Reviews

AMD Ryzen 5 5600X Review en Español (Análisis completo)

¿Seguirá siendo la compra inteligente?

Como ya ocurriera en generaciones anteriores, el AMD Ryzen 5 5600X va a ser una de las CPU más vendidas esta navidad y en 2021. Esta nueva arquitectura Zen 3 irrumpe con fuerza en el mercado gaming en donde Intel dominaba con solvencia con su 10th Gen y sus altas frecuencias.

AMD ha respondido también con una elevación de frecuencias de trabajo y sobre todo con una impresionante mejora de IPC de hasta el 19% con sus 6 núcleos y 12 hilos. Las mejoras en la arquitectura interna desde luego han surtido efecto, aunque el precio de esta CPU se ha incrementado incluso superando a su rival 10600K en algo más de 50€, algo nunca visto en AMD. ¿Justificarán las cifras de rendimiento el aumento de precio? Ahora mismo lo veremos, ¡empecemos el análisis!

Antes de continuar, agradecemos a AMD la confianza depositada en nosotros al cedernos este procesador para su análisis.

AMD Ryzen 5 5600X características técnicas

Unboxing

El paquete que contiene este AMD Ryzen 5 5600X se mantiene prácticamente invariante respecto a los modelos de la anterior generación. Y es que nos llegará en una caja de cartón flexible con la decoración propia de la familia Ryzen de escritorio. Con la abertura lateral que deja ver todo el IHS de la CPU nos dejará claro qué modelo es el que tenemos.

Seguidamente abrimos esta caja principal para encontrarnos con estos tres elementos:

  • CPU AMD Ryzen 5 5600X
  • Disipador Wraith Stealth
  • Documentación de usuario

La CPU vendrá como siempre dentro de un blíster de plástico semirrígido que lo dota de una buena protección frente a caídas. El disipador llegará en una caja de cartón rígido independiente y perfectamente colocado sobre un doble molde de plástico. Esto será fundamental para que la pasta térmica pre-aplicada del cold plate no se dañe.

Diseño y encapsulado

Uno de los puntos más importantes que marcará el devenir de esta CPU es la relación rendimiento/precio, y que por supuesto al final evaluaremos haciendo unos cuantos números. Tradicionalmente la serie X600X ha sido la más atractivas de AMD para equipos gaming catalogada como “la compra inteligente”. Bueno, ya os decimos que aún lo es, pero será una de las pocas veces que una generación de AMD se presenta más cara que la de Intel, y si a alguien beneficia esto es al gigante Azul. Su 10600K cuesta unos 50 euros menos, permite overclocking y es una bestia en juegos, así que los de AMD deben estar seguros de esta maniobra, porque arriesgan bastante.

Esta será la segunda iteración del proceso de fabricación en 7 nm TSMC. Una Zen 3 que introduce mejoras muy potentes en IPC para mejorar mucho el rendimiento sin utilizar frecuencias tan elevadas como Intel. El tener transistores la mitad más pequeños sin duda es una ventaja a nivel de consumo y de potencia, y en capacidad de renderizado o procesamiento bruto la CPU de AMD se lleva el gato al agua de forma fácil.

Centrándonos ya en este procesador AMD Ryzen 5 5600X, su estructura y diseño no ha variado en prácticamente nada respecto a la anterior generación, o al menos respecto al 3600XT. En la zona superior tenemos un amplio IHS de aluminio y cobre con una cubierta en gris que nos deja ver serigrafiado el modelo. Las dimensiones son exactamente las mismas que CPU precedentes, haciendo contacto con los dos DIE internos que contendrán los núcleos y el cIOD.

La PCB que actúa como sustrato contiene un total de 1331 contactos bañados en oro para mejorar la transferencia de energía con la placa. Efectivamente, en él se mantiene la interfaz de tipo PGA (Pin Grid Array) AM4, la cual lleva con nosotros ya bastantes generaciones. Gracias a esta nos aseguramos de tener compatibilidad al menos un año más con nuestra placa actual. Eso sí, deberán ser chipsets X570, B550 o A520, los tres que obtendrán compatibilidad asegurada con estas nuevas CPU.

Disipador de stock incluido

Es un buen detalle el hecho de incluirse un disipador de stock para aquellos que vayan muy justos de presupuesto. Será la versión Wraith Stealth, que para el que aún no esté al tanto, será la tercera versión en prestaciones de AMD, por debajo del Wraith Spire y el Prism.

De entrada nos hubiera parecido más interesante el uso de la versión intermedia aunque tengamos un TDP de 65W. El aumento de frecuencias sin duda hace que las temperaturas en esta CPU sean por lo general más elevadas, y dentro de un chasis se elevarán por encima de los 80oC seguro. A esto se le suma el hecho de ser una CPU bastante exprimida ya de fábrica, pues en stock alcanza ya los 4,6 GHz en todos los núcleos.

En cualquier caso, el disipador que tenemos consiste en un bloque íntegramente hecho de aluminio con diseño circular y provisto de aletas que parten desde el cilindro central. Las medidas del bloque serán de 20 mm de grosor y 90 mm de diámetro. Esto último coincide con el ventilador integrado, el cual presenta un diseño helicoidal con 5 aspas y un aro exterior para concentrar el flujo de aire hacia el bloque.

El método de instalación sobre la placa requiere eliminar las sujeciones rápidas, ya que el anclaje se efectúa con cuatro tornillos roscados. Al menos es un método bastante seguro de cara al contacto con el IHS. No necesitamos privarnos de apretar al máximo, dado que unos muelles se encargan de regular la presión que el bloque ejerce sobre el procesador.

Arquitectura Zen 3 y especificaciones en detalle

Es el turno de conocer más detalladamente lo que se encuentra en el interior del AMD Ryzen 5 5600X, que en este caso será la arquitectura Zen 3 con proceso de fabricación en 7 nm TSMC mejorados.

Especificaciones básicas

Este AMD Ryzen 5 5600X continuará implementado la arquitectura basada en chiplets o unidades funcionales que tanta versatilidad le da a AMD. En este caso serán dos die los presentes en la CPU, el cIOD y un solo CCD con 6 núcleos físicos y 12 hilos de procesamiento. Recordemos que cada CCD tienen 8 núcleos en su interior, así que dos de ellos permanecen desactivados.

La frecuencia de trabajo la ganado en amplitud respecto al Ryzen 5 3600X de la anterior generación. Tenemos una frecuencia base de 3,7 GHz, -100 MHz respecto a la CPU Zen2, y una frecuencia boost de 4,6 GHz, +200 MHz de incremento. Esta frecuencia se alcanzará en un solo núcleo y en ráfagas, o al menos así debería de ser, pero durante el análisis este procesador alcanza los 4,65 GHz en todos los núcleos. Algo bastante sorprendente al superar sus propias especificaciones, y no hemos tocado nada en Ryzen Master ni la BIOS de la placa que utilizamos.

Seguimos ahora conociendo la configuración de memoria caché de este AMD Ryzen 5 5600X, que será de 32 MB en caché L3. La novedad en ella es que estará disponible por igual para todos los núcleos, ya que el CCD se ha unificado y ahora no tenemos presencia de CCX en el interior. Pasamos por tanto a tener 8 núcleos y un solo bloque de caché en lugar de 4 + 4 y 16 + 16. La memoria caché L2 se mantiene con 512 KB por cada núcleo haciendo un total de 3 MB. Mientras tanto, la caché L1 estará dividida en L1-Instrucciones y L1-Datos con capacidad de 32 KB por cada núcleo, y no cambia respecto a la generación anterior.

El chiplet de E/S será el que contenga el controlador de memoria y de carriles PCIe, También llamado puente norte. Este utiliza el mismo proceso de fabricación en 12 nm que la anterior generación, contando con 24 carriles PCIe 4.0. De estos, 20 son para ranuras y los otros 4 para comunicación con el chipset. La capacidad de memoria RAM se mantienen en 128 GB compatible con Dual Channel. Ofrece soporte nativo para módulos de 3200 MHz, y entre las mejoras de este elemento tenemos una mayor frecuencia nativa y relación 1:1:1 con las frecuencias de Infinity Fabric, y el Hub Controller.

El TDP de este procesador se mantiene en los 65W, y no cambia respecto a la generación anterior pese a tener mayores frecuencias. Finalmente toda la familia Ryzen 5000 de escritorio prescindirá de gráficos integrados, así que son procesadores que necesariamente necesitarán una tarjeta gráfica dedicada. La temperatura máxima soportada en la unión será de 95oC, manteniéndose también respecto a Zen 2.

Novedades más destacables orientadas a gaming

Arquitectura CCD

Daremos nuevamente un repaso a las novedades que AMD ha introducido en la arquitectura Zen 3 de estos procesadores. Con ella se ha conseguido incrementar el IPC en hasta un 19% tal y como hemos visto durante la review del AMD Ryzen 9 5900X, y más adelante con este AMD Ryzen 5 5600X.

Se han introducido bastantes mejoras en todo lo que tiene que ver con el manejo y búsqueda de instrucciones o Cache Prefetching y sistema de predicción. El Branch Predictor o predictor de ramas amplía la capacidad de su buffer en hasta 1024 entradas. Esto permite mejorar la latencia de búsqueda al disponer de mayor direccionamiento. Se implementa un nuevo sistema que evita el fenómeno de burbuja o bubble a la hora de realizar predicciones consecutivas y recuperarse de predicciones fallidas.

Diagrama de bloques

De igual forma el Execution Engine incrementa sus ramas para trabajar con 10 problemas de forma consecutiva, 3 más que Zen 2. Se amplía el ancho de banda de enteros y coma flotante a +32 en el primer caso y +2 en el segundo. Esto mejora la flexibilidad con las operaciones y comunicación con la memoria RAM, de hecho el ancho de banda de carga y descarga se incrementa en +1. Antes ya hemos señalado que las frecuencias de reloj de Infinity Fabric (fclk), el controlador de memoria (uclk) y el de la memoria (mclk) guardará una relación 1:1:1. Esto mejora la velocidad de comunicación del puente norte y la memoria caché de la CPU.

Y hablando de memoria, AMD tiene otro as en la manga para superar el poderoso conjunto Intel + Nvidia, y es su equipo AMD Ryzen + AMD Radeon 6000. Se trata de una comunicación directa entre las memorias VRAM de la GPU y Cache de la CPU mediante la tecnología Smart Access Memory. Con ella AMD promete superar el rendimiento de toda una RTX 3080, y pronto veremos si es verdad. Lo que está claro es que el contar con línea propia de CPU y GPU dará una ventaja técnica a la marca.

cIOD

Por último y no menos importante debemos hacer referencia a la implementación física del SoC de este AMD Ryzen 5 5600X. El bus Infinity Fabric que gestiona la transferencia de datos desde la caché hacia el IO Hub Controller continúa utilizando un ancho de palabra de 64 bits por ciclo y 32 bits por ciclo en el Memory Controller. Cada CCD enviará 16 bits por ciclo para escritura y 32 bits para lectura hacia el controlador, y esto afectará notablemente a la presencia de 1 o 2 CCD en la CPU. El hecho de usar solo 16 bits para escritura significa que con un solo chiplet como es este el caso, el rendimiento de escritura en la memoria RAM se reduce a la mitad.

Banco de pruebas y test de rendimiento

Es momento de pasar a la parte práctica en donde realizaremos benchmarks y pruebas en juegos con el AMD Ryzen 5 5600X. En esta ocasión estamos utilizando la siguiente configuración en el banco de pruebas:

BANCO DE PRUEBAS

Procesador:

AMD Ryzen 5 5600X

Placa Base:

Aorus X570 Master

Memoria:

G.Skill Trident Z Neo RGB 16GB @3600 MHz

Disipador

Asus ROG Ryuo 240 mm

Disco Duro

Samsung 860 QVO

Tarjeta Gráfica

Gigabyte RTX 2080 Super

Fuente de Alimentación

Cooler Master V850 Gold

En estos primeros compases solamente las placas de mayores prestaciones han recibido la actualización AGESA 1.0.8.1 y 1.1.0.0 para darle soporte a estos nuevos procesadores. Esta actualización llegará paulatinamente a todas las placas de nueva generación, ya que la compatibilidad estará asegurada en los chipset X570, B550 y A520.

Benchmarks (Tests sintéticos)

Empezamos las pruebas del AMD Ryzen 5 5600X evaluando el rendimiento general con tareas de productividad, 3D, memoria RAM y renderizado. Será momento de fijarnos en los resultados obtenidos con el Ryzen 5 3600XT y el Intel Core i5-10600K. Los test que hemos utilizado son los siguientes:

  • Cinebench R15 y R20 (Puntuación CPU)
  • Aida64 Benchmark RAM
  • 3DMARK (Physics Score)
  • VRMARK
  • PCMark 8 y 10
  • Blender 2.79 (Proyecto Robot)
  • Wprime 32M

Se puede apreciar cómo el rendimiento en escritura de la memoria RAM cae a poco más de la mitad en comparación con el de lectura y copia. Esto se debe a lo explicado antes de tener 1 o 2 CCD. La latencia se mantiene similar a otras CPU como el 10900K o el 5900X.

Los resultados de Cinebench son los que más claramente pueden darnos una situación de esta CPU frente a la competencia. El 5600X es un 19% más potente que el 3600X en multi-core según R15, y del 15% según R20. En mono-core roza los 600 puntos en R20, un incremento de casi el 19% respecto al 3600XT, así que nuevamente se verifica este incremento de IPC marcado por el fabricante. Al i5-10600K en capacidad bruta simplemente le gana por goleada con casi un 24% en multi-core.

En rendimiento gráfico con 3DMark tenemos resultados que lo hacen superar incluso a un 9900K o un 10700K, y hasta procesadores como el 3800X de la anterior generación con DirectX 11. En el resto de test se mantiene la tendencia, siendo un mejor procesador que cualquier otro de 6 núcleos disponible en el mercado.

Pruebas en juegos

Tras ver la manifiesta superioridad en las pruebas anteriores, es el turno de evaluar el conjunto en los juegos con las principales resoluciones Full HD, 2K y 4K. Será en 1080p en donde este AMD Ryzen 5 5600X tenga más que decir, ya que será donde influya más la CPU y RAM que la GPU. La configuración que hemos elegido en cada caso será la que sigue:

  • Shadow of the Tomb Rider, Alto, TAA + Anisotropico x4, DirectX 12
  • Far Cry 5, Alto, TAA, DirectX 12
  • DOOM 2016, Ultra, TAA, Open GL 4.5
  • Final Fantasy XV, standard, TAA, DirectX 11
  • Deus EX Mankind Divided, Alto, Anisotrópico x4, DirectX 12
  • Metro Exodus, Alto, Anisotrópico x16, DirectX 12

Los resultados nos muestran un mejor rendimiento en 4 de 6 juegos del 5600X frente al i5-10600K en Full HD, y solo una diferencia de 2 FPS en los juegos que está por detrás. El aumento más grande ha sido en Doom y Far Cry 5 colocándose muy cerca del 5900X.

En 2K y 4K está de forma bastante constante por encima de sus rivales en núcleos, muy cerquita del 10900K y su hermano mayor de 12 núcleos. Las altas frecuencias que maneja este procesador en todos los núcleos lo hacen dar un extra incluso cuando la GPU tiene más peso de procesamiento.

Overclocking

La siguiente prueba será efectuar un proceso de overclocking para ver hasta dónde puede llegar este AMD Ryzen 5 5600X. Veamos hasta dónde son capaces de llegar estos 12 núcleos y sin es factible para mejorar el rendimiento en juegos. En este caso lo llevaremos a cabo desde el software AMD Ryzen Master por ofrecer mayor comodidad al usuario.

Para asegurar buena estabilidad en temperaturas hemos instalado un sistema de refrigeración líquida de 240 mm Asus Ryuo. El disipador de stock no es suficiente para este proceso, por ello pensamos que va muy justito para esta CPU.

Como ya hemos comentado antes, nos ha resultado bastante curioso el hecho de ver frecuencias de 4,65 GHz de forma constante en todos los núcleos. Esto significa que el 5600X ya está funcionando a su máxima capacidad de stock, y todavía admite más incremento. Nosotros hemos podido sacarle 4,8 GHz @1,3V a todos los núcleos de forma estable, siendo imposible obtener un resultado consistente en 4,9 GHz.

Impresionante la capacidad de overclocking que tiene esta CPU, y con ello hemos incrementado en 368 puntos el resultado de Cinebench R20 en multi-core y superar los 600 puntos en mono-core, impresionante. En juegos solamente hemos podido sacarle 2 FPS en resolución Full HD a Tomb Raider, que no es demasiado precisamente.

Consumo y temperaturas

Hemos llevado a cabo un proceso de estrés de este AMD Ryzen 5 5600X con el disipador de stock de AMD. Se ha utilizado el test más exigente de Prime 95 para comprobar temperaturas y consumo, tanto a su velocidad de stock como en overclocking. Estas se han monitorizado con HWiNFO. El consumo registrado será del equipo completo.

Las cifras de consumo son muy similares a la anterior generación, y en estrés tenemos unos 140W de consumo, siendo similar cuando efectuamos el overclocking a la CPU. Las temperaturas dentro de lo que cabe son buenas, y obtenemos una media de 80oC con picos de 88oC con el disipador de stock. Con el sistema líquido de 240 mm bajo overclocking estas mejoran sustancialmente para darnos una media de 56oC.

Palabras finales y conclusión acerca del AMD Ryzen 5 5600X

Se sorprendente la gran mejora que han obtenido los procesadores Zen 3 frente a la generación anterior. AMD sin duda está en un momento dulce y casi todo lo que hace le sale bien, ejemplo de ello serán también sus nuevas tarjeteas gráficas RX 6000 RDNA2 que prometen muchísimo.

Estas serán un complemento ideal para el 5900X o este 5600X, un procesador que deja muy atrás al modelo anterior en rendimiento gaming. El incremento de frecuencias y de casi un 20% en IPC lo hacen subir a los primeros puestos en 2K y 4K. Y en Full HD supera en más de la mitad de juegos al i5-10600K de Intel. Pese al incremento de precio, todavía seguirá siendo una compra para equipos gaming por la gran mejora llevada a cabo en este terreno.

Y en donde ningún otro procesador de 6 núcleos se le acercará es en capacidad de procesamiento bruta. Las mejoras en la predicción de tareas y arquitectura interna lo hacen rendir hasta un 20% más que un 3600XT y hasta un 24% más que un 10600K. En determinados casos supera a los procesadores AMD e Intel de 8 núcleos, como por ejemplo en 3DMark.

Te recomendamos la lectura de los mejores procesadores del mercado

Ojo con las frecuencias de reloj, porque al menos con el banco de pruebas y BIOS utilizada, se están alcanzando los 4,65 GHz en todos los núcleos de forma constante. Una CPU llevada a su límite desde el principio que además admite un overclocking de hasta 4,8 GHz acercándose mucho a las puntuaciones del 5900X en mono-núcleo. El consumo ha disminuido ligeramente respecto a Zen, y es de alabar teniendo en cuenta su mucho mayor rendimiento.

El disipador que trae de fábrica pensamos que se queda pequeño, y al menos deberían de haber introducido el Wraith Spire. Si bien las temperaturas no llegan al máximo de la CPU, 80oC de media no es poco si tenemos en cuenta que las cifras obtenidas son en un banco de prueba descubierto. Dentro de un chasis y en verano, la cosa se va a poner bastante peor, así que recomendamos comprar un disipador personalizado para ir más seguros.

El AMD Ryzen 5 5600X lo encontramos disponible por un precio de 309 euros en nuestro país, siendo 60 euros más caro que el 3600XT en su lanzamiento o casi 55 euros más caro que el 10600K de Intel. Será por tanto un 21% más caro, y como hemos visto, un 24% más potente, así que si miramos solamente números aún es mejor opción que el procesador de Intel. Pierde su condición de siempre más barato que Intel, y tener un rendimiento parecido en juegos, le hacen perder parte de su atractivo. No obstante es un mejor procesador para asegurar una larga vida útil a nuestro PC sin tener que actualizar.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

– 20% SUPERIOR A UN 3600XT Y 24% A UN 10600K EN CAPACIDAD BRUTA

– EL PRECIO LE HACE PERDER ATRACTIVO FRENTE A OTROS PROCESADORES
– GRAN RENDIMIENTO EN GAMING – EL DISIPADOR DE SERIE SE QUEDA MUY JUSTO Y RECOMENDAMOS INSTALARLE UNO QUE REBAJE  LAS TEMPERATURAS
– FRECUENCIAS MUY EXPRIMIDAS DE FÁBRICA

– EXCELENTE CAPACIDAD DE OVERCLOCKING

– TODAVÍA SERÁ EL MEJOR CALIDAD/PRECIO DE AMD A NIVEL GENERAL

– BUEN CONSUMO Y TEMPERATURAS

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de oro y producto recomendado:

AMD Ryzen 5 5600X

RENDIMIENTO UN HILO - 95%
RENDIMIENTO MULTI-HILO - 85%
OVERCLOCK - 93%
PRECIO - 84%

89%

Digno sucesor, con gran mejora en juegos

Recent Posts

  • Software

Cómo configurar el escritorio remoto en Windows 10 y Windows 11

La conexión de escritorio remoto en Windows 10 y Windows 11 es muy sencilla de…

2 horas atrás
  • Tarjetas de sonido

Ruido dba: Qué es y por qué es tan importa en el audio

El ruido dba es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir…

3 horas atrás
  • Placas base

Factor de forma de una placa base: ¿Qué es?

El factor de forma de una placa base no solo afecta al tamaño de la…

4 horas atrás