Tutoriales

Intel UHD Graphics 750: ¿Es suficiente para jugar a GTA V, Fortnite, CS:GO…?

La Intel UHD Graphics 750 es la tarjeta gráfica integrada de los nuevos procesadores Intel Core de 11ª generación. La tenemos en el Intel Core i5-11600K, i7-11700K, i9-11900K y otras variantes. Esta llega con un set de novedades muy importante, e incluso un cambio de arquitectura completo. ¿Pero será suficiente para jugar? ¿Nos convencerá su rendimiento? Es algo que analizaremos a fondo en este artículo. ¡Comenzamos!

Introducción: ¿qué tiene de especial la Intel UHD Graphics 750?

Comencemos analizando qué es lo que tiene de especial esta tarjeta gráfica integrada. Como ya os decimos, forma parte de una nueva generación de procesadores, los Intel Rocket Lake-S. Pero esta no es su única novedad importante, pues tenemos que destacar el uso de una arquitectura gráfica completamente nueva. Tras varios años de continuidad en los gráficos integrados de Intel, aquí se estrenan por primera vez en los equipos de escritorio los gráficos con arquitectura Intel Xe, un avance en toda regla pues será la primera arquitectura que lleve a Intel a los gráficos dedicados de alto rendimiento.

Evidentemente, esto no tiene por qué significar un gran rendimiento, pues dependemos de cuántas unidades de cómputo (en Intel se denominan EU o unidades de ejecución) se incluyan, y aquí tenemos un total de 32 EUs, a una frecuencia de entre 1.2GHz y 1.3GHz. ¿Son muchas o pocas? Para determinarlo, vamos a compararlo con algunos de los procesadores Tiger Lake de portátiles:

  • i7-1185G7 con 96 unidades de ejecución a 1.35GHz.
  • i7-1165G7 con 96 unidades de ejecución a 1.30GHz.
  • i5-1145G7 con 80 unidades de ejecución a 1.30GHz.

Como vemos, la propuesta de Intel para portátiles tiene una cantidad mucho mayor de unidades de ejecución en sus modelos de gama más alta, y también en los de gama algo inferior. En estos gráficos integrados ya hemos tenido experiencia con nuestras reviews de portátiles, que arrojaban un rendimiento bastante aceptable a 1080p, sobre todo con juegos poco pesados. En esta ocasión, está mucho menos claro, y en el artículo analizaremos los resultados de FPS obtenidos en varias pruebas.

¿Quién va a querer la integrada de un Intel Core para jugar?

La segunda pregunta que debemos responder es por qué alguien va a querer la integrada de un Intel Core para jugar. Y es que lo normal es que los usuarios que quieran jugar sin una tarjeta gráfica dedicada apuesten por una APU de AMD, mucho más enfocada en el rendimiento gráfico integrado que un procesador Intel común.

La cuestión es que, al momento de escribir este artículo, nos encontramos con una situación en el hardware por el que no hay tarjetas gráficas para comprar. La escasez es muy considerable, y prácticamente la única forma de conseguir una GPU es comprando un equipo con montaje y pagando un sobreprecio por la tarjeta. Mucha gente se plantea

Esto se da en un contexto en el que los principales procesadores de AMD no tienen ningún tipo de gráficos integrados, y sus APU no tienen un gran rendimiento de procesamiento, así que muchísima gente se está planteando usar temporalmente la Intel UHD Graphics 750 de los nuevos procesadores para juegos básicos, mientras esperan unos meses hasta poder comprar una tarjeta gráfica decente. Queremos cubrir las necesidades de este segmento de usuarios.

¿En qué procesadores está la Intel UHD Graphics 750?

Lo siguiente que cabe comentar es qué procesadores específicos hacen uso de la Intel UHD Graphics 750, y es que debemos tener en cuenta que también podemos encontrar la Intel UHD Graphics 730 en la última generación de Intel, en algunos modelos concretos. Esto es muy sencillo de ver pues tan solo lleva una visita a Intel ARK:

  • Intel Core i9-11900K, i9-11900T e i9-11900
  • Intel Core i7-11700K, i7-11700T e i7-11700
  • i5-11600K, i5-11600T, e i5-11600
  • i5-11500 e i5-11500T

Como vemos, están reservados a los modelos más altos de i9, i7 e i5, mientras que la UHD Graphics 730 queda reservada para los Intel Core i5-11400 e i5-11400T, que hasta el momento son los procesadores de gama más baja que ofrece la compañía.

Destacar también que tenemos las variantes F de estos procesadores, como son el i9-11900KF, i7-11700KF, i7-11700F y más, que implican que carecen de gráficos integrados por completo, a cambio de un menor coste.

Pruebas de rendimiento de la Intel UHD Graphics 750

Sabiendo todo esto, vamos a ver qué resultados han dado las pruebas de rendimiento de la Intel UHD Graphics 750. No suele haber muchas pruebas de este tipo de gráficos, ya que no se orientan en específico al gaming, pero en esta ocasión podemos encontrar varias pruebas en Internet.

La primera es la del canal de youtube Benchmark, en la que vemos resultados en 9 juegos haciendo uso de un i7-11700K:

  • En GTA V, con la resolución a 1080p, y una configuración gráfica entre bajo y normal, los FPS medios son de aproximadamente 40FPS. Una tasa que no está nada mal, dada la resolución de juego, y que podría llegar a hacerlo jugable.
  • Hitman 3, en este caso bajo una resolución 720p y detalles bastante bajos en general, nos arroja una tasa de FPS que ronda los 30 fps de media pero con notables caídas por debajo de los 25 fps. Esto provoca problemas para una jugabilidad correcta, aunque tampoco es injugable. Tened muy en cuenta la resolución.
  • Resident Evil 3, también bajo a 720p y con detalles bajos además de la mayoría de opciones gráficas deshabilitadas nos deja en unos 40-50 fps.
  • The Witcher 3, consigue una media de 45 FPS pero el 1% más bajo se sitúa por debajo de los 20 FPS, lo que implica que a pesar de las bajas configuraciones gráficas hay tirones fuertes y frecuentes.
  • Battlefield V, una media de unos 40 fotogramas por segundo y curiosamente aguantando alrededor de los 30 fps en el 1% más bajo.
  • Control, como en todos los anteriores seguimos a 720p y con todo al mínimo para arrojar entre 35 y 45 fps.
  • World War Z se sitúa tranquilamente en los 60 fps, pero volvemos a incidir en la configuración gráfica usada.
  • Far Cry New Dawn apenas consigue superar los 30 fps de media.
  • Metro Exodus ronda los 30 ps de media, con caídas importantes por debajo de los 25 fps.

Como vemos, la lista de arriba es bastante exigente, no encontramos títulos asociados al mundo de los eSports, que serían los que más sentido tienen en unos gráficos así. Si acaso, el GTA V es un juego que se puede mover con gráficos modestos, y por ello hemos obtenido resultados bastante interesantes incluso a resolución 1080p. En el resto de títulos, usar 720p y las configuraciones gráficas más bajas es imprescindible, por lo que la experiencia de juego se ve muy empeorada. Todo eso para llevar unas tasas de FPS reducidas.

Estos resultados los podemos combinar con los obtenidos en nuestro análisis del Intel Core i9-11900K, donde configuraciones altas de algunos de los principales juegos como el Shadow of the Tomb Raider o Far Cry 5 muestran unos rendimientos medios muy bajos, algo que es normal y esperable en una iGPU así.

Rendimiento en CS:GO, Fortnite y Rocket League de la Intel UHD 750

Si nos vamos a pruebas de rendimiento más sofisticadas, tenemos la suerte de encontrarnos con un vídeo de Gamers Nexus en el que aplican unas pruebas más profundas, centradas en juegos que tienen sentido para esta GPU, como son el CS:GO, Fortnite, Rocket League y Minecraft Bedrock Edition. Y es que ya era de esperar que la UHD 750 no pudiese con el Battlefield V, ¿pero qué hay de los títulos destinados a eSports?

Naturalmente, os invitamos a ver el vídeo completo de Gamers Nexus en el que dan explicaciones excelentes al respecto.

Podríamos saltarnos la parte en la que tratan el GTA V, ya que lo han hecho con una resolución 1080p y en configuración Ultra, pero esto se hizo así para conseguir una comparación con otras tarjetas gráficas y con la UHD Graphics 630 que equipaba la anterior generación de procesadores. Tenemos prácticamente el doble de rendimiento frente a la iGPU anterior, algo muy relevante, pero también casi la mitad frente a la NVIDIA GT 1030, que es una de las gráficas más básicas del mercado. La GTX 1050 Ti ya se va muy lejos con casi 4 veces más rendimiento.

Pongamos ahora los pies en la tierra: ¿podemos jugar a CS:GO en 1080p Medio con una Intel UHD Graphics 750?

Efectivamente, vemos un incremento del rendimiento considerable, pero aún así tenemos datos bastante malos. Tener unos FPS medios de unos 60 FPS no está nada mal, pero el 1% LOW y el 0.1% LOW son de alrededor de 20 fps. Es decir, que tendremos bajones de rendimiento muy importantes, independientemente de la velocidad de la RAM usada, lo que provoca que la experiencia sea injugable, sobre todo en un juego que requiere un rendimiento aceptable para poder competir bien.

Por si no fuese suficiente, tenemos un problema con el frametime, que ronda habitualmente los 20 milisegundos, pero tiene saltos constantes a los 40 milisegundos, mientras que en el caso de la GT 1030 este dato ronda entre los 5 y los 15 ms, que no está nada mal.

¿Y qué hay de Fortnite? Tenemos unos números de unos 50 fotogramas por segundo medios, con mínimos que rondan los 30, y nuevamente llega con un aumento de rendimiento elevado frente a la pasada generación (+50%). Esto deja una experiencia similar al del CS:GO, donde las batallas se darán con rendimientos bastante bajos, mientras que la GT 1030 da unos resultados bastante decentes. Es evidente que, sin contexto, los números no están mal, y Gamers Nexus habla de un rendimiento aceptable y jugable para quienes estén esperando por una GPU.

Si nos vamos al modo rendimiento que ofrece el juego, con unos gráficos increíblemente bajos pero una tasa de FPS superior, ya arroja unos números interesantes. En concreto 90 fps de media y unos mínimos superiores a los 60.

Continuando por Rocket League con todos los ajustes al mínimo, las medias rondan los 58 fps, con un incremento bastante pequeño en comparación con la UHD 630 de la pasada generación. Esto sigue dejando unas diferencias tremendas con la GT 1030, evidentemente no con la versión DDR4 de esa gráfica, que es realmente mala (tened cuidado).

Las excelentes pruebas de Gamers Nexus finalizan con Minecraft Bedrock, es decir, la versión creada específicamente para Windows 10 y que debería estar relativamente bien optimizada. Se obtienen mejoras muy pobres desde la UHD Graphics 630 hasta la UHD Graphics 750, aunque los rendimientos son aceptables.

¿Por qué Intel no ha apostado por unos gráficos Xe mejores?

En vista de los resultados, es normal plantearse por qué Intel no ha decidido apostar por una mayor cantidad de EUs en esta UHD Graphics 750. Aquí hay que tener en cuenta que cuando se diseña un procesador no se puede tenerlo todo, e incluir más unidades de ejecución provoca un aumento en el consumo, tamaño de la CPU y costes de fabricación que Intel no tiene por qué asumir.

Así, un Intel Core de escritorio no se anuncia como una opción especialmente prominente en cuanto a gráficos integrados, pues la compañía siempre ha puesto el enfoque en el contenido multimedia, por ejemplo, donde esta UHD Graphics 750 va más que sobrada.

Conclusiones sobre la Intel UHD Graphics 750

La salida de los nuevos procesadores Intel Rocket Lake-S de 11ª generación trae importantes novedades en los gráficos integrados, que por primera vez en mucho tiempo cambian totalmente de arquitectura, y en principio deberían mejorar su rendimiento de forma considerable.

Esto se suma con el hecho de que comprar una tarjeta gráfica dedicada es muy difícil, debido a la falta de stock. Así que mucha gente se estará planteando quedarse con los gráficos integrados de esta 11ª generación durante un tiempo. Pero, ¿son suficientes para jugar?

Te recomendamos la lectura de los mejores procesadores del mercado.

Los resultados nos muestran, en general, que esta tarjeta gráfica integrada no es idónea para jugar. Se queda demasiado lejos de modelos dedicados básicos como es la NVIDIA GeForce GT 1030, y evidentemente no nos dará un rendimiento aceptable en ningún juego demandante, a no ser que dejemos los gráficos al mínimo y la resolución a 720p. ¿Y qué ocurre con títulos con menos carga gráfica, como CS:GO, Fortnite o Rocket League? Lo que hemos visto ahí es que todo depende de las exigencias. En el caso del Counter Strike, realmente se quedan bastante cortos los gráficos, pero en Fortnite se puede llegar a tener una experiencia jugable.

En general, parece que todas esas personas que se están quedando sin GPU deberían plantearse cuál de estos dos escenarios les resulta más razonable:

  • Mantener los gráficos integrados un tiempo, asumiendo que jugarán con poca calidad gráfica y bajo rendimiento a títulos de eSports, sin muchas exigencias competitivas.
  • Comprar la versión terminada en F del procesador que se iba a comprar en principio (por ejemplo el i7-11700KF en vez del i7-11700K), cuya diferencia será que no tiene gráficos integrados y cuesta menos, y usar temporalmente una gráfica dedicada básica como la GT 1030.

Evidentemente hay más posibilidades, pero parece que son las dos ideas más interesantes. Sabemos que buena parte de los usuarios preferirán la primera, y por eso hemos dedicado todo el artículo a discutir el rendimiento de esta Intel UHD Graphics 750.

Recent Posts

  • Placas base

Ya hay reviewers recibiendo unidades de X670E: AMD confía en sus placas

AMD X670E está cerca y ya hay unidades de review siendo enviadas por parte de…

4 horas atrás
  • Tarjetas gráficas

Micron ya produce las memorias GDDR6X @ 24 Gbps para RTX 40

Micron anuncia que ya está comenzando la producción de sus memorias GDDR6X con una velocidad…

6 horas atrás
  • Tarjetas gráficas

Nvidia RTX 30: Caen sus precios de cara al lanzamiento de RTX 40

Las tarjetas gráficas RTX 30 ya comienzan a caer de precio. EVGA, junto con el…

7 horas atrás