Tutoriales

Comparativa: Intel Core i5-11600K vs AMD Ryzen 5 5600X vs i5-10600K

El nuevo Intel Core i5-11600K es la gran apuesta del equipo azul para la gama media, compitiendo de manera fuerte y directa con el AMD Ryzen 5 5600X. En esta comparativa, pondremos ambos procesadores cara a cara, considerando además el Intel Core i5-10600K de la pasada generación, para poder ver cómo de grande ha sido el salto generacional de la nueva arquitectura Rocket Lake-S. Os recordamos que ya hemos puesto cara a cara el Intel Core i9-11900K frente al AMD Ryzen 7 5800X, i9-10900K y i7-10700K, así que si os interesa no dudéis en visitar la comparativa. ¡Comenzamos!

Introducción: dos procesadores con un posicionamiento muy similar

Nuestros dos protagonistas tienen un posicionamiento en el mercado que es básicamente el mismo, perteneciente a la parte alta de la gama media. Es decir, CPUs de 6 núcleos y 12 hilos con capacidad de overclocking y unas frecuencias de fábrica bastante elevadas. Por ello, esta comparación es realmente interesante, al dejarnos ver lo que han conseguido Intel y AMD para sus CPUs en gaming. Y es que el nuevo Intel Core i5-11600K llegó al mercado hace apenas un par de días, pero el Ryzen 5 5600X no es precisamente viejo al estar con nosotros desde finales de noviembre.

Por la banda del i5-10600K, la CPU ha cumplido ya casi un año, y es una parte importante de la comparativa pues nos permitirá ver el salto generacional de Intel, además de que el 5600X estaba conceptuado para competir con este procesador.

Comparativa de especificaciones técnicas i5-16600K vs Ryzen 5 5600X

Veamos ahora las especificaciones técnicas básicas de los tres procesadores, donde os tenemos que advertir que estos datos no son directamente comparables, teniendo en cuenta que cada procesador lleva una arquitectura distinta. Así, menos frecuencia no implica menos rendimiento, en el sentido de que por ejemplo el 5600X tiene mayor IPC que el 10600K, así que necesita menos frecuencia para rendir lo mismo.

Os dejamos una tabla comparativa básica:

Intel Core i5-11600K Intel Core i5-10600K AMD Ryzen 5 5600X
Familia Rocket Lake Comet Lake Vermeer (Zen 3)
Litografía 14nm+++ Intel 14nm++ Intel 7nm TSMC
Socket LGA1200 AM4
Núcleos/Hilos 6/12
Frecuencia base 3.9GHz 4.1GHz 3.7GHz
Frecuencia Turbo todos los núcleos 4.6GHz 4.5GHz 4.6GHz
Frecuencia turbo Máx 4.9GHz 4.8GHz 4.6GHz
Desbloqueado OC ´Sí
Gráficos integrados Sí, Intel UHD 750 Sí, Intel UHD 630 No
Caché L3 12MiB 32MiB
TDP 125W 65W
TJMax 100ºC 95ºC

Análisis de arquitecturas

Como siempre, también os vamos a dar una visión básica de cuáles son las características principales de la arquitectura de los tres procesadores.

Intel Rocket Lake-S, el sucesor de Comet Lake

Comenzando por nuestro protagonista, forma parte de la nueva familia Rocket Lake-S. En ella el mayor cambio se ha visto en el diseño de los núcleos Cypress Cove. En el caso de la Comet Lake del i5-10600K, los núcleos eran básicamente una evolución de los Skylake de 2015, así que es muy relevante que por fin haya un cambio sustancial en el diseño de los núcleos.

En concreto, lo que tenemos es un port desde los núcleos usados en la familia Ice Lake. Esta última sigue un proceso de 10 nanómetros y solo ha estado presente en portátiles, pues Intel no ha sido capaz todavía de abandonar los 14nm. En concreto estaríamos, debido a las mejoras de las últimas generaciones, ante unos 14nm+++.

Lo que también debemos destacar es que los gráficos integrados del 11600K usan una arquitectura totalmente nueva, Intel Xe, pero no vamos a ver sus beneficios en estas CPU Rocket Lake-S teniendo en cuenta que llevan muy pocas unidades de ejecución.

AMD Zen 3

Zen 3 es la arquitectura del AMD Ryzen 5 5600X, y sin duda ha reportado grandes éxitos a la compañía en los últimos meses tras su lanzamiento. Y es que recordemos que AMD ha evolucionado mucho en los últimos 10 años, y pasó de estar al borde de la bancarrota en 2016 a una situación realmente saludable gracias a Zen. Desde que esta arquitectura aterrizó el mercado en 2017, se vio ligeramente mejorada con Zen+, muy sustancialmente con Zen 2, y Zen 3 supuso otro salto muy importante en cuanto a sus características.

De hecho, gracias a Zen 3 pudimos decir que el equipo rojo era capaz de alcanzar a Intel de forma importante en el rendimiento en juegos por primera vez en más de una década. Esto sin duda va a dar una gran lucha a esta comparativa del Intel Core i5-11600K vs Ryzen 5 5600X, ya que básicamente esperamos una respuesta contundente por parte de Intel en este aspecto. Si lo conseguirá o no es algo que iremos analizando poco a poco.

Rendimiento en pruebas sintéticas Intel Core i5-11600K vs AMD Ryzen 5 5600X

Es hora de entrar de lleno en el rendimiento en pruebas sintéticas de nuestros tres protagonistas de hoy, para poder empezar a sacar conclusiones sobre si el Intel Core i5-11600K gana al AMD Ryzen 5 5600X, y si el salto generacional desde el 10600K es lo suficientemente grande.

AIDA64

Comenzamos por el desempeño en memorias que deja la suite AIDA64, y más concretamente el dato de latencia de acceso a memoria. Aquí, la distancia entre Intel y AMD es relativamente pequeña con la memoria a 3600MHz, pero sin duda resulta muy favorable para el 11600K.

Pruebas mononúcleo

Las pruebas de rendimiento mononúcleo dejan en todos los casos un resultado prácticamente clavado al que ofrece el Ryzen 5 5600X, donde lo único que queda claro es que hay un salto bastante relevante del i5-10600K al i5-11600K. En Cinebench R20, tenemos un empate técnico, mientras que en WPrime se ve ventajoso el i5, y en Cinebench R15 el 5600X saca algo de pecho.

Pruebas multinúcleo

Con estos resultados de mononúcleo, el multinúcleo nos puede dar bastante juego a la hora de intentar hacer un desempate, y es previsible que salga en favor de Intel teniendo en cuenta que en AMD hay una latencia adicional de comunicación entre los núcleos debido a cómo es la arquitectura… ¿o no?

Pues no, resulta que todos los resultados ahora salen favorables al Ryzen 5 5600X. La reflexión sobre la latencia entre núcleos es correcta, pero no tiene en cuenta que influyen muchas otras cosas con cómo actúen los algoritmos de boost, de forma que el i5-11600K podría ser agresivo en el turbo a 1 núcleo pero se queda algo corto frente al Ryzen 5 5600X al arrojarnos unos resultados inferiores. Pero ojo, porque realmente son diferencias asumibles, y no se queda muy por detrás en Cinebench. La única excepción es Wprime, que arroja unos resultados bastante extraños, pero lo mismo nos ocurrió con el i9-11900K.

Nos faltaban los datos de Blender, que es un programa real, solo que renderizando un modelo de referencia que usamos como benchmark. Este viene a confirmarnos que el Ryzen 5 5600X está algo por encima, y el i5-11600K mejora con fuerza al 10600K.

3DMark, VRMark y PCMark

Continuamos por las pruebas de la suite de 3DMark, que nos dan una visión relativamente polivalente de las capacidades de los procesadores.

Partiendo por las pruebas de juegos, Fire Strike, Orange Room y Time Spy, vemos que las dos primeras (juegos en DX11 y realidad virtual) le dan una posición favorable al Ryzen 5 5600X, mientras que nuestro protagonista saca pecho en las de DX12. En los 3 casos las diferencias son lo suficientemente altas como para no considerarlas despreciables, pero tampoco dejan un ganador claro.

Luego tenemos PCMark, destinado al rendimiento en tareas de productividad más orientadas al día a día. La conocida suite de pruebas de UL se sigue riendo de nosotros al darnos resultados alternos que nos impiden sacar un ganador claro, puesto que el Ryzen 5 5600X gana en PCMark 10 (la última versión) y el i5-11600K en PCMark 8.

Rendimiento en juegos: ¿conseguirá el i5-11600K batir al Ryzen 5 5600X?

Vamos ahora con el rendimiento en juegos obtenido en nuestras pruebas, para el que nos basaremos en los resultados a resolución 1080p, que son los siguientes:

Resolución 1080p
i5-11600K Ryzen 5 5600X i5-10600K
Shadow of the Tomb Raider 148 fps 145 fps 144 fps
Far Cry 5 154 fps 156 fps 146 fps
Final Fantasy XV 155 fps 155 fps 149 fps
Deus Ex: Mankind Divided 142 fps 138 fps 140 fps
Metro Exodus 104 fps 107 fps 109 fps

En general, la lucha no es demasiado fuerte entre estos tres procesadores, pero desde luego parece que se puede decir que el i5-11600K lleva un cierto liderazgo a sus espaldas, seguido muy muy de cerca por el Ryzen 5 5600X.

Vamos a intentar el desempate, así que como siempre queremos darle un poco más de vitalidad a esta comparativa, hablándoos del dato de rendimiento relativo a 720p de Techpowerup. Muchos diréis, y es una reflexión entendible, que son datos inútiles pues nadie va a jugar a esa resolución. La cuestión es que este tipo de datos cumplen la función de un benchmark sintético, en el que evidentemente las condiciones no son exactamente ajustadas a la realidad, pero la prueba está preparada para mostrar mejor las diferencias de rendimiento que pueden arrojar las CPUs.

Entonces, los datos de 720p son muy útiles para ver cómo se comportan los procesadores cuando la GPU va muy holgada y no hace cuello de botella, quedándose todo en la CPU. ¿Para qué sirve esto en la vida real? Pues, por ejemplo, para comprobar qué ocurriría ante un cambio a una futura GPU de nueva generación que haga mucho menos cuello de botella, dándole más responsabilidad al procesador.

Dicho esto, veamos los datos:

Rendimiento relativo en juegos 720p
i5-11600K 100.0%
Ryzen 5 5600X 107.9%
i5-10600K 100.8%

Los resultados favorecen enormemente al Ryzen 5 5600X, dejando al 11600K en una posición comprometida al no mejorar frente a su predecesor, algo difícil de comprender. Pero aún así nos quedamos con la conclusión de que son tres procesadores muy similares.

Consumo y temperaturas i5-11600K vs Ryzen 5 5600X

Este es un aspecto en el que Intel lleva las de perder, partiendo del hecho de que las diferencias de TDP son muy elevadas (125W frente a los 65W de AMD), y también por la propia arquitectura. Zen 3 es increíblemente eficiente gracias a su proceso de fabricación de 7nm y su arquitectura muy bien refinada. En cambio, Intel lleva encima el peso de continuar con los 14nm, viéndose obligada a hacer que el proceso consiga frecuencias cada vez más altas para así ganar en rendimiento, pero con una eficiencia energética reducida.

Vamos con los datos de consumo del equipo completo de pruebas en situación de carga:

Los datos constatan una diferencia de consumo abismal entre ambos procesadores, de 235W en el 11600K y de 138W en el Ryzen 5600X. Desde luego, queda más que confirmado que Rocket Lake-S es muchísimo menos eficiente que Zen 3, y es algo que hay que tener en cuenta a la hora de tomar una decisión.

Respecto a las temperaturas, una refrigeración líquida ROG lleva al procesador a situarse en los 60 grados, mientras que un Ryzen 5600X con el disipador stock (que es mucho peor) ronda los 80. Desde luego el Ryzen es mucho más fácil de enfriar teniendo en cuenta su consumo.

Futuro de las plataformas

Como ya os comentábamos en la comparativa del i9-11900K frente al R7 5800X, ambas plataformas tienen un futuro limitado, teniendo en cuenta que en ambos casos la siguiente familia de CPU estrenará un nuevo socket, o al menos esa es la información que se conoce hasta el momento. Sería el LGA1700 en Intel y el AM5 en AMD, y vendrían para soportar DDR5 por lo que es un cambio comprensible.

Entonces, la única alternativa que nos queda es ver cuáles son las perspectivas de actualización dentro de la propia plataforma. En el caso de Intel, tan solo podremos aspirar a pasar de los 6 núcleos a los 8, con los i7 11700K, i9 11900K y demás. AMD gana claramente en este sentido pues podríamos actualizar a un Ryzen 9 5900X de 12 núcleos o un Ryzen 9 5950X de 16 núcleos. En todo caso, ya es algo que debe valorar cada uno: la mayoría de usuarios no necesitarán semejante actualización.

Precio

Finalizamos con el precio, pues después de haber visto todos los resultados se convierte en una métrica que podemos usar para entender el contexto en el que se sitúan los procesadores.

Actualmente podemos encontrar el i5-11600K a unos 279 eurosmientras que el i5-11600KF (que es exactamente igual pero sin gráfica integrada) cuesta 259 euros. En cambio, el AMD Ryzen 5 5600X se encuentra por 359 euros. Obviando los precios de las placas, ya que es algo muy cambiante, queda claro que el 11600K es considerablemente más barato que el 5600X.

Por mucho que el Ryzen incluya un disipador en su caja y el Intel no, este es un simple Wraith Stealth que no vale mucho. Y en vista de los datos de rendimiento, que dejan a ambos procesadores relativamente parejos, podemos sacar unas conclusiones muy claras que vamos a presentar ahora.

Palabras finales y conclusión

El nuevo Intel Core i5-11600K es la apuesta de Intel para luchar en el mercado más codiciado por los usuarios, el de la gama media. Ahí tiene a su gran competidor, el AMD Ryzen 5 5600X. ¿Habrá conseguido Intel hacerle una competencia razonable?

Por una parte, hemos de destacar que hay un salto importante del i5-10600K al i5-11600K. Para tener menos de un año de diferencia, no está nada mal, y la arquitectura de Rocket Lake-S se hace notar. Pero lo que más importa es la comparación con el 5600X, donde el rendimiento ha resultado ser muy parejo, salvo en pruebas fuertemente orientadas al multinúcleo donde la opción de AMD se lleva una ligera ventaja.

Sin embargo, hay una cuestión muy importante: el precio. El Intel Core i5-11600K cuesta casi 100 euros menos, y las diferencias aumentan si tenemos en cuenta al i5-11600KF (que es el mismo pero sin gráficos integrados). Esto nos permite extraer una conclusión clarísima: el i5-11600K es el gran ganador de esta comparativa, y la opción más interesante para montar un PC de estas características a día de hoy. AMD podría sacar ventaja por la banda del precio de las placas y por incluir un disipador básico en su caja, pero es algo que debe valorar cada uno según su configuración.

Pero si solo tenemos en cuenta a las CPU está clara la victoria de Intel, y AMD debe rebajar el precio de su 5600X o lanzar un hipotético 5600 más barato que el i5 si quieren convertirse en la elección preferente. Intel dispara así una relación calidad-precio que ya era ventajosa, pues el i5-10600K era sustancialmente más barato que el 5600X, y ahora ocurre lo mismo con un digno sucesor.

Esto contrasta fuertemente con lo que vimos en la comparativa del i9-11900K frente al Ryzen 7 5800X, en la que el i9 era prácticamente una CPU incomprensible y carente del sentido, demostrando que no hay que casarse con nadie y hay que aplaudir siempre a los fabricantes cuando hacen las cosas bien.

Ojo, porque como decimos AMD tiene la posibilidad de dar una respuesta contundente con una rebaja de precio o el lanzamiento de una nueva CPU, llevando además la ventaja en cuestiones importantes como el consumo y temperaturas, donde el i5-11600K no sale muy bien parado actualmente. ¿Estáis de acuerdo con estas conclusiones? Como siempre, se pueden hacer muchas interpretaciones, y os invitamos a dar la vuestra en los comentarios.

Recent Posts

  • Software

Cómo configurar el escritorio remoto en Windows 10 y Windows 11

La conexión de escritorio remoto en Windows 10 y Windows 11 es muy sencilla de…

3 horas atrás
  • Tarjetas de sonido

Ruido dba: Qué es y por qué es tan importa en el audio

El ruido dba es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir…

4 horas atrás
  • Placas base

Factor de forma de una placa base: ¿Qué es?

El factor de forma de una placa base no solo afecta al tamaño de la…

5 horas atrás