de vídeo cuenta con un total de tres ejes de estabilización. Además, trae modos de bloqueo y seguimiento, además de los modos de trabajo normales. Por lo que es una buena opción para aquellos usuarios que tienen ya un nivel y buscan grabar a nivel profesional. También hay que destacar la autonomía de este modelo, de 8 horas. Una de las más altas que podemos encontrar en el mercado. Es también uno de los modelos más caros. Su precio se sitúa actualmente en los 366 euros.

LanParte HHG-01

Este es uno de los modelos más polivalentes que podemos encontrar disponibles. Funciona tanto con smartphones como con cámaras de acción. Eso sí, en el caso de los smartphones de mucho peso este gimbal requiere el uso de contrapesos. Algo que puede resultar molesto para algunos usuarios. Tiene una batería extraíble y cuenta con un sistema de estabilización de tres ejes.

Este modelo es de los más baratos que podemos encontrar actualmente, algo siempre positivo. Tiene un precio de 189 euros, por lo que es notablemente más accesible que otros de esta lista. Podéis consultar más sobre este modelo aquí.

DJI Osmo Mobile

DJI es una marca que probablemente a muchos de vosotros os suene. Se trata de uno de los principales fabricantes de drones del mercado. También se dedican a fabricar estabilizadores de vídeo. Cuentan con modelos para smartphone, drone o cámaras. Por lo que es una marca a tener en cuenta si estáis buscando un gimbal.

Este modelo, el Osmo Mobile, como su nombre indica, es exclusivo para smartphones. Cuenta con cuatro modos de uso y un sistema de tres ejes. Además de tener también tecnología de seguimiento. DJI nos proporciona su propia aplicación, gracias a la cual podemos configurar el gimbal. Además de poder hacer streaming o controlar el teléfono. El precio de este modelo se sitúa en los 339 euros.

TE RECOMENDAMOS
Cómo saber cuándo te están intentando estafar en WhatsApp

Esperamos que este artículo tengáis una idea más clara sobre los aspectos esenciales que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar un gimbal. También, que esta lista con algunos modelos recomendados os ayude a conocer algo más sobre la oferta disponible en el mercado.

Eder Ferreño

Bilbaíno graduado en Marketing. Amante de los viajes, el cine y la lectura.
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Miguel Ángel Navas Carrera, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar Política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@profesionalreview.com

Quizás te interese:

Close